iOrbix
Email
Password
Comments
You don't have permission to comment on this profile.
1-10 of 19
 
I'm here♡
 
 
*Los días pasaron sin tregua. Para la mujer de brillante melena pasaron sin preocupación alguna por aquel joven del hospital. Lo presentía... no... estaba segura que pronto le acercaría una nueva adquisición para su colección de almas pero por el momento, no lo buscaría, dejaría que creyera que se trató todo el tiempo de una ilusión hasta que el momento llegara. *
 
 
Quien me iba seguir papa?

•-• te miro confundida y me acerco a tu me acuesto a tu lado y depósito un beso tu mejilla , tomo ti mano y te miro de nuevo •-•. No te dejaré no me iré aquí me quedaré hasta que salgas conmigo de la mano y vayamos a casa
•-•Al decirlo me sale una lagrima y la limpio ames de que me veas •-•
 
 
suspiró cansada ante el insistente afán del varón de ignorarla. Simplemente se levantó de su lugar y se dio la vuelta para dejarlo ahí. Ya lo encontrarían las enfermeras por la mañana, cuando el cadáver estuviese frío y sin vida. —Bye... —Musitó la pelirroja con indiferencia, alejándose por el pasillo así como apareció. Esa noche tendría otras presas que perseguir y este, seguramente que le llamaría cuando por fin decidiera aceptar su palabra, ya fuera vivo o muerto —Todos al final ceden... —musitó ella con una sonrisa de suficiencia en los labios, antes de extender las alas y batirlas y desaparecer en la oscuridad, como quien hubiera cruzado una puerta a otro mundo.
 
 
—"¿Quien eres?" —Repitió ella y no pudo evitar soltar un suave suspiro cargado de descontento y decepción. Había puesto sus ojos en el chico desde hacía varias horas atrás, cuando era atacado, apuñalado y dejado por muerto—¿En serio? Estás a punto de morir en un desolado hospital, te ofrezco una opción para salir de aquí y me preguntas "¿Quien eres?" —caminó lentamente hacia a él, y se inclinó un poco apenas estuvo a un par de metros de él —cariño... seguro pudiste pensar en una pregunta menos cliché en esta penosa situación... —colocó su diestra en el hombro izquierdo del chico y al instante el podría notar que el dolor había desaparecido, pero en un bizarro cuadro, podía ver aun las heridas sangrar y los puntos abrirse en su piel—yo soy quien tu decidas que quiera... tu salvación... o tu peor pesadilla.—
 
 
-¡Carajo!-murmuró el joven mientras corría con su arma en la mano detrás el muchacho. A este paso iba a acabar matándolo él mismo. No es que le importara pero antes de hacerlo quería respuestas, necesitaba saber quién se atrevía a matar en su territorio y sobre todo por qué.

-¿Qué diablos?, detente.-logró alcanzarlo y lo tomó por el brazo para detenerlo. Llamó a su chofer que se acercó con la camioneta, subieron y salió a toda velocidad del lugar.

-¿Quién quiere matarte y por qué en mi territorio?
 
 
Denada

•|| te sonrio al verte más relajado me acerco a ti y beso tu mejilla tomando tu mano •||

Como te sientes papi
No te dejar el solo •|| te sonrio diciendo •||
 
 
No lo haré papi

•-• Antes de que salga me doy cuenta que tú sucede y te sostengo en mis brazos mientras pido , lo que me pides •-•
Tiene analgasicos mi papá los necesita ahora
•-• lo dije asomándome hablándole alguien que pasaba por el pasillo•-•
 
 
Solo el eco de su voz se escucharía en respuesta. una lámpara titilaba al fondo del pasillo de aquel solitario pabellón. —Es interesante como la necedad se vuelve factor cuando te quieres morir y no puedes... — Pronunció la voz de una mujer que retumbaba por los pasillos y cuya silueta no estaría presente en ese lugar. —Tienes una, dos, tres oportunidades y aún así... insistes en desperdiciarlas... —Lentamente, se podrían escuchar las pisadas de unos finos zapatos de tacón contra el pulido piso —Quizás ya estás muerto y solo estás esperando a tu juicio... o quizás aún estés en coma... —La silueta de una mujer de unos 1.65 mts de estatura, estilizada y delicada cuyas facciones eran difíciles de distinguir a causa de la oscuridad, se detuvo a un par de metros del desorientado paciente —pero yo puedo cambiar tu destino... solo debes decidir... —
 
 
Me abandonas (?) ...
 
1-10 of 19
Joseph Allen | Comments | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.