iOrbix
Email
Password
Comments
 
Send Comment
1-10 of 901
 
[i]Hm... Sospecho que ya has muerto, no puedo sentir tu presencia socarrona.
Es una pena, y yo plaeaba divertirme un poco contigo 'humano'.[/i]
 
 
[b]Ooc:[/b] [c=#BF6060][i]OPPAAA(?) Ya volví, espero sigas por estos rumbos :([/i][/c]
 
 
[code]Out.- ¡Excelente! Creo que es bueno(?) jajaja Le dejo mi inicio, está pequeño y así, tiene mucho que ya no hago rol D: [/code][sep]

[i]
Después de un arduo semestre en la Academia Cross, la castaña decidió ir a tomar unas vacaciones a la ciudad vecina. Le habían contado que era un estupendo lugar para descansar y olvidarse un poco de las presiones de la escuela e inclusive las personales.

Llegó por la tarde al día siguiente en cuanto las clases terminaron. La estación del tren estaba bastante llena de gente, todos o en su mayoría turistas.

— Vaya, si que es muy popular este lugar... —

Se dijo a sí misma, inmediatamente procedió para preguntarle al jefe de estación por una dirección. Éste le explicó por donde tenía que ir, minutos después se puso en marcha.

on tanta gente, era difícil caminar, pero poco a poco la castaña continuo su camino, a pesar de la muchedumbre el ambiente se tornaba relajado sin embargo éste fue interrumpido por lo que pareciese una explosión. La gente corría desesperadamente

"¡Uyan!", "¡Corran!"

Gritaban unos y otros tratando de advertir a los demás de que emprendieran camino a otro lugar. Tal situación llamó la atención de la chica, por lo que aventurándose para saber qué es lo que estaba pasando,, camino entre la gente para llegar al lugar de los hechos.

—P-Pero ¿Qué es lo que sucede? — Preguntó a un policía que acababa de llegar. "Será mejor que se quede aquí, señorita, hasta que identifiquemos bien que es lo que está...." El policía no pudo terminar de decir sus instrucciones cuando repentinamente desapareció volviéndose polvo. [/i]
 
 
[ [b]Ooc.[/b] -________________________________________________________________________________- . . . Okay. ]
 
 
[ [b]Ooc. [/b]De acuerdo baby. (?) ]

El cielo nocturno permite que unas luciérnagas inertes se queden adheridas a su cuerpo, el manto sagrado y pomposo de las nubes revestía la espectacular circunferencia de la luna. El aliento fresco pero a la vez gélido de la noche se hacía presente en cada rincón de aquella incógnita ciudad, si bien podía ser misteriosa su arquitectura era más occidental, tal vez pudiese ser Tokio. Las calles eran concurridas por numerosas personas, las avenidas eran perpetradas por los sonidos terribles de los automóviles que se desvivían por pasar pronto de la luz roja a la verde, y las luces de sus colmenas, edificios altos, bajos, nuevos y viejos le daban esa esplendida iluminación a la urbe.

En un lugar como ese ¿Qué podía hacer una criatura mitológica? Es decir ¿Con qué fin visitaría un Dragón una ciudad habiéndose podido quedar en sus dominios sin ser perturbado? Probablemente la clave lo tenga cierto monje budista que había llegado a esa ciudad por razones desconocidas, tanto para un Dragón como para cualquier otro ser. Las crines del lizo cabello de las nubes se volvían más grises de lo habitual, parecía que pronto se desprendería una llovizna, la luna ya no estaba, por lo que quedaba esperar el grito del cielo para entonces ver venir las gotas tortuosas. Sin embargo, nada detiene la determinación de una criatura. A expensas de aquellas concurridas calles, en las callejuelas traseras, en donde la suciedad y la inmundicia se hacían presente yacía cierto Dragón.

[b]-¡Hey! ¡Dame tu dinero![/b] –Gritó un sujeto de aspecto terrible, ladrón, con navaja en mano, y una mirada inyectada de posible locura, a su lado otro sujeto moreno, con una sudadera puesta quien sostenía un bate de aluminio el cual lo mantenía alzado para probablemente rematar de un astazo a la víctima [b]-¡Apúrate y danos el dinero que lleves encima![/b] –Le grito el otro sujeto. La victima inerte, carente de movimientos, alzado de pie vería solo sus calzados meditando posiblemente en lo que haría una vez que llegase a su habitación[b]- ¡Oye! ¡¿No entiendes?![/b] –Exclamó el primero encolerizado.[b]- Tal vez tengamos que enseñarle algunos modales.[/b] –Se dijeron entre ellos compartiendo risas y miradas de complicidad. No obstante el Dragón volvió en sí después de algunos minutos-[b] Yo les voy a enseñar a algunas cosas. A ti te decapitaré, y contigo cenaré. Tuve un largo viaje, y “Él” tiene hambre, y se nos antoja un puñado de idiotas.[/b] –Dijo aquello el Dragón observándoles con un orbe dorado que se veía altamente brillante ante el ambiente.

La lluvia tronó en la tranquila noche, llevándose consigo un cadáver decapitado, cuya sangre se corría por la baldosa de aquella callejuela, mientras que la llovizna con sus gotas duchaba al Dragón quien con sus rodillas flexionadas degustaba silente y dedicado el otro cadáver mientras que cualquier rastro de mortandad de sus manos era borrado por el agua del cielo. No le importo si era visto, o si era acusado, a penas terminase desaparecería como si nada hubiese sucedido pero ¿Alguien alguna vez le descubriría?
 
 
Out. Me alegra saber eso. Jajajaa... Vale, enviaré mi turno, solo sea paciente ¿Vale? ;)
 
 
R/Out: Muy bien, envío el primer turno. ^-^

R/On:

[c=#2D802D]*A lo largo del tiempo han narrado y escrito diversidad de historias constatadas por grandes batallas, actos heroicos, victorias y derrotas según la cultura de cada poblado, ciudad o país. He ahí la razón por la que Cham cham ha decido emprender un viaje a otras tierras, especialmente por la raíz del problema eje que preocupa a la joven guerrera. En días pasados, ella tomó secretamente una reliquia muy poderosa de su pueblo natal, denominado el " Tánger Piedra", para jugar con un duende pero éste se lo arrebató por mera maldad al conocer la poderosa potencia que posee. La culpa pronto llegó a ella, pensando que sus padres estarían enojados a causa de su "ineptitud e incapacidad de cumplir una orden", por lo cual, establece dicho viaje de búsqueda con su chimpancé mascota "Paku Paku" con el fin de encontrar el artefacto.*

*Bajo el brillo de los tenues rayos que apenas penetran la densidad de las copas, el aspecto físico de Cham Cham es de una joven de aparentes dieciséis años, rostro fino y de rasgos felinos, una larga y alborotada cabellera de verdosa tonalidad adornado con puntiagudas orejas, ojos grandes y expresivos, gauntlets en manos y botines en pies acompañados con garras, como todo un feroz gato, así como también la rasgada indumentaria fabricada con piel felino, portando consigo un arma arqueada, veloz y muy capaz de cortar todo a su paso cuando se lanza por los aires, conocido como "boomerang", cuya apariencia brinda la naturaleza salvaje a la que ha estado sometida desde su nacimiento y gracias a la cultura que prevalece en su país de origen.*
[center] [image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/45/88/44/Cham-Cham--n4xWVcMpQ-b.jpg][/center]

En aquel mes de Abril, el cielo tenia un color azul profundo como el mar, el sol no lograba llegar al suelo por la altura de aquellos arboles gigantescos que vivían desde hacia ya décadas en ése verde valle, de pronto el aroma se tornó realmente desagradable y lo único que se lograba identificar era el hedor de la humedad, el suelo estaba lleno de suave vegetación, habían gusanos, insectos y piedras alrededor de los arboles comiéndose las criaturas que habían muerto, o mejor dicho, humanos que murieron en días posteriores. Si se deseaba caminar en aquellos senderos era realmente imposible, ya que estaban llenos de barro y espinas, era un sitio solitario y frió donde nadie desearía estar en toda su vida.

Aquel bosque es conocido como un sitio prohibido, nadie se atrevía a entrar en el, se murmuraba de boca en boca que vivían criaturas enormes, colosales y horribles, además de peligros más inminentes al término de éste. Claro, eso dicen los chamanes y guerreros más experimentados de la tribu, pero Cham Cham estaba decidida, debía entrar en el bosque y buscar al ser que ha robado del artefacto, pero jamás pensaría que se encontraría con algo muy distinto: A la lejanía se haya una ciudadela, probablemente un lugar más peligroso, además de desconocido para ella, así mismo no dudó en proseguir adentrarse a los desconocidos suburbios de fachada urbana, abandono y oscuridad total que irradia en las calles destruidas, un sitio verdaderamente siniestro para alguien que no está familiarizado con la urbanización y las mentes criminales más perversas, pese a todo la joven guerrera sabe que el rastro de aquel ser que robó el artefacto sagrado ronda por las cercanías del lugar.*[/c]
 
1-10 of 901
Sʜɪᴋɪ ˡˡ ʳᵉ | Comments | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.