iOrbix
iOrbix will be Migrating to Similar Worlds
Similar Worlds
Email
Password

iOrbix Profile of Shi 狐

Mmm... ¿Solo soy yo?
Basic
Gender: Male
Age: 28   Birthday: Mar 31
Status: Single
Religion: Other
Education: In College
Occupation: Ser un zorro (?)
Contact
Location: Tokio, Japan
Social
Sexual Orientation: Gay/Lesbian
Appearance
Ethnicity: Japanese
About Me
[center]

[quote][c=#000000][i]"La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es y cuando la muerte es, nosotros no somos"[/i][/c][/quote]

[image=https://c.tenor.com/ZuM1Fe-jotMAAAAC/youko-onmyoji.gif]

Hijo de una familia inmensamente poderosa con habilidades sobrehumanas que se podrían considerar casi celestiales o muy cercanas a la de los dioses, con gran cantidad de energía espiritual acumulada en sus genes y una capacidad impresionante de manipular casi cualquier técnica mágica.

Shi al ser el zorro número 4 en su camada fue maldecido con la capacidad de ver y estar entre dos mundos, el de los vivos y el de los muertos, obteniendo capacidades innatas de ver, interactuar y poder pasar sin ningún problema al plano espiritual, el lugar donde vagan los que no pueden cruzar y los que no quieren hacerlo, pudiendo regresar sin salir casi ileso y confirmando así que el es el representante de la muerte en su clan.

Sin embargo esto le causo demasiados problemas en su juventud debido a que para el era muy difícil distinguir si estaba hablando con una persona viva, coherente y consiente o sencillamente se trataba de una alma en pena, espíritu maligno o sencillamente un muerto muy vivo haciéndole pasar una mala broma.

Razón por la que a menudo se podía observar al pequeño zorro hablando, jugando o peleando contra algo invisible a los ojos no entrenados, cuestión que provoco que la mayor parte del pueblo lo tachara de indeseable, de atraer mala fortuna y quizás de atraer maldiciones a las casas ajenas.

Por lo que en la mayor parte de su infancia era objeto de bromas pesadas por parte de sus compañeros zorros, mismos que una y otra vez lo despreciaron también por su pelaje ya que en los kitsunes se considera que, el pelaje albino es el más lindo y dotado de poder mágico, el rojo esta siguiéndole los talones y para finalizar con el más bajo y menos virtuoso de ellos, el color negro.

A pesar de esto Shi demostró que era la excepción a la regla ya que el linaje de su familia esta bien presente en su cuerpo, mente y magia, conteniendo un gran poder dentro de si que utilizo para poder ayudar en su adultez a su pueblo hasta el día de la "Gran catástrofe".

Shi fue el segundo hermano en poder salir de la prisión donde fue contenido y espera poder vivir una vida tranquila a lado de sus hermanos de ahora en adelante.

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/04/38/75/42/Shi--KjpfcPktp-b.jpg]
[/center]
Interests
[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/04/38/75/24/Shi--nonBswKEO-b.jpg] [/center]

El clan Hendō (変動) se desarrolló a través de la unión de dos pequeñas tribus nómadas de zorros espirituales en los bosques al sur de lo que hoy se conoce como la isla de Kyuushu, en Japón, en principio, su existencia se basaba en la supervivencia y tranquila convivencia con el resto de las criaturas que habitaban cerca de ellos, pero fue su devoción hacia los dioses y el flujo del equilibrio lo que les concedió una enorme bendición.

Cada ciertos años, durante el cambio de generación, nacerían 7 zorros con una afinidad espiritual tan especial que podrían cambiar el curso de las cosas con su sola voluntad. Cada uno tomaría la representación de un concepto importante para proteger y utilizar:

El Pasado (Saigo): Como guía para no repetir errores, así como fuente de conocimiento infinito de todo lo que ya sucedió, cerca o lejos, propio o ajeno.
El presente (Ima): Como medio para estabilizar el día a día, sin dejar que lo anterior o lo siguiente tomen mayor importancia, así mismo, la protección de la aldea en general.
El futuro (Mirai): Como manera de prever los sucesos y prepararse para las calamidades.
Los sueños (Yume): Como vigía durante el descanso y protección contra las malas intenciones de otros.
El destino (Unmei): Como camino para garantizar la prosperidad y la felicidad de la gente
La vida (Jinsei): Como método para garantizar el crecimiento del pueblo.
La muerte (Shi): Como manera de guiar a las almas de los que ya se han ido para que alcancen la paz inmediata y la tranquila resurrección.

El clan en si era una familia gigante, pero el nucleo principal era conocido como Chūshin (中心) y respetado como la estirpe más influyente, descendientes directos de los bendecidos por las divinidades.

En general la paz reinaba en el clan y sus alrededores, no solían meterse en problemas con otras razas, pero su crecimiento era exponencial e inevitable, las probabilidades siempre estaban a su favor y la envidia eventualmente se alojó en los corazones de aquellos que los miraban desde lejos. Tras muchos años de tranquilidad, finalmente un pueblo en específico se alzó en contra suya y bajo la influencia del odio convenció a otros más de unirse en su cruzada contra los zorros del clan Hendō. La tarea no sería sencilla, puesto que la presencia de los 7 protectores los hacía estar un paso adelante, así que durante varios años planearon su ataque.

El fatídico día que todo aconteció, 7 maldiciones se llevaron a cabo al mismo tiempo al rededor del clan, con el fin de encerrar a los zorros más fuertes, usando sus propios atributos en su contra, cayeron uno por uno, en un orden bien pensado para garantizar el éxito:

A Unmei le cortaron los hilos del destino, encerrándolo en un espacio en blanco sin caminos a seguir.
A Mirai la cegaron del futuro y sumieron su consciencia en la oscuridad.
A Yume lo encerraron en sus propios sueños.
A Ima la sellaron en el limbo entre el pasado y el futuro, sin poder avanzar a ningún lugar.
A Saigo lo atraparon en el pasado, obligándolo a repetir sucesos terribles si poder escapar.
A Shi lo aislaron en el mundo espiritual, donde solo la muerte puede rondar.

En cuanto a Jinsei, el zorro de la vida, simplemente detuvieron su corazón y maldijeron su alma para ser incapaz de reencarnar, puesto que su presencia traería el resurgimiento del clan si el sello de los demás se llegaba a romper. Tras la caída de los protectores, arrasar la aldea no fue tan complicado, aún a pesar de la resistencia opuesta por parte de los zorros, los pocos sobrevivientes tuvieron que escapar, dejando atrás todo lo que conocían, el resto no tuvo otro final que la muerte.

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/04/38/75/27/Shi--fmyY9xge8-b.jpg]
Shi 狐 | Basic Info | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.