iOrbix
Email
Password
Comments
You don't have permission to comment on this profile.
31-40 of 55
 
[c=#006600]Golpeó dos veces la ventanilla cerrada para hacerle saber al chófer que podía arrancar; los vidrios de las ventanas eran polarizados, nadie se percataría quiénes estarían adentro. Finalmente se puso cómodo, sería un viaje de algunos minutos, estaba preparado por si ella deseaba no cooperar con su justa causa, pero sabía en el fondo que su curiosidad la haría ceder a tan simple petición que el psicótico hombre tendría para ella. Sacó entonces de una guantera una pequeña caja, al abrirla mostraba un espejo y maquillaje barato con el cual retocó el blanco sobre su quemada piel, de por sí sin melanina alguna por el ácido, y un labial para exagerar su sonrisa, casi literal de oreja a oreja. Cerró con fuerza esa tapa, mirándola a ella con una sonrisa y ojos abiertos de par en par, su rostro se inclinaba un tanto al hombro, imagen safada y perturbadora de él, quien empezó su retórica con ella.[/c] [b][c=#330066]—Beneficio número uno... No llenaré tu cuerpo de plomo al punto de que parezcas una coladera. —[/c][/b] [c=#006600]Intentó ser serio, pero se le escapó un minúsculo "jeje" de sus boca, lo simuló cubriendo con su mano y negando con su cabeza, respiró profundo para no permitir que su trastorno de incontinencia afectiva le gane en momento tan tenso, solo necesitaba convencerla por las buenas. [/c]

[b][c=#660066]—Pensaba que es momento de ponerte a prueba, la Legion of Doom está impaciente con tu rumbo desorientado. Yo intercedí para que no te mataran, así que me debes este favor. —[/c][/b]

[c=#006600]Podía ser cierto y, a la vez, podía ser un vil engaño, de él y sus socio todo podía esperarse; su ansiedad estaba a mil, le daba un cosquilleo indescriptible, su pie se movía dando pisadas constantes, tanta dicha no podía caber en su cuerpo.[/c] [b][c=#330066]— Sé la identidad de cierto pajarito. Si me ayudas con la identidad de los demás de esa odiosa familia, tal vez tú y lo que te alejó de las calles los últimos nueve meses puedan tener una vida privilegiada, ¿no te parece eso justo? —[/c][/b] [c=#006600]Era algo que no sabían los demás aún, se reserva toda esa gran noticia solo para él, mientras susurró en un soliloquio que probablemente podría ser escuchado para su acompañante[/c]. [b][c=#330066]—Se aproxima una guerra... Mí guerra. —[/c][/b]
 
 
— La liga de la justicia.


Había olvidado eso último. Era un ambicioso proyecto, algo que podría ayudar a toda una generación en la tierra. La lucha contra el mal. — Si, hablar con ellos ayudará a poner las "las cartas sobre la mesa".
 
 
— Espera.


Diana la miró con una sonrisita más extraña, era como si algo pasada en ese momento; Y así como lo pensó lo digo, no podía aguardar lo que sentía mucho. — ¿Por qué dejaste la delincuencia? — Cuestionó a la mujer, mientras evitaba que el ruido a su alrededor siguiera intentando distraerla.
 
 
Era una buena forma de empezar un nuevo recorrido y una nueva historia en la tierra. Diana siempre tenía la curiosidad a flote a pesar del tiempo de contacto ahí. — Cuéntame...¿Como ha estado la ciudad? — Le seguía, al paso que fuera necesario.
 
 
— Entonces, vayamos a algún lugar. ¿Quieres ser mi guía?
 
 
— El siempre es así. Y tal vez me reuna después, para ver si todo anda adecuadamente bien. Ahora, ¿Tienes tiempo de caminar? No reconozco la ciudad muy bien.
 
 
— Él es un buen sujeto, está hecho para el trabajo. Y ...bueno, he vuelto. La piel se me eriza, y pienso que podría ser algo malo. — Añadía, fijando la mirada en la contraria.
 
 
— ¡Si! Parece que las cosas empiezan a ponerse turbias por aquí. Dime ¿Que tal la vida?
 
 
— El crímen claramente volvió, perdón. Eso nunca desaparece... Gracias, Selina.
 
31-40 of 55
Sᴇʟɪɴᴀ Kчʟᴇ | Comments (Page 4) | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.