iOrbix
Email
Password
1-5 of 5
1
 
[image=https://66.media.tumblr.com/3ddebc2a2bfa69de9bf93ff3b995ae52/2b2bd1360801994f-64/s500x750/5a8a0f3efc7e95b92d05dc88a3a99c4aeac6f469.png][image=https://66.media.tumblr.com/c8a480c9552b112d8cfb2f24f0cc9cbc/1b65172e8b0a597d-78/s500x750/1f07fee7ba36d9ebc25e0606644596b666db476b.jpg]
[image=https://66.media.tumblr.com/7fc5a1a43640ebaf85270471ef196023/dfff9fc5076a17f4-e0/s500x750/681cc329662a12bff4f054e3935b99c7dd897df4.png]
 
 
[center][image=https://66.media.tumblr.com/c7eea6997583a4260862f7c8b75e7045/257d283e4f29fa69-5a/s640x960/da7135efd82110e460bbfd022e4e2cca696ce8e1.jpg]
[/center]
[med][center]Mentally Tired[med][/med][/center][/med]
[code]– Melínoe blesses me every moonrise. Dreams of cells called hospitals. Some sunny havens while I drown in a personal hell, others dank dungeon-type basements with its fluorescent lights going flash flash.

And when I awake, I could rip off my wallpaper. Rapunzel in her tower with no light. I could stare at my ceiling until one of us soared. And I know the madness in my eyes snaps out and contorts, as I dissociate, as I float up to the heaven I know isn’t there.

And Odysseus, with eyes of intelligence, gentleness and despair whirlpooling, getting in on the lunacy. We’d howl at the moon as the bitter goddess struck us down. Dante’s she-wolf at our heels. I won’t let the banshees creep in, we’ll shove our art down their throats.

When I’m no longer numb, my anguish and anger make love until I scare myself. The desire to lock all the doors and burn this pad down. [b]Drown in the fire.[/b]
[center]
[i]~ Unknown.[/code][/i][/center]
 
 
[center][image=https://66.media.tumblr.com/000b44f5d33fd7d240d80b3a0d0e84fb/6d80ea30a058654b-23/s500x750/617574edb56f1092fcc9a2fa106ca0e624ca935d.jpg][/center]
[code][med][center]"Praise be to you, Melínoe!"[/center][/med]
[center]– "Beautiful Melinoe, I praise thee.
Let me catch glimpse of thee as I wake,
But for now feel thy presence in my sleep.
Let the night terrors you bring be not go fear
but to learn about whatever you have to tell me.
[b]~ Praise be to you, Melínoe!"[/b][/center][/code]
 
 
[center][image=https://66.media.tumblr.com/e52fcc53a46267b6aee0d5aba5c4d7d0/38d44e92847ea2b5-dc/s400x600/941a537289624f284b0bc9033f028adc390f5926.jpg]

[/center][code]—I always preferred the company of the [b]ghosts[/b]. You try complaining about your life, surrounded by their wailing. Call it perspective. And the living, well, they can't look at me for too long, without dissolving into their most basic parts, only good for my cousin's touch. Nobody likes looking at their own mortality. Everybody wants to die a hero. They don't want to meet me with my howling dogs and lingering nature and blank eyes. I'm not unkind, no matter what the other Deaths say. I allow lingering goodbyes, lovers to meet again, scores to be settled. Just ask Patroclus, his hands fading as he watched his lover weep.
[center][b]~ 𝑀𝑒𝓁𝒾𝓃𝑜𝑒[/code]
[/center][/b]
 
 
[center][image=https://66.media.tumblr.com/11e7ad77c06f628a825020e3166e45c9/1f0426816b0b0e27-65/s500x750/dc6b98fa0f431db3e9c76689119404ac6d090c83.jpg]

[/center][code]La hija oculta del Señor del Inframundo, Melinoe creció en la penumbra apartada del Inframundo, sin ver nunca la luz del sol, ni sentir el calor de otra alma viviente.

Fueron los muertos los que atendieron todas sus necesidades desde pequeña. Sirvieron como sus criados, sus tutores y sus protectores; ordenado por una fuerza todopoderosa y espantosa para adorarla y mantenerla en secreto. Y aunque ella conocía esta fuerza como su padre, nunca la dejó sentir amor, ni incluso apreciar la belleza de una rosa del jardín de su madre. Sabía que no era permitido para ella. Más que eso, no quería decepcionarlo a él ni a su madre. Una parte de ella quería hacerlos sentir orgullosos, recompensar sus esfuerzos por criarla y llevarla como aprendiz de Hecate. Sin embargo, detrás de todos esos esfuerzos escondía amor familiar, cual nunca podría expresar libremente.

En su vigésimo cumpleaños, notó que sus muertos asistentes estaban misteriosamente ausentes. Hasta que llegó el momento en que su madre, le presentó un par de dagas de acero con el nombre de las almas dispuestas a ser sus asistentes, para que siempre estuvieran fielmente a su lado. Un especial pero raro regalo de sus padres. Sin mencionar que ese no fue el único regalo, tan generoso fue el Señor del Inframundo, que le dieron un segundo: la libertad de finalmente unir sus fuerzas en la tierra de los vivos al convertirse en la ninfa/diosa de los fantasmas y diosa de las pesadillas y locura.
Ansiosa por demostrar su valía ante los ojos de sus padres, Melinoe aprovechó la oportunidad. Había pasado los últimos 20 años perfeccionando sus habilidades para no ser más que un activo para su causa.

[i]Pero había algo que todos desconocían.Mezclarse con sus ejércitos y la sangre humana despertarían finalmente su[b] dualidad [/b]en total esplendor.
[/i]
La primera parte de cada misión era bastante simple: brindar pesadillas junto con su séquito. La segunda parte, experiencia. Observar los sentimientos de las personas y forma de vida que llevaban para usarlo como desventaja al crear locura en ellos. No obstante, nunca había observado algo similar. No, ella casi nunca había puesto un dedo del pie fuera del palacio en él que se crió y sí lo hacía solo era para visitar a Hecate. Todo lo que sabía de la vida era lo que sus muertos tutores le habían contado; En realidad, verlo por primera vez no era lo mismo. Resultó mucho más complicado de lo que cualquiera hubiera esperado.

La primera vez que fue a la tierra vio los primeros rayos del amanecer arrastrándose sobre las montañas arrojando luz sobre el pequeño pueblo ubicado en el valle, los tonos de oro pálido desvaneciéndose en rosa y azul en el cielo, las familias despertándose con un beso de buenos días, un abrazo y una comida caliente que les aguardaba a todos en la mesa. Todo eso fue suficiente para hacerla llorar. Nunca había soñado o imaginado cualquier lugar tan hermoso, ciertamente no era el lugar donde fue criada para odiar y entrenada para contaminar. Y a medida que las lágrimas corrían por cada mejilla, ella se exaltó en medio de los muertos y fantasmas que la acompañaban. Sabía lo que era, lo sentía y no podía negarlo ningún momento más. Desde ése momento comprendió que debía conocer todo lugar de la Tierra e incluso más, admirarlo y amarlo.

Lamentablemente, su relación con la Terra tenía una consecuencia que más tarde le afecto a tal grado de perderla en su propia dualidad. Pues quería salvar a los mortales durante el día o consagrarse con ellos pero al caer la noche, mientras dormían en una feliz ignorancia. Ella estaría a su lado causándoles estragos que nunca le perdonarían. Ella era, es y siempre será, [b]dualidad.[center]
[/b][med]Anatema. [/med][/code][/center]
 
1-5 of 5
1
Mᴇʟíɴᴏᴇ ࿐ | Blog | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.