iOrbix
Email
Password
Comments
 
Send Comment
1-10 of 103
 
━ [i]Muuuuy! tarde iui!. El chat no lo uso :V! Pues si deseas podemos empezar algo por aquí, advierto!!; no soy nada buena en los inicios así que olvida yo le de inicio xDDD![/i]
 
 
[center][image=https://i.pinimg.com/originals/07/dd/e8/07dde8a8ca45b64c8543d342d4e60b33.gif][/center]

[b]— Habla usted con una sabiduría envidiable, Regê Ásarr. Imagino las circunstancias que lo llevaron a expresarse de tal manera. No imagino por todo lo que ha atravesado para mostrarse inamovible frente al mal tiempo. Llevo poco gobernando Arcadia, en realidad, aún no era mi momento, pero el destino me colocó aquí... a sabiendas de que soy una inexperta en esto. —[/b]

El sendero a seguir fue ameno. A pesar de que Kassia era cálida con su pueblo, compartía rara vez una larga conversación con alguien que no fuera su hermana Nerea. Recordaba que, en su adolescencia, su padre la hizo partícipe y protagonista de encuentros con otros futuros reyes, pero no pasaba de presentaciones cordiales e intercambios de saludos. Lo demás seguía el hilo que su padre preparaba para no [i]arruinar[/i] los convenios entre reinos. Claro que aquello quedó como un relato antiguo, nada más.

[b]— Y dígame, Ásarr... —[/b] Estaban a muy poco de llegar a la taberna, lo sabía, y qué mejor que continuar charlando con él ahora que podía disfrutar de la privacidad de su compañía. [b]— ¿Cómo es que dio con mi pueblo? Hasta donde tengo entendido, estamos fuera del mapa desde hace años y nuestra existencia se basa en un mito. ¿O esos hombres con los que viajaba eran quienes supieron de Arcadia? —[/b]

Llegaron entonces al establecimiento. Una taberna entre edificios rústicos, como el resto de Arcadia. Dio tres golpes a la puerta; en ésta se abrió una pequeña ventana corrediza en el centro. Un par de ojos amarillentos se asomaron, y al ver a la Arcadiana, mostró un brillo especial en la mirada. Los hombres más bárbaros y de dudoso historial acudían a ese lugar, pero eso no quitaba que fueran fieles a la casa real.

[b][c=#2D8080]¡Doamnâ! Es un placer recibirla luego de tanto...[/c][/b] Con una sonrisa de oreja a oreja, un hombre de grisácea barba les abrió la puerta. El olor a alcohol y tabaco se pasearon por su nariz, mas Kassia supo disimular el desagrado.

[b][c=#2D8080]Y viene acompañada, Doamnâ. ¿Quién es él? ¡Ah! Ya nos dirá. Pasen, pasen. Una buena taza de té de menta le espera a usted, mi señora.[/c][/b]

Con una sonrisa cómplice, Kassia miró a Rhage; luego entró al establecimiento.
 
 
[center][image=https://66.media.tumblr.com/ebaab6b79769cee7bc54bd09f953cfa5/tumblr_pq2fxlvsL21qj13ofo2_400.gif][/center]

[b]— No es la primera vez que entro a una taberna, Regê Ásarr, soy poco estricta ante las leyes arcaicas de mi nación. Hay algunas que... preferí saltarme. — [/b] Enunció con tilde suave; ahora que sus acompañantes se marcharon, Kassia tenía la libertad de mostrarse con soltura frente a otro rey. Miró entonces a un costado, donde el camino se dividía en varios senderos, todos adentrándose a la perdida Arcadia. Qué anhelo yace en su pecho porque el hombre que le acompaña hubiera visto la ciudad en su mejor tiempo, cuando el terror no cobijaba a sus habitantes y la algarabía se escuchaba de mañana a noche todos los días. Ahora todo ese montón de recuerdos vivían en sus memorias.

Reanudó el caminar, mas dio un par de pasos cuando la propuesta del monarca le arrancó una sonrisa en los labios que fue difícil de ocultar. Sin embargo, aquella sonrisa aperlada duró escasos segundos; la realidad era amarga: ni su gente, ni ella, podían salir de Arcadia hasta encontrar la manera de romper la barrera mágica que los mantenía presos y ocultos. El triste sentir se asomó en su mirada; una nueva sonrisa afloró en sus labios para enmascarar la desdicha.

[b]— Será un placer acompañarle, Ásarr. Siempre estaré dispuesta a conocer todo de lo que se nos ha privado desde hace un par de años. Su reino encabezará mi lista de intereses, téngalo por seguro. — [/b] Y no mentía; no tan expresiva como su hermana Nerea, Kassia también era una joven llena de curiosidad por lo existente más allá de su nación. Podía encontrársele fácilmente en la biblioteca del palacio durante horas, devorando libro tras libro sin importar haberlo leído cientos de veces.

[b]— Su amabilidad... — [/b] Continuó en un suave susurro, tan suave como el oleaje del verano [b]—... se extenderá en los corazones de Arcadia, así como la curiosidad en que mis habitantes tendrán al verlo. —[/b] Ahora sí, reanudó el paso en dirección a la taberna antes mencionada. Colocó las manos al frente, a la altura del vientre; éstas jugaban la una con la otra, en un deje ansioso por inundar de preguntas al invitado.
 
 
━ [i]Auch! Eso dolió (?' xDDD Espero que nos logremos llevar bien, y cuando desees podemos comenzar con la historia. . que no tengo idea como se podría empezar xDD!!!![/i]
 
 
━ [i]Gracias por aceptarme!!![/i]

[image=https://66.media.tumblr.com/a8758cec61163c3515d7c53ef6e7f5f1/tumblr_pkvbyggVbs1sz78vl_1280.png]
 
 
*Luego de lo acontecido varios días atrás en la mansión ubicada Italia, el azabache partió con una gran duda impartida desde la conversación que sostuvo por algunas horas con uno de sus más antiguos y fieles servidores humanos, esto llevo a que el angélico ente a indagar en la situación y viajase al país de Alemania, quizás una de las zonas que sufrió mas afectación por la invasión que se vivió de la entidad metálica que provenía de un futuro, la cual llevo casi al colapso el orden mundial y por poco arraso con la humanidad *

*Durante aquel viaje el empíreo guardián de las sacras tierras de Asgard, pudo notar como de alguna forma la mente de la mayoría de la población, lo cual era el número más cercano a los que fueron controlados por Deus Lux, parecía haber sido afectada y olvidado con suma facilidad todos aquellos acontecimientos que dejaron una profunda cicatriz en quienes no lo olvidaron, pues aunque fuesen pocos, existían quienes recordaban claramente aquel terror que fue infundido durante una de las épocas más oscuras de la humanidad *

*Con aquella información, para el empíreo oscuro, fue más que suficiente motivo para notar que algo había cambiado en las ultimas épocas que habían sido gobernadas por una absoluta paz, incluso era en la que aquellos entes de habilidades sobrenaturales habían vuelto a desaparecer permitiendo un normal transcurrir de la vida humano, ya que sus intervenciones poco o nada era necesarias, incluso una paz de la cual el serafín había tomado provecho al formar una familia y una nueva vida en las alejadas tierras que gobernada, sin desprenderse del emporio económico que posee entre los diversos mundos habitados por humanos , pero ahora sentía que algo no estaba bien, lo cual, como miembro fundador de aquella organización, le llevo a tomar la decisión que quizás podría costarle aquella quietud que disfrutaba, Asura fue en busca del líder principal de la Elite Army, quien no fue particularmente fácil encontrar *

[sep]

*La oscuridad de la noche siempre ha sido un manto que cubre entre tinieblas los mundos sin importar quien los habite, aquellos jerarcas de oculto, de los poderes sombríos siempre han coexistido unidos por aquel poder prohibido, y solo unos pocos alcanzan el control total de aquella sombra eterna logrando una armonía perfecta con las entidades que habitan las sombras, pero a su vez, logrando que estas les sirvan incondicionalmente, la cual fue la habilidad que requirió el Azabache serafín para llegar a dar con el paradero de aquel guerrero que se hallaba en la más alta cima de la Elite Army *

*Poco a poco parecía que el entorno cerca al gigante nórdico, se tornara un poco más denso producto del arribar de un viejo compañero de batalla, quizás de un viejo amigo, parecía que todo se tornaba más lento, incluso las eólicas corrientes que surcaban los cielos perdían su silbido cotidiano hasta perder, la madre plateada pronto comenzaba ocultarse lentamente entre nubes que poco a poco la rodeaban, y finalmente fue entonces que la realidad se distorsiono, una densa neblina oscura comenzó a hacerse del lugar, una energía perfectamente conocida por aquel curtido varón, una que lentamente comenzaba a formar la fisionomía de quien sería aquel guardián alado algunos metros atrás del líder de la organización, y fueron unas palabras las que dieron paso a dicho encuentro *

[b]Ha pasado demasiado tiempo Asarr, encontrarte no fue fácil….[/b]

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/23/94/84/Asura-Kaos-wAnh4tmFV-b.gif][/center]
 
 
Sobre su hombro volteó a ver al veterano, con una burlesca sonrisa de menosprecio cuando fue llamada "mujer ardilla", seguramente ella era más un Kraken. Miró al más joven y luego al señorío comandante de esa trinidad. Cuando él narró con esa voz que permitía solamente cerrar los ojos y transportarse en su imaginación al escenario que él relataba con tanta elocuencia, eso hace que sonría la reina del Atlantys y, también, que recuerde los orígenes de su propio y amado pueblo. Todo marchaba bien, pero él tenía razón, no podía subestimarse lo que había más allá de los árboles y las cuevas, ella podía sentirlo también, bajar la guardia no era una opción. La peliroja mantiene el silencio y asiente con el mismo solemne porte que caracteriza su nobleza y sangre; cuando Igor trajo las provisiones pudo escucharse de entre sus labios un apenas audible, pero muy sincero 'gracias'. Tomó en sus manos los alimentos y los mordió, masticando y tragando, tenía hambre, no podía negarlo.[b] [c=#BF6060]<< Son ustedes muy amables. Este gesto nunca será olvidado. >>[/c][/b] Voz firme y amable, miró a la profundidad de ese espeso bosque, era un territorio extraño para transitar sola, comprobó la valía y el honor de aquella raza nórdica con la que se cruzó y pensó que no podría tener mejores aliados, la mujer de traje de escamas esmeraldas terminó los bocados de los alimentos que tomó por parte del servicial joven de esa tribu. [b][c=#BF6060]<<Su Magestad, Ásarr. Yo, la reina de Atlantys y antigua soberana de Xebel estaré honrada de acompañarlo.>> [/c][/b]

Correspondió con palabras salidas de su corazón, confiaba en personas que guardaban ese tipo de rasgos, en líderes natos que podían unir a pueblos y civilizaciones que no tienen el mayor trato. Claro, era conveniente tener aliados del norte de la superficie con esas características. Incluso cuando siendo nativa de Xebel, históricamente y militarmente rivales del Atlantys, logró tener esa empatia que vinculó sus destinos bajo un solo mando. Su cabello tan ardiente como la fogata y la piel que recobra el rubor tras ese poco piadoso frío, sus entrañas estaban satisfechas con la dulce miel y pan, que sin dudar era más exquisito que las rosas que llegó a probar en una de sus visitas a la superficie. [b][c=#BF6060]<< Tienes la bendición y la sangre del dios Odín. Eso es asombroso, los metahumanos como tu con el sentido de la justicia y gran humanidad calzan bien en las facciones de héroes que cuidan este universo. ¿Alguna vez meditaste pertenecer a una de esas agrupaciones? >>[/c][/b] Si bien ella llegó a cooperar con algunos de esos grupos, su lealtad y amor por el reino submarino prevaleció, por eso no se ponía como el ejemplo que sí podían ser Aquaman o Wonder Woman, una sonrisa que mostraba comillas en las esquinas de sus labios y huequitos en las mejillas, alzó el mentón como señal de interés por la respuesta ajena, si era el hijo de la deidad que mencionó, previó entonces un gran poder en él. [b][c=#BF6060]<< Aún cuando los mares son más bastos y abarcan un mayor espacio de este mundo, jamás deja de sorprenderme lo que se puede encontrar aquí arriba. No obstante, tu leal guerrero y el ermitaño parecen saberse defender y seguir el paso. >>[/c][/b] Tal vez no caía bien para ella misma creer que podía llevarse bien con los tres, después de todo, la diplomacia se trataba de eso, y un poco de humor en la adversidad rompía los esquemas de lo habitual.
 
1-10 of 103
Ásarr Rhage | Comments | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.