iOrbix
Email
Password
Comments
You don't have permission to comment on this profile.
1-10 of 38
 
-Se puso de cuclillas para después sentarse sobre el verde prado, escuchaba a Kore con mucha atención y sorprendido con su elocuencia se echó a reír y no era común en el que las cosas o los dioses le causarán aquella emoción. Se quedó mudo por unos segundos al momento en que Kore le colocó la corona de flores, simplemente le dedico una sonrisa y le agradeció con un gesto-

[b]Tienes razón Kore, tengo el peor gusto del universo mira que fiarme en Afrodita me ha costado ser el hazmerreír del Olimpo.No se que vayas a pensar de mi Kore
[/b]

-Se acomodo la corona recién hecha que estaba un poco chueca en su cabeza mientras encontraba las palabras para contarle a la diosa lo sucedido. Suspiro molesto-

[b]Afrodita me ha estado engañando con Ares y tome cartas en el asunto, por si llegarás a escuchar algo quiero que sea de mi.
[/b]
 
 
Tú siempre ocupas mi primer lugar —le mueve la cola— (?)
 
 
[code]– Estás obligada a ambas fechas (?)
[/code]
[center][image=https://66.media.tumblr.com/14064b7477f6b6825879aede15aed402/dc94a6b9bac7c4ad-b4/s640x960/7e3b6f8190b5eb0a0943ca117e1d8c7145c1be13.jpg][/center]
 
 
[center][image=https://66.media.tumblr.com/6af9abf1d0c9f4db8c21c5731539ad37/tumblr_ns44llZXNS1uaqr2mo2_500.gif]

El heraldo y mensajero personal de Zeus, Rey de los Dioses, y también el guía de los muertos que conduce a las almas al inframundo iba de aquí para allá entre mundos y distintos reinos, Hermes había visto muchas cosas y uno de sus reinos favoritos era el mundo mortal, donde se encontraba la encantadora Kore junto con su madre Deméter.

Hermes siendo uno de los pocos dioses que convivían con mortales, se había acostumbrado a que alabaran ante su presencia, los humanos eran entretenidos y se le ocurrió raptar un rato a la diosa de la primavera para una aventura[b]— ¡KORE, KORE! —[/b] gritó mientras sobrevolaba los verdes prados buscando señales de la diosa.[/center]
 
 
-Era extraño el efecto que Kore causaba en los dioses incluyendo a Hefesto, de repente sentía una sensación de felicidad mezclada con melancolía. La pequeña diosa estaba muy alejada de las perversiones del Olimpo lo cual Hefesto consideraba bueno en cierta medida, pero también era cierto que Demeter la mantenía dentro de una burbuja y temía que cuando explotará, Kore estuviera en peligro. El dios sentía una necesidad de cuidar de ella.

Miró de un lado al otro por si había fisgones. Nada, todo estaba libre. Se recargo sobre el tronco del árbol, relajado cruzado de brazos y dedicándole una sonrisa a la diosa de la primavera-

[b]Vengo a verte a ti, ¿sabes que es de mala educación ir a mi taller y no saludar?
[/b]
 
 
- Cumplía sus obligaciones a la perfección y se sentía orgulloso de su trabajo, era tratado con respeto por las deidades a las que forjaba sus armas e instrumentos. Cuando se encontraba en su trabajo era la única ocasión que se sentía respetado, deseaba que pudiera quedarse con esa sensación todo el tiempo.

A pesar de residir en el Olimpo junto a los demás dioses, Hefesto siempre había sido tratado con cierto recelo por algunas deidades, especialmente por su esposa Afrodita. En los rincones se escuchaban susurros que pronto fueron convirtiéndose en gritos. Las infidelidades de su esposa eran conocidas por todos hasta por Hefesto, quien decidía no hacer caso hasta que un día la humillación fue demasiada para soportar.

[image=https://66.media.tumblr.com/b684795225e9ed8e295ae1a46acea1ef/tumblr_pw5nabYdSQ1qij426o2_500.jpg]

Había una diosa en particular que era libre de vanidad y egoísmo y llena de una belleza que podía apreciarse a los ojos de los demás y cualquiera que estuviera a su lado. Kore, la diosa de la primavera traía calma al fuego que dominaba a Hefesto, al dios le gustaba visitarla en sus jardines aunque tuviera que cuidarse de Deméter. -

[b]Psst Kore.[/b]
 
 
-Después de que dijo las palabras mágicas, Hefesto prosiguió haciendo una reverencia burlesca-

[center][image=https://66.media.tumblr.com/26e4dcd547724ee2a8ba4a9ccdb21fc9/tumblr_mf4pujSnWt1rohuy3o7_r1_250.gif]
[/center]
¿Cómo yo quiera dijiste? -se acerco con intimidad a la diosa y acariciando su rostro paso a sus labios, donde planto un suave pero firme beso-

¿Puedo llamarte mia?
 
 
Mi preciosa Persephone, no me culpes por querer llamarte de esa manera te queda bien el título
 
 
Nada que tenga que ver contigo podría molestarme, mi Reina.
 
1-10 of 38
Persephone ࿐ | Comments | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.