iOrbix
Email
Password
Comments
You don't have permission to comment on this profile.
51-53 of 53
 
[b][c=#330066]— Una gata bastante arisca. — [/c][/b] [c=#006600]Como un soliloquio, rodó sus ojos al estar decepcionado, más no sorprendido, por tan intrépida huida, sabía que no lograría contener su agilidad por su cuenta, no sin algo que pueda persuadirla y cosquillear la cognición humana era un don que se le daba bastante bien, así que daba la espalda mientras ordenó a dos de los matones que empezaran a guardar todo el tesoro para robarlo, posiblemente había más dinero que los dígitos de una calculadora no alcanzarían para sumar la cifra.

Fue a las cajas, no estaban lejos, allí tomaría un micrófono para expandir su voz a todo el interior del recinto, con los boquitoquis ordenó a los payasos ventilar la sustancia del gas de la risa por los ductos de ventilación aumentando la velocidad de propagación al encender los ventiladoras.[/c] [b][c=#330066]— Tic, toc. El tiempo corre, ladrona. Esperaría que puedas hacer algo por mí a cambio de una cantidad razonable del dinero de Gotham. —[/c][/b] [c=#006600]y algo había imaginado porque una pieza más de su lado en el ajedrez no caería mal, rió, esa macabra risa producto del trastorno por incontinencia afectiva, su voz se hace sentir nuevamente, relamió sus labios con cada palabrería sustentada[/c]: [b][c=#330066]— Pero si te niegas a cooperar, ten por seguro que me haré un abrigo con tu piel y tu sangre decorarán las máscaras sonrientes de mis tropas —[/c][/b] [c=#006600]Golpeó con su puño la mesa, incluso entre la élite criminal de Gotham habían disputas, conflictos y alianzas mayores que enfrentar al murciélago, sabía que incluso la muerte de ella podría darle un condimento interesante a su "relación tóxica", pero quería ver decaer su moral y actuar más allá del orgullo que podría tener esa anti-héroe. [/c][b][c=#330066]— Un minuto para ganar. Y buena suerte en tu decisión. No deseamos que el banco embargue su látigo. — [/c][/b]
 
 
[c=#006600]Poco más de la media noche en Gotham, el momento perfecto para salir a jugar con su noctámbulo preferido. Y una gran forma de llamar la atención de aquella rata voladora era mediante un show tan grande que pueda sumir a la ciudad en una gran conmoción, después de todo, aquel pintoresco personaje era especialista en crear traumas y cicatrices sociales.

Así fue como pasó, un gran atentado al banco central de la ciudad, el resguardo de la mayor reserva de dinero en efectivo y oro. Llevó consigo a su pandilla de payasos, que se encargaron de parte de la logística de su plan, había montado un perímetro, se silenciaron las voces de algunos don nadies que llevaron su autógrafo en el rostro, una sonrisa pintada con labial. Para tan importante ocasión vistió su traje morado preferido de sastrería barata, chaleco verde y una corbata naranja; con él algunos juguetes básicos: navajas, revólver con municiones, una flor que arroja ácido, gas de la risa y un botón que propina choques eléctricos, nada fuera de lo habitual para el príncipe payaso del crimen. ¿Qué posibilidad había de que en ese banco se encontrase a alguien más? Parecía nula, sus tropas le ayudaron a entrar, tras sedar a la guardia, su demás equipo se encargaba de anular la seguridad. [/c][b][c=#660066]— Bien, ¿cómo destruyes una ciudad? Jodiendo su sistema económico. Habrá protestas porque los ricos buscarán salvarse a costa de los pobres, ellos se alzaran y yo estaré ahí, alquilando balcón para el espectáculo que veremos. Este mundo debe arder y eso dibuja una sonrisa en mi rostro. — [/c][/b] [c=#006600]Comentó a uno de los tipos que le seguía usando una máscara de payaso de circo, lo mandó a otro menester mientras él se encargó de abrir la bóveda de seguridad, para sorpresa del trastornado sujeto, quien miró detenidamente cómo alguien estaba husmeando su botín de guerra.[/c] [b][c=#660066]—¡Vaya! Es de mala educación venir a una fiesta sin ser invitado, Catwoman. ¡¡Jajajaja!! Veremos si los felinos siempre caen de pie. — [/c][/b] [c=#006600]Dijo con esa risa frenética además de unos tics en su gesto y la desfigurada sonrisa que tenía, tronó su cuello y hombros mientras se acercó, no contó con que la ladrona con mayor reputación de la ciudad fuese la misma noche, pero esa clase de giros eran los que más gustaban en el psicópata.
[/c]

[c=#006600]Exhaló, con ambas manos a los costados como si fuese a darle un abrazo, pero se detiene a mitad de marcha, a los costados aquellas pilas de lingotes de oro, al fondo fajos incontables de billetes de la más alta denominación, miró arriba, ella había encontrado una ruta, por lo que habló a un pequeño micrófono a sus secuaces[/c][b][c=#330066] —Gente armada hasta los dientes en techo y escapes de aire y drenaje, hoy vamos a adoptar a una gatita. Por cierto, ¿tu amado vendrá? Siempre he querido saber del fetiche de dos personas que se creen animales ligando entre sí. Eso no vendría ni de todas las mentes quebradas de Arkham. —[/c][/b] [c=#006600]Juzgó mientras se quedó inmóvil, a la espera de su respuesta, tendría a su pequeño escuadrón y en su defecto, vendría la policía, para su acompañante no habría muchas opciones esa noche.[/c]

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/81/02/28/T-J-EhXcr28Bd-b.jpg][/center]
 
51-53 of 53
Sᴇʟɪɴᴀ Kчʟᴇ | Comments (Page 6) | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.