iOrbix
iOrbix will be Migrating to Similar Worlds
Similar Worlds
Email
Password

iOrbix Profile of Nᴇʀᴏ Ღ

Exclusivamente rol., si rechazo solicitud no insistas.
Basic
Gender: Female
Birthday: Nov 4
Status: In a Relationship
Religion: Atheist
Occupation: Emperatriz de Roma. || Servant Clase Saber.
Contact
Location: Roma, Italy
Social
Looking to: Look Around
Sexual Orientation: Straight
Drinker: Yes
Smoker: No
Politics: Very Liberal
Appearance
About Me
[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/89/23/00/Nero-Claudius-Augustus-Germanicus-sHtgRNqmJ-b.gif]
[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/98/41/84/Nero-Claudius-Augustus-Germanicus-eSo9PYrS9-b.gif]
[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/89/22/98/Nero-Claudius-Augustus-Germanicus-nEbc7mSNR-b.gif]
[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/98/41/81/Nero-Claudius-Augustus-Germanicus-4K988Vb7v-b.gif]
Interests
[b][i][code][c=#E50000]Personalidad


Saber tiene una arrogancia que parece compensar su baja estatura, superponiéndose mucho con la personalidad de Gilgamesh. Ella se abstiene de preguntar qué privilegio siente Hakuno al invocarla, y le otorga el honor de ser su master. Saber siente que, como su master, se le puede permitir actuar como su igual sin tener que usar honoríficos. A menudo, cuando le da a alguien la opción de responderle, solo existe una respuesta afirmativa, al esta no permitir una respuesta contraria. Ella cree que todo lo que haga debe ser perfecto hasta el más mínimo detalle, como una serie de victorias impecables para sentirse en la cima del mundo tras mostrar la perfección en su juego de espadas. Si Hakuno se niega a ser su master, ella afirma no poder entender de qué están hablando, creyendo que es una forma de humildad oriental. Ella se niega a aceptar la respuesta y declara que su tolerancia le permite cometer un solo error. Al relatar las clases de servants, ella nombra algunas, y luego afirma que el resto no tiene ninguna importancia. Solo la clase saber tiene algún valor, y como es conocida como la mejor de las clases, debería ser obvio que ella es Saber.

Saber tiene una definición diferente del amor. Según ella, su tipo de amor era egoísta. Cuando lo dio en vida, esperaba algo a cambio, lo que no lo hacía incondicional. Para Saber, el tipo de amor más tierno era extraño e incomprensible. Ella reconoce que tiene un sistema de valores diferente al de las personas. El amor de Nero se consumió al haber ofrecido y dedicado todo. Su pasión ardía brillantemente, sin importar la duración. Nerón amaba a sus ciudadanos como ella creía correcto. Pero, el amor que le ofrecían sus ciudadanos era diferente, y la diferencia invitaba a la caída de Nero. Saber lamenta no poder compartir el amor que las masas abrazaron con tanta naturalidad. Debido a que no podía expresar su amor de una manera que pudiera ser entendida, esta no recibió amor a cambio, «mientras que esta mujer podía amar más que cualquier otra persona, ella misma no podía experimentar la alegría de ser amada. Sus expresiones lujosas de amor no fueron suficientes para satisfacer a su gente». La idea de morir sin que nadie la amara podría ser una de las razones por las que dudó al colocar la daga en su propia garganta.

Saber se identifica como de baja estatura, pero afirma que no importa para determinar la superioridad. Como a ella no le importa, cree firmemente que a los demás tampoco les debería importar, y declara que no se deben hacer comentarios sobre su estatura, especialmente los términos «pequeña» o «bajita». Ella considera que ser tratada como «princesa» es un insulto porque es una mujer adulta, y en su lugar prefiere ser tratada como emperatriz por sus enemigos.

Da la impresión de ser un joven valiente de color carmesí, y tiene un tono de voz y comportamiento masculinos, lo que lleva a Hakuno a pensar que pudo haber sido criada como un niño. Ella reconoce que la razón por la que usa ropa de hombre no es porque esté tratando de proyectar una imagen imperial, sino porque realmente disfruta usar ropa masculina. Si bien su actitud brusca y sus acciones galantes implicarían que ella valora el valor por encima de todo, en realidad se identifica en su núcleo como una doncella debido a su adoración por la belleza. Saber todavía no permite que el género influya en sus preferencias, y cree que la verdadera orientación de su alma es mitad-mitad. Encaminada firmemente en medio de los dos géneros, ella personalmente encuentra su capacidad de ir en cualquier dirección admirable. Saber se siente atraída por Hakuno sin importar su género, y eventualmente incluso declara su amor por ellos.

A menudo se refiere a su master como Pretor, que era un título otorgado por el gobierno de la Antigua Roma a los hombres que actuaban en una de las dos capacidades oficiales: el comandante de un ejército o el magistrado electo. Ella desarrolla sentimientos por Hakuno y le revela su verdadera identidad por esa razón. No obstante, Saber está preocupada por las connotaciones negativas que vienen con su identidad, y no le importa si la llaman una tirana o la mujerzuela de Babilonia. Incluso si a ella no le gusta, simplemente trabajará duro para ser digna del amor de Hakuno y tomar su corazón. Si bien dice ser capaz de soportar el dolor, da la impresión de ser una niña que está realmente tratando de no llorar mientras lo dice.
Ella siente que antes de ser emperatriz es una artista, pensando que ella realmente es el pináculo de las artes y «una artista que rivaliza con el dios de las artes Apolo». Al citarla como su verdadera vocación, posee diversos logros, como escribir y cantar canciones, pintar, esculpir, escribir, diseñar moda, arquitectura, actuar y trabajar el metal. Ella aprecia más el teatro, pero aún así se enorgullece del resto de sus obras. Saber siente que solo a través del arte puede expresar lo que siente, ya que le resulta difícil hacerlo de manera normal. Se dijo que, en sus últimas horas, expresó su angustia de que una artista como ella misma tuviera que morir. Su principal preocupación era que su acto de suicidio estaba castigando al público al hacer que «un artista tan magnífico desapareciera de este mundo». Nero es sensible a los elogios y puede ser bastante fácil de manipular cuando es halagada.

Ella dice haber sido popular, citando a una pequeña niña que lleva una corona de flores en la cabeza después de regresar de una batalla triunfante, aunque todo eso tiene que ver con el hecho de ser una emperatriz. Nero reconoce que no todas sus obras fueron obras maestras, pero cree que algunas de ellas fueron bastante buenas. Ella sabe que no mucha gente apreciaba o entendía su talento artístico, pero simplemente sugiere que sus críticos no estaban lo suficientemente avanzados como para entender su visión artística. Nero dice que lo dominó todo en nombre del arte, así que incluso si nadie los valora, estaba satisfecha con solo haberlo hecho. Ella fue capaz de expresar su amor por su gente a través de sus obras. Finalmente esta decidió que nadie entendía a los genios, por lo que, habiéndose acostumbrado a que el público no entendiera su arte, decidió que la fe en sí misma era suficiente.

A pesar de su «humildad», no le gusta que la critiquen y hará todo lo posible para proteger su integridad artística. Fue criticada por sus amigos, quienes una vez le fue dicho: «Somos amigos y apoyo tu gobierno, ¡pero no puedo entender el ochenta por ciento de tu arte!» por su querido amigo Tácito. Ella casi lo asesinaba en un arrebato de rabia, pero logró detenerse. A menudo actuaba para las masas en su Domus Aurea, pero los espectadores solían irse a la mitad de sus actuaciones. Estaba tan furiosa por este evidente acto de falta de respeto que ordenó que se sellaran todas las entradas al teatro, lo que obligó a la audiencia a sentarse durante toda su actuación hasta que cayó el telón final.

Ella elogia la belleza por encima de todo, declarando que «Los jóvenes hermosos son buenos. Las jóvenes hermosas son mejores. ¡Mi preferencia singular es la belleza!» expresando grandemente el deseo de luchar contra los espíritus heroicos griegos como Atalanta, debido a su belleza. Nero tiene una cierta fijación con Heracles, lo que la hace crear una leyenda tras estrangular públicamente a un león usando Hadaka-jime en un intento de emularlo al volver a representar sus hazañas. Si bien intentaba demostrar que su propio poder era tan grande como el de Heracles, la ciudad no se impresionó con la escena y el intento de ver a Heracles como un rival hace que el protagonista piense en ella como una megalómana. Nero sintió que el logro podría haber sido superado por Hakuno si hubieran estado en un coliseo público al derrotar a un gran número de enemigos raros. A ella le gusta el hermoso discurso, comentando que Hakuno habla con pocas, pero hermosas palabras como cuando la invocó por primera vez; eso o bien ella no estaba muy preocupada con su discurso lacónico.

Emperatriz

Su anécdota característica es que ella era una administradora de los ciudadanos. Esta cree que fue un emperador tirano que hirió la vida de muchos y tuvo un final horrible. Nero no niega que esa sea la verdad de su gobierno, pero tampoco se avergüenza de ello. Si bien se arrepiente de su vida y de los momentos en los que fue demasiado lejos, siente que lo único que importa es que ella fue fiel a sí misma en todo. Ella no es alguien que cede a las evaluaciones de otros, pero valora las opiniones de Hakuno.

A Nero no le gusta que la llamen directamente tirana, ni siquiera su mater, y si bien la afirmación es cierta, preferiría que se la considere como un emperador serio, incapaz de separar los negocios y el placer. Ello la pone ligeramente enojada, pero se calma rápidamente una vez que se comprende su posición. Nero afirma que incluso un emperador mal considerado sigue siendo un emperador, y que defenderá a su master con orgullo como el mejor de los servants. Debido a su leyenda, otros, como Gawain, se refieren a ella como la Mujerzuela de Babilonia (バビロンの妖婦士, Babiron no Yōfushi?) a manera de insulto.

Ella tiene un gran orgullo en sí misma y sus acciones. A pesar de que no desea dar su nombre, el simple hecho de que se le pregunte le trae una gran felicidad. Nero afirma que es el placer de aquellos con naturaleza real dignificar las preguntas de quienes los rodean con respuestas, y se ve tan atrapada en el estado de ánimo que casi da su nombre de nacimiento sin siquiera pensarlo. Ella siente que siempre debe hablar con el aire de un emperador, hablando de acuerdo a las expectativas de sus padres sobre ella durante su infancia y como fue criada. A Nero nunca se le permitió hablar con claridad desde que salió de la infancia, y hablar de manera casual sería negar en qué se ha convertido, deshaciéndose de todo aquello a lo que se ha dedicado. Si bien hacerlo le permitiría recuperar su humanidad, habla con la certeza de que ese día nunca había ocurrido y nunca llegará.

Nero vivía un estilo de vida lujoso. Ella expresa su decepción por el paisaje de la arena submarina, y exclama con simpleza que la vista que ofrece se parece mucho al acuario que poseía en vida. Nero no tiene un interés directo en la ganancia monetaria, pero admira las trampas de la riqueza y cree que los tesoros no pueden ser ignorado[/c][/code][/i][/b]
Nᴇʀᴏ Ღ | Basic Info | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.