iOrbix
iOrbix will be Migrating to Similar Worlds
Similar Worlds
Email
Password
Comments
You don't have permission to comment on this profile.
1-10 of 70
 
Mientras tanto, en la parte de afuera, Shu, el compañero de Lie, había tenido que tenderse entre los escombros para poder atinar un disparo directo a los tobillos de un sujeto que se erguía con un chaleco al pecho frente al edificio, el masculino logró descifrar lo que tenía tatuado en los brazos en un ruso viejo. Se trataba de un pedazo del mapa del museo, del mismo que les habían dado a estudiar a él y la chica, todo para tener en mente las posibles salidas y puntos vulnerables del recinto. Así, el cuerpo cayó a un costado y de un balazo en la cabeza le mató. — Afuera está despejado, el escuadrón antibombas viene en camino para registrar, voy a entrar.

No.— Dijo tajante, porque de fallar ella, entonces tendría que entrar él. Todo pasó muy rápido adentro, en la exposición, la chica se encogió tras una columna y por un minuto contuvo la respiración mientras detallaba todo al alcance de su ángulo de visión, las balas contra la pared, detrás de ella y los hilos de sangre que brincaron por ahí. Fue así que apretó los ojos y recuperando el aliento, con un palpitar violento en el pecho, se puso boca abajo, aún cubierta con el pilar y sosteniendo el arma con la derecha y la mano izquierda de apoyo. Tenía tres saltos para salir y un cartucho de balas para defenderse. Enfocaba los pies de los rusos siendo la piedra su indicador.

El tiempo se detuvo parcialmente, cada nervio que compone su cuerpo se entumeció impidiendo el movimiento tembloroso de sus muñecas cuando estaba nerviosa, las pupilas se le dilataron y estuvo segura, por un momento, de que el corazón se detuvo ante la explosión del cañón al liberal el metal y aquél aroma a pólvora le impregnó las fosas nasales, la roca golpeó la cabeza del ruso justo al mismo tiempo que la bala rompía el aire al atravesarle la cabeza, recargó y volvió jalar el gatillo una segunda vez, pero la tercera se detuvo ante una nueva ráfaga de balas, un par le atravesaron el hombro.

Cuando la última bala chocó contra el cemento, Lie se alzó de golpe para volver a disparar, atinando a la rodilla del sujeto, tomó entre sus manos el guante y se evaporó apareciendo tras el chico de las gafas para volver a evaporarse y aparecer a dentro de la van, habiendo sido escupidos bruscamente contra algunos de los aparatos que usaban en misiones, donde Shu los esperaba. Lie le entregó la caja a su compañero y se tendió en el suelo con una mano sobre la herida. — Una piedra, nos salvó una maldita piedra... tanto años, desperdicié mi vida, una piedra, le debo la vida a un sujeto que usó una piedra para salvarnos.

Decía al aire, Lie solía ser una persona demasiado ruda y ajena a lo que su edad dictaba como "común", no tenía amigos, ni pretendía hacerlo, además de que solía ser orgullosa y enojona, estaba conmocionada, porque solía dividir las tareas cuando trabajaba con su compañero, pero ese día, todo era un golpe de suerte muy bien calculado y no podía con ello.
 
 
[b]Ooc:[/b] Disculpa la demora. Sobre el data, la verdad me gusta mucho la vista que tiene, es simple y cero saturada, ya quiero ver qué le cambiarás. Bueno, me atreveré a mandar el starter, sinceramente todo lo que mencionaste me parece increíble jaja así que, lo podemos utilizar a lo largo de la historia.
[sep]

El museo nacional de Tokio exhibía piezas de jade y otros materiales preciosos, ella iba como civil para custodiar una de las reliquias que la orden prestaba a la cúpula de mayor poder político en el país nipón, unos guantes fabricados por allá de 1500 por una mujer experta en la alquimia y brujería, logrado tenía la mezcla entre algodón y jade, la primera en realizar una hazaña tan femenina como aquella, pasó entonces a la historia, casi como Einstein y otros científicos de una era más temprana y preparada para aquél tipo de avances, tras ser asesinada en la hoguera al mudarse a Europa en busca de mayor conocimiento. El fundador de la orden era su amigo y por lo tanto, el único que heredó todas sus creaciones, entre ellas, los primeros guantes de ese tipo.

Paseaba entre la multitud mientras mantenía una charla en voz baja con Shu, su compañero, quien monitoreaba el recinto desde una van estacionada al otro lado de la acera; en un parque cercano los turistas adquirían recuerdos y alimentos en puestos mientras se ofertaban grandes cantidades de sake y alentaban a los estadounidenses a probar su valentía con unos cuantos tragos. El día estaba repleto de celebración y cultura, Lie no apreciaba.

¿Cuándo piensas tener hijos? ¿Sabes que no hay un contrato que te obligue a dedicar toda tu vida a la orden, verdad?—Le dijo Shu mientras comía un par de banderillas de pulpo, la chica no pudo evitar ponerse colorada, una relación amorosa era lo que menos pasaba por su mente, igualmente el tener hijos, de hecho, en algún punto pensó en quitarse la matriz.

¿Y cuándo consideras tú dedicarte a tu esposa? Creo que merece más atención, es fin de semana y estás aquí conmigo, en servicio, pudiste haberla traído y disfrutar. — Contestó tajantemente y cuando estuvo a punto de continuar y decir más, se detuvo, una explosión a las afueras, en el parque, le alertó de pronto. La seguridad del recinto se desplegó, los gritos y el movimiento de la multitud la distrajo un momento antes de correr hacia el aparador de los guantes, sacar el arma del cinturón y mantenerse al tanto de todo aquél que corría de un lado al otro, esos guantes eran su vida en ese preciso momento.— Reporte.

Dos explosiones en el parque, están desalojando y a los visitantes del museo también.— Entonces las sirenas llenaron la calle y una tercera explosión siguió, ésta vez en el museo, en la segunda planta, a escasos centímetros de Lie cayeron los escombros.
 
 
[b]OOC:[/b] Aloh, primero que nada, gracias por aceptarme, segundo, ¡Tu perfil está hermoso! Tercero ¿Qué te gustaría rolear? Me acoplo a todo.
 
 
— ¡No! Te golpee. (?)
 
 
- Le pega.- (?)
 
 
[i][center]Ni me lo digas dos veces, te haré el mejor baile del mundo, así como te gusta -guiño, guiño.- Ya tengo mi coreografía y todo, vas a ver, vas a ver. . . {?} [c=#BF608F]♡[/c][/center][/i]

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/63/52/02/A--9hiSCKMSd-b.gif][/center]
 
 
[i][center]¡Aw! ♡ Y recuerda sacar tus mejores pasos de baile que yo te seguiré. . u/ú {?}[/center][/i]

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/62/39/30/A--E0KVeTz5b-b.gif][/center]
 
 
https://youtu.be/qFLhGq0060w
 
 
[center][i]¡Ay no, no! . . E-En ese caso resistiré u ú -c le pega como chicle.- Y aprovecho para recordarte que me debes canciones y amor. {?}[/i][/center]

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/61/04/58/A--YipPJ2MrW-b.gif][/center]
 
 
[i][center]¡Ah! ♡ T-Tú siempre tan asdfghjk. Por tu culpa se me va a salir el corazón del pecho, u/u no sé si alcance a llegar hasta la cama. {?}
[/center][/i]
[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/59/68/32/A--J9f4XCsWJ-b.gif][/center]
 
1-10 of 70
ジョ 一カ一 | Comments | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.