iOrbix
Email
Password
Comments
You don't have permission to comment on this profile.
1-10 of 496
 
[b]Off:[/b] Bien, ¿te gustaría algo improvisado o prefieres coordinar por mensajería privada primero?
 
 
[b]Off:[/b] Saludos, gracias por la solicitud.
 
 
Off: Saludos, no fue nada. Cuando lo desee podemos comenzar la historia.
 
 
R/Off: ¡Oh, muy amable!, en ese caso daré inicio, en espera que sea de su agrado.

R/On:
[c=#2D8080]
*Cuando el sol acaricia las lejanas colinas de la ciudad se daba el aviso de un nuevo día, la cálida brisa veraniega ha incidido a lo largo de las semanas. La radiante ciudad vivía como de costumbre en sus infinitas actividades, gente caminando por doquier de un lado a otro en diferentes direcciones, todos y cada uno arraigados a su monótona vida por obtener algo más que una casa e hijos, un futuro ... quizá. Y era cierto que en todos los alrededores, había vida humana entornada a las labores matutinas enfocadas a la formalidad de sus vestimentas de traje y maletas, o por el contrario, jóvenes estudiantes uniformados llevando a mano o a espaldas un portafolio o mochila, el resto de la población, quedaban en sus casas, asilos o lugares de reposo, claro unas actividades más laboriosas que otras, todo dependía de la persona y en el sitio que estuviese.*

*La ciudad, un sitio repleto de enormes edificaciones de todo tipo, tales como hospitales, oficinas, restaurantes, hoteles, bancos, recintos de comida rápida con sus anuncios espectaculares de engañosa publicidad, escuelas, parques recreativos y públicos, bibliotecas, o recintos para la diversión de edades tempranas hasta las más mundanas que se pueden conocer dentro de la urbanización.

*Un nuevo paso a la vida será suficiente para ser feliz, la esperanza y el bienestar es indispensable ante la popularidad y aceptación por la estudiantina de la preparatoria. ¡Ese es el deseo de Kuroki Tomoko!, una chica de personalidad desesperada, solitaria, pervertida y a menudo desquiciada en su búsqueda incansable de ser una joven popular. Su pálido rostro, cabellera oscura como el manto nocturno y orbes de tono verde jade, guarda el aspecto de una niña pequeña y no una adolescente que estudia la preparatoria, además de los gustos poco comunes para alguien de su edad, tales como el anime y los videojuegos. A la vista errónea y retrógrada de la sociedad, siempre se le veía sola, sin amigos o sin cruzar palabra con alguien, una joven indeseada y antisocial para ser precisos. La popularidad no era lo suyo, jamás pensó que hacer amigos o entablar conversación con otras personas fuese más difícil de lo que parezca. Indudablemente, Kuroki Tomoko estaba siendo condenada a una larga vida de soledad, sin sentimientos, sin sensaciones ... sin nada que logre brindar el ánimo suficiente para levantar el rostro, destinada a deambular por aquellas solitarias calles que forman parte de su camino rutinario de la escuela a su casa y viceversa, sin poseer la esperanza de que las cosas cambiarán.*

*El cúmulo de estrés mental que Tomoko sufre, es la consecuencia de una serie de sentimientos que se apropian de su estabilidad emocional, sin poseer la mínima atención a su alrededor, pues tiende a imaginar situaciones peligrosas, graciosas, sexuales o extrañas, tal como imaginar un terrible choque mientras conduce una motocicleta terminando herida en un hospital o violada por algún acosador. La soledad, frustración, tristeza, enojo, soledad y odio son las causantes de la monótona vida de la pelinegra, pues a cada segundo que transcurre como si fuese un minuto, sentiría la más grande humillación de toda su vida.

Aquella peculiar chica había decidido regresar a casa un poco más tarde de lo acostumbrado, mientras vagaba por un solitario parque ubicado a unas cuadras de la escuela preparatoria. Sin lugar a dudas, el sol brillaba con mayor intensidad en ese cálido día de verano, y en ocasiones, el viento soplaba con suavidad meneando las frondosas copas de los árboles obligando a las hojas desprenderse y caer un ritmo sonoro. Tomoko apenas notó la hora del día abriendo poco a poco sus ojos fijando su mirada hacia todo, y a su vez, hacia la nada gradualmente acercándose a la orilla de una fuente.*[/c]
 
 
R/Off: Muchas gracias por agregar, será un placer realizar una interesante historia con usted.
 
 
—Y tan desconsolado su llanto, que no supo cuándo dejó su pequeña isla-estrado y terminó en la orilla tapizada de rojo, en las afueras del teatro donde la premiación se llevaba a cabo. Las lágrimas fluían. La emoción se desborda. Y consigue su objeto, y más. Toneladas de estatuillas lo enterraron, acabando con su vida en segundos. Ascendió a un plano de existencia superior con premio bajo el brazo, y millares de éstos encima, aplastándolo.—

—Y por eso ahora él la ignorará.(?)—
 
 
| Ahora me unes a tus principales. Ahora te importo, cuando me ignoras por otros medios. —Shora desconsolado. Un Oscar al mejor actor dramático no es suficiente.—
 
1-10 of 496
Chise Hatori | Comments | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.