iOrbix
iOrbix will be Migrating to Similar Worlds
Similar Worlds
Email
Password

iOrbix Profile of Catherine Saab

Si no te gusta mi perfil, ignóralo, es gratis.
Basic
Gender: Female
Age: 34   Birthday: Dec 4
Status: Divorced
Religion: Unitarian-Universalist
Education: In College
Contact
Location: South Africa
Social
Looking to: Flirt
Drinker: Yes
Smoker: Yes
Politics: Some other viewpoint
Interested in: Open Relationship
Children: I don't want kids
Appearance
Ethnicity: White/Caucasian, Mixed
Body Type: Thin
Hair Color: Auburn
Eye Color: Blue
Fashion: Designer
About Me
[center]··¤(`×[¤ Datos Personales ¤]×´)¤··


► Nombre Verdadero : Eva Pettersson

► Nueva identidad : Marina Chrisomalis viuda de Lafayette.

► Edad : 27 años.

► Fecha de nacimiento : 04 Diciembre [Fecha de nacimiento real] 10 de Junio [Nueva identidad]

► Estado civil: Viuda.

► Lugar de nacimiento : Sudáfrica.

► Peso : 49 Kg.

► Altura : 1.53 cm.

► Tipo de sangre : Desconocido.

► Ocupación : Ex Prostituta [Vive de lo que le dejó el negocio, pero a veces no se niega a hacerle favores a algunos viejos clientes fieles que tuvo en el pasado]
[/center]


[sep]


[center]··¤(`×[¤ Le gusta ¤]×´)¤··[/center]

La ropa de diseñador.

El perfume Chanel Nº5.

Chocolates.

El oro blanco y los cristales Swaroski.

Las compras.

Dormir hasta tarde.

Las sábanas de seda.

Fumar cigarrillos.

Café negro sin azúcar.
Interests
[center]··¤(`×[¤ Biografía ¤]×´)¤··[/center]

Nada se sabía acerca de aquella mujer llamada Eva, algunos decían que cansada de seguir en ese infierno de la prostitución decidió acabar con sus días ahorcándose en el lugar donde trabajaba; así lo atestiguaron viejas compañeras suyas cuando vieron en la que era su habitación el cuerpo de una mujer colgado en la viga del techo con el cuerpo terriblemente golpeado y la cara deformada. Pero una de ellas, la regenta, sabía que Eva había decidido marcharse de allí para poder rehacer su vida.

Pasó medio año hasta que la sección de sociales de un periódico publicó las fotos de un matrimonio que se había celebrado entre el maduro general Alain Lafayette y una desconocida jovencita llamada Marina Chrisomalis; aquel suceso fue el evento del año ya que al enlace de ellos dos fueron varias personas de las más altas esferas sociales. Nadie sabía de aquella muchacha de cabellos castaños largos, delgada, de facciones hermosas y comportamiento sumamente elegante ¿De dónde salió? Se preguntaban los amigos del hombre que la desposaba.

Para ellos dos no era un secreto, aquella refinada chiquilla era Eva, adoptando una nueva identidad y aquel varón era uno de sus más asiduos clientes y el más querido para ella, siempre recordaba con diversión que el general le regalaba cada vez que él venía a verla un diamante y así al cabo de dos años llegó a llenar un cofre que guardaba celosamente en caso él la traicionara. La relación entre ambos era cordial y cariñosa aparentemente ante los sirvientes de la mansión que llegaron a ocupar, pero, en realidad ella se casó con el hombre para poder tener un estatus que le estuvo prohibido desde que nació. Se regodeaba cada vez que uno de los colegas de su marido la llamaba "Dama" o "Señora". La relación entre ellos era el de prostituta y cliente, eso no había cambiado.

Pasado el tiempo aquella unión llegó a puntos álgidos en los que Alain, comenzó a golpear a Marina por negarse a veces a mantener relaciones sexuales; frustrada en aquel intento de matrimonio la joven reanudó su viejo oficio con los demás militares en su misma mansión como en una vez lo hizo su madre, cuando su marido se enteró de ello ya nada le importaba, comenzó a lucrar con ella ofreciendo las caricias sexuales de la muchacha a los altos mandos de la milicia. De pronto cesaron las visitas y de nueva cuenta retomarían su maltratado matrimonio sin resultados. Inclusive el maduro militar la hizo abortar hasta en tres oportunidades.

Ya harta de la situación decidió escaparse de aquella casa con una cantidad considerable de dinero, joyas y títulos de propiedad, sin embargo un suceso extraño acaeció sobre la mansión, mientras Marina preparaba todo para irse, su esposo aparecía muerto de dos balazos en el despacho. Todas las sospechas cayeron sobre ella ya que era la única persona que se encontraba en la mansión en esos instantes. Los pocos sirvientes que trabajaban allí habían salido a realizar algunas compras por órdenes explícitas de la joven mujer. Defendiéndose lo más que pudo negó tal versiones y pidió que la dejen irse, pero hasta la fecha afronta una pena con cárcel domiciliaria permitiendo sólo que salga a la calle a dar un paseo de una hora bajo estrecha vigilancia hasta que se esclarezca el caso de su marido asesinado.
Catherine Saab | Basic Info | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.