iOrbix
Email
Password
Comments
 
Send Comment
91-100 of 111
 
[c=#BF60BF][b]«[/b]...... -Olvidó por completo que ella había comentado primero- Tsk! eso no vale, pido otra oportunidad (??)[b]»[/b][/c]
 
 
Gracias por aceptar! nOn espero que nos llevemos bien y tengamos una buena historia de rol ~ meow
 
 
[c=#BF60BF][b]«[/b]Jho! El que comenta primero, empieza el juego (?)[b]»[/b][/c]
 
 
[code][center][c=#BF608F] ━ ღ' ¡Mi dulce, muy dulce hermano! [/c]
[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/00/64/69/44/---4QSMGyexh-b.gif]
[/center][/code]
 
 
[c=#BF60BF]R. Out:
Gracias por la solicitud. [/c]
 
 
Ooc: Muchas gracias,eres amable. Si ya somos dos que estamos seguros que nos vamos a llevar bien XD por donde vamos a llevar el rol?
 
 
[center][c=#608FBF]Gracias por añadir, es grato conocer a otros seres míticos o de descendencia divina, si bien seres del Norte.

Soy Thoth, el Escriba de los Dioses Egipcios.

Es un gusto. [/c]

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/35/13/64/Thoth-Djehuti-jfddgA8pr-b.jpg][/center]
 
 
La ráfaga que provocó la flecha al cortar el aire de un tajo frente a ella provocó que su bardeado flequillo se elevara; se mantuvo estoica observando con detenimiento la hoja caer, sabía que tarde o temprano algún ser saldría de aquella penumbra y tendría que enfrentarle, aunque no esperaba que fuese tan rápido.
Antes de que la hoja llegase al árido suelo que les rodeaba ahora ambos, dejó caer aquella bolsa de artefactos que tanto le aquejaban y un ágil movimiento desenvainó el primer artilugio que se encontraba el ápice de ésta, a sabiendas de que la mayoría de su contenido eran despojos de armas que habían visto su gloria atrás, no podía aventurarse a averiguar lo que sería encarar a semejante ser que de considerable distancia había acertado con tanta precisión.
Giró con avidez hacia el origen de la letal saeta y empuñó con brío lo que parecía ser el inicio de una espada, la cual se encontraba fracturada diagonalmente a la altura aproximada de la punta, al atisbar tal defecto no pudo evitar vociferar un bufido de frustración, de todos los trastos que cargaba en aquel saco tuvo que sacar el arma más inútil que podía cargar.

Tomó una vasta bocanada de aire y sin titubear ni un solo momento se mantuvo firme en su posición. [c=#802D56][b]—¡¿Quién eres tú!?.—[/b][/c] Bramó molesta, sus pulmones y su garganta ardían ante tal esfuerzo, pero el hecho de no verlo con claridad le provocaba una creciente intranquilidad, pues desprovista intermitentemente de su mejor vista por aquel parche que cubría su ojo izquierdo se creía en desventaja.

No pasó mucho hasta que la joven de cabellos púrpuras escuchase lo que parecía ser una extraña aclaración del ataque, barrió con su mirada el perímetro hasta que logró divisar con dificultad al propietario de aquella voz, al replantearse lo que había dicho un semblante pesado irrumpió en su faz, frunciendo el ceño de manera casi automática, sus comisuras labiales se vieron forzadas a desviarse en una exagerada mueca de molestia. [c=#802D56][b]—¡¿UN OSO?!.—[/b][/c] La furia era creciente en cada palabra que la joven profería, transitó por su mente el repertorio que podría expresarle a su adversario, pero fue mayor el pensamiento que le inundó la razón, por lo cual decidió apaciguar su humor y arqueando una de sus cejas le observó con detenimiento mientras descendía con cautela su diestra que empuñaba el intento de espada, atenta a cualquier movimiento amenazante. [c=#802D56][b]—Bueno ciertamente no creo que parezca un oso, ¿cómo puedes tener esa puntería si confundes a una dama con un oso?.—[/b][/c] Sarcásticamente respondió, esperaba no irritarle pues lo punico que deseaba era aligerar el ambiente, lo que menos anhelaba era comenzar una batalla en ese instante, tenía otras prioridades que encabezaban su lista.
Una ráfaga de viento levantó un torbellino de hojas que quedaron estancados en su purpúrea cabellera, la joven despotricó un par de maldiciones y lanzó un hondo suspiro intentando mantener aquellos niveles de cordialidad a la espera de aquel enigmático hombre con el arco.
 
 
Dominaba un dorado sol de otoño que bañaba con sus últimos rayos cada rincón del lugar, los árboles que cercaban el escabroso camino dejaban ver sus troncos desnudos mientras las hojas yacían secas y crujientes sobre sus raíces; las suaves brisas que le habían acompañado en su caminata habían sido cambiadas por fuertes ráfagas de viento gélido que golpeaban con ahínco cualquier superficie sólida que se encontrará a su alcance y aquel aroma a hierro que había inundado placenteramente su nariz había quedado varios pasos atrás; pronto el gran astro cedería dando paso a la oscuridad de la noche, albergándole no sólo a ella, sino a los innumerables seres que le encontrarían como una buena cena; había caminado durante todo el día desde las tierras del este , donde había entregado uno de sus cargamentos especiales para el gobernante que se erguía sobre la guerra que pronto se libraría, era su trabajo más antiguo, su pasión... Y prácticamente lo mejor que sabía hacer. Su oficio le había llevado a vivir las batallas que se habían librado a través de las eras, y su maldición de haber sido desterrada del inframundo había resultado ser su mayor privilegio, pues le había brindado la oportunidad de realizar estragos en el mundo humano y vivir para supervisar sus resultados.
Después de que los usuarios comprobaron la calidad de sus productos se dispuso a empacar aquellas armas que habían sido desechadas o en su defecto, las que no fueron compradas por el precio en que las ofrecía, así fue que las colocó en una bolsa sobre su espalda y se encaminó al norte, probaría suerte con algún nuevo comprador, sin embargo aquel camino se había vuelto tedioso y los vientos comenzaban a colmar su paciencia, pues al estar en plena temporada otoñal las hojas volaban frente y sobre ella, fastidiandole.
[c=#802D80][b] -Maldita naturaleza- [/b][/c] Masculló hastiada mientras continuaba su camino, apresuró el paso y observó con atención el lugar, intentando encontrar algún espacio donde resguardarse esa noche antes de llegar al norte.
 
 
Ooc:Gracias por aceptarme, solo espero llevemos súper bien.
 
91-100 of 111
Ásarr Rhage | Comments (Page 10) | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.