iOrbix
Email
Password
Comments
 
Send Comment
1-10 of 129
 
[c=#608FBF]Rol Off:
Pese a que han pasado dos años desde que escribió esas bellas palabras, puedo asegurarle que he sentido calidez en mi corazón al leerlas, gracias por tenerme en tan buen concepto, o al menos espero que los años no hayan mermado ese pensamiento suyo.

Espero, nuevamente poder llevar una agradable amistad con su persona y una entretenido y maravillosa trama del Rol. Se por buena fuente, que es excelente en los papeles que interpreta, así que, no cabe duda que llevaremos una excelente historia.[/c]
 
 
R. M. On - Parte 2 (Continuación)

...... En una de las habitaciones, se encontraba un resplandeciente aro de plata que sostenía un espejo, el cual reflejaba la vida de los mortales a voluntad de la gran Artemisa, o de su Sacerdotisa; era en aquella sala donde últimamente pasaba su tiempo la más brillante estrella de la noche, Lune. Observaba con nostalgia la corrupción del mundo, el olvido del humano, y la crueldad de tal. Sin embargo, sabía que aún había humanos en quien podía depositar sus últimas esperanzas, ellos eran los guerreros al servicio de los Dioses, y un claro ejemplo de ello, eran los Sagrados Santos de Athena, conocidos como los Caballeros de la Esperanza, sin duda ellos aún creían en los Dioses, oraban a ellos, y sin duda, lucharían por ellos... o eso fue lo que creía, hasta que, debido a su deseo, en el espejo se reflejó el Santuario de Athena, y a las orillas de tal uno de los 88 santos de la Diosa de la Tierra, quien haciendo alarde de su poder, abusó de la debilidad de un ciudadano griego, despojándolo del fruto que llevaba en su canasta, argumentando que ellos, los caballeros del Zodiaco, al pelear por la paz de la tierra merecían las recompensas que fueran.

Aquel acto tan despreciable, hizo que los celestes ojos de la Sacerdotisa se helaran, su mirada siempre suave, se volvió afilada y severa. Fue entonces cuando recordó las palabras de su Señora.. "La bendición de Morfeo caerá sobre mí hasta nuevos tiempos, es a ti Lune hija mía, a quien asigno el cumplimiento de mis deberes. Se justa, se bondadosa, pero siempre se firme. Acompaña al Sol de día y cuando éste duerma, acompaña a la noche con tu brillo; yo aún en mi sueño, velaré por ti y tu protección, no dudes actuar en mi nombre de ser necesario. Confío en ti."

Entonces, Lune se preguntó ¿Cómo hubiese actuado la gran Artemisa al ver aquel acto tan deplorable del ser humano? y ¿Cómo es que Athena, su hermana menor, gobernante de la Tierra, permitía aquella oscuridad en el corazón de quienes gobierna?, sin duda, Lune debía actuar. Sabía que los hombres sólo se arrepentían de sus pecados cuando eran castigados por los Dioses, fue cuando decidió descender a la Tierra. Las estrellas se unieron unas con otras para formar a su espalda, un par de hermosas alas níveas, tan brillantes como una galaxia.

Dirigió sus pasos a la hermosa sala donde Artemisa descansaba, se inclinó ante ella y oró al cielo nocturno pidiendo su bendición. Elevó su cosmo energía al séptimo sentido, las hechizantes alas se abrieron dejando a su paso brillante polvo de estrellas y cual estrella fugaz, descendió a la tierra a velocidad luz.

A las afueras del Santuario de Athenas, en Grecia, sólo un fulminante destello pudo apenas percibirse; aquel Santo, que había abusado de su poder, ahora yacía inconsciente en el suelo frente al coliseo, no había heridas en su cuerpo, al menos no visibles a simple vista, lo único destacable, era que en su pecho había huella de polvo de estrellas y en el cielo, su constelación guardián ya no brillaba más…**
 
 
Out:: Listo nee, ya tengo tu turno, te lo envío en dos pedazos porque no me cabe en uno xDDDD




R. M. On - Parte 1

**Mucho se decía de los Grandes del Olimpo. Del Señor de los Cielos quien era capaz de iluminar el cielo aun cuando la noche llegaba, del Dios del Mar quien con solo un movimiento de su tridente, desataba las más indomables olas; del innombrable Hades el recolector de almas y juez de los castigos del hombre. O de la hermosa Afrodita, de quien por un beso suyo hombres comenzaban guerras; de la poderosa Athena, justa y poderosa, reina de la Tierra; de la casta Artemisa, cazadora excelsa y señora de la Luna, y su gemelo el brillante Apolo, el único capaz de hacer arder el Sol a voluntad; del alabado Dionisio, a quien se honraba en todas las fiestas, por recordar a algunos... Ahora todos ellos no eran más que leyendas plasmadas en ruinas antiguas, vasijas perdidas, o cuentos ignorados.

Los mortales los habían olvidado, pues pocos habían sido privilegiados por ellos, contados eran quienes habían recibido bendiciones de aquellas divinidades. Entre aquel grupo selecto, destacaban los servidores de los Dioses; y de entre todos ellos, una mujer en especial, quien no sólo había sido bendita por la gracia divina, sino que fue ella la única a quien una Deidad acogió como su familiar.

Su nombre era Lune, de perfecta figura esbelta y complexión delgada, su piel era del color de la luz de la Luna, su cabello platino personificaba el brillo del halo del astro nocturno, poseía delicadas facciones, labios ahusados y profundos ojos espejos mismos del mar, azules, profundos e inmensos como cielo. Protegida siempre, vestía los manos de Nix, vestidos del negro de la noche que cubrían su inmaculado cuerpo. Su título, Sacerdotisa de la Luna y Guerrera Máxima de Artemisa, pero su preeminencia era el nombre distintivo que Artemisa, Diosa de la Caza y la Luna, le había otorgado, "Hija". Así es, la más casta de todas las Diosas del Olimpo, la había asilado como su hija adoptiva.

Lune había sufrido en cuerpo propio la maldad del hombre desde su nacimiento y fue ese motivo la causa de su deceso. Pero fue la bondad de Nix y el amor de Artemisa, quienes la arrancaron de los brazos de Hades para darle vida de nuevo. Desde ese momento, desde siempre, Lune vivió bajo el cobijo de la Luna, criada bajo el nombre de Hija de Artemisa, creció siendo conocedora de las bellas artes y de las artes de la guerra. Pero esa no era toda su dicha, no, además del protectorado de la Luna, contaba también con el escudo de Nix y Apolo, así como de los demás Guerreros, Musas y Ninfas que habitaban en el Templo Lunar.

Es ella quien hasta hoy en día vela por la protección de la Señora de la Luna y su residencia. Un hermoso Templo oculto en lo más brillante de la Luna, de perfecta arquitectura griega, pilares de marfil pulido y cuarzos albos tallados, bañado por cristalinos riachuelos regalos de Poseidón. Una hermosa cancela de plata resguardaba el Templo, hermosas parcelas y jardineras de flores multicolores adornaban las orillas de aquella estructura. ....
 
 
[code][c=#b89cff]Gracias por aceptar la solicitud Athena Sama ^^ a sus servicios.[/c][/code]
 
 
Hola Athena Como Estas
 
 
off: nos llevaremos bien n.n me gusta tu pj , ¿ te gustaría hacer rol o hablamos rol Off ?
 
 
off : Hola gracias por aceptar mi add espero llevarnos bien y tener un rol ameno.
 
 
|| Que tengais buenas noches, espero no os moleste si os agrego a una conversación con las demas cabezas, también estoy agradecido de tener esta oportunidad.
 
 
|| Es un placer teneros entre mis contactos, para dar marcha al proyecto, estoy encantado de conoceros.
 
 
[c=#E57300]Ahora soy el Nanadaime Hokage, ¡'ttebayo! ¿Cómo estás?[/c]
 
1-10 of 129
Αtheήα ˢᵅᶥᵑᵗ ᵑᵒ ˢᶞʰᵒᵑᶻᵅᵑ | Comments | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.