iOrbix
Email
Password
Comments
You don't have permission to comment on this profile.
1-10 of 23
 
Se que soy un mortal y que los dioses no deben relacionarse tanto con éstos, pero queria que aprecio cómo cuida los hogares de mi gente y nos vigila para asegurar nuestro bienestar ^^
 
 
[code]– ¡Mi Hestia! La más importante para la primera fecha. ¡Te esperamos! <3
[/code]
[center][image=https://66.media.tumblr.com/14064b7477f6b6825879aede15aed402/dc94a6b9bac7c4ad-b4/s640x960/7e3b6f8190b5eb0a0943ca117e1d8c7145c1be13.jpg][/center]
 
 
[code]— [b]Lo sé, querida Hestia. De hecho admiro lo que eres y haces. Eres una mujer completa a pesar de no tener a alguien a tu lado, aunque, para ser honesta me gustaría verte enamorada. [/b]— dijo con un tono penoso. —[b] sé que diste un voto de castidad hace tiempo.. pero no lo sé, el amor es hermoso.. [/b]— soltó un suspiro al pensar en su amado pero al escuchar la palabra "tzatziki" movió su cabeza rápidamente para prestar atención a sus palabras.

Asintió con su cabeza a cada indicación y palabra que decía su maestra pues a pesar de que era mucha información y procesos, Melínoe estaba acostumbrada a tener muchos trabajos a la vez al igual que recopilar y memorizar muchos datos pues ser pupila de Hecate tampoco era cosa sencilla a pesar que ésta siempre reconocía que la joven princesa era alguien con mucha voluntad e inteligencia para alguien de su edad. Melínoe amaba aprender y pasar horas estudiando y experimentando.

[b]No[/b] — negó Melínoe ante la pregunta de Hestia. — [b]No has ido rápido, he entendido todo[/b] — dijo con una sonrisa en su rostro — [b]sólo que.. tendrás que mostrarme algunas cosas. Realmente no paso tiempo en la cocina del Inframundo. Siempre soy yo, mi magia, fantasmas y Charon.[/b] — comentó mientras tomaba el pepino llevándolo a la tarja para lavarlo. Posteriormente regresó a la barra colocándolo encima de una tabla de madera, tomó el pelador para quitarle la cascara/piel del mismo. Finalmente, tomó el rayador dejando caer los trozos en un molde puesto a lado de la tabla de madera.[b] ¿Debería hacer algo más? [/b]— preguntó observando el molde. — [b]No es tan complicado, creo yo. Siempre utilizo matraces y diferentes porciones de "cosas" para las pociones. Me imagino debe ser lo mismo en la cocina.[/b] [/b][/code]
 
 
[code]– Sonrió con los comentarios de Hestia – [b]Definitivamente, y no te preocupes que tengo una buena corazonada. Espero todo salga bien. [/b] – Terminó de pintar el área de trabajo.

– Se sonrojó al escuchar el nombre de su amado asintiendo con la cabeza – [b]Sí, es él... [/b]– Se queda pensando unos segundos ante su pregunta –[b] Le gusta todo lo que provenga de mí... eso cuenta como comida favorita?[/b] [/code]
 
 
[code]– Limpiaba el polvo de su mandil, el cual había tomado del sótano del Palacio en el Inframundo mientras escuchaba atenta y emocionada las palabras de la Diosa de la Cocina y el Hogar. – [b]Personalidad en lo que haces[/b] – Repitió para ella grabando las palabras en su memoria. Tomó el trapo que le ofreció comenzando a limpiar la barra enfrente de ellas – [b]Lo necesario para un día de picnic, eso me gustaría aprender.[/b] – Dijo mientras pasaba el trapo por las orillas de la barra y la superficie de su lado – [b]Justo cuando terminé la guerra, será mi primera cita. [/b]– Pronunció con un tono risueño y amoroso. –[/code]
 
 
[code]– ¡Super lista! – dijó acomodando su mandil. [/code]
 
 
No he hecho absolutamente nada, Hestia. Son esos dioses que siguen creyéndose más poderosos que todos.
 
 
Bestia. Hestia. Jajaja.
 
 
[code]─ Siguió sus pasos con cuidado para no tropezarse, porque a pesar de ser dama de la reina y "saber caminar" la torpeza en Poppy era algo normal.

No tienes porque agradecerme, Gia, ¿[b][c=#BF6060]Qué es lo que pasa? [/c][/b]─ preguntó preocupada, pues no sabía el grado de lo que le iba a contar. Se alejaron del resto y eso significaba algo importante. Al ver que Gia se acostó sobre el paso, ella se sentó a su lado, no se iba a acostar porque deseaba escuchar detenidamente lo que ella dijera.

Poppy se sobresaltó al escuchar las palabras de su amiga. Los libros eran sagrados para las hadas, algunos guardaban la información de como se crearon, de su corte y del amuleto que todos hablaban. [b][c=#BF6060]¿De verdad están desapareciendo? ¿Ninguno importante, cierto?[/c][/b] Preguntó un poco alarmada, sí desaparecía uno con información confidencial sus sospechas contra Erin serían mayores.

[b][c=#BF6060]He sospechado de ella porque el otro día la escuche hablar de la corte Unseliee y la he seguido varias noches por el bosque prohibido como si fuera con ellos... [/c][/b]─ miró a Gia preocupada. [b][c=#BF6060]No sé que pueda estar tramando, sí es un espía y si la reina corre peligro, ya vez que a ella la encontraron... ─ Suspiró Poppy.[b][c=#BF6060] Aún no tengo pruebas para poder afirmarlo.[/c][/b] [/c][/b]
[/code]
 
 
[code]Aredhel poseía una maldición desde su nacimiento gracias a sus padres. En los tiempos de seres mágicos, estaba prohibido concebir con otros miembros porque las "criaturas" resultado de estas cruzas podrían ser peligrosas para dicho mundo. Los seres con un rango alto de cada especie, llegaron a un acuerdo de otorgar maldiciones a aquellas todas criaturas, se dieron cuenta que muchos no obedecían dicha regla. Al ser hija de un miembro de la parte unseelie y de una bruja del mar, recibió una maldición. El canto de Aredhel estaba maldito, puede matar a cualquier criatura; sea mágica, animal, sobrenatural o humana. Quería conocer más acerca de esta maldición, si había algún modo de destruirla pero solamente tendría acceso a esta información en la biblioteca de la Seelie Court.

Llegó a donde habitaban las Seelies. Vio a muchas hadas hermosas, y hermosos por supuesto. Cada uno de ellos brillaba por si mismos a su manera. Al ser hija de un unseelie, podría camuflajearse gracias a su belleza. Comenzó a notar varios cotilleos a su alrededor, las seelies la veían sorprendid@s y confundid@s. ¡Genial! Ahora será más dificil llegar a la biblioteca. ¿Por queé se dieron cuenta? ¡Claro! Su cabello estaba empadado y en sus piernas, podían notarse unas cuantas escamas color naranja; además de que iba descalza y con poca ropa. A decir verdad, no llevaba ropa.

Una voz angelical se dirigió directamente hacia ella, sorprendida y algo atemorizada, dio un brinco pequeño, logrando voltearse a la persona que le hizo una pregunta.

[c=#2D8080]– Emm, sí, sí lo soy... Sé que no tengo cola, o al menos en este momento pero lo soy. Disculpa, ¿así de entrometidas son todas las seelies?[/c]

[/code]

[image=https://media.giphy.com/media/i1VVaLWYvkK1W/giphy.gif]
 
1-10 of 23
Gianna Fernsby | Comments | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.