iOrbix
Email
Password
1-10 of 11
 
Te di una bala de plata para protegerte del monstruo que soy, solo a ti te he dado ese poder, solo a ti te lo daré, porque se que solo a ti te he dañado sin justificación alguna, en cierta forma esperaba que si alguien terminará con todo fueras tu, pero aun así no lo haces, a tus ojos pese a todo me hice tanto daño a mi como te hice a ti, ¿recuerdas como era entonces?, porque yo ya comienzo a olvidarlo, supongo era tonto, como una bestia guiada por instinto, pero también era irresponsable, me negaba a mi mismo el daño que podía causar, cuando lo acepte si bien me volví responsable y muy cínico también mate esa parte de mi, es probable que esa criatura a la que perdonas la vida constantemente este muerta, entonces, ¿por qué te niegas a disparar aún?
 
 
Se que me lees, lo sé bien y por eso hoy seré algo cínico y te lo diré, si, tenias razón, la tuviste siempre...
 
 
─¿No ibas a darme una lección?─

Su voz sonó desafiante y al levantar el rostro marcado por golpes y algunos cortes sus ojos mostraron un destello de vida inusual en el, había perdido el sacó y su corbata era un desastre, el botón del cuello estaba rotó y el permanecía desafiante pese a estar restringido de las manos y sentado en el suelo del lugar.

─ Te lo prometo, todavía siento la cara...─

Volvió a sonar desafiante pese a que algunas gotas de sangre resbalaban de sus labios, tenía tiempo sin sentir dolor pero lejos de aminorar sus respuestas parecía que estaba haciendo que despertara, se escuchó un golpe más ahora una patada cerca del vientre que lo hizo volver a agacharse a causa del dolor y sin embargo siguió una carcajada.

─ Estoy seguro que el otro golpe había sido más fuerte, ¿Te estas cansando?─

Sonó desafiante una vez más y eso molestó a sus captores, sin embargo el gesto de enfado desapareció de ellos y cambió lentamente cuando el levantó ambas manos que tenían marcas de sus ataduras que ahora estaban reventadas en el suelo... Ahora aquellas personas mostraban temor y parecía que el pelinegro podía sentir el aroma que venía de esa sensación.

─ ¿Entonces, estas cansado?, porque ahora es mi turno─.
 
 
─¿Entonces por qué renunciaste?─

El pelinegro volteó clavando los ojos de un color azul en la mirada de aquella persona que le hablaba, él llevaba uno de sus trajes y pese a que el lugar estaba lleno de ruido los movimientos de Daniel eran lentos, como en un profundo letargo que apenas y estaba dispuesto a romper.

─Alguien debería de cuidarlos, ¿no?.─

─¿Y son dignos de ser cuidados?─

La pregunta causó una reacción en el normalmente neutro gesto de Daniel, su cejas se arquearon señal de que estaba pensando aquella respuesta en realidad, sin embargo tan pronto como aquella breve llama se encendió se apagó, negó un par de veces.

─No, la verdad es que muchas veces creo que no, pero no lo hago porque lo merezcan, lo hago porque quiero, tengo derecho a cometer actos irracionales también─

Hizo una pausa breve y levantó el vaso delante de él llevando este cerca de sus labios para dar el último trago a la bebida, dejando solo unas gotas de un ligero color ámbar en el y el hielo en el fondo del mismo.

─Pero en mi defensa te debo recordar que fui entrenado para proteger a quienes no lo merecen, la diferencia es que a quienes cuido ahora los aprecio, y que hasta ahora no he tenido que cortar a nadie en dos.─
 
 
[i][center]I never...[/center][/i]
 
 
Supongo que es raro de mi parte el admitir algo como eso, pero creo que a veces desestimamos la importancia de hacerlo, de no buscar ser ese amargado e engreido que se aleja de todos, ese psicopata o sexopata que deja de lado algo tan simple como tomarse la vida justo de esa forma, simple, de sonreir cuando nos viene en gana y de disfrutar hasta con lo que normalmente nos causa aversion, supongo que he crecido demasiado o que mi cinismo me ha llevado por fin a ese punto donde termino cantando canciones que odio solo porque me produce gracia la reaccion ajena, donde lejos de molestarme por el insulto levanto los hombros y lo tomo de quien viene, que se amarguen otros suelo decir, creo que por ello tomo las cosas asi, no lo tomo en serio, porqye al final para que vivir molesto o amargado realmente, el mundo es asi, y aunque puedes cambiar cosas de el y es bueno tratar, tambien es cierto que hay cosas que jamas cambiaran y estan bien.

Piensalo probablemente una sonrisa arreglara mas que una cara seria y a veces tambien una sonrisa hara enojar mas a tus "enemigos" que ub insulto...
 
 
[b][i][center]You're so cute when you're frustrated, dear[/center][/i][/b]
 
 
[center]Nohing to say... Nothing to lose.[/center]
 
 
Soy ese tipo de persona el soñador que comio mucha realidad, el pesimista que aun guarda la esperanza y el cinico que cree en el heroismo, el loco que mantiene su cordura y la persona sin fé que sigue creyendo...

Si, soy esa clase de idiota que se cree bastante listo.
 
 
[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/95/82/43/Daniel-Herondale-14TosNT1z-b.jpg][/center]

[center][i][c=#7300E5]— Cierra los ojos, a ningún héroe le gusta que lo vean así.[/c]

[c=#BF608F]— Tu no eres un héroe, siempre lo remarcas.[/c]

[c=#7300E5]— Si, pero mi ego no me permite que tu me veas así... [/c]

[c=#BF608F]— Eso si lo entiendo, tu ego siempre ha podido más que yo. [/c][/i][/center]
 
1-10 of 11
Daniel Herondale | Blog | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.