iOrbix
Email
Password
Timeline
1-10 of 178
Vienam Tumslai has just answered an Anonymous Question.
Qué opinas de todas esas usuarias del yaoi que ya no saben interpretar personajes femeninos bonitos ni interesantes???
"Opino que... ✨Cada uno es libre de hacer/interpretar lo que quiera y como quiera✨"
2 days ago · · · View All »
Vienam Tumslai posted a note on the wall of Yzis Kalael.
Yzis Kalael
Y de 130.000 monedas que tenía, ahora solo me quedan 17.000, gente, nunca den un diamante a una chica en un fandom cuando eres el "jefe", todas se irán como depredadoras pidiendo uno también. (?)
2 days ago · · · Post a note »
Yuki Tʜᴇ Fɪʀᴇ Qᴜᴇᴇɴ · 2 days ago
A mi nunca me ha dado nada [-( (?)
· Translate ·
Eribeth Nediant · 2 days ago
¿Y mi diamante?
· Translate ·
Akateh Hija Del Bosque · 2 days ago
-Les deja mangos a todos, brillan como diamantes de lo limpio que están-
· Translate ·
Log In to Comment
Vienam Tumslai
Tripas... Jijiji. (?)
2 days ago · · · Translate
Yzis Kalael · 2 days ago
El mejor tapiz del mundo jajajaja
· Translate ·
Vienam Tumslai · 2 days ago
Me duele la pancita tanto reír.
· Translate ·
Log In to Comment
Vienam Tumslai gave a gift (Pink Rose) to Yzis Kalael.
¿Por qué mis diamantes tienen dislikes? :(
3 days ago · · · Give a Gift »
Vienam Tumslai has just answered an Anonymous Question.
Qué pendeja soy, leí Vietnam y es Vienam, jajajajajaja.
"No se diga así, solo leyó mal."
3 days ago · · · View All »
3 days ago · · · View Album »
Vienam Tumslai has just replied in the topic Emergencia apocalíptica. |Vairant |Todos participan| Libre..
Dankarov Tuoroma
[b]Vailak, antes del gobierno de Daiónes.

Todo transcurría con normalidad, los guerreros repartidos en grandes tropas marchaban por un inmenso trayecto que atravesaba la ciudad de cada capital, este, oeste, norte y sur, era un patrullaje habitual, una demostración de las fuerzas que poseía el planeta para defender a sus habitantes. Los Vairant mas viejos y los mas jóvenes, eran los que llenaban las ciudades y pueblos, algunos perdieron sus poderes por guerras pasadas, otros apenas aprenden a usarlos, pero lo que era seguro y se podía notar, era la paz que reinaba cada rincón de aquel civilizado planeta.

Las reparticiones de los reinados ya habían sido dadas, el futuro rey aun era muy joven para gobernar él solo, por ello, tres le acompañaban en aquel trabajo hasta que llegase el momento de su coronación. Dentro del planeta, descansaba en un largo letargo el antiguo rey de Vailak, Eldiel se encargaba ahora de proporcionar vida y sustento al planeta, su poder ahora era el mismo núcleo del planeta, todo continuaba gracias a él. Sin embargo, ese cambio de energía despertó algo, algo que por mucho tiempo y tras convertirse en leyenda, dejó de andar en boca de todos.

Una bestia, un enemigo formidable para el mismo Eldiel, creador de Vailak y creador de su propia raza, aquella criatura llamada por él mismo como el "Devorador de la vida", una criatura simplemente espeluznante, de apariencia grotesca, capaz de despertar las pesadillas de cualquier inculto. Pocos tenían conocimiento de ello, solo los pocos que existían en ese momento, uno de ellos fue Dankarov, único Vairant poseedor de la juventud eterna, su apariencia no cambió nunca, ni en ese momento ni ahora, continuaba viéndose tal cual se le ha conocido siempre. Esa energía tan escalofriante apareció, provenía de un rincón no explorado de aquel enorme planeta.

Un inmenso temblor sacudió hasta los confines del planeta, en algunas zonas la tierra se abrió, las montañas danzaban como si fueran gelatina, algunas quedaron trazadas con una enorme linea que las dividió en dos, en un principio, el azabache no reconoció que ocurría, ¿Un fallo en el flujo de energía? Era poco probable, Eldiel poseía un poder muy estable como para que eso ocurriera. Entonces le vino a la mente como un relámpago impactando la tierra, su mente se iluminó con aquella imagen tan perturbadora.[/b]

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/04/00/12/57/Keint-Moreira-mvkFw53pO-b.jpg][/center]

Imposible... Él no... [b]Se encontraba en ese momento muy alejado de la capital del Sur, su mejor opción era el Norte, lugar reinado por el joven príncipe Zet. Debía apresurarse, en su tiempo, Eldiel fue reconocido por poseer el poder y fuerza de un millón de Vairant juntos y aquella criatura fue capaz de hacerle frente al poderoso rey, tanto que tuvo que ser encerrado cuando por fin se agotó, su llegada nuevamente solo podía significar el fin de los Vairant y su preciado planeta.

Las alas de Dankarov se desplegaron, alzando vuelo a toda velocidad hacia los aposentos de Zet, rogaba que aun no fuera tarde, todavía faltaba una última señal, misma que pronto cubriría los cielos en cientos y cientos de otras criaturas, emplumadas y amorfas, iban en todas direcciones pero provenían del mismo lugar, el ataque era inminente, todas iban directo a poblados y ciudades enteras, estaban hambrientas, necesitaban poder tras tanto dormir y los Vairant retirados eran una fuente de alimento muy bien servida para aquellos.[/b]

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/04/00/12/80/Keint-Moreira-48DI8O3S8-b.jpg]

[b]El gran maestro no perdió tiempo, durante su trayecto, extendió la mano derecha al frente, cargando en esta un pulso de energía que viajaría mucho mas rápido que él, solo que este no era un ataque, era un aviso, una energía que activo las alertas en todas las regiones, una alarma comenzó a sonar mientras los cielos se oscurecían ante tantas criaturas aladas, el aviso estaba dado, todos debían ponerse alerta.

Ahora, su concentración estaba fija en un objetivo, el menor de los Kalael, no había tiempos para contenerse, un aura azulada oscura rodea el cuerpo del azabache, dando un impulso que lo hizo volar mucho mas veloz, partiendo las nubes por su trayecto, aun no era alcanzado por aquellos. Su llegada al castillo fue vistosa, los soldados se apartaban ante la presencia del Vairant, quienes se hicieron a un lado cuando este estaba descendiendo.[/b]

¡Necesito a Zet! ¡Deben desplegar sus fuerzas cuanto antes! [b]Gritaba en los pasillos, corriendo al salón principal en busca de aquel jovial principe, dueño de las tierras del norte, las alertas ya debían ser suficiente prueba de que algo grave estaba por ocurrir.[/b]
1 week ago · · · Reply »
Daiónes Berios · 5 days ago
[c=#E50000][b]**Su ubicación actual era un poblado algo alejado de las ciudades centrales y mas importantes, su costumbre, desde que perdió la oportunidad de formar parte de los cuatro líderes, era practicar para mejorar sus habilidades como forjador, aumentar la velocidad con la que su metal tomaba la forma que él deseaba, el poder que se le ocurriera, deshacía y formaba una y otra vez varios tipos de armas blancas con la misma barra de metal que tenía en ese momento. Su mejora era evidente, podía crear armas sin necesidad de calor, controlando el mineral a su antojo, aunque todavía era un poco tardado el procedimiento y consumía mas poder del esperado.

Justo cuando hubo tranquilidad algo inusual, Daiónes se encontraba sentado en el suelo, intentando concentrarse, pero las vibras negativas provenían desde lejos, un retumbar pronto sacudió la tierra, su pequeña cabaña no soportó el sacudir del terreno y sucumbió ante el constante movimiento, todo se le vino encima, montones de madera cayeron sobre el pelirrojo. Cuando la calma regresó, aquel hombre emergió de entre los escombros, levantando una gran cantidad de estos tras su espalda y poco a poco se reincorpora hasta quedar de pie.

Estuvo algo agitado, no esperó algo de ese calibre, nunca antes había ocurrido algo similar. Habiendo apartado los escombros, el Vairant se encamina un poco hasta alejarse del montón de tablones viejos. Admiró los árboles caídos, otras viviendas destrozadas y el suelo con grandes grietas. Levanta el rostro para mirar el cielo, que por el momento se mostraba normal, la alarma sonó, una alerta de niveles muy preocupantes, Daió liberó un suspiro, cerró los parpados y sin meditar mas opciones, comenzó a caminar hasta el poblado.**[/b][/c]

[c=#BFBF60]¿El fin de los tiempos? O acaso... una perfecta oportunidad para mis ideales...[/c]

[c=#E50000][b]**Lo consideró sumamente pronto, una alerta dada por Dankarov, implicaba el despliegue de todas las fuerzas del planeta, por ende, cierto lugar estaría descuidado o al menos sin tantos recursos para mantenerlo bajo custodia, una pequeña sonrisa de medio labio apareció en los labios del pelirrojo, maquinando en su cabeza varías ideas que podría aprovechar en ese momento. Una vez en medio del pequeño pueblo, varios Vairant se encontraban reunidos en la plaza, solo como precaución de algún posible terremoto próximo.**[/b][/c]

[c=#BFBF60]Creo que todos han escuchado lo recién avisado. Los que puedan luchar, tomen sus armas y defiendan el poblado... Yo iré a ver en que puedo ser de utilidad. [/c]

[c=#E50000][b]**Fueron sus palabras, si que iría a reunirse en donde sintiera la mayor concentración de energía, ahí seguramente encontraría al grupo al cual debía pertenecer, necesitaba información y ese era el mejor lugar, además, ganarse la confianza de todos era primordial para sus planes. Sin mas dilación, sus alas emergieron de entre sus ropajes, a la altura de su espalda, su vuelo fue directo, justo ahora el poder mas grande y cercano era el de Zet y parecía estar reunido con Al-Raizor, una amenaza muy grande para su macabro juego.

En el trayecto, el cielo se tiñó de oscuridad, no eran nubes, era un ejercito alado que se dirigía hacia aquellas tierras, obligandolo a descender rápidamente y ocultarse entre un edificio colapsado que había cercano, afortunadamente el lugar había sido evacuado por soldados, bastaba con desaparecer su energía y pasar desapercibido de aquel grupo de bestias hambrientas, por el momento permanece oculto, mirando por una pequeña grieta en la estructura, espera el momento adecuado para continuar su viaje hasta los reinos del Norte.**[/b][/c]
· Translate ·
Vienam Tumslai · 3 days ago
[c=#562D80]A las afueras de Andantis, ciudad principal de la zona Este de Vailak se encontraba Vienam en el interior de la academia para futuras médicas. Fue la misma Syria que la puso a cargo por recomendación de Lord Kalael, así que no tenía muchas opciones para negarse, teniendo que enfrentar el desafío. El papel le quedaba a la perfección debido a su personalidad tranquila, paciente y estricta.[/c]

—[c=#60BF8F][b]Muy bien, recuerden concentrar su energía para que el agua no desborde del vaso y la raíz de la planta pueda crece[/b][/c]r —[c=#562D80]le comentaba al grupo de 6 niñas que estaban sentadas en círculo junto con un vaso de cristal lleno de agua y sobre el líquido una flor junto a su tallo.[/c]

[c=#562D80]Felicitaba y alentaba a sus estudiantes a que pudieran lograrlo cuando un fuerte estruendo remeció el lugar en un fuerte temblor. No entendía lo que sucedía pero sin duda no sería algo bueno debido a la intensidad del mismo. El agua de los vasos se mecía violentamente y las cosas en los estantes caían al suelo quebrándose al ser la mayoría de cristal y sus derivados, además de los libros. Producto del movimiento la estructura parecía querer ceder así que debía proteger a las niñas además de el pequeño pueblo.[/c]

—[c=#60BF8F][b]Muy bien, ¿recuerdan todo lo que hemos visto en las clases? Esto es... ¡Esto es un examen sorpresa! Sí, eso es...[/b][/c] —[c=#562D80]improvisaba para poder calmar a las pequeñas. Alzó las manos para poder crear un campo de energía, impulsado por el viento, elemento poseedor para proteger al pequeño grupo por si las instalaciones cedían[/c]—. [c=#60BF8F][b]Ahora ustedes me ayudarán. Mientras yo salgo a ver si hay alguien herido, ustedes sostendrán el campo en el que estamos seguras, yo sé que lo lograrán, son talentosas y fuertes.[/b] [/c]

[c=#562D80]Tras decir aquellas palabras esperó a que las chicas pudieran mantener aquel campo energético, ayudándolas indirectamente al dejar en ellas parte de su energía tras tocar sus hombros. Rápidamente salió para ver el panorama exterior y no pintaba nada de bien, habían algunas personas heridas así que trató de ayudar lo que más podía, materializando a los abanicos gemelos que eran el triple del tamaño de uno normal.[/c]

—[c=#60BF8F][i][b]Cösmus y Dëmiàn[/i] [b]es hora de danzar[/b][/b][/c] —[c=#562D80]abrió con elegancia ambos abanicos, cubriéndose el rostro con el diestro y el torso con el izquierdo. Fue moviéndolos lentamente levantando una cálida brisa que de a poco se fue extendiendo por el poblado, de esa manera sería mucho más fácil ayudar y estar en diferentes sitios al mismo tiempo. Aquella brisa ayudaba a levantar los escombros más pequeños además de sanar las heridas más superficiales de los lugareños.

Volvió a la academia para ir en búsqueda de sus aprendices a quienes ahora les encomendó la tarea de ir a sanar a la gente más mayor, tenían los conocimientos básicos de primeros auxilios así que más manos no le venían mal en aquel momento. Otra vez usaba sus abanicos para crear corrientes de aire que permitían despejar el polvo y sacarlo del lugar para poder tener un aire mucho más limpio y no obstruir la respiración.

Cuando pensó que la cosa se había calmado se dio cuenta de que el cielo comenzaba a oscurecerse y pequeñas figuras un tanto amorfas y aladas comenzaban a identificarse a medida que se acercaban. Eso la alertó, sabía que vendrían a atacar directamente y era un gran peligro, sobre todo porque aquel pueblo pequeño alojaba en su mayoría a jubilados y población sumamente joven que no estaban acostumbrados a luchar.

Dividió parte de su poder en cuatro partes, siendo la principal fuente de poder sí misma. Desde la tierra emergieron cuatro destellos que de a poco fueron tomando forma: un lobo, un conejo, un ciervo y un cuervo, espíritus guardianes que la acompañaban siempre. Inmediatamente se dispersaron en las cuatro direcciones: norte, sur, este y oeste, quedando ella en medio, así podían defender más territorio y extender el escudo que Vienam creaba al soltar los abanicos y alzar las manos hacia el cielo.[/c]
· Translate ·
Aideroth Rodren · 2 days ago
[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/89/56/81/Masthian-Lauguez-cHFAg7DT5-b.jpg]
[/center]

[c=#006600]Podía llegar a ser muy flojo, eso nadie lo discutía, su costumbre en momentos libres era mas que conocida, descansar en las afueras de Andantis, especialmente sobre la rama de algún árbol alto, la mejor zona para recibir las fuertes brisas de la zona Este de Vailak. No había obligaciones, su entrenamiento había sido cumplido desde hace ya varias horas, sin misiones y con lo relajada que era Syria, probablemente ni siquiera lo andaba buscando o tan siquiera le había asignado algún trabajo.

Estaba profundamente dormido, con sus piernas extendidas y cruzadas, la espalda muy cómodamente recostada contra el tronco del árbol, el viento movía la cabellera y algunas telas del traje de aquel guerrero, ni siquiera se imaginaba lo que estuvo por ocurrir. La tierra se sacudió con fuerza, los árboles cercanos comenzaron a sonar, crujían, se desquebrajaban y algunos comenzaban a caer precipitadamente, incluyendo el mismo en el que Aideroth se encontraba. Ya para ese momento estaba despierto, un tanto alterado por lo ocurrido.

Cuando el árbol comienza a caer, el peliverde se levanta y de un salto baja de aquella rama. Al tocar el suelo, siente como este todavía continuaba con su movimiento sísmico. Alza su mirada y varios árboles se le venían encima, estaban cayendo varios y corría peligro de quedar atrapado entre los enormes troncos de aquel espeso bosque. No era de esperar el último instante, ya que de inmediato se giró y comienza a correr, esquivando algunos que ya estaban cayendo cerca suyo, al final, hizo presencia de sus alas para levantar vuelo y escapar definitivamente de la avalancha de troncos que había.

Estando en las alturas, Aider miraba con desconcierto lo que ocurría, si así era la destrucción en el sitio donde estaba, entonces la ciudad debería estar mucho peor. — Vienam... lady Syria... — Ambos nombres llegaron a su mente al imaginar los estragos del desastre natural, así que inmediatamente se puso en marcha, volando a toda velocidad de regreso a Andantis. La alarma sonó, en pleno vuelo la podía escuchar, no cabía duda, el peligro era inminente. A lo lejos, después de la ciudad, podía ver el horizonte, mismo que se tiñó de oscuridad, una nube de monstruosidades se acercaban, seres que antes no había visto, podía distinguirlos gracias a su vista tan bien desarrollada.

Tuvo que apresurarse, debía reunirse con sus compañas en lo que probablemente su líder, se encargaría de proteger por completo la ciudad. Aideroth concentró el flujo de su energía en sus extremidades, la energía poco a poco tomó brillo y forma, creando el par de katares, Derav y Traev, una de hoja doble con una pequeña abertura separándolas y la otra de una sola hoja afilada, sumamente peligrosa. Sus extremidades se protegían gracias a dos largas varas de metal, mismas que llegan hasta sus codos para no entorpecer el movimiento del Vairant, además se atan muy firme a sus extremidades, dejando libre, si él lo desea, el uso de sus manos.

—¡VIENAM! — Gritó aquel nombre desde las alturas, avisando de su llegada, sus armas estaban listas por si era necesario pelear, pero por el momento, apoyaría a su compañera en la creación defensiva. Descendió desde las alturas y con suavidad llegó al suelo, la manipulación de su elemento le facilitaba un descenso para nada escandaloso. Llega a espaldas de la peliverde y coloca sus manos en los hombros de ella, cuando se concreta la unión, su poder fluye junto al de Vienam como uno solo, fortaleciendo sus invocaciones y poder para crear una barrera mucho mas resistente, era necesario, aquello que venía no parecía tener ganas de rendirse a la primera.[/c]
· Translate ·
Log In to Comment
3 days ago · · · View Album »
Vienam Tumslai has just replied in the topic Ciudad Central. [Trama Principal].
Yzis Kalael
[center][b][c=#BFBF60]-Había pasado un tiempo desde que la batalla en la finca abandonada culminó, desde entonces, aquel grupo de jóvenes habían logrado pasar desapercibidos, ocultando a la perfección la existencia de esos seres que habitaban en sus cuerpos, así ellos podían tener una vida aparentemente normal y no tener que dar explicaciones a nadie de su situación. Ya el tiempo transcurrió, lograron dar con el paradero de los humanos restantes del grupo, todos estaban por fin reunidos, lo único que faltaba era encontrar la manera de que todos los Vairant pudieran regresar, aunque por el momento no precisaba al haber logrado "limpiar" esa ciudad de toda amenaza posible.

Ese día transcurría con normalidad, cada quién en sus asuntos, quizá algunos saliendo a cierto lugar en grupo o solo dos, había tanta calma que cada quién buscaba lo mejor para entretenerse en aquel soleado día a la 1:00 p.m.-[/c][/b][/center]

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/68/29/89/Anyel-Martnes-nro1OdO6v-b.jpg]

[c=#E50000]Me pregunto si Hanary ya estará lista...[/c] [c=#660000][b]-Susurró para sí mismo el castaño mientras caminaba por la acera en aquella zona residencial un tanto alejada del montón de edificios y comercios, había acordado con su pareja la idea de ir a comer algo y quizá dar un paseo por alguna parte de la ciudad, eso ya lo pensarían y seguramente sería algo que salga sobre la marcha. Avanzaba a paso calmado, cruzaba algunas cuadras hasta llegar a la esquina dónde normalmente se encontraba con la albina cuando estaban en el colegio, se esperó ahí mientras miraba su móvil, aprovecha entonces para escribir un mensaje en el grupo dónde estaban los 12, al mismo grupo le habían nombrado "Z.Y.X.S", fue algo breve, tan solo escribió: "]¿Alguna novedad?" preguntando por el objetivo principal, esperando que alguno haya aprovechado tanta paz para explorar un poco en busca de alguna solución al dilema de los Vairant.

Guardó el móvil en el bolsillo de su abrigo, pese a estar soleado, era un sitio dónde hacía un frío considerable. Esperó un poco, miró a ambos lados y al no encontrar a su novia, decide adentrarse por aquella calle para dirigirse a la casa de Hanary, en el trayecto, miró la casa de Keiroru, dónde no parecía haber nadie, normalmente pasaría saludando, pero ese día tenía planes, al menos por algunas horas. Tan solo caminó esperando encontrarse con la joven.-[/b][/c]

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/01/56/33/36/Anyel-Miheru-iOSydCPvt-b.jpg][/center]
9 months ago · · · Reply »
Azroth Daman · 6 days ago
[c=#80562D][b]-Un brillo cegador apareció de repente en cuanto aquel sujeto se posiciona en medio de toda la circunferencia, no le conocía, pero ciertamente le brindaba confianza, al final no parecía un enemigo mas. Erison usó sus brazos para cubrir la vista sin mucho éxito, siempre se vio aturdido por aquel resplandor que emanaba el sujeto. Tras un breve tiempo, el joven baja los brazos y afina la vista, llevándose la sorpresa de aquel paisaje tan distinto a lo que estaba acostumbrado.

Flora de otros colores, un cielo resplandeciente con tres soles, parecía un sueño, incluso llegó a creer que el resplandor tenía que ver algo con eso. Sin embargo, sabe que todo es muy real por el dolor en su zona abdominal, aquella herida hecha por la Claymore aun se encontraba ahí, cristalizada para detener la hemorragia gracias a algunas habilidades de Azroth. No se quejaba de ello, pero si que ansiaba su turno para poder sanar sus heridas finalmente. Su sorpresa fue de nuevo bienvenida por las acciones de Dankarov, quién con una pequeña llovizna consigue sanar a todos por completo, dando la energía que faltaba y eliminando por completo las heridas.

Erison sorprendido, bajo la mirada, subiendo su playera ensangrentada y luego se da una fuerte palmada en aquel lugar donde antes estuvo la herida, fue instantáneo, normalmente Maredy o alguna otra chica, tardaba un rato para heridas profundas, creía que estaría por lo menos una hora en constante flujo de energía para cerrar ese hoyo que se creó con la puñalada.-[/b] Esto es increíble... ¿Quién es este tipo? [b]-Preguntó en voz baja mientras observa su piel sin ninguna clase de marca o cicatriz, no podía salir de su asombro por esa sanación tan repentina y pronta.

Su emoción fue pasajera, ya que al escuchar "Que decepción", Erison levantó la mirada hacia el azabache, parpadea unas cuantas veces con cierta duda, el enojo ajeno se acrecentó y el chico retrocedió un poco, parecía molesto, ¿Con ellos? No, miraba detrás, antes de poder voltear, su espalda chocó con algo o en este caso alguien, un sobresalto hubo de su parte, girando la cabeza inmediatamente para divisar a aquel sujeto de cabellera naranja, parecía incluso emanar calor con su sola presencia.

Erison siempre había tenido visiones vagas de como era Azroth, en sueños lo vio alguna vez, cuando intentaba hacerse presente también visualizaba su silueta, pero ahora estaba ahí, parecía ser de carne y hueso. El Vairant sonríe, de medio labio, pero fue breve, su atención la tenía Dankarov y posterior agacha la cabeza sin decir nada, esperaba su turno, Erison por su parte, miraba al azabache también, y luego a sus amigos que con valor se adelantaron a encarar al hombre que regañaba a sus compañeros.-[/b][/c]

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/04/00/21/30/Erison-Brenave-uviig1kn2-b.jpg]

[b][c=#E57300]Azroth —[/c][/b] [c=#E50000]Señor Dankarov, lamento si le parezco una decepción, pero puedo decir que solo nosotros sabemos por lo que hemos pasado y hemos hecho pasar a estos niños, a lo que han sobrevivido, lo que han visto, a quienes han perdido... Ahora mismo su hogar y todo lo que conocen se está desmoronando... ¿Y te preocupa que tus estudiantes no hayan regresado? Todos estamos luchando nuestra propia guerra, nosotros queremos regresar, ellos solo quieren sobrevivir y continuar con sus vidas como el resto de personas que conocen... Tus palabras egoístas son la verdadera decepción aquí.[/c]

[c=#80562D][b]-Al culminar sus palabras, Azroth simplemente retrocedió un paso, agachó la cabeza y cerró los parpados con cierta calma, sus palabras parecían llenas de ira pero una ira contenida para no faltar al respeto, no podía comportarse como Zet o los mismos humanos, le guardaba respeto a Dankarov, pero aun así, era lo suficientemente consciente de que las palabras ajenas no parecían ser correctas. Erison miró al resto de sus amigos, llenos de valor y enojo, cosa que no acostumbraba ver, verles tan de acuerdo en algo parecía hasta alentador, entonces miró al frente, directo al Vairant azabache y caminó hasta cortar la distancia apenas separados por un metro.-

Erison — [/b] ¿Sabes? Desde un principio sabemos la historia de ellos, alguien que los traiciona y los expulsa de su hogar, llegamos a comprender lo que sentían, ya que nosotros mismos sentimos que no encajamos con el resto de personas, a veces ocultándonos, evitando las noches para no llamar la atención, sentir que íbamos a morir en cualquier momento, por suerte nos conocimos entre nosotros y a ellos, pero... Ellos están peor, no solo no encajan, están fuera de su hogar, sin saber que ocurre del otro lado... Nadie nos está dando nada a cambio para ayudarlos... Y no aceptaré que un tipo que se esperó tanto tiempo para aparecer, venga y haga de cuenta que solo somos un montón de recipientes que mueren y nacen para que alcancen tus objetivos... ¡Somos seres vivos que justo ahora están preocupados por sus seres queridos! ¡No sé que pasó con mi mamá, mi papá y mi hermano! ¿Están vivos? ¿Muertos? ¿Y mis amigos? ¿Y el resto de mi familia? ¡Estamos angustiados y a ti solo te preocupa sentirte decepcionado de ellos! ¡Mejor deja de sermonearnos y bríndanos una mano para acabar con esto de una vez y para siempre! ¡Y si no harás nada mas que hablar, lárgate por donde viniste y déjanos seguir luchando por nuestra ciudad y familias, hasta la muerte si es necesario![/c]

[c=#80562D][b]-La respiración del muchacho se aceleró, estaba molesto, aunque intentó ser lo mas calmo posible como lo había demostrado su propio Vairant, observó los ojos ajenos por breve tiempo y luego se da media vuelta para regresar a su lugar, justo en frente de Azroth, esperando que mas se diría ahí o si de inmediato serían enviados a una segunda contienda contra aquel grupo que seguramente esperaba en la ciudad.-

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/71/32/08/Erison-Brenave-yd28iLfmd-b.jpg][/b][/c]
· Translate ·
Vienam Tumslai · 3 days ago
—[b][c=#BF6060]Comprendo muy bien como te sientes, Maddy... todo esto es tan repentino, tan extraño y tan... ¡Tan incoherente![/c][/b] —[c=#562D80]iba a seguir expresando esos sentimientos reprimidos cuando oyó la voz de Anyel y desesperación del mismo, corriendo junto a la rubia para tratar de curar las heridas de Keirot.

Se sentía un tanto fatigada y es que no había parado en todo momento, ya sea curando a sus amigos heridos o transfiriendo su energía para crear objetos curativos y asistiendo desde lejos pero aún así no se rindió y rápidamente asistió a Mady para sanar lo más pronto posible a Keirot.

Estaba en eso cuando un destello bastante fuerte la cegó y obligó a llevar el antebrazo diestro hasta sus ojos para cubrirlos. ¿Desde cuando no sentía tanta paz y calor en su cuerpo? Tal vez fue cuando Vienam se integró a su cuerpo, era una sensación similar, una calidez que resultaba ser sanadora y muy agradable. Con las manos palpaba el suelo ya que se sentía diferente a donde estaban y el olor a polvo causado por los escombros ya no estaban. Pestañeando varias veces seguidas logró abrir los ojos, asustándose al darse cuenta que flotaban que hasta un chillido emitió por tan tremendo susto.

Se puso de pie y miró al resto de sus amigos, gracias al cielo todos estaban bien incluso los que parecían gravemente heridos así que suspiró con alivio aunque sabía que todo estaba recién comenzando y antes de seguir pensando en aquello una suave mano tocó su hombro, volteándose para saber quien era. Sus ojos quedaron mirando atónita y casi de una forma muy boba a su compañera, a aquella que solo había visto en sueños. ¡Era mucho más hermosa de lo que creía! Se veía tan dulce, madura, elegante... Cuando grande sin duda quería ser como su querida Vienam.[/c]

—[b][c=#BF6060]¡Ah, Vienam no me mires! No merezco ser vista con esos ojitos tan bellos[/c][/b] —[c=#562D80]se cubrió el rostro avergonzada, provocando las risas de la Vairant.
[/c]
[center][image=https://i.pinimg.com/originals/ac/2f/1f/ac2f1f727d4d96a6a7c4fb5ae5a41cf0.gif][/center]

[c=#562D80]Logró darle un abrazo antes de escuchar aquellas desagradables palabras de quién se hacía llamar el maestro de ellos. Inmediatamente el coraje invadió su cuerpo, volteándose bruscamente mientras escuchaba a sus amigos discutir y los Vairant excusándose por aquella reprimenda. Miró de reojos a Vienam que se mostraba afectada y eso la hizo enfurecer más. Dando un paso hacia adelante exhaló una gran cantidad de aire antes de comenzar a disparar sus palabras.[/c]

—[b][c=#BF6060]¿¡Y tú quién te crees que eres para venir a insultarnos gratuitamente!? ¿Dónde estuviste todo este tiempo cuando estuvimos peleando? ¿¡Crees que todos estos años ha sido así de fácil!? Todos los días nuestras vidas corren peligro y no solo la nuestra, también la de nuestros seres queridos. ¿Por qué no apareciste antes? Es fácil llegar y fingir ser un héroe cuando la batalla estaba en todo su apogeo, cuando nosotros con ayuda de los Vairant estábamos dando lo mejor para salir con vida de esto. Pero claro, llegas tú a hacer prácticamente nada a "salvarnos". ¿Quieres que te demos las gracias? ¡No lo haré! No lo haré hasta que te disculpes con Vienam y los demás. ¿Eres el maestro, presidente, amigo, Rey? No me interesa, porque alguien que desautoriza a sus estudiantes frente a todos, no se puede proclamar maestro. ¡Así que retráctate! Si no vienes a aportar algo, es mejor que te quedes callado. [/c][/b]

[c=#562D80]Vienam miraba atónita y en silencio a su humana, conocía perfectamente la personalidad de Nicole y nunca la había visto tan enojada así que para tranquilizarla una vez más apoyó la mano sobre su hombro junto con un suave apretón. Dio un paso hacia adelante para quedar delante de Nicole y se arrodilló haciendo una reverencia con la cabeza agacha.
[/c]
—[b][c=#60BF8F]Maestro Dankarov, me disculpo por los problemas que hemos causado y por las palabras de mi humana. Sé que mis excusas no sirven de mucho pero quiero expresar lo que estoy sintiendo en estos momentos[/c] [/b]—[c=#562D80]se puso nuevamente de pie, alzando el rostro[/c]—.[b][c=#60BF8F] A pesar de todas las dificultades por las que pasamos, hemos dado lo mejor de nosotros. El cuerpo humano es frágil y hay que tratarlo de la misma manera y con el debido respeto que merecen porque no podemos exigirle más de lo que pueden dar, ellos no tienen la culpa de todo esto, solo son unos niños, niños a los que le hemos quitado gran parte de su juventud y experiencias. Han pasado por muchas cosas gracias a nosotros y si es tal como usted menciona, no quiero volver a repetir un ciclo con otro humano. Me hago responsable de mis fallas, pero no encuentro justo que los humanos carguen con nuestros pecados. Otra vez más pido por disculpas por las palabras de Nicole.[/c][/b]

[c=#562D80]Junto con una pequeña reverencia, Vienam volvió a posicionarse detrás de Nicole, apoyando sus manos sobre los hombros de la castaña para tranquilizarla, la conocía perfectamente y podía sentir su coraje recorrer todo su cuerpo. Lo último que quería era hacerla pasar un mal rato, sobre todo después de lo que ha tenido que vivir en tan poco tiempo.[/c]
· Translate ·
Aideroth Rodren · 2 days ago
[c=#BFBF60]— ¡Te estoy hablando, idiota! —[/c] [c=#006600]Y la única respuesta que obtuvo fue una acción que le dejó un tanto desconcertado, fue tratado como un niño pequeño, tampoco era un adulto, pero a sus 17 años ni siquiera su abuela lo había tratado así. Fueron tantas situaciones en un instante que no pudo reclamar, Erison llegando con los hermanos, Keirot apareciendo de la nada todo hecho un desastre y ahora aquel que se encaminaba hacia el centro de todo.

El rubio entonces decide acercarse a Anyel, refunfuñando entre dientes palabras que deseaba gritarle a todo pulmón a aquel azabache que lo menospreció, se quedó de pie cerca del grupo y con sus brazos cruzados hizo una pequeña rabieta pisando el suelo con algo de fuerza, de cierto modo, Dankarov lo intimidó con esa acción tan sencilla pero no lo quería admitir. Un poderoso brillo se apoderó de todo, aturdiendo y cegando al grupo, incluido él. Con sus manos en el rostro intentaba apaciguar la luz que tanto molestaba.

Cuando recupera su visión, se queda admirado brevemente por el nuevo paisaje y aquella situación tan irreal, algo que solo imaginaría en películas o animes de fantasía, iba decidido a caminar y acercarse a una de aquellas paredes cristalinas de la esfera.[/c] [c=#BFBF60]— ¿Do-dónde estamos? —[/c] [c=#006600]Cualquier idea que tuviera fue interrumpida repentinamente por la voz firme de aquel Vairant, mismo que miró poco después, confundido por sus regaños, no se enteró hasta que ligeramente miró a un lado, notando los Vairant detrás de cada uno de sus amigos.

Si ellos estaban ahí, entonces significaba que el suyo también, lentamente se giró, sorprendiéndose sin disimulo por tener finalmente cara a cara a aquel sujeto con el que tanto discutía al nunca estar de acuerdo en nada. Curiosamente, Aideroth solo sonrió al rubio, de manera algo burlesca y engreída, Masthian en cambio solo frunció ligeramente el entrecejo y nuevamente se giró al frente, prestando atención a Dankarov y a todos sus amigos que antes tuvieron el valor de hablar. [/c]

[c=#004020]— No me interesa. —[/c] [c=#006600]Respondió poco después Aideroth al regaño de su maestro, la mano derecha del Vairant se colocó en el hombro de Masthian y luego le aparta un poco para camiinar directamente al frente, acortando su distancia a tan solo un metro de Dankarov, sus ojos esmeralda miraron sin titubeo a los ajenos, su semblante engreído cambio, se mostró serio, quizá un poco enfadado.[/c] [c=#004000] — Si ha pasado tanto tiempo como dices... ¿Por qué nos ha dejado fallar tantas veces? Mientras tu vivías en la mentira de Daiónes, nosotros hemos mordido el polvo junto a estos mocosos, una y otra y otra vez... No recuerdo las vidas pasadas de las que hablas, pero como dijo Vienam, no vamos a repetir el ciclo con otros mocosos, agradezco no recordar a los otros, es una maldita tortura estar encerrado. Con o sin tu ayuda, vamos a patear el culo de la Élite, patearemos el culo de todos los que se interpongan en nuestro camino y regresaremos a Vailak. Luego de eso, aceptaré cualquier estupidez que quieras decirme. —[/c]

[c=#006600]Al acabar sus palabras, Aideroth se giró y caminó de regreso a Masthian, el muchacho no podía evitar admirar al mismo, tanto así que se hizo un poco a un lado, para poder ser visto por el azabache y levanta una mano para mostrarle el dedo de en medio al Vairant. Fue de los pocos que no se atrevió a decir nada, todos ya habían dicho lo que la mayoría pensaba, incluso Nicole, acción que le sorprendió mucho.

No había necesidad de repetir lo mismo, el mensaje estaba claro, aquel no tenía ninguna clase de derecho para venir a reclamar tonterías cuando cosas mas importantes estaban ocurriendo justo en su hogar. Aideroth regresó a su posición, detrás de Masthian y este último tan solo se quedó de pie, ahora con las manos dentro de los bolsillos de su abrigo, esperando ansioso el regreso a la ciudad, ahora estaba lleno de energía, de confianza y con todos juntos, sentía que podían ganar pase lo que pase.[/c]
· Translate ·
Log In to Comment
Vienam Tumslai posted a note on the wall of Eribeth Nediant.
Eribeth Nediant
Más spam del pj que necesitamos
Ofrecemos:
Sueldo base (?)
Fandom bonito
Todos somos compas
Nada toxico
Cuenta ya hecha
Presentación de power point con todo explicado (mentira, solo lo hace el jefe por mensaje)
6 days ago · · · Post a note »
Vienam Tumslai · 6 days ago
Sigo esperando mi power point. No olvides mencionar que tenemos muchos stickers. ✨
· Translate ·
Yzis Kalael · 6 days ago
El power point se lo comió mi perro, una disculpa. (?)
· Translate ·
Eribeth Nediant · 6 days ago
— Ah si, tenemos muchos stickers ✨ y les debemos la presentación de PP
· Translate ·
Log In to Comment
1-10 of 178
Vienam Tumslai | Timeline | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.