iOrbix
Email
Password
1-4 of 4
1
 
[i]Aprovechando la soledad y desolación, supo agradarle el eco del silencio, sin turbulencias ni resonancias de la estupidez humana, y sin mas, colgó cuidadosa el abrigo, la ushanka, y en vísperas de su tiempo taciturno, acompañó este momento de dicha en su silla, su café y un buen cigarro.

Los ases del día se colaban entre la ventana y el terciopelo, y suspiró. Se sentía pesado, y entre 2 pequeños hombros sentía un peso que la compungía, torciendo su postura hasta que su menuda existencia yacería postrada entre el vellón y el roble y el recuerdo que evocaba una vieja melodía que endulzaba la soledad de su hogar. Y esta con su encanto le haría dormitar, descuidando aquel café que frío se volvía, y un cigarro que sólo cenizas sería.

Su mirada quemada parpadeaba difusa, y ante ella veía una vieja casa de campo, y el aroma de la primer nevada del día helaba sus narices. También sentía el pasto tierno crujir bajo sus pies, y el aroma del radal humeante del hogar endulzaba sus pulmones. Sentía su cabello trenzado, sentía vida bajo su piel, y esbozó melancólica una escueta sonrisa. '' [b]Esto no es mas que un sueño[/b]''.[/i]

[c=#E50000]~ Sim uznayesh, budit vremya, branoye zhityo, smyelo vdyenish nogu f stremya I vazmyosh ruzhyo. Ya sedeltse boyevoye sholkom razoshyu. Spi, ditya mayo radnoye, Bayushki Bayu.~ >> El vendrá justo a tiempo cuando aprendas el camino; el camino del soldado de la vida. Y con valentía podrás colocar el pie en el estribo, y tomar tu arma. La silla de tela para tu caballo de batalla voy a coser, para vosotros desde la seda. Duerme ahora , mi pequeño hijo querido Bayushki Bayu . << ~[/c]

[i] Recordó el aroma de la brasa y la sal, de la carne y el sonido de un piano. Recordó también un campo que no tenía fin, que se vestía del verde, del ocre y el blanco. Recordó la caza, recordó el aroma de la cera y el incienso, y recordó también abruptamente, que todo aquello ya no existía. Y sus ojos ya no eran alegres, y sus carnes ya no sentían, que ida volvía del umbral para encontrarse con el ventanal y el terciopelo, el café frío y el cigarro muerto, como su propio espíritu. [/i]
[center][image=http://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/01/78/36/96/--vsiUg67ZL-b.jpg][/center]
 
 
[b]20 de Julio, 1943. Río de Jàrkov, Ucrania.[/b]

[i]El aroma de la pólvora perforaba sus pulmones, y el sonido del tambor que se gatillaba sin descanso ya le habían hecho perder la consciencia misma; pero sus manos pequeñas y tullidas seguían firmes, rígidas, allí postradas sobre el comando del IS-3. El azufre y el hedor de los cadáveres que se mermaban bajo la pesada maquinaria no le significaban mas que barro entre sus ruedas y cadenas, y el café de sus ojos aún destacaban sobre la mugre, el sudor, y las lágrimas.[/i]

[c=#E50000]''...I krasnyy triumf nad vtorzheniya armii protiv fashistskikh protiv nasil'nika , I nakazaniye s boleye surovoye nakazaniye , chem smert' ...'' >> Y el ejército rojo triunfará sobre el invasor, contra el fascista, contra el violador, y le castigará, con una pena mas severa que el la muerte <<[/c]

[i]No estaba preparada para todo lo que estaba viviendo, y las camisas negras se asomaban entre la humedad y el horror, como los mismos perros del hambre. Y no había peor tortura que el no saber cuándo se acabaría todo, cuándo sería el día final...Su día final, montada entre las magulladas paredes de la bestia de acero, siendo sus recuerdos tan lejanos y rotos, como su espíritu; pero hoy no llegó ese día, tampoco fue el mañana, ni el siguiente.

Y allí oculto en lo mas profundo de su pecho, contaba con un talismán, un secreto: por mas hostil que se había vuelto el mundo, un universo en llamas y dividido por el odio, aquello la mantendría en pie; un universo que le quebraría lo humano, transformándola en no mas que una herramienta fatal, inmunda, y era aquella foto raída escondida en su pecho, lo que le hacía seguir un día mas; mas allá de las yagas y sus huesos rotos, seguiría allí; mas allá de aquello que supuraba bajo su vientre sin descanso ni reparo, ella seguiría allí...
[/i]
[c=#E50000]...''...Esto no es justo...Te quiero aquí...Te quiero aquí...Te quiero...''.[/c]

[i]Y su pequeño rostro se partía en lágrimas, y no se sabía qué rugía mas fuerte, si el llanto o el motor y el misil, o su ingenuidad en búsqueda de una mentira y una realidad que ya no existía; y no había acto de crueldad mas grande, mas déspota y malquista, que la mismísima Muerte esquive tu destino final, por el resto de sus días. [/i][center][image=http://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/01/78/31/00/--jEICgzyk6-b.jpg][/center]
 
 
Las Aventuras de Rein@, en la Europa Oriental. Estoy segura que te llevaste un buen recuerdo. [image=http://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/01/68/68/20/--ltkEDgF4V-b.jpg]
 
 
[i]En medio del sendero desolado, con aquellas ruinas de lo que fue una ciudad hace tantos años, se abre paso una bestia de hierro. Sus orugas aplastan todo a su paso, su motor llena el área de su estruendo pero para quien lo pilota, ese mismo sonido le resulta reconfortante. el piloto de la maquina ha pasado tantos años esta que le considera su segundo hogar, encuentra calidez en el frío metal, en la foto roída y amarillenta de su hermana y madre que dejo tantos años atrás pero que aun conserva..

Y ese leve temblor que produce el instrumento metálico de la bestia roja, le resulta relajante; casi en sintonía con los latidos de su propia corazón. En su tanque se siente realmente segura; en su tanque se siente capaz de llevar a cabo cualquier misión por su patria y salir airosa de cualquier problema, como ya lo ha demostrado durante tantos años. Ni el frío ni la soledad le detienen porque ahora es mas que un simple soldado. En el interior de esa maquina es una mujer con un destino que cumplir y eso es suficiente para su potestad eterna. [/i]

- S.Dusk.
 
1-4 of 4
1
Лидочка Рахма́нинов | Blog | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.