iOrbix
Email
Password
Comments
 
Send Comment
1-3 of 3
1
 
[code]Observar el mundo humano de manera furtiva desde alguna parte, se había ido convirtiendo en uno de sus pasatiempos favoritos. Incluso, mientras llevaba un café de olla entre las manos y lo bebía para aplacar un poco el helado frío de la mañana que lograba sentirse en la punta de su templo, observar sus rutinas, los viajes y el despertar de su gente se convertía día a día en un verdadero deleite. Y aun así, no importando el paisaje que a sus ojos era hermoso, su deber fue primero.

Salio a su encuentro. Era una mañana clara a finales de verano, los vientos fríos se cruzaban con los cálidos que aun quedaban, un viento vivaz agitaba los arbustos, haciendo rodar las hojas como niños empujados de repente a escena, debatiendo la importancia entre los nervios y su propia existencia. Faltaba algún tiempo para las fiestas que verían su regreso "oficial" al mundo humano, nada seria mejor que el día de muertos para que la deidad resurgiera. Y aun con ello, debía asegurarse que el resto del mundo fuese seguro para ello.

Así fue que se dio a la tarea, visitaría a aquellas deidades cuyas presencias había detectado. Asgard seria su primera parada, era un lugar frió y casi contrario a lo que acostumbraba; Una gran serpiente esmeralda cubierta de las plumas mas hermosas y coloridas jamas vistas fue avistada al sur del Valhalla. Sembraba terror en algunos pobladores, mientras que a otros lograba cautivarlos por aquella gama de color, mas de 20 metros de largo podían infundir dichas emociones fácilmente en cualquiera. [b][i][c=#336600]"Estos hombres... Necesitan sol"[/c][/i][/b] Nublo su mente aquel cómico pensamiento, su pueblo le habría recibido con una fiesta y jubilo sin importar la época, no con confusión y caos. Quetzalcóatl conocía muchas cosas, pero olvidaba otras, y olvido, en el peor momento, que Asgard era un pueblo guerrero.

Alzo su cuerpo al notar que algunos habitantes ya portaban armas para su defensa, no temía a lo que intentaran, pero no les facilitaría un ataque directo. Su voz como rugido se hicieron presentes. Sonoro y potente, causo los primeros gritos del poblado. Esperaba que con aquello, desistieran y se apartaran de su camino. [/code]
 
 
[i][c=#608FBF]Siempre tendré la gran nobleza de la cordialidad con la suprema divinidades, como usted, Dios Odín, a demás en esta nueva era, carece de la cordialidad eso se a perdido en la nueva era, de la humanidad. A demás cuento con usted para que eduqué a los seres humanos. A demás extrañaba platicar a si a gusto con deidades suprema que lo es usted Dios Odín.[/c][/i]
 
 
[i][c=#608FBF]Muy buenas noches, dios Odín en un gran privilegio, que allá despertado una gran deidad, como usted en este nuevo inicio de la nueva, vida y claro espero que pronto platiquemos, sea usted bienvenido a mi templo.[/c][/i]
 
1-3 of 3
1
Óðinn Æˢⁱʳ'ˢ ᴸᵉᵃᵈᵉʳ | Comments | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.