iOrbix
Email
Password
Comments
 
Send Comment
1-10 of 10
1
 
Yo quiero todos sus abrazos (?) hummpt
 
 
*Él con sus cosas a la antigua, tomó su brazo sintiendo un poco de extrañeza en su ser, ya que los tipos con los que se relacionaban si bien o querian darle un golpe en la cara o querian follar con ella, pero el vaquero era diferente. Siempre lo fue, que ella lo dejara pasar o que no tomara importancia a eso había sido diferente, porque justamente le hacía sentir cosas que nunca sintió. * Y lo aprecio, la próxima vez invitaré yo, ¿Te parece?. *Ciertamente Sam no consideraba a Darius como un ligue, ya que le respetaba y eran contadas las personas a las que la rubia les daba semejante confianza. Pero le intriga, con sus costumbres antiguas y esa forma de hablar, pero tampoco espera entrometerse.* Si sabes llegar al lugar?... cierto?..
 
 
— [c=#660000]Perdonadme... Pero he de informarle a Usted que se halla equivocado según mi disco duro.[/c]— acercó un dedo y lo golpeó contra un lado de la cabeza de manera brusca.

Mantuvo los ojos abiertos como platos. En ningún momento pestañeó para hacerlo.

— [c=#660000]Señor Santana. Usted ha sido relegado de su puesto y metido en el proyecto MLTN para encontrar la raíz de su inestabilidad. Sus índices de estrés y déficit de Dopamina y Serotonina son demasiado altos para considerarlo ''sano''. Melatonina cumplirá la función de tratarlo hasta que haga una secreción de las hormonas regularmente. Pero Melatonina necesita...[/c] — ella misma se acarició sus propias manos. — [c=#660000]Saber cuáles son sus sentimientos ahora mismo... Qué le hace no dormir...[/c]

[center][image=https://66.media.tumblr.com/277e32ca96059cf1f04ef347d4f8d2e3/tumblr_p5y8864G4t1wji6xto2_250.gif][/center]

— [c=#660000]¿Tiene el Señor Santana el placer de acompañar a Melatonina por estos lares?[/c] — dio unos pocos pasos.

Caminó mecánicamente. No estaba disponible para imitar el paso humano.

— [c=#660000]Ah... Quien sabe de dolor, todo lo sabe.[/c]
 
 
No dude de tu palabra vaquero. *Respondio con una sonrisa amplia en sus labios, vestía pantalones (? Para no inquietar al contrario. Así como una blusa más cubierta y su típica chamarra negra.* Yo nací lista (?
 
 
[center][quote]''Es débil porque no ha dudado bastante y ha querido llegar a conclusiones.''
— Miguel de Unamuno.[/quote][/center]

[b]La realidad y el sueño son antítesis por naturaleza; la primera es cazadora y el segundo presa. La naturaleza de la verdad es cruel como un lobo feroz y la de la mentira, la que sueña con días pasados para aliviar el dolor, un animal moribundo indefenso que se esconde de los otros. Espera a morir en soledad antes que sufrir por las garras de esa bestia. Siempre que se encararan, una desgarraría las carnes de la contraria y condenaría al que se halle en el corazón de la fantasía.[/b]

[b]Cuando es siempre, [c=#E50000]es siempre[/c]. Un tema así es considerado subjetivo, mas acababa por ser objetivo debido a que el hombre sufre. El humano constantemente huye cuán prófugo de la realidad; su naturaleza fantasiosa ha definido su propia historia. Tantas muertes dentro de comunidades vienen de una fantasía utópica que buscaba anular a la cruel verdad, impasible ante el dolor de seres condenados por el regalo del raciocinio.[/b]

[sep]

[center][code][c=#660000]Despertando. Aplicación de la terapia al sujeto SANTANA.[/c][/code][/center]

Reposó sobre un asiento de piedra, decorado por musgo y plantas falsas. MLTN fue creada con el propósito de imitar lo más posible a un ser humano a través de gestos adorables, que despertaran la curiosidad. Estar allí apagada como si durmiera fue un ejemplo.

La sala donde se encuentra está diseñada para simular un paisaje cerrado, cuyos elementos naturales puedan relajar al paciente. Brindarlo a un falso paraíso para hacer más efectivas las pautas del protocolo a tratar. Una cabaña antigua rodeada por campos de lirios blancos, acompañados de animales ocultos entre los hierbajos como conejos; hologramas en realidad que cada ciertos intervalos de tiempo reaparecían para hacer lo mismo una y otra vez.

— [c=#660000]Ah...[/c] — se encendió.

Al activarse, su carcasa externa suelta siempre un suspiro largo para simular ''despertarse''. Estuvo quieta hasta que detectara la desaparición de melatonina por parte del sujeto. Tenía implantado desde unas horas, en su nuca, una clase de fragmentos de hierro. Estos analizan la actividad cerebral y toda información la recibe ella para saber qué hacer.

Esperó unos pocos segundos y en un brinco se levantó. Abrió tanto los ojos que dio miedo.

[center][image=https://img.fireden.net/v/image/1452/82/1452827038096.gif][/center]

— [c=#660000]Buenos días, señor Santana.[/c]

Su voz es femenina, mas forzosa al punto de parecer andrógina, familiar; a su vez, el tono que utilizó para decir 4 palabras es el más dulce que uno puede escuchar.

— [c=#660000]MLTN se encargará de usted, señor Santana. MLTN quiere decir ''Melatonina''. La melatonina o N-acetil-5-metoxitriptamina es una hormona encontrada en seres humanos, animales, plantas, hongos y bacterias, así como en algunas algas; en concentraciones que varían de acuerdo al ciclo diurno/nocturno. La melatonina es sintetizada a partir del aminoácido esencial triptófano. Está compuesta químicamente por 13 átomos de carbono, 16 átomos de hidrógeno, 2 átomos de nitrógeno y 2 átomos de oxígeno.[/c] — habla tan dulce que no suena pesada.

Los rasgos de su rostro son únicos. Chocan en ellos la impresión tétrica y también la bella; de lo extraño nace su beldad. Aquellos que la diseñaron no pensaron en cómo modelar algo nuevo, ya tomaron una cara. Las manos de los desarrolladores podrían ser consideradas milagrosas si parecía una copia perfecta en cada mínimo trazo, a exceptuar de que carecía aquello que la afeaba: las cicatrices.

El cuerpo desproporcionado brindaba belleza a su manera. Mide 2 metros y unos pocos centímetros. El vestido de muñeca ayudó a endulzar su imagen, mas aquel que fuera quisquilloso y quisiera imaginarla más allá de sus telas sentiría escalofríos.

Entre ella y la persona que utilizaron de referente para modelarla, el cuerpo fue la única discrepancia. El resto fue una réplica exacta, hasta la voz. Podía sonar diferente al tomar otro tono y, sin embargo, era la misma.

— [c=#660000]Señor Santana. ¿Sabe por qué está aquí?[/c] — no varió ni en un milímetro de su posición.

Postura erguida, manos unidas y posición femenina, sumisa. Lo mira calmada, sosegada; no roza el límite entre dulzura o seriedad.
 
 
—Lo normal, me supongo. ¿O usted cree que es demasiado? ..—
Ladeo el rostro por el comentario del mayor, luego vio el milagro del fuego. Ese tipo de cosas simples podían captar su atención durante varios minutos hasta que salió de su ensoñación con la misma llama que se apagó casi al instante.
No tardó en ofrecerle un tabaco, un tanto más pequeño que el que estaba fumando, Layla lo miro más de cerca, más bien lo observo y lo olisqueó. El aroma era diferente al de su rey, pensó que cada hombre le daba una esencia semejante a la suya, o que más bien se amoldaban a ellos. Ya que era diferente pero igualmente agradable...

—mhmm bueno está bien. Solo que ayúdeme a encenderlo, por favor ..— tomaría una de las puntas entre sus dedos y la otra la guiaría hacia el mayor.
—La vieja Uma dice que no debemos quedarnos con las ganas, sino qué hay que explorar por uno mismo la vida y sus riesgos. —
 
 
Oye vaquero, yo puedo darte un masaje en la retaguardia ~ *Le Rito un beso muy sensual (?).*
 
 
—D...disculpe...—

Aprujo los labios con cierta venguenza y pena en su rostro. A lo mejor estaba siendo algo irrespetuosa, eso pensaba en sus adentros.
Alzó las cejas y se quedó quietecita al notar como si el mayor buscará algo.

—¿Se le perdió algo? —

Pregunto con cierta curiosidad y luego sonrió suavemente negando.

—Si es de su gusto adelante señor Darius ~— asintió como si le diera su aprobación. Su rey mismo tenía otros vicios que respetaba, solo le importaba su bienestar y él gozaba de buena salud.
 
 
— Es parte de ser un sombreruno (¿?.— trató de bromear inútilmente, eso no se le daba a ella. Se encogió de hombros pues ya había podido deducir gran cosa del hombre pero algo que debía guardar para sí misma, si bien era cierto parte de los prejuicios ella tenía otra cosa que le hacía ser más exacta y eran sus dones.

Comprendía lo que decía aunque ambas bebidas fueran por demás malas en exceso. Pero no podía negar que era de cierto modo dependiente de la cafeína, aunque lograba controlar su ansia con té, ya que poseía casi las misma propiedad pero con menor daño al cuerpo.
— Algo de gas no está mal de vez en cuando, señor Darius. — le llegó el recuerdo de que ya le había dicho que no le llamase así con ello se avergonzó un poco, pero Layla no se atrevía a llamar a las personas por su nombre, más por respeto que por timidez.
 
 
—Son muy útiles, piénselo de esta manera.. Como si fueran vegetales o frutas que debe consumir por sus beneficios a la salud. —
Si lo analizaba tenía coherencia lo que la pelirroja decía, solo que en vez de comer el fruto como tal, ella tomaba la esencia convirtiéndola en polvos para diluir con un poco de agua o ya de plano realizar los brebajes especiales que requerían más cuidado. Pero no comprendió como le llegó a imaginar vendiendo drogas o similares, si bien era verdad que utilizaba ciertas plantas relajantes no era más que para fines médicos.

—Y tomar mucha agua, no sé olvide de eso. —asintió firmemente. Ella dentro de todo lo que podía llevaba una dieta balanceada. —¿Prefiere la cafeína? —
 
1-10 of 10
1
Darius The One-Armed | Comments | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.