iOrbix
Email
Password
1-1 of 1
1
 
La condición que Lucifer le puso era simple: satisfacer a la chica. Para cualquiera aquello parecería una forma sencilla de evitar la muerte, pero para Satanachia era diferente. Tras recibir rumores de su posible traición e involucramiento sentimental con uno de sus mayores enemigos, Lucifer decidió poner a prueba a su Gran General. No hubiera dudado de no ser por los mínimos deslices que tuvo Satanachia en su perfecto secreto: llegadas tarde a los entrenamientos que dirigía del ejército e incluso su falta completa todo un día. Era su error y Satanachia lo aceptaba.

La chica debajo suyo estaba abierta de piernas, sin ninguna prenda que cubriera su voluptuosa figura. Como era de esperarse, fue capturada contra su voluntad, con el único fin de ser desvirgada por el demonio. Aquello no debería costarle ningún trabajo, al fin y al cabo él era conocido por su dedicación a conquistar y posteriormente corromper todo humano que se cruzase en su camino. Pero no podía. Su masculinidad no cooperaba, manteniéndose flácida. Había un sólo cuerpo que podía conseguir ese efecto en él, cuerpo que no pertenecía a esa chica, mucho menos a un humano.

Con prisa su diestra se acarició a sí mismo, al tiempo que observaba al Emperador del infierno acercarse paso a paso. Pero Satanachia no reaccionaba a la belleza de la chica. Lucifer efectuó un gesto con dos dedos, causando que un sirviente con una caja elegante de metal se aproximara. Abriendo esta, se mostró la daga que estaba en su interior: la daga que Lucifer conservaba de sus épocas en el cielo, la daga que podría matar a cualquier demonio de una estocada.

Y así fue. Un susurro en su oído, un corto "Lo lamento General. Confíe en ti y fallaste" fue lo que captó antes de que un dolor insoportable lo recorriera, su sangre demoniaca chorreando desde su cuello, manchando toda su ropa y a la muchacha debajo suyo. Momentos antes de morir, para su mala fortuna, solo pudo pensar en el dueño de aquel cuerpo ausente, en el único ser que había amado.
 
1-1 of 1
1
Sαтαηαcнια Ɗαємσηιυм ᴳʳᵉᵃᵗ ᴳᵉᶰᵉʳᵃˡ ᵒᶠ ᴴᵉˡˡ | Blog | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.