iOrbix
Email
Password
Timeline
Matt Valthanders ᵗʰᵉ ºʳᵈᵉʳ has just replied in the topic TERRAGENESIS: El Camino del Guerrero..
デッド Aмaĸυѕa Froѕт
[center][big]TERRA - MUGEN TENSHIN[/big]

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=daPo6q4FXDw]

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/89/59/02/-Aaa-Fro-vqWuXBmjO-b.jpg][/center]

La que alguna vez fue una aldea llena de vida donde no solamente se entrenó al clan Mugen Tenshin sino que también a los Dark Fantasy, no era más que un sombrío conjunto de piedras rotas, ruinas que no reflejarían ni el mas mínimo brillo que alguna vez fue. Desde que Terra había sido destruida y abandonada por sus habitantes jamás vio la luz, y aquella situación empeoró cuando la mismísima Terra sucumbió ante alguna clase de energía maligna que le hizo obrar contra la vida, es decir, contra sí misma.

[center][quote]Referencias del Rol de Terra Corrupta - "Engendros": https://iorbix.com/forum?fid=5308795064284&name=--Cap%C3%ADtulo-Final---Engendros--/[/quote][/center]

Fue a aquella misma aldea a la que Tsurumaru llegó después de cruzar el extraño portal que bajo circunstancias misteriosas, se abrió en una Terra lejana, en otro tiempo, en otro espacio, misteriosas en primer lugar porque no era tan fácil acceder a Terra en éstos tiempos, pero aun lo era mucho más por el hecho de que lo que lo motivó a cruzar, no era nada más ni nada menos que el poder percibir la presencia de aquel imperdonable hombre que le había obligado a obrar mal, engañando a Tsurumaru y sus compañeros para cumplir sus malignos fines, aquel hombre no era nada más ni nada menos que uno de los integrantes del Oración Seis de Beckett, el guerrero legendario, Anubis Rex.

[center][quote]Referencias del Rol donde Tsurumaru y equipo fueron engañados por Anubis - "Cuando todo se va al demonio": https://iorbix.com/forum-topic?fid=5308795070626&tid=7790&name=%EF%BC%AE%EF%BC%AF%EF%BC%B6%EF%BC%A1----%EF%BC%B4%&topic=Cacer%C3%ADa---Cuando-todo-se-va-al-demonio---Misi%C3%B3n-de-Alto-Riesgo--Rol-Privado/ [/quote][/center]

Tsurumaru arribó aquel lugar donde efectivamente se encontraba aquél hombre, pero lejos de lo que podría imaginarse Tsuru, él no lo estaba esperando a él, es más, ni siquiera se había percatado de su presencia, Anubis se veía agitado, no vestía típica capucha sino que esta estaba destruida dejando a relucir por primera vez su armadura.

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/89/56/94/-Aaa-Fro-XzrtCNEcx-b.jpg][/center]


[b][c=#8C8C8C]─ Ésto no puede ser... ─[/c][/b] Exclamó haciéndose notar bastante preocupado. [b][c=#8C8C8C]─ ¿Cómo puede ser que estés aquí?. ─[/c][/b]. Volvió a cambiar de lugar deteniéndose rápidamente sobre lo que parecía ser una choza en ruinas, y entonces, en cuestión de escasos segundos, fue golpeado fuertemente por una extraña espada traslúcida y arrojado hacia éstos escombros los cuales le taparon.

Pero lo verdaderamente sorprendente de aquella situación, y que impactaría a Tsuru, no era el hecho de que un enemigo como Anubis estuviese contra las cuerdas con tanta facilidad, sino que era el hecho de quién era el sujeto que lo rechazaba de ese modo.

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/87/89/26/-Aaa-Fro-R8VW41Z5M-b.jpg][/center]

[center][c=#000066][b]─ Podrías dejar de mirar y venir a ayudarme, albino, no podemos dejar que escape éste sujeto. ─[/b][/c][/center]

Se dirigió hacia Tsuru volteando a verle con una sonrisa, mas en breves segundos regresó su atención a aquellos escombros derrumbados, de los cuales salió Anubis bastante agitado, quien ahora también se percataría de la presencia de Tsurumaru allí.

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/51/46/07/Izanagi--CjzlgtJf7-b.jpg][/center]

[b][center][c=#8C8C8C]─ ¿Y éste?... Le veo cara conocida..... Ah, sí, eres el mocoso que me ayudó en el volcán. ─[/c][/center][/b]


[quote][b][center].: Turnos: Tsurumaru; GM. :.[/center][/b][/quote]
5 months ago · · · Reply »
Nekron The Deathbringer · 6 days ago
Mantuvo su mirada fija en su objetivo, la energía, cual sol intenso, ocultó la forma de su invocador, la hizo perdidiza entre ese poderoso resplandor de su ataque final, pero Edward no dudó, no se detuvo, se lanzó sin saber siquiera sobreviviría, con esa carga envalentonada, motivado por todo el cruento recorrido que llevaron de la torre y que ahora, mermó sus recuerdos, todo lo que Beckett estaba ocasionado, todo lo que provocaría si él no se lanzaba sin dudar, si el no eliminaba sus dudas, sus miedos, sus temores que aun prevalecían en su cuerpo colosal, no lograría enfrentarse al tú por tú con el otrora gran inventor, ya no había tiempo, tampoco, espacio para cuestionarse, solo esa risa que aun retumbo en los oídos del antiguo emperador y que le provoco, era ira, esa fuerza, esa entrega, mezcla de sacrificio y coraje, su ahora, única motivación.

El Wurm, habiendo funcionado como el espolón de aquella ofensiva, observó, al traspasar el ojo y hacer mella en el ataque final de la marioneta, el momento en que los ataques de sus aliados dieron en el blanco; se asombró con la fiereza de sus allegados, no perdieron ni un instante, aprovecharon ese “hueco” que el mecanoide gigante logró obtener y masacraron al enemigo, por un momento, el antiguo emperador sintió ese orgullo de tener a tan preciados camaradas en la batalla, apreciando como atacaban de manera precisa sin dudar como Edward tampoco sopesaba, golpes certeros, tampoco había miedo en sus corazones, la última patada le provoco esa emoción que creyó perdida desde hace tiempo, un sentimiento de cuando el, era un joven guerrero, ajeno a ese control geopolítico que siglos después lo corrompió, pudo remembrar cuando se dedicaba al combate, a la lucha más pura por comprobar su fuerza, una sensación que, de haber podido, lo habría hecho sonreír y añorar.

Quizá eran mejores tiempos aquellos, donde el honor bañaba su espada y su armadura, tiempos lejanos, pero virtuosos.

Escuchó atento las últimas palabras del contrincante que lo regresaron del pasado, habría preferido callarlo y devorarlo, pero se detuvo en seco al oír sobre ese pequeño ápice en la omnipotencia de Beckett, “Ni siquiera conoce ese poder” ¿Así que el enloquecido destructor de universos tiene límites? ¿Esa energía que parecía presentarse solo en ciertos momentos y sin el control de su usuario era un milagro? Edward intentó capturar al agonizante bioandroide, cuando este se deshizo en aquellos fuegos fatuos “ ¡Maldición!” pensó al momento que detuvo su avalancha, interrogarlo habría sido mucho más eficiente, necesitaba saber más, ese estigma le ocasiono cierta ansiedad por querer indagar la naturaleza de ese poder, después de haberse emocionado por una batalla cuerpo a cuerpo, la sensación de curiosidad científica lo consumió, si exista un flujo que ni el caminante corrupto conocía ¿Cómo podrían usarlo a su favor? Necesitaba respuestas y pronto.

Fue removido de sus pensamientos nuevamente, producto de las palabras del androide renegado, ese rebelde que ahora llamó su atención, Edward, bajó lentamente hacia su ubicación, apagando su turbina que ardía con el fuego de la creación cósmica misma, redujo su tamaño, aún era más grande que sus compañeros, pero no supero los cinco metros de longitud por dos de ancho; era claro que podría adaptar su talla a conveniencia, deshaciéndose de piezas y de sus segmentos que se atomizaban al momento de desprenderse de ellos, ahora, aquella Sierpe Biomecanica, se encontró observando atentamente el descubrimiento en la torre, lamentándose por no tener su armadura ¡Con ella, habría podido analizar de que se trataba eso! En su forma actual, no poseía el nivel tecnológico necesario para esa clase de estudios, quizá tampoco, el tiempo para aquello, se dirigió entonces a sus aliados, y hablo sin mover sus ausentes labios, su voz, era esa mescla de vibraciones moleculares que hacían estremecer el ambiente.

—[b]Esto parece como la batería, la fuente de poder de la fortaleza, me intriga lo que el artificial dice, que hay algo adentro, yo no puedo abrir la esfera con mi poder, o la devoro o la despedazo, no soy tan quirúrgico en esta forma, pero puedo protegerlos si aquel núcleo se descontrola y desencadena su fuerza, sugiero nos arriesguemos a abrirla para investigar.[/b]

El Wurm se quedó a la expectativa, atento a aquel núcleo y a sus camaradas de armas, con su cuerpo, formando una barrera entre ellos y la fuente, a la expectativa de reaccionar para devorar aquel flujo si algo salía mal.
· Translate ·
Matt Valthanders ᵗʰᵉ ºʳᵈᵉʳ · 4 days ago
-Luego de haber sido testigo de los efectos contundentes, que las diferentes ofensivas del equipo de aventureros provocaron, visualizando cómo aquel bio-androide, o lo que quedaba de éste, se iba fragmentando en centenares de cúmulos luminosos, para luego desaparecer, dejando en su lugar aquella esfera de energía, que según el bio-androide aliado se trataría del núcleo de la torre, que algo sostenía en su interior.

Y luego de escuchar la sugerencia de 75URUM4RU, así como también las palabras pronunciadas por Ed, Matt decidiría tomar la iniciativa al respecto.

-En un dos por tres, deshizo su propia transformación conocida como Unión, para de esta forma volver a su estado base, y pudiendo entonces materializar su invaluable Espada de Valthanders, que empezó a sostener con su diestra.-

[i][c=#0000E5]"Bien, en ese caso yo lo haré." [/c][/i]

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/01/65/44/42/Matt-Valthanders-vvq3W3pEd-b.jpg]

-Se dispuso sin rodeos a sostener su única arma con ambas manos, con su filoso apuntando en diagonal hacia el frente y arriba. Dio algunos pasos hacia adelante, manteniendo su mirar fijo, y con suma determinación en lo que ahora sería su objetivo, aventurándose a acercarse lo suficiente a aquella esfera de energía. Elevó ambas manos con su espada lo más alto que podía, para así ejecutar un corte en diagonal hacia abajo con una leve inclinación hacia el costado izquierdo desde el punto de vista del Homúnculo.

[c=#0000E5][i]"HA!"[/i][/c]

Claramente buscaba liberar lo que se encontraba al interior de aquella luminosa esfera de energía, esperando por supuesto, que pueda tratarse de alguna especie de ayuda que pudiese darles, aunque sea una ínfima posibilidad para darle pelea a Beckett, y que al menos el Gran Inventor tenga que ensuciarse las manos para acabar con Matt y sus aliados en tan cruenta guerra desatada en Terra.-
· Translate ·
Tsurumaru Kuninaga · 1 day ago
Tras ver como su enemigo desaparecía, el samurai no podía decir si sentía específicamente algo mas que una profunda sensación de vacío. La satisfacción de acabar con su enemigo le había sido arrebatada, a pesar de haber realizado la pelea de su vida y no solo eso: no quedaba rastro de uno de los principales actores en su obra por cerrar semejante siglo.

La magnificencia de la criatura de fuego, Sua, no era más que un recuerdo más en su delicada memoria, producto de la reconstrucción sobrellevada tras el primer encuentro en el Paraíso Ígneo. No recordaba mucho al respecto... solo el villano que los engañó, la víctima de aquella treta y una extraña figura femenina de corta estatura de espaldas.

Se levantó lentamente y en un movimiento que solo podía ser descrito como ceremonial, enfundó su espada y bajó la cabeza dedicando una plegaria al difunto dragón

[c=#7300E5]Me dijiste que no me preocupase... que volverías y acabaríamos juntos con esto... [/c] - diría en un susurro - [c=#7300E5]Mentiroso[/c]

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/89/04/35/Tsurumaru-Kuninaga-JkAcax18x-b.jpg][/center]

El sonido de una espada por el aire le hizo voltearse y ver como Matt atacaba aquella esfera. Había oído a medias la explicación que su misma voz había dado pero estaba tan absorto en sus asuntos que había prestado poca atención. Caminó y se paró junto su bio-androide, la mayor sorpresa de todo el viaje, a esperar lo siguiente.
· Translate ·
Log In to Comment
Matt Valthanders ᵗʰᵉ ºʳᵈᵉʳ | Timeline | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.