iOrbix
Email
Password
Comments
You don't have permission to comment on this profile.
1-10 of 576
 
El portal se cerró a sus espaldas. De nuevo se encontraba en su mansión del frío continente, chasqueó los dedos y al sonido de estos, la mansión cobró vida nuevamente. Sus súbditos salieron de su escondite y regresaron a sus actividades cotidianas.

[c=#E500E5]—Ella aún esta inestable. Vigilala. [/c]

Fue la orden que dio al mirar un rincón oscuro de aquel salón, un par de ojos rojizos brillaron por unos segundos antes de desaparecer.

Sus firmes pasos se dirigieron hacia el salón principal, se recostó en el aterciopelado diván y ordenó vino y algunos frutos. Frente a ella, apareció su principal demonio al mando, llevaba en sus manos un gran círculo de plata que contenía un espejo, tras verificar que su apariciencia fuera la correcta, agitó su mano para que, en aquel reflejo, fuese la imagen de Mikhail la que se reflejara.

[c=#E500E5]—Supongo que estas al tanto de la situación, Mik. Aún esta alterada, procura darle la noticia de forma en que no enloquezca. [/c]

Una torcida sonrisa se dibujó en sus labios y enseguida hizo desaparecer la "transmisión".

Abrió un portal directo al abismo, se adentró en el aro de fuego y el aroma a azufre llenó sus fosas nasales colándose hasta sus pulmones. Llego directamente con "Él" tomando asiento en uno de los 7 tronos bajos para mirar hacia arriba y observar aquella sonrisa maliciosa que mostraba su perfecta y demoníaca dentadura.

[c=#E500E5]—Pareces contento. Y bien ¿Qué sigue? ¿Qué harás con su aberración? [/c]

La estridente risa se hizo presente en el lugar, se coló por cada hueco haciendo resonar el sonoro eco.

Mammón se limitó a sonreír, hacía tiempo no lo veía así de satisfecho, así que se puso de pie y salió de ahí, arruinar el buen humor de Emperador del abismo no era nada aconsejable. Sabía que pronto tendría noticias del heraldo, así es como seguramente, le comunicaría sus deseos más tarde.

Regresó a su mansión en el mundo mortal. Tomó asiento frente al gran piano en uno de los salones y comenzó a tocar una fúnebre melodía. Esperaría en silencio a su hermana o al heraldo, su trabajo por aquel día había terminado, aunque... aun seguía vigilando los movimientos de su hermana mediante su subordinado.
 
 
[c=#E500E5]— No lo sé. Mikhail la alejó de mí y la cuidó por su cuenta. Al parecer, al igual que tu, él no confía en mí. [/c]

Mantuvo la extensión de mano al frente liberando la energía de su hermana mayor. Unos segundos fueron suficientes para ayudarle. Se quedó de pie, frente a ella, sin inmutarse siquiera por el estallido de aquellos escombros, las llamas que consumían todo se mantenían ardiendo en el polvo de lo que una vez fue, la mansión del clan.

[c=#E500E5]— Creo que, olvidaste algo importante Ly, a nosotros, los seres del abismo, no se nos permite "La felicidad" nosotros solo sentimos placer y satisfacción, pero, la Felicidad nos fue arrebatada junto a nuestras alas. No la busques, todo aquello que parezca felicidad es sólo un espejismo, es nuestro castigo por rebelarnos contra el Creador. [/c]

Se acercó hacia su hermana y se dejó caer de rodillas frente a ella para abrazarla acuñándola en su pecho.

[c=#E500E5]— Yo cuidaré de ti Lyanna, te protegeré y te ayudaré a volver a ser lo que eras. [/c]

Le acariciaba el caballeo, como si tratase con una niña pequeña que necesitaba consuelo.

[c=#E500E5]— Por ahora te he regresado tu energía, eres libre Ly. No sé qué tienes en mente pero... [/c]

Tomó entre sus manos el rostro de su hermana para obligarla a mirarla a los ojos.

[c=#E500E5]— Sea lo que sea que hagas, sabes que puedes regresar siempre a mí.[/c]

La soltó con suavidad y se puso de pie para darle la espalda y caminar hacia una distorsión de espacio-tiempo que se abrió a unos metros frente a ellas, antes de entrar se detuvo y giró su rostro para mirarla por sobre el hombro.

[c=#E500E5]— Haz lo que tengas que hacer y después ven a mi casa. Alguien tiene que cuidar de ti y de esa aberración.[/c]

Caminó dentro del portal y este se cerró a sus espaldas sin siquiera esperar una respuesta por parte de la demonesa.
 
 
[c=#E500E5]— ¿Traición dices? [/c]

El pálido rostro del pecado mostraba su perfil y la mejilla claramente sonrojada por el golpe.

[c=#E500E5]— ¿Disculparme?[/c]

Su rostro se giró una vez más para encarar a la albina. La amatista mirada del Pecado sufrió una metamorfosis así como su cuerpo mismo en solo un par de segundos. La pálida piel fue sustituida por una color grisáceo, sus cabellos rosados crecieron hasta sus tobillos apoderándose del color de la noche, de su frente un par de cuernos nacieron y sus pupilas carmín brillaban tanto como el color de las llamas ante ellas, se vistió del color del abismo al tiempo que se ponía de pie encarando a la demonesa.

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/51/99/82/Ekaterina-Prakliaty-IS5VMlazU-b.jpg][/center]

Fue sutil pero certero el movimiento, su mano se encontraba apretando con fuerza sobre humana el delgado cuello de su hermana, su cuerpo comenzó a levitar un poco para colocarla a una altura mayor y así obligar a la albina a verla hacia arriba.

[c=#E500E5]— ¿Que Tsuki te traicionó? ¿A caso seguir las ordenes de Lucifer nos hace traidoras? ¿Pensaste que el "cariño" que el heraldo sentía por tí era más grande que su fidelidad a Lucifer? Te recuerdo Lyanna querida, que todos nosotros le servimos a él. Si, nos ha concedido el libre albedrío, y otros dones más, a ti por ejemplo, te permitió vivir feliz por un tiempo, el precio sería caro, lo sabías y aun así aceptaste ¿Por qué demonios te quejas entonces?[/c]

Su mirada era gélida, la sonrisa torcida había desparecido, ahora el semblante del pecado se encontraba sereno, soberbio.

[c=#E500E5]— ¿Te duele una casa? "El que hayas hecho cosas de humanos no te hace débil" Eso dijiste... Pero mírate, lloriqueando por una simple y estúpida casa. [/c]

Cerró su puño y golpeó con la suficiente fuerza la boca del estómago de la mayor para doblegarla, un golpe certero justo sobre su vientre creciente, dejó ir su peso contra ella haciéndolas caer, Ekaterina sobre Lyanna, aprisionando con su peso las extremidades de la demonesa, dejándola inmóvil.

[c=#E500E5]— Nuestros hermanos estan cada uno haciendo lo que tienen que hacer. No están jugando a la casita como tú. ¿Crees que a ellos les importaba esa casa? ¡¡Por Dios!! Lyanna. A nosotros nos importa una mierda la maldita casa. [/c]

Debajo del cuerpo de la demonesa se expandió un sello, el sello de invocación de la Avaricia, brindándole así un mayor poder al Pecado.

[c=#E500E5]— ¿Permitir mi insolencia? Creo cariño, que estas olvidando una cosa. No estoy por debajo tuyo... Y jamás lo estaré. Te guste o no somos iguales en poder y en estatus, pero, a diferencia de ti, a mí el "liderazgo" "la mansión" "ser la cabecilla" "la familia" me importa una maldición! [/c]

Volvió a levantar ambos cuerpos del suelo esta vez lanzando con suma fuerza el cuerpo de la mayor a una distancia considerable de ella, inmutándose poco por el daño causado al hijo en su vientre.

[c=#E500E5]— Ahora Lyanna, Lucifer dijo que, debías comenzar desde cero. Ante sus ojos, eres tan pura y débil como los ángeles de El Creador, y él te desea llena de oscuridad, de maldad. [/c]

Extendió su mano hacia las llamas de la mansión y lanzó de forma directa una esfera de energía haciendo explotar los últimos restos que quedaban.

[c=#E500E5]— Fue "Él" quien devoró a tus súbditos, a tus esbirros, si quieres poder, deberás conseguirlo de nuevo. ¡Ah! Y respondiendo a tu última pregunta. . . No lo sé, no sé dónde este tu hija, era Mikhail quien la cuidaba.[/c]

Por último extendió sus brazos hacia sus costados e inclinó un poco su rostro, la observó por unos segundos para después encender el brillo de su mirada, bajo los pies de la demonesa el sello de invocación de Belcebú se dibujó comenzando a brillar intensamente.

[c=#E500E5]— Ahora Lyanna. Quédate quieta, si activo el sello por un par de minutos tus poderes regresarán. La magia blanca ha salido casi por completo de tu cuerpo gracias a que tu querida hermana cuidó de ti antes de que despertaras, si quieres recuperar tus poderes, no te muevas. [/c]

Sentenció, ahora sería solo decisión de la demonesa si hacer caso o no. Quien mejor que Lyanna para conocer de sobra la torcida personalidad de Ekaterina.

[c=#E500E5]— Oh Ly... ¿Mira lo que me has hecho hacerte? Si tan sólo hubieses hablado las cosas conmigo no hubiera llegado a estos extremos. Dime algo Ly ¿Realmente confías tan poco en mí? De todos soy quien más devota he sido a ti, soy capaz de protegerte a ti y a tu... aberración, del mundo. Eres mi hermana favorita Lyanna, por ti traicionaría al mismo infierno, pero... siempre tienes que hacer todo tan difícil. Listo. [/c]

La imagen del Pecado volvió a su figura humana. La pálida piel, la amatista mirada, el cabello rosáceo, y los labios cereza, regresaron junto a la suave expresión de su rostro.

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/52/00/07/Ekaterina-Prakliaty-
 
1-10 of 576
Lყᥲᥒᥒᥲ Prᥲkᥣιᥲtყ | Comments | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.