iOrbix
iOrbix will be Migrating to Similar Worlds
Similar Worlds
Email
Password
1-1 of 1
1
 
Y era en momentos de soledad, cuando aquellos recuerdos de su tierna infancia llegaban a la mente de la arqueóloga. Amargos momentos de maltrato y el gran vació que su pequeño corazón albergaba; algo que jamás podría olvidar. Y aun así, no podía decir que estuvo sola. Siempre hubo alguien que se preocupaba por ella, aunque la ayuda que podían brindarle era mínima. Y no se diga el amor y calor de una familia. La imagen de su madre y aquellos últimos momentos que compartieran juntas en aquel infierno de O'hara, los guardaba en lo más profundo de su ser. Tal vez, a los ojos de alguien mas seria un horrible recuerdo, y no lo podía negar, pero, para Robin, ese momento fue lo mejor que pudo pasar. Finalmente se había encontrado con su madre, pudo tenerla frente a frente, saber cómo se veía y lo mucho que esta la amaba. El rostro de aquella mujer se había quedado tatuada en sus recuerdos, junto al anhelo de haber disfrutado de una vida juntas. Su madre solo quiso que viviera una vida tranquila y feliz, pero desgraciadamente confió en las personas equivocadas.

¿Qué sería distinto ahora si no hubieran sido separadas por la muerte? Le gustaba imaginar cómo seria todo si su madre aun estuviera con ella. Al crecer en tan difíciles condiciones, fue imposible no renegar de su suerte en más de una ocasión. Claro, amaba su vida, a sus amigos, quienes eran la familia que había elegido, pero el ''hubiera'' siempre permanecía en algún rincón, esperando para surgir en el primer instante que bajara sus defensas.

Ah, aquella amalgama de emociones; tan agridulce cómo solo ella, ¿algún día podría enterrarla en lo más profundo para no volver a sentirla? Y es que, aunque ya había hecho las paces con aquel tormentoso pasado; haciendo hasta lo imposible por sobrevivir, era imposible negar que aquella tristeza era una zona de confort tal que era casi adictiva.

Tristeza y soledad; sus mejores amigas por años. ¿Cómo olvidarlas? Claro, ya no vivían con ella, pero ocasionalmente, bajo el cobijo de la noche, disfrutaba conversar con quienes le acompañaron por tanto tiempo: [i][b]''¿Cómo va todo? ¿Saben? Tengo amigos. El sol sale todos los días.''[/b][/i] Y aunque aquellas visitas eran esporádicas y cada vez menos frecuentes, no podía no disfrutar de su compañía. Después de todo, forman parte de todo aquel conjunto de experiencias y emociones que la habían formado y guiado a donde se encontraba ahora.

Aun así, había algo que faltaba. ¿Pero qué? Finalmente estaba rodeada de amigos que ama y aprecia con cada fibra de su alma; bellos recuerdos que atesora en su memoria; metas y ganas de vivir. ¿Entonces? ¿Qué podría ser? Tal vez el tiempo le de la respuesta a su incógnita.

[center][quote][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/04/56/56/35/Nico-Robin--j1xcXe5r2-b.jpg][/quote][/center]
 
1-1 of 1
1
Nico Robin 革命の灯 | Blog | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.