iOrbix
Email
Password
1-1 of 1
1
 
Lo supo desde el principio. Estaba haciéndolo mal, no debía enamorarse de alguien así, alguien con un alma tan limpia como la de ella, la suya estaba corrupta y sucia, pero se esforzó. Ante su mujer siempre tuvo lo mejor de sí, jamás le tocó ver la porquería podrida que en realidad era.

Pero la vida humana es tan efímera, que el amor se le escapó, como arena entre los dedos.

¿Por qué enamorarse? No, no era necesario, fue el peor error que pudo cometer. ¿Por qué? Ahora sentía que algo le faltaba, su rostro, su dulce rostro, esas manos suaves y esa determinación ¿Por qué? ¿Era acaso que Dios lo odiaba tanto? Si pudiese llorar, quizás lo haría, pero su vida de mierda se lo impedía.

El amor te rompe, te hace débil, dependiente y estúpido. Ahora es cuándo tendría que volver a ser el mismo de siempre. el mismo ser roto que no necesita a nadie, el mismo ser vacío.

Ya no iba a escuchar su dulzona voz, pero había algo que reclamar antes de regresar a su oscuro abismo.

Venganza, la venganza por cada gota de sangre que ella perdió, por cada día de su vida que no viviría con él.

La luna ya no se veía brillante como antes, es que el sol dejó de alumbrar.
 
1-1 of 1
1
Eʟɪᴀᴍ Aɪɴsᴡᴏʀᴛʜ | Blog | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.