iOrbix
Email
Password
Comments
 
Send Comment
1-10 of 57
 
R/Off: Muy bien, envío el primer turno.

R/On:
[c=#2D8056]
*A lo largo del tiempo han narrado y escrito diversidad de historias constatadas por grandes batallas, actos heroicos, victorias y derrotas según la cultura de cada poblado, ciudad o país. He ahí la razón por la que Cham cham ha decido emprender un viaje a otras tierras, especialmente por la raíz del problema eje que preocupa a la joven guerrera. En días pasados, ella tomó secretamente una reliquia muy poderosa de su pueblo natal, denominado el " Tánger Piedra", para jugar con un duende pero éste se lo arrebató por mera maldad al conocer la poderosa potencia que posee. La culpa pronto llegó a ella, pensando que sus padres estarían enojados a causa de su "ineptitud e incapacidad de cumplir una orden", por lo cual, establece dicho viaje de búsqueda con su chimpancé mascota "Paku Paku" con el fin de encontrar el artefacto.*

*Bajo el brillo de los tenues rayos que apenas penetran la densidad de las copas, el aspecto físico de Cham Cham es de una joven de aparentes dieciséis años, rostro fino y de rasgos felinos, una larga y alborotada cabellera de verdosa tonalidad adornado con puntiagudas orejas, ojos grandes y expresivos, gauntlets en manos y botines en pies acompañados con garras, como todo un feroz gato, así como también la rasgada indumentaria fabricada con piel felino, portando consigo un arma arqueada, veloz y muy capaz de cortar todo a su paso cuando se lanza por los aires, conocido como "boomerang", cuya apariencia brinda la naturaleza salvaje a la que ha estado sometida desde su nacimiento y gracias a la cultura que prevalece en su país de origen.*
[center]
[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/45/88/44/Cham-Cham--n4xWVcMpQ-b.jpg][/center]

En aquel mes de Abril, el cielo tenia un color azul profundo como el mar, el sol no lograba llegar al suelo por la altura de aquellos arboles gigantescos que vivían desde hacia ya décadas en ése verde valle, de pronto el aroma se tornó realmente desagradable y lo único que se lograba identificar era el hedor de la humedad, el suelo estaba lleno de suave vegetación, habían gusanos, insectos y piedras alrededor de los arboles comiéndose las criaturas que habían muerto, o mejor dicho, humanos que murieron en días posteriores. Si se deseaba caminar en aquellos senderos era realmente imposible, ya que estaban llenos de barro y espinas, era un sitio solitario y frió donde nadie desearía estar en toda su vida.

Aquel bosque es conocido como un sitio prohibido, nadie se atrevía a entrar en el, se murmuraba de boca en boca que vivían criaturas enormes, colosales y horribles, además de peligros más inminentes al término de éste. Claro, eso dicen los chamanes y guerreros más experimentados de la tribu, pero Cham Cham estaba decidida, debía entrar en el bosque y buscar al ser que ha robado del artefacto, pero jamás pensaría que se encontraría con algo muy distinto: A la lejanía se haya una ciudadela, probablemente un lugar más peligroso, además de desconocido para ella.-[/c]
 
 
R/Off: Muchas gracias por agregar, será un placer realizar una interesante historia con usted.
 
 
[c=#00E5E5]//Foreigner//[/c]

Aquella master era alguien increíblemente intelectual, fácilmente logró discernir una naturaleza a cada fenómeno que le rodeaba. Sin embargo era lo que pasaría a continuación aquello que empezaría a desafiar los límites de todo aquello que conocía y daba por sentado.

Primero cada una de las partículas de mana, de energía liberadas al exterior de su cuerpo eran inexplicablemente forzadas por una voluntad incomprensible, como si una fuerza demostrara ser capaz de doblegar a la mismísima energía, el tiempo y el espacio. Se presentó entonces un fenómeno que, en pocas palabras, escapa a toda lógica que la mente humana pueda si quiera intentar aplicar, y es que cada una de las partículas de mana, así como el cuerpo de aquella inteligencia artificial se vieron diluidos en una reacción que dista por completo de las leyes que se pueden entender sobre la materia, elementos que danzaron sobre si mismos con la naturaleza de un remolino que giraba sobre sí mismo con apelmazada dificultad. Espesa tal vez era la palabra más acertada para describir lo que estaba ocurriendo en el lugar, todo aquello citado se disolvía en una sopa aceitosa, una masa grasosa y pululante que casi encerraban al máster en una burbuja de fétidos olores y naturalezas aterradoras, una extraña esfera que casi podía comprenderse como un dominio dimensional dentro de la existencia y que, a la ciencia y la razón, no obedecía ciencia ni lógica posible, las partículas, los átomos y, por extraño que pueda sonar, la “nada” que reinaba en el lugar, se habían fundido en una acuosa mezcla homogénea donde todos estos colores se perdían hasta fusionarse en una gama de nuevos matices que no pertenecen a la escala cromática existente. Cabe destacar que presenciar este espectáculo producía una extraña “hipnosis”, un trance que adormecía la mente y los sentidos, casi como si desnudara las psiques a una voluntad que les observaba con un ojo púrpura cuya única pupila parecía dominar la escena en cuestión. Mente, materia, espacio, tiempo y vacío, elementos que por un instante parecían tornarse palpables y que se sumían en una masa a tal punto que, cualquier ente racional, sentiría que habitaba tres, cuatro o hasta cinco cuerpos a la vez.

- [c=#E500E5]Quien sabe…[/c]- Murmuró la pequeña niña con aquella entonación inmutable.

- [c=#E500E5]Desde mi punto no son más que banalidades, eventos que ocurren en una miga de polvo tan pequeña que no puedo apreciar a detalle… sea como sea hemos resultado aquí, solo necesito saber cuál es tu deseo…[/c]-

Dichas estas palabras, aquella masa gelatinosa, de la cual infinidades de ojos colores purpuras tan numerosos como estrellas que observaban fijamente al máster en la escena, como ojos de espectadores sedientos de alguna sorpresa en el escenario, se empezaba a desvanecer hasta resultar de nuevo en aquel vacío donde ningún color dominaba la escena. Algo peor, para aquella inteligencia artificial se había creado un cuerpo, pero no de carne ni hueso, si no de una masa gelatinosa que le hacía tomar una incomoda forma tentacular.

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/89/85/16/Abby-Williams-aLwS8hknc-b.jpg]
 
 
[c=#00E5E5]//Foreigner// [/c]

Aquella pequeña se mantuvo increíblemente estoica ante cada pregunta, tal vez era una niña pero eso no quiere decir que no tuviera consciencia alguna de la situación, sin embargo no tardaría en revelarse una naturaleza ajena a la que se esperaría de una joven. Su contrario tenía varias respuestas y solo responder con palabras no sería algo útil.

Por unos instantes sus ojos, los cuales brillan un azul tan claro como el de cualquier lago cristalino, brillaron como faros, presas de una intensidad sobrenatural que evidenciaba la condición de este servant como algo distinto a los que aún están vivos. Además, y como un agregado que ralla con la rareza más insospechada, un agujero emergía en el centro exacto de su frente, un ojal que no solo se abría en las pieles de aquella infante, sino también en sus carnes, en sus huesos y más allá, hasta el punto en que, al observar a través de este, no se vería más que una espesa y cegadora oscuridad tan absoluta como el vacío del espacio. Algo peor, sumado a estos cambios una abrumadora presencia se manifestaba en el lugar, y era su dominio en la escena tan poderoso que por un segundo parecía borrar todo en el lugar, el color se derritió cual acuarela en contacto con la lluvia, y con el todo lo sólido y tangible, los propios suelos eran borrados de la vista como arenas que se lleva el viento revelando una ventana al vacío del cosmos con sus estrellas y galaxias bajo los pies, ni la suavidad del viento permaneció en aquel lugar donde solo predominaban servant, máster y un vacío infinito donde, contra toda lógica, era posible hablar y respirar sin problema alguno.

Por último, tal era el dominio sobre el entorno que poseía esta presencia venida desde la pequeña Abigail que, desde que este fenómeno empezó, tanto el servant como su máster se verían envueltas en cuerpos completamente humanos, de carne y sangre, de materia viva, células y demás. Esto se debía a la concentración de partículas mágicas en el ambiente, mismas que eran tan concentradas que se modelaban en formas tangibles para espíritus y humanos por igual. Un suceso que destruía por completo todo conocimiento sobre la ciencia, la magia misma y sus usos.

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/89/37/37/Abby-Williams-MOI7SDhGY-b.jpg]

- [c=#E500E5]Estuviste estudiando a cerca de la naturaleza de los espíritus heroicos… - Respondió aquella pequeña con una voz taciturna y somnolienta, digna de aquellos que experimentan un trance y se privan de sus propias capacidades sensitivas. [/c]

- [c=#E500E5]Sin embargo aún hay cosas que desconoces. No tengas miedo, te explicaré una por una tus dudas conforme sea necesario. Primero, hay clases más allá de las siete principales, yo, “Foreigner” soy el resultado de aquellos que, como tú, han empleado los conceptos del Santo Grial para experimentar con ellos obteniendo resultados imprevistos. Y segundo, no, he vagado por infinidades de estrellas aguardando por tu llamado, no nos encontramos en una guerra por el grial, pero esos sellos en tu mano pertenecen a tu dominio sobre mí, por ende trabajaré conforme sea tu voluntad hasta que tu sueño sea consumado, sin embargo he de advertirte ahora más que nunca, mis manos serán tu espada y mis anhelos serán los tuyos, la curiosidad puede ser peligrosa…[/c] -

Era la pequeña Abby, en sus palabras y sus intenciones, sin embargo el poder que se podía sentir, aunque permanecía bajo control, era verdaderamente abrumador.

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/89/37/95/Abby-Williams-giqF1qs8X-b.jpg]
 
 
//…//

Y entonces comenzó. Las palabras y el sello forzaban al espíritu a volver al mundo, y mientras lo hacían la naturaleza del dios infame se colaba en la existencia del servant una vez más en aquel hibrido repugnantemente retorcido cuya naturaleza solo puede estremecer a las reglas establecidas por las más poderosas de las magias. Como un parásito que se funde entre la carne, así lo hacía aquella entidad entre los recuerdos del espíritu, se fundían en una simbiosis en la cual era imposible discernir donde terminaba uno y empezaba el otro. Y mientras esta ominosa fusión se llevaba a cabo, las formas de la clase especial se marcaban en las leyes del servant, en aquella naturaleza induciendo estas capacidades inefables que deformaban su propia identidad, todo esto ocurría mientras el círculo mágico capturaba la esencia del espíritu, tanto del trono de los héroes como de los vacíos cósmicos. Sin embargo, y de manera sorprendente, aquella entidad sin nombre deformaba su propia naturaleza hasta el punto de convertirse en no menos que un feto que anidaría en la mente del servant, una forma que, aunque liberaba un poder ininteligible, decidía convertirse a sí misma en una variante, una naturaleza que se incubaría y se desarrollaría con el paso del tiempo y junto al pequeño servant pues, de otra forma, la fusión sería tan brusca que la propia existencia del resultado sería desastrosa. De esta forma el servant sería tan solo la puerta de aquello que nunca debió ser.

El servant llegaba a este mundo, y mientras que la humareda repugnante se disipaba, dejaba tras de sí a aquel espíritu que serviría como sirviente en este experimento. Se trataba de una niña, una infante que, a la vista, no superaba los 12 años de edad. Sus cabellos eran lacios y dorados, tan bien cuidados como el lino más fino, y su piel era blanca, junto a sus facciones tan precisas y delicadas recordaba a aquellos pioneros protestantes que en tiempos más clásicos llegaran al territorio americano para asentarse en nuevas y tranquilas comunidades. Sus ropas solo acentuaban esta idea, telas de hilo bastante artesanales y detalles sobrios, salvo por encajes de mariposas y moños en su cuello daban una apariencia bastante dulce e inocente a la pequeña joven que se presentaba. Sus pequeños ojos azules se abrieron mientras que se abrazaba a su pequeño oso de peluche, mismo que sostenía con sus antebrazos pues las mangas de su traje eran tan largas que cubrían sus manos casi por completo. Y un suave suspiro era emitido por sus labios mientras tomaba consciencia de lo que ocurría en el lugar. Normalmente un servant adquiere los conocimientos de todo hasta el tiempo en que era invocado, dialectos y demás para ser completamente funcionales, y aun cuando esta pequeña adquiría consciencia de su posición como servant, de su clase, su identidad y los cambios del tiempo, habían muchas otras cosas que escapaban a sus conocimientos fruto de una mente prematura, eso y que estos conocimientos eran brindados por la entidad y no por el grial, razón por la cual aún ignoraba bastantes cosas que se descubrirían con el tiempo.

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/89/08/49/Abby-Williams-Gq4PCupox-b.jpg]

- [c=#E500E5]¡Hola! Soy Abigail, Abigail Williams.[/c] – Murmuró con la suave inocencia de una verdadera niña.

- [c=#E500E5]Soy de la clase Fo...reigner... Y tú debes ser… mi máster[/c].-

Sin más, solo se abrazó temerosa a su pequeño osito de felpa esperando alguna respuesta, lo cierto es que ambiente a su alrededor era algo abrumador.


//2/2//
 
 
[c=#00E5E5]//Foreigner//[/c]

[i]“Resulta concebible pensar en la supervivencia de tales poderes y criaturas [...] una supervivencia de una época inmensamente remota en la que [...] la consciencia estaba manifestada. Quizá, en formas y figuras que desaparecieron hace mucho ante el avance de la humanidad [...] formas de las que sólo la poesía y la leyenda captaron un fugaz recuerdo llamándolas dioses, monstruos, criaturas míticas de todo tipo y especie…” [/i]

- [c=#E50073](He vagado durante mucho tiempo, tanto que no puedo si quiera decir horas, días, meses o años exactos. Perdida en un trance que me llevó a viajar por miles de estrellas, nebulosas y vacíos sin forma, tantos que poco puedo recordar de mi vida en la tierra, solo ligeras cosas como el sabor de ciertas comidas, el nombre que se me dio en el pueblo en que crecí. Tal vez era la voluntad del señor todopoderoso que me encontrara errante por tales parajes hasta que un día pudiera volver a los míos, a ese mundo al que me refiero como hogar.)[/c]-


No se podría decir que este personaje en especial hace parte del trono de los héroes, o si quiera que su espíritu se encuentra en él. Distinto de las clases regulares su existencia se ha dividido en una extraña dualidad que se debate entre aquella morada creada por los recuerdos de su vida en aquella pequeña Salem, junto a su querido tío y su amiga Tituba. Y otra que se sume en una oscuridad ignota donde poco o nada se puede entender, una dualidad que ha consumido varios de los recuerdos de este pobre espíritu que vaga en soledad esperando hasta que la puerta alguna vez sea abierta para ella… Hasta que el dios amorfo que consume su ser encuentre una forma para regresar a los planos de la existencia…

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/89/08/22/Abby-Williams-BwYds4sTA-b.jpg]

La entidad tiene consciencia, aún sellado más allá de los planos y el cosmos siempre se entera de todo lo que acontece en todo por cuanto es y no es, y siempre habrá oídos atentos a su palabra y fenómenos que se presten a su voluntad. Como una consciencia dentro de un espíritu heroico aguarda al regreso del santo grial y una oportunidad para ser invocado entre los mortales, sin embargo esto no siempre es necesario. Y es que de manera muy conveniente una puerta era abierta en un plano, un rito que buscaba traer el alma de un espíritu heroico en tiempos ajenos a la guerra y al mismo grial, lo cierto es que la copa es la encargada de invocar a los espíritus heroicos y otorgar tales sellos una vez regresa, en su ausencia otras fuerzas como la entidad que se presentaba, aprovechando la puerta que empezaba a abrirse usaba el vínculo con este espíritu heroico cuya clase era absolutamente irregular para asistir el llamado, y junto a esto forzaba los estándares del santo grial para fabricar y entregar tres sellos de comando cuya fuerza pudiera lidiar con el poder inconmesurable que se presentaría de nuevo en el mundo...

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/89/08/03/Abby-Williams-5fPLci6qA-b.jpg]



//Parte 1/2//
 
 
[i]Rol Off: Muchas gracias a ti por la solicitud de amistad, es bueno conocer nuevos rolplayers! Por favor, sientete libre de enviarme tu inicio de rol cuando tu gustes, aquí lo estare esperando![/i]
 
 
[b]No lo creo. La idea es que busques una forma de sentirte cómoda. Si no estás cómoda aquí, no se le puede más que hacer.[/b]

-Alzó los hombros y negó lentamente con la cabeza-
 
 
[b]¡Quédate entonces! [/b]

-No expuso más que se alejó de la contraria y nuevamente sonrió-
 
 
[b]¡AH! ¿Sonreíste!? [/b]

-Señalo a la contraria sin pudor alguno y rápidamente comenzó a codear con suavidad su costilla-

[b]Si quieres puedo ir a buscar a Levi. Sé cuales son sus escondites. [/b]
 
1-10 of 57
Stern Starks Calixto | Comments | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.