iOrbix
Email
Password
Timeline
Algieba De Equuleus has just replied in the topic El camino a Jamir: La Saintia y el León..
Algieba De Equuleus
Se dice que, desde la época del mito, ha existido un grupo de nobles doncellas encargadas de la crianza y cuidado de la Diosa Athena en el Santuario en Grecia.
Estas mujeres son llamadas [b]»Saintias«[/b].
Seleccionadas cuidadosamente de entre las mejores familias nobles, desde su nacimiento reciben una educación y entrenamiento especial para convertirse en las protectoras y acompañantes de la Diosa durante su encarnación en la tierra en cada Guerra Santa. Gozan del privilegio de mostrar su rostro sin una máscara, conservando así su “feminidad”. Aún así y pese a esta libertad, incluso dentro del Santuario, solo Athena y el Patriarca en la cima de los 12 templos son aquellos que han visto de cerca a estas misteriosas guerreras.

En el siglo XVIII una nueva Guerra Santa se lleva a cabo en contra del Ejército de Hades, Dios del Inframundo; La encarnación de la Diosa Athena se encuentra ya a las visperas del enfrentamiento definitivo contra el mal y ha ordenado a sus santos dirigirse a Jamir en el Himalaya en busca de “La Nave de la Esperanza” con la cual podrán dirigirse al Lost Canvas. Un gran grupo de Santos de Plata y Bronce se han adelantado ya mientras qué, en el Santuario de Grecia los últimos preparativos se llevan a cabo y la Diosa espera el regreso de Tenma de Pegaso desde la Isla Kanon, una de las Saintias ha recibido una orden directa para guiar a un Santo de Oro hasta Jamir y proteger la embarcación de un probable ataque enemigo.

“–[c=#BF60BF]En este momento hay pocos santos protegiendo el Santuario, las únicas que conocen a la perfección nuestros preparativos y el paradero de cada uno de nuestros guerreros son ustedes las Saintias. Algieba, tú, líder de mis guerreras, es mi deseo qué muestres el camino a Jamir al Santo Dorado de Leo. Sé mis ojos y espera por mi llegada[/c]”

La hermosa peliazul recordaba la encomienda de Athena mientras se dirigía a la salida del Santuario.
Iba ataviada ya con el manto de Equuleus cubierto con una liviana capa grisasea que ondeaba suavemente por el viento de la mañana, bajo ésta colgaba un bolso de mediano tamaño donde había empacado algunos materiales y víveres que pudieran necesitarse durante el corto viaje. Se detuvo adelante de la casa de Aries y volvió la mirada atrás, sus brillantes ojos aceitunas se clavaron en la lejanía hacia la parte mas alta del Santuario.

—[c=#6060BF]Desde que Athena llegó al Santuario, ni una vez me he separado de su lado ni he abandonado los 12 templos…[/c] –sus labios temblaron por un instante pero de inmediato continuó para si misma–[c=#6060BF] Por favor, Tenma, vuelve pronto y junto a Sisyphus -sama protege a nuestra Diosa. [/c]

Tras soltar un profundo suspiro su mirada se dirige ahora a la casa de Leo. –[c=#6060BF]Regulus -sama, no? Me pregunto si será parecido a su padre. [/c]
11 months ago · · · Reply »
Lᴇᴏ Rᴇɢᴜʟᴜs · 10 months ago
La guerra santa había empezado, y con ella incontables vidas de santos de la diosa Athena empezaban a desaparecer, incluso algunos de los más nobles caballeros dorados habían perecido en combate de manera valiente y abnegada. Entre ellos Albafica de Piscis y Manigoldo de Cáncer. Había sido un golpe fuerte para el más joven de los caballeros dorados, después de todo el admiraba a todos y cada uno de sus compañeros, desde que inició su entrenamiento en el santuario todos le habían tratado como a una especie de hermano menor al saber que era el hijo del difunto Hilias de Leo.

Se le había encomendado la misión de ir a vigilar la reconstrucción del barco que los llevaría al Lost Canvas; la única manera de ir a enfrentar a Hades personalmente, aunque claro, todos suponían que él simplemente se iba a quedar mirando era obvio que enviaría a sus espectros a sabotear sus acciones y es por esa razón que el caballero de leo fue el elegido para proteger a todos; aunque este no iría solo, se le había asignado una saintia que le acompañaría hasta el lugar.

Había bajado exitosamente hasta llegar a la entrada de la casa de aries, y fue ahí donde vería a su compañera. Una amplia sonrisa se dibujo en su fas reflejando los joven, flexible e incluso poco formal que era el muchacho. [c=#BF8F60]—¡Hola! [/c]—Exclamó con entusiasmo mientras levantaba su mano derecha hacía arriba a modo se saludo. [c=#BF8F60]—Soy Regulus,
espero que podamos llevarnos bien durante esta mision.[/c] —Concluyó en tono jovial mientras se aproximaba más junto a la dama.

Mientras más pasos daba el joven león más se notaba el sonido metálico tan característico de la cloths al caminar o mover alguna extremidad, además su capa se movía con gracia al ritmo del viento que en ese día se encontraba jugando en los alrededores de forma traviesa.
· Translate ·
Algieba De Equuleus · 10 months ago
El suave sonido que hacía el santo de oro al caminar llegó a los oídos de la Saintia y la sacó de sus dispersos pensamientos. Rápidamente se volvió hacia el joven león mientras éste le hacia un gesto de saludo con la mano a lo que ella automáticamente correspondió con una amplia y gentil sonrisa. Quizá le resultaría extraño ver a una mujer santo sin una mascara así que, tras oír sus palabras, la chica inclinó su dorso en señal de respeto, después de todo, él era un Santo Dorado y se debía saludar de acuerdo a su posición. Manteniendo la reverencia dulcemente se presentó:

—[c=#8F60BF]Es un honor con usted, Regulus -sama. [/c]

Tras pronunciar esas palabras se reincorporó con un movimiento lento y elegante. -[c=#8F60BF]Mi nombre es Algieba de Equuleus, también espero que mi compañía durante esta misión le sea grata[/c].

Cada rasgo de su actitud corporal estaba perfectamente escogido para resaltar la distinguida crianza de la saintia sin que ella tuviera que forzarlo, sus gestos suaves y discretos al hablar ocultaban bien lo curiosa que se encontraba de dirigirse en persona con uno de los 12 caballeros dorados de Athena.

“[i]¡Qué joven! Luce tan..[/i].”

Pensó, pero no encontró ni en sus pensamientos una palabra adecuada para describir la impresión que ese joven le transmitía, nada parecida a la del Patriarca, o alguno de los pocos caballeros dorados que conocía. —[c=#8F60BF]Seré su guía por un camino corto hacia Jamir, el resto ha tomado la delantera, pero si seguimos la ruta que nosotras las Saintias hemos limpiado, nos tomará solo un par de días alcanzarlos. He preparado algunas cosas que podrían ser de utilidad, si necesita algo en cualquier momento, no dude en pedirlo[/c].

Dando un par de pasos a un lado, abrió el paso para que Regulus iniciara la marcha y así poder seguir detrás de él, pero entonces recordó que ella era quien conocía el camino y soltó una melodiosa risa que rápidamente ahogó tras llevar su dedos a los labios —[c=#8F60BF]Mis disculpas, tomaré la delantera Regulus – sama. Vayamos primero a las afueras de la ciudad. [/c]
· Translate ·
Log In to Comment
Algieba De Equuleus | Timeline | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.