iOrbix
Email
Password

iOrbix Profile of Ducan Zrael Saphir

.x. Stardust Huntress .x.
Basic
Gender: Female
Age: 27   Birthday: Mar 14
Contact
Location: Bosnia and Herzegovina
Social
Drinker: Socially
Smoker: No
Politics: Some other viewpoint
Appearance
About Me
[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/39/29/01/Ducan-Zrael-Saphir-RpTeVc8nq-b.jpg]

Había una vez...Felicidad, diversión, largos días y acogedores noches, luego todo se fue. ¿La razón? errores, ignorancia, malas decisiones y demasiada impotencia. Era todo ello lo que le habría llevado lo que era ahora.

“Faltaste a tu palabra, y como tal debemos castigarte. Pero tampoco concebiste pecado…¿Sabes la incómoda posición en la que me pones?”
Fueron las palabras que escuchó de aquel envíado por el altísimo a cobrar por sus faltas. Tenía razón, tantos ires y venires jamás le permitieron materializar los pecados que estaban nombrados en las leyes, mas había fallado a una de las reglas importantes: jamás te metas en asuntos de humanos.

Dicha charla se alargó, sin embargo los detalles como tal no importan tanto como el resultado.

[sep]

[center][big]Ducan Zrael Saphir[/big][/center]

[center]♝ Raza: Ángel de la muerte: Encargada de recolectar las almas de quienes han cumplido con su ciclo de vida. En su poder esta el decidir cual será el destino de la misma: Reencarnación, infierno, descanso eterno.
♝ Edad: Siglos de existencia.
♝ Elemento: Electricidad - Oscuridad. Se conoce que además posee habilidades para cambiar el clima e interferir con el ciclo de vida de algunos seres. Algunos dicen que estar cerca de ella se asemeja a una noche de invierno.
♝ Lealtad: Izanagi.
[/center]
[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/39/29/03/Ducan-Zrael-Saphir-agnSJWtmQ-b.jpg][sep]

Apariencia física: Cabellos níveos, semi ondulados y de un largo considerable. Su rostro, casi tan blanco como sus finas hebras carecerán de defecto alguno, aquella tez porcelánica pocas veces se vería cambiar de color, su mirar ahora poseería un iris casi tan blanco como el resto de su ojo, otorgándole una apariencia de ausencia y lejanía. Perfilados labios, de suave color durazno.

Su estatura no rebasaría los 1.60, aunque siempre vestía con altos tacones que resaltaban su elegancia innata. Delgada fisionomía, atributos proporcionados a aquella delicadeza le alejaban de ser un blanco sexual.

Vestimentas en tonos monocromáticos y apariencia clásica/victoriana, predominará el blanco para continuar con aquella apariencia angelical y pulcra por la cual era reconocida. Según rumores, solo viste de negro cuando debe trabajar,pero claro, quienes han presenciado este momento mucho no pueden contar.

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/39/29/04/Ducan-Zrael-Saphir-BiLZWZZgn-b.jpg]

Su personalidad no equidista mucho de lo que su apariencia reflejaba, era un ser sumamente tranquilo y quien pocas veces se sobresaltaba. Disfrutaba del silencio, pocas veces se le vería acompañada y estar rodeada de gran multitud le abrumaría. No por ello de actitud arrogante, al contrario, suele ser bastante amable con quienes han optado por mantenerse a su lado.

Pocos conocen su lado “oscuro”, aquel que es posesivo y violento con quienes tocan lo que ella ama y considera suyo, de empatía poca o escasa por la humanidad ya que considera todos obtienen lo que merece. En secreto disfruta los conflictos ajenos a ella, tal vez sea esta la razón por la cual se le vea de espectadora en grandes guerras, o accidentes masivos.

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/39/29/05/Ducan-Zrael-Saphir-u5n13Dgsi-b.jpg][sep]

[center][med]Datos extras:[/med][/center]

[center]♝Como se mencionó anteriormente posee habilidades para cambiar el clima, más esto se liga sobre todo a su estado anímico. ♝
♝Su cuerpo siempre esta frío, esto se debe ante la cercanía que tiene con el fenómeno llamado “muerte”, es por ello que siempre se le ve con su gabán o algún otro abrigo. ♝
♝Como respeto, al momento de reclamar almas viste siempre de negro, cuando se le ha entregado una carta con un nombre deja de ser visible para humanos hasta que cumpla con su fin. ♝
♝Cuando toca directamente otro ser es muy probable que vea detalles personales del mismo, en humanos será su futuro, en otros seres al ser esto tan incierto su habilidad se limita al ver las preocupaciones del presente. Esta habilidad le abruma, por ello siempre posee guantes y evita cualquier contacto físico directo. ♝
♝Obsesiva con su apariencia física, constantemente revisa que su cabello esté en orden y sus ropas sin arruga alguna. ♝
♝Excelente con el violín y piano, con los demás instrumentos posee un conocimiento medio. ♝[/center]
Interests
[code][center][quote]"[c=#000000]That love is watching someone die
So. . . who's gonna watch you die ? ~ [/c]"[/quote]
[/center] [/code][c=#0D0D0D]
[/c]
[sep]

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/09/64/87/Ducan-Zrael-Saphir-VUaPT9ShU-b.jpg]

Años habrían pasado después de aquel enorme evento en el cual su vida cambió al final para bien, con el pasar del tiempo ambos habrían construido lo que parecía ser una pequeña familia con sus extraños “gatos” y el amor que los cobijaba,la cabaña una vez fría habría cambiado y era una pequeña pero hogareña morada que ahora tenía el toque de ambos, y la calidez del amor de pareja llegaba a cada extremo. Aprendieron a disfrutar del “netflix” que ninguno conocía bien, comenzaron a practicar aquellas salidas de parejas tan humanas de las cuales sacaron nada mas que el mejor provecho, y quien alguna vez fue un oscuro cazador y una melancólica arcángel se transformaron ambos en seres llenos de alegría y memorias.

Los años fueron muchos, mas de los que un mortal podría soportar, pero el tiempo hizo mella en el cuerpo de aquel robusto hombre y aunque su alma jamás fue reclamada por quien se proclamó su dueña desde el comienzo, su físico cedió de la manera mas hermosa y ciertamente soñada, el hombre cuyos cabellos ya blancos trazaban su largo camino en el mundo terrenal dejó de respirar entre el amoroso abrazo de la albina quien nunca envejeció, entre suaves versos de poetas de antaño que la albina sabía de memoria y tanto le gustó dedicarle al amor de su vida.

Decidió sepultarlo en tierra sagrada, en un lejano y solitario pueblito a las afueras de Herzegovina, aquel lugar donde habría tocado tierra por primera vez y donde descansaban un par de conocidos mas que a lo largo de su eterna existencia perecieron, justo en el centro donde un hermoso panteón en mármol negro cuidaría los restos físicos del hombre que logró hacerle pecar de la manera mas bella y pura, algo que solo el amor pudo lograr. El lugar estaría custodiado por los pobladores, pero si algo había aprendido la albina es que estar cerca de ella podría arriesgar a perder lo poco que le quedaba de él.

¿Dónde habría ido a parar su alma? No lo sabía, ella debía reclamarla y no lo hizo. Ideas dementes pasaron por su cabeza mientras observaba el ataúd de su amado, ¿y si buscaba su destrucción para acompañarlo? ...No, su alma a diferencia de la ajena desaparecería por siempre, ¿buscar acerca de lo sucedido? Imposible también, nunca antes nadie habría dejado un alma de lado, ¿Entonces? ...Entonces, nada. Nada, y nada.

Regresó a su cotidianidad antes de conocerlo, con el vacío de su pasado y el dolor de su presente. Los años pasaron, lentos y eternos, con la sensación de que su partida habría sido apenas ayer, dormía con esfuerzo al apretar su almohada contra la cabeza y obligarse a pensar en cosas absurdas, o incluso al soñar con él, pero habían noches donde la oscuridad se apoderaba de aquella ahora pequeña, fría y vacía cabaña, y entonces…

Allí...En el perchero de la esquina donde descansaba el enorme abrigo del hombre y su sombrero de cazador aparecía en un perverso juego de sombras la efigie alta del hombre. Ella corría hacia él, siempre lo hacía, esperando que en efecto fuera su amor quien habría esperado en silencio a que ella lo percibiera como antes, entre la oscuridad que le asfixiaba, mas siempre se encontraba al final con el maldito pedazo de madera y una tela fría con un olor conocido. Eran esas malditas noches las que mas dolían, en las que no encontraba otra manera de vivir que el destruirse vistiendo aquel abrigo, abrazándose a él con ahínco, derramando sus lágrimas cual infante sin esperanza alguna, sin aliento, sin vida.
Otro día mas, otro año menos, donde cansada de derramar sus inagotables lágrimas, quedaba dormida entre sollozos, su olor, y una desoladora fantasía a modo de recuerdo.
Ducan Zrael Saphir | Basic Info | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.