iOrbix
iOrbix will be Migrating to Similar Worlds
Similar Worlds
Email
Password
1-1 of 1
1
 
Los abuelos paternos de Elizabeth nunca mostraron un apice de cariño hacia ella ni cuando era niña, a diferencia de su familia materna a quien hacía muchos años que no veía. Cuando los padres de Elizabeth murieron en un accidente de auto provocado por alguien, hubo una pelea para quedarse la custodia de ella, que si bien ya no era una niña pequeña, a sus 12 años había perdido a sus padres, un golpe muy duro para ella; así que al final fueron sus abuelos paternos quienes ganaron la custodia de Elizabeth, alejándola de quienes realmente la amaban y se preocupaban por ella.

El hecho de que perdiera a sus padres y fuese algo muy difícil para ella de superar, no logró que sus abuelos se mostraran atentos o cariñosos y así comenzaron a entrenarla duramente, sometiendola y obligandola a practicar hasta caer desmayada a causa del cansancio. Causándole heridas, llevándola aún siendo inexperta a enfrentarse a seres sobrenaturales para "forjarle" un carácter.

Y aún en el presente, aunque se mudó y alejó lo más que pudo, debía seguir en contacto con ellos; Elizabeth no era de odiar a las personas ni mucho menos desear el mal, pero esperaba que sus abuelos pronto desaparecieran de este mundo; así al menos podría ser por fin libre y podría hacer lo que quisiera de su vida. Esos pensamientos se hicieron presentes mientras su abuelo la "entrenaba" si a eso se le podía llamar entrenamiento.

[b]—¡Carajo, Elizabeth! Sigues siendo muy débil. ¡Tienes que mostrar de lo que eres capaz! No pongas en deshonra el apellido Morozova—[/b]. Elizabeth rió de manera seca y fría y escupió algo de sangre de la boca a los pies de aquel hombre que era su abuelo mientras buscaba ponerse de pie, odiaba escuchar su nombre salir de la boca de aquella persona, lo odiaba con cada centímetro de su ser.

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/04/20/73/98/E-B-Zfmseuzdq-b.gif]

[c=#806070]—Sabes que me importa un carajo el apellido, pero a ti nunca te ha importado mi opinión, así que puedes irte al infierno—[/c]. Volvió a toser, poniendo su mano sobre su costado izquierdo; estaba segura que tenía rota una o dos costillas. Quería irse a casa; salir de ese lugar... Deseaba que alguien apareciera y la sacara de ahí pero como siempre, nada pasaba. Odiaba a esa persona frente a ella, le causaba gusto verla así, herida y deseando no estar ahí, siempre que la dejaba tan mal herida le ponía un hechizo para que los propios de Elizabeth no surtieran efecto sino que buscara la manera de crear una poción lo bastante poderosa para revertirlo.

[b]—Veamos cuanto tardas esta vez, Elizabeth. No me decepciones—[/b].
 
1-1 of 1
1
Eʟɪᴢᴀʙᴇᴛʜ Bʟᴀᴄᴋᴛʜᴏʀɴ | Blog | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.