iOrbix
iOrbix will be Migrating to Similar Worlds
Similar Worlds
Email
Password
1-10 of 12
 
[b][c=#802D80]— Advertencia —

El siguiente escrito contiene escenas de violación sexual infantil.

[sep]

— ¿Ya llegaste a casa, eh? Dime cuanto de dinero has traído, Roxana —

Se escuchó la gruesa voz de Jason por el corredor, mientras la mujer se dejó caer cansada sobre el sofá quitándose los altos zapatos de tacón y arrojando el bolso a la mesa de centro mientras enciende un cigarrillo abanicándose con una revista vieja, el hombre se aproxima a la sala donde está aquella cansada mujer y le ofrece su trago favorito: Whisky en las rocas con tres cubos de hielo, al que ella apura a beber con tranquilidad mientras él toma el bolso, abrirlo y contar el dinero sonriendo triunfante.

— Vaya, has conseguido muchos clientes el día de hoy, dime, ¿A quién le has vendido ese culo tuyo eh? —

— Me dijiste que fuera a donde Edward Clinton, ¿Qué quieres que te diga? Estuvo bien, aunque ese hijo de puta sin marihuana no se siente en ambiente. —

— ¿Sabes? Un pastor de una de esas iglesias modernas me ofreció una buena suma para desflorar a Eva, por cierto, ¿no ha venido de la escuela? —

— No, no, no. Nada de eso. A mi hija no la va a tocar nadie, hemos hablado de eso miles de veces, ofrece a otra niña. Tienes los orfanatos para eso, pero no a Eva. —

— ¡Ya cállate! Yo puedo hacer de ella lo que me plazca, ambas viven en mi casa por pena, ¿o acaso crees que no sé que esa mocosa no es mi hija?, ¡crees que soy un imbécil, pedazo de puta! —


Jason, presa de la furia se abalanza encima de Roxana para golpearla, mientras ella se intenta defender de la agresión de su pareja con lo que puede hasta que se escucha el timbre de la puerta, él le ordena que se vaya a bañar a lo que ella se va sin chistar y aguantando las ganas de llorar. Avanza a grandes zancadas a la puerta la cual abre y allí encuentra a la pequeña Eva junto a una joven, la niña estaba llorosa y ella se identifica como la profesora, intercambian un par de palabras y ella se va sin más. Su padre la toma entre sus brazos y la consuela cariñosamente a lo que la pequeña se calma y pregunta por su madre, él responde que está en la ducha; entonces le dedica una larga mirada a aquella chiquilla detenidamente, era más bonita que su propia madre y eso le llenaba de rabia. No había rasgos físicos paternos en la fisonomía ni en sus actitudes. Eso le daba rabia, pero sería paciente, tendría que esperar el momento preciso para cometer aquello que rondaba en su mente desde meses.


El día domingo los tres ataviados con sus mejores ropas se iban a un templo recién inaugurado en la ciudad a escuchar al pastor hablar y alabar a Dios, eso a la niña le aburría, pero la mirada severa de su padre era suficiente para que se mantuviera sentada sin hacer ruido. Una vez terminada aquella cesión, se fueron sin antes ser acaparados por el pastor de aquel templo que conversó con ellos por mucho rato, pero de vez en cuando daba miradas a los niños que correteaban por los alrededores y en especial a la hija de aquella pareja.

Los tres se van a comer a un restaurante sencillo, compran cosas para la despensa semanal y vuelven a casa, mandan a dormir a la niña y una vez más se aborda el tema con el pastor. La madre de la nena se niega una vez más rogándole a su marido que no le haga nada, que conseguirá más clientes, pero que a la niña no la toque. Una vez más preso de la furia la vuelve a agredir con golpes más fuertes a lo que ella trata de defenderse casi sin éxito; llegada las seis de la tarde la manda a trabajar una vez más, mientras él se queda al cuidado de su hija.

El hombre toma el teléfono y marca a la casa de citas donde su mujer va todas las noches dando órdenes de que no la dejen salir de allí. Va a darse una ducha pensando una vez más. Por una parte, sabe que está mal hacer eso con una niña de apenas siete años, pero por otra con tal de ganar dinero para deshacerse de su molesta pareja y conservar a su hija para si solo y aprovecharla al máximo, le consume; una vez terminado de bañarse escucha tocar la puerta avanzando hacia ella y darle la bienvenida al pastor invitándole a pasar e invitarle un vaso de whisky.

— Y bien, Jason, ¿dónde está la pequeña Eva? Vaya nombrecito que le han puesto, eso es pecado, necesito purificarla en nombre de Dios. —

— No te preocupes, está durmiendo. Regreso, voy a despertarla, pero primero... dame el dinero, quiero que me pagues por adelantado. —

— ¡Hombre de poca fe! Claro que te pagaré, he logrado juntar el monto que me pediste por esa niña y créeme que ni por la hija de unos de mis más queridos seguidores pagué tanto. —


Avanza hacia el cuarto de la niña para despertarla. Ella le dice entrecortadamente que la deje dormir, él la anima diciendo que recibirá un regalo a lo cual ella se despierta animada y saltando en la cama, la calma y la lleva al baño para bañarla rápidamente mientras le toca algunas partes de su pequeño cuerpo, no protesta pues lo encontraba normal, una vez limpia, le coloca una bata de baño para cargarla llevándola a su propia alcoba. Allí estaba el pastor completamente desnudo mientras ve a la niña que asustada se refugia en su padre.

— Eva, este señor te va a dar un regalo, no temas, serás una buena niña y harás todo lo que yo y él te digamos, ¿si? Eva. —

— Tengo miedo, no quiero... —

— Te prometo que será una sola vez y ya nunca más vendrá ese señor, ¿está bien? —

— Mi mamá me dijo que no... —

— ¡Tu madre no sabe nada! Obedece o te daré un castigo que no olvidarás. —


Entonces él se sienta en una silla que hay en el tocador para agarrar un libro haciendo cuentas mientras el otro hombre coge a la niña y quitarle la bata dejándola desnuda procediendo a acariciar la blanca piel de la niña palmo por palmo, ella lo rechaza de primer plano, pero él le promete llenar de regalos su habitación a lo que vuelve a negarse, el pastor vuelve a decirle cosas melosas mientras le separa las piernas con las manos acariciando en aquella parte, la cual ella aleja la mano de forma violenta, a lo que el pastor le regaña para tumbarla a la cama abriendo sus piernas e introducir su dedo en su sexo, lo cual hace que de un respingo cerrando sus piernas y chillando para que no la toque y empieza a patalear.


— No quiere colaborar, así que me tienes que ayudar en ello. Tu hija es sumamente rebelde, hay que corregirla. —


Jason se levanta quitándose la toalla revelando la erección que lo torturaba desde hace unos minutos. La niña ve asustada a su padre desnudo, mientras la toma de las manos para amarrarle aquellas y sostener sus brazos a lo que el pastor le abre las piernas y una vez más inicia el proceso de introducir su dedo nuevamente dentro de ella para estimularle, lejos de "cooperar" eso se hace doloroso para ella lo cual procede a moverse y a chillar indicando que le duele. Una vez más las palabras de su padre la hacen paralizar mientras el otro varón sigue moviendo su dedo hasta cansarse de ello. Se levanta y coge una Biblia rezando un pasaje del "Apocalipsis"

— Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas; con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación. Yo, en nombre de Jesucristo nuestro único señor, te liberaré de todos tus pecados, pequeña Eva. —

Al decir esto indica al padre de la chiquilla que la sujete bien de las manos para proceder a lo que él aprieta más las manos y los brazos de ella inmovilizándola, Entonces el pastor la mira con deseo tomándole de la pequeña cintura para colocarse encima de su cuerpo empezando a penetrarla primero despacio, pero al ver que ella empieza a gritar y a llamar a su madre, el pastor lo hace de forma más salvaje mientras la pequeña llora del dolor hasta el punto de ahogarse con su llanto. El pastor le ordena al padre de ella que la suelte, efectivamente él lo hace para que el otro hombre la agarre y la cargue mientras sigue penetrándola sin piedad, mientras ella por inercia lo "abraza" sin dejar de llorar.

El pastor empezaba a rezar el "Padre Nuestro" mientras seguía con ella ahora encima del hombre mientras producto de sus lágrimas empezó a darle hipo mientras estaba con la boca abierta queriendo que ya todo termine, mientras aquel hombre no dejaba de recitar pasajes de la Biblia a lo que su padre llega y le acaricia la cara bañada en lágrimas mientras le obliga a que masturbe su miembro como "le enseñó" a lo que ella por miedo a que la golpee empieza a masturbarle con su pequeña mano mientras el pastor grita "Aleluya" corriéndose dentro de la chiquilla a lo que también ella da un chillido agudo soltando el miembro de su padre cayendo encima del cuerpo sudoroso de aquel hombre mientras una rara mezcla de sangre, semen y orina sale de su pequeña vagina mojando sus piernas y la cama.

Aquel pastor se levanta como si nada hubiera pasado mientras le pide al padre de Eva prestado el baño para darse una ducha. Una vez solos el padre se acerca a la pequeña para cerciorarse si está está bien para cobijarla en sus brazos acariciando su cuerpo con actitud paternal.

— Es por tu bien, tu madre que es una sucia ramera no nos da dinero, pequeña. Desde ahora tú serás la encargada de darnos dinero, ya sabes, hijita es por tu bien, ¿quieres que te haga lo mismo? Si me dejas mañana te compro ese vestido bonito que vimos en la tienda.—

— Me duele...quiero a mi mamá. —

— ¿Quieres a tu mamá? No Eva, no y no. Mamá ya no existe. Ahora somos tú y yo, ¿sí? —


Al terminar de decirlo emprendió una profunda estocada en el maltrecho cuerpo de su hija a lo que volvió una vez a llorar, pero esta vez de forma más quedada hundiendo la cara en la almohada a la vez que su padre sigue penetrándola sin piedad ahora un poco más fácil por la invasión del primero. Mientras el pastor salía de la ducha ya vestido sólo miraba como el hombre cargaba a la niña para seguir penetrándola hasta que no pudo más eyaculando en su interior bufando como una bestia en celo llevándola al baño para bañarse juntos, pasan unas horas en las que también aprovechó para violarla en el baño salen de allí y lleva a Eva a dormir para salir a la sala y que el pastor le de una maleta llena de billetes.

— Ha sido una grata velada, Pettersson, espero volverla a repetir. Aunque, debería pagarte la mitad, tú has estado con tu hija también. —

— Esa niña no es mi hija. La maldita de Roxana me hizo creer eso, para mi que esa niña es de uno de sus clientes, así que no sucede nada. —

— El domingo los espero en el templo. Que Dios te bendiga, Jason.—

— Que dios lo bendiga, pastor Monroe. —

A penas cerró la puerta fue al cuarto de la niña para ver si estaba consciente, efectivamente ella estaba ella. Él la despierta suavemente para abrazarle y pedirle perdón por lo que pasó, le decía que todo era por su bien y que tendría todo lo que quisiera. Llegó el domingo y nuevamente aquella familia iba al templo a escuchar al pastor hablar, cuando terminaba todo, él iba en busca de Eva para seguir abusando de ella. Llegó al punto de que una tarde él y tres hombres la violaron en medio de un parque oscuro en la noche.

Después de ello, el resto es historia.

[/c][/b]
 
 
[c=#2D2D80][b]Disclaimer: Este top lo hice con motivo de divertir. Si hay alguien que se ofenda, lo siento mucho.

Mis queridos amigos, este top 7 lo hice en base a mi tiempo como role player y he visto tantos especímenes aquí. Sin más preámbulos los dejo con esta lista.

[sep]

7) El Rebuscado emperifollado: Este role player a falta de un vocabulario variado suele usar frases que ya no se estilan a usar : Belfos, falanges, ocelos, orbes, ósculos, entre otros. Esta espécimen data de los tiempos del rol en foros y en grupos msn. Lejos de gustar seguir con la historia, uno tiene que buscar un diccionario de las épocas de la abuela y buscar cada palabra para saber que es lo que quiere decir.

6) León pelador sin ley: A esta persona sólo le importa pelear, no importa con qué, no importa con quien. Sólo ve pelea, almuerzo, desayuno, cena y postres. Cuando nadie le acepta su rol porque es elaborado y lleno de violencia; esta criatura estalla y simplemente busca a oponentes de nivel más bajo que él para alimentar su ego.

5) La fujoshi: Generalmente son chicas que sufren la envidia del pene y a fuerza quieren ser hombre. Hacen gays hasta al presidente de los Estados Unidos y buscan desesperadamente a un partner que les pueda dar a diario. Sus roles están llenos de amor, besos y MUCHO sexo. Cuando sus personajes salen embarazados, dar a luz se convierte en un espectáculo escatológico.

4) La loli: Esta roler generalmente mayor de edad o de plano un hombre, se hace pasar por una niña de quince años a menos. Su fin en este mundo es atrapar ilusos que se dejen atrapar por su rol sin argumento y sólo buscan un sensei o un senpai que las azote, o un padre que las viole porque en la vida real eso es asquerosamente incorrecto.

3) Los multicuentas: Los multicuentas: Esta gente con dotado coeficiente intelectual son capaces de tener hasta más de diez cuentas y acordarse de sus tramas y sus partners. Su habilidad de dividirse en varios personajes es más increíble que un actor de teatro; se le considera un genio. Si un genio, porque no sé cómo rayos hacen para tener tantas cuentas y no confundirse.

2) La P*ta disfrazada de Santa: Estas señoritas, cacarean, vociferan, gritan que son más vírgenes que la virgen María y ponen imágenes que atentan contra el buen gusto. En poses explícitas y mostrando los senos y el trasero con la leyenda "soy sexy" se ofenden cuando les piden rol +18 y critican a las que hacen rol de prostitutas. Son tan rameras que Marina a su lado es una hermanita de la caridad.

1) Los dramáticos: Esta es la especie MÁS peligrosa de este top. Con un gen para hacer escándalo desde que nacen. Estas personas son especialistas en insultar a todas las personas que no están de acuerdo con su ideología, se creen dioses, pero en realidad son tan patéticos que una modelo pidiendo trabajo de oficina. Sí usted querido espectador, lo contradice, prepárese. Esta persona le dirá un rosario de insultos y le dirá inmaduro y demás. La especie más tóxica en el mundo del rol.

[sep]

Este ha sido mi aporte. Comentarios positivos y propuestas en los comentarios. Por favor abstenerse personas con comentarios llenos de groserías, porque esos los eliminaré; una vez más todo se hizo con afán de divertir. No, no diré que compren mi libro "Luna de Plutón" ni compren mi perfume "Virgen María cuando serás mía"
[/b][/c]
 
 
[c=#608FBF][b][i]Esta es una declaración del amor que te tengo que decir, que siempre estuve fijada de tus acciones, cuando conversábamos esa sonrisa de estúpida que tenía que tener mis labios lo ocultaba dentro de mi, en mi fuero interno maldecía no decirte lo que siento... o sentía en ese momento cada vez que te veía. Tus acciones, tu modo de reír, tu gentileza a veces cuando me regañabas y discutíamos porque te sentías lastimado con mis actos; te pido disculpas de corazón aunque yo como siempre cobarde no me anime a hablarte, mirándote a la distancia para no incomodarte con mis estupideces y mis dramas.

No te preocupes, si alguna vez llegas a leer esta carta de amor tan boba, donde expongo que mi corazón estuvo enamorado desde siempre de ti, que me pongo como tonta cada vez que vienes, donde sonrío cada vez que me saludas y de nuevo me siento vacía y con el corazón roto cuando te vas y una vez más vuelvo a sonreír como idiota las pequeñas veces que charlamos y que me pongo a llorar cuando discutimos.

Seré tu amiga y te dejaré ser feliz con la persona que elijas, los miraré desde la distancia y cada vez que beses sus labios, haya un abrazo o una caricia, una palabra de afecto, un te quiero, te amo. Imaginaré que me lo dices a mi y cuando le sonrías tierno, tomes sus manos o se abracen; ese abrazo sera para mi, el beso, las caricias en las mejillas y sonreiré por dentro. La persona que ama a otra debe de entender que no se puede retener porque sería injusto; mejor te dejo libre, y aprenderé de mis errores para animarte a platicar todas las cosas que me pasen sin trabar mis palabras.

Esta es una carta de amor llena de sentimientos, dando a mostrar mi verdadero yo, una mujer que tiene mucho que dar, pero prefiero que sólo quede en eso, en aspiraciones y en fantasías de parte mía.

De: Mi.
Para: Quien quiera leer...[/i][/b][/c]
 
 
[b][c=#802D56][center]
Ven, dulce amado mío, No tengas miedo a lo que vendrá,
Estamos tú y yo solos en esta vieja habitación,
Limpia,
Blanca,
Imposible,
¿Qué necesito hacer para que me creas, pequeño ángel asustado?
Empaparé las sábanas de tu sangre virgen,
De mi sangre experimentada.


Déjame desnudar tu cuerpo blanco de aquellas ropas mundanas,
Camisa,
Pantalones,
Alma,
Pudor,
Al verte me sorprendo de tus mejillas enrojecidas,
Me río de tu pulcritud de doncella,
Realmente que eres estúpido.


¿Acaso no te das cuenta de lo que pasa entre los dos?
No puedo creer lo ciego que eres,
Esta noche tendré el control de todo,
Serás mi perra,
La zorra,
Mi juguete,
¿Lo niegas? ¿No quieres? ¡NO QUIERES!
Vamos a ver quién es el que lleva las riendas en este juego,
Si tú con tus modales de príncipe remilgado,
O yo con mi vientre insaciable y furioso,
Te quitaré la virginidad a pedazos,
Con dentelladas,
Si es posible violarte,
Viólame.


Ya rendido sin poder decir nada a objeción,
Te tengo al fin en mis redes, indefenso,
Después que mi boca se hizo dueña de tu endeble falo,
Das bocanadas,
Manotazos de ahogado,
Gritas,
A veces lloras,
No quiero tener compasión de ti.


Es triste, tan triste saber que no puedo amarte,
Que sólo haremos el acto como dos animales,
No hacer el amor como quisiste,
Hermoso,
Sublime,
Con un lecho de rosas y lágrimas de pasión.
Al final ya sólo quedan dos cuerpos tirados entre las sábanas,
El tuyo rendido y manchado de espesa simiente,
El mío con dos dedos perdidos entre las piernas,
Y la frustración,
La cólera,
La furia,
Desazón.


Pasan los días y vienes a visitarme de nuevo,
Y otra vez se repite la misma escena,
Asustado tú,
Deprimida yo,
Y el juego comienza,
El arte de amarte nunca terminará.
[/center][/c][/b]
 
 
Quieres que te de tiempo ¿Tiempo para qué?, ¿para que pienses que esto fue una mentira? No, no quiero que te excuses. Te doy todo el tiempo que quieras, analiza, deduce con el poco cerebro que tienes que la relación fue un error. Las disculpas están de más aquí, en realidad no me interesa, si piensas que voy a llorar por ti, estás muy equivocado y si estuve enamorada de ti, sí y que pasa con ello te amé con toda la energía de este mundo, pero todo se fue a un pozo profundo donde mis demonios y tus miedos estúpidos acabaron con esto que prometía ser algo bonito y clásico.

Todo comenzó uno de esos días en que nos reunimos a tomar café después de algunas actividades mías secretas. Llegué quince minutos tarde (maldito viejo, siempre con sus pedidos extravagantes) Encima te molestaste porque te dije una excusa tonta. Me senté a fumar mi acostumbrado cigarrillo; pusiste cara de asco. Te daba asco verme fumar y yo me reía de tu patético rostro y tus modales de mariquita alborotada. Mientras tomaba mi taza de café mañanero pude ver como mirabas con nerviosismo aquel celular que te regalé, mi cara nunca cambió hasta que te aclaraste la garganta y empezaste con el repetitivo : “Tenemos que hablar” Dejé la taza a un lado y empezaste con tu argumento ¿vacío?

Con la mayor paciencia del mundo te escuché ladrar... hablar todas lo que vivimos con la relación y que no podías soportar que no te cuente a lo que yo me dedicaba y que nunca te iba a decir por supuesto, yo nunca te pregunto a que te dedicas, con quien rayos sales. Ni a tu casa voy porque no quiero que tu maldita madre, vieja que se cree muy santa cuando vi que se la chupaba a uno de mis cliente frente a todas sus figuritas de santos. Así que ya cansada de tu palabrería imbécil, te apuré poniendo de pretexto una cita con el doctor hasta que lo soltaste con miedo “Lo siento, tienes que darme tiempo.” Enmarqué la ceja derecha con un gesto incrédulo y en vez de enfadarme por aquella frase rompí a reír mientras aplastaba mi cigarro en el cenicero con cierta pesadez mientras observaba como te sonrojabas con el miedo de que yo te golpee o algo así. Simplemente no podía creerlo.

Me tomé el tiempo para responderte y simplemente dije “Esta bien, tómate el tiempo que quieras, te doy vacaciones de mi” Lo cierto es que yo estaba indignada no tanto de lo que dijiste si no de tu voz de niña asustada y ese susurro indescifrable que soltaste ¿¡Acaso crees que soy sorda, hijo de la gran puta!? Eres tan patético que das pena ajena si quieres tiempo, te doy todo el tiempo que quieras. Total gano dinero con mis clientes no contigo.

Au revoir, marica.
 
 
Nunca dejo de preguntarme si el amor existe, si es que yo me enamorara de verdad de alguien ¿Qué pasaría? No creo que nada fantástico. Pasé tanto por mi vida y los hombres pasaron tantas veces por mi cuerpo que olvidé ese pequeño detalle. Estar enamorada; creo que si lo estuve o la verdad no lo se, ya no puedo permitirme ese tonto detalle de suspirar como chiquilla enamorada por un individuo en particular. He suspirado por tantos que ya he perdido la cuenta, si algo he de confesar es que bueno me he enamorado de más de un cliente que pasó por mi cama: De su forma de ser, de sus ojos, de su boca, pero nunca escuché un "me gustas" "te quiero" no, nunca escuché eso. Sólo oía insultos, órdenes, los golpes, a mi padre, a mi madre, a Alaín y a mi misma queriendo despertar de aquel infierno.

Algunos me preguntaron si es que algún día dejaría de ser prostituta para dedicarme a mi. Mi respuesta es sincera: No, porque ya no tengo tiempo para mi, las prostitutas no nos enamoramos; se nos prohíbe amar al cliente que nos paga para sentirnos amadas un par de horas así que no interesa, no tengo el tiempo ni la paciencia para esperar a un joven de buena familia regalarme rosas, escribirme canciones, cenar juntos. Me aburre, me hastía y no me genera dinero.

Por eso cuando regreso a casa después de visitar a algún cliente y veo a las parejas enamoradas que se prodigan besos en los parques o que se abrazan jurándose amor eterno me producen sentimientos encontrados por una parte rechazo porque la tipa en cuestión es mas puta que yo y pobre del novio que jura que la niña es mas virgen que la propia madre del crucificado y la niña se ha acostado con medio país, y por otra parte me produce envidia, porque quisiera aunque sea por un ratito escuchar palabras bonitas, acostarme en el gentil regazo de mi amado, tomar su mano y sentirme segura en sus brazos. No lo negaré aún hay algo de humano en mí, en esta muñeca bonita vestida de negro.
 
 
[b][c=#802D80]Una vez más estoy sentada en aquel mullido sillón donde él tomaba asiento y ordenaba a sus perros custodios a realizar crímenes silenciosos, robar dinero a los bastardos mayores del Gobierno, hacerse más rico, ¿para qué? Para comprarle cosas a su reina, a su Babilonia. Siempre regalaba cosas caras: diamantes exageradamente hermosos, prendas de diseñador, perfumes hechos de flores escogidas, los mejores asientos para las obras de teatro, ¿A cambio de qué? A cambio de tener un ficticio matrimonio, una relación de cuento de hadas que terminó en los más raros de los secretos.

Alaín Lafayette Montagne era el nombre de mi desaparecido esposo. Un hombre canoso de duro aspecto, mal educado a veces, ruin, truhan, asesino, el líder nato de un grupo de idiotas sin cerebro que siguen a un genio. Porque sí no hay que negar eso, él era un genio pero para la maldad, conmigo no tenía ese carácter es algo indiscreto decirlo, pero yo a veces daba la última palabra a aquellos imbéciles para que hagan las misiones mientras él fumaba habanos y escuchaba a Edith Piaf en su viejo tocadiscos.

¿Cómo nos conocimos? Él siempre frecuentaba "El palacio de la rosa" junto con otros compañeros suyos para ordenar cerrar sus puertas y empezar con una parranda que duraba hasta dos semanas. Días en los que follaba con casi todas las rameras y hasta algunos mozuelos que venían a probar suerte; no lo negaré en ese prostíbulo también habían homosexuales que vendían sus caricias, Alaín siempre lo negaba, pero le prendía acostarse con un muchacho de piel pálida, ojos azules y cabellera rubia llamado Sebastian; el chiquillo era "la nena" más pedida por todos incluso él me ganaba algunos clientes, sin embargo no había envidias entre nosotros. El día que me tocó complacerle ya que Claudine bajo ningún punto quería que Alaín me viera. Cuando él fue a mi cuarto nos miramos y simplemente le ordené desnudarse. Ya saben es el negocio, el quiere algo, yo necesito dinero, un revolcón y adiós.

Pero NO, él siguió frecuentando aquel lugar, ya solo para un día acostarse conmigo y otro con Sebastian y los fines de semana con los dos y siempre pasaba lo mismo. Nos pagaba y "au revoir ma cherie" eso él me decía a mi, pero a Sebastian simplemente le daba un formal apretón de manos y se largaba para otra vez venir y repetir lo mismo. Aquello era un círculo vicioso que a mi compañero y a mi nos fastidiaba en parte y en otra nos daba buena ganancia. Un domingo para ser más exactos estábamos los tres en una habitación especial entregados a la faena, pero sólo Sebastian y yo porque el maldito francés de mierda se hacía una señora paja con los calzoncillos azules de Sebastian y mis pantaletas rosadas mientras decía un rosario de groserías en su idioma natal. Cuando él estaba dispuesto a participar una patada abrió la puerta y entró la esposa junto con los hermanos de esta gritando improperios en francés, mientras Sebastian y yo con hipocresía nos cubrimos el cuerpo con las sábanas mientras salimos corriendo como adolescentes de aquel cuarto.

Pasaron los días cuando Alain vino con un ramo de rosas reclamando mi presencia para invitarme a su casa a pasar la tarde "¿Qué no tiene esposa?" Pregunté a mi matrona mientras las criadas colocaban sobre mi cuerpo un bonito vestido violeta y peinando mi cabello hasta realizar una trenza decorando esta con pequeñas perlas en el largo de esta. Ella me respondió que era una oportunidad de oro para dejar aquella vida y realmente ser una dama, yo opté por reírme de la ingenuidad de Claudine cuando me dirigí a su mansión acompañada por Sebastian que también iba vestido con unos pantalones azules, camisa celeste y sobre esta un chaleco del mismo color del pantalón y zapatos negros; la cabellera rubia brillaba de manera exagerada gracias al gel que se había echado previamente. El mayordomo nos recibió amablemente mostrándonos el interior del hogar y este no estaba nada mal, a él siempre le gustó el arte; cuando llegamos a la sala estaban él, su esposa y dos niñas jugando a las muñecas. Ordenó que todos los sirvientes se fueran a tomar un paseo mientras entraban a la sala cinco varones altos y musculosos; tres de ellos tomaron a la mujer y a las niñas mientras que Alaín y otro nos rodeaba a Sebastian y a mi mientras que el restante cogía una vídeo grabadora. Él ordenó algo en francés entonces comenzó la peor de las pesadillas.

Aquellos tres rasgaron las vestiduras de la esposas e hijas de él mientras ellos se quitaban el albornoz que cubría sus cuerpos y sin asco procedieron a violarlas mientras los gritos se hacían cada vez más escandalosos, las lágrimas y las súplicas llenaron la sala y mis oídos. Nunca había presenciado tal espectáculo tan horrendo y me hizo recordar a mi padre, no lo evité y vomité sobre la cara alfombra persa que decoraba el piso de la sala aprovechando que estaba inclinada devolviendo lo que almorcé aquella tarde, Alaín me arrancó parte de mi vestido y mi ropa interior dándome una estocada profunda y moviéndose como un loco, yo no repliqué porque me la pasé vomitando mientras él arremetía en mi interior como una bestia, dejé de vomitar y comencé a llorar mientras veía como obligaban a Sebastian a abusar de la más pequeña de las hijas de Alaín mientras el que grababa todo se masturbaba sin asco y disfrutando aquello.

Alaín y sus compinches terminaron casi al unísono gruñendo como animales y riéndose de nosotros, Sebastian estaba en shock, pero yo... no sentía nada, eso ya lo había vivido antes con mi padres y los amigos de él. Cuando ocurrió lo inesperado: Él puso en fila a su esposa, hijas y a Sebastian para depositar sobre ellos todas las balas de su pistola, de la impresión me quedé callada, estúpida mientras observaba los cuerpos desnudos de los tres. "móntate sobre ese marica" fue lo que me ordenó mientras su secuaz cogió el miembro de mi compañero y sin chistar lo hice, ellos se reían y tomaban vodka mientras yo increíblemente disfrutaba de aquello, me estaba follando a un muerto, eso aumentó mis ganas y tuve el mejor de mis orgasmos.

Después de aquel episodio Alaín no me vio más, no fue al "Palacio de la rosa" Y si iba era para estar con otras chicas. Me decidí hasta que un día lo encontré y le amenacé con decirle a todo el mundo que clase de persona era, sus asesinatos a su mujer a sus niñas, correría con el chisme a su suegra. Palideció y me propuso matrimonio, yo acepté gustosa. Al cabo de dos meses se celebró la boda soñada, la gente de la sociedad, la prensa ¡TODOS! vinieron a vernos y a felicitarnos por la unión, a mi me alababan y los demás envidiaban a Alaín por la linda esposa que había conseguido. Pasé de llamarme Eva Pettersson a ser conocida como Marina Lafayette Chrysomalis, ¿por qué se escogió ese nombre? Mi mamá se llamaba Marina Chrysomalis; adopté su nombre ya que él odiaba el nombre Eva, ya que así se llamaba su esposa asesinada.

Los años de mi matrimonio fueron una tortura para mi. Nunca me acostumbré a sus reglas tan estiradas, a sus horarios, a sus fiestas, pero si a sus regalos, a la buena vida. Ser el centro de la atención, me llamaban "Lady Marina" Era la invitada obligada a todas las fiestas de la alta sociedad, afuera eramos la pareja perfecta, los más educados. Dentro de esas paredes de su mansión siempre fui su prostituta... No...fui la prostituta también de sus amigos y de casi todo el cuartel donde me llevó para mi cumpleaños. Quedé embarazada y me hizo abortar a patadas... unas tres veces tanto fue el maltrato que me llevaron de urgencia a una clínica y extirparon mi útero dejándome seca como un tronco viejo.

Unos días antes de la navidad me exigió largarme al prostíbulo ya que se había conseguido a una chiquilla de quince años para su disfrute personal. Yo me indigné por tal insulto y terminamos peleando, él me comenzó a pegar y yo por mi parte me defendía de sus ataques, entonces recordé lo que hizo años atrás con su esposa e hijas pequeñas. Lo insulté, vomité sobre su cuerpo. Sin asco cogí la pistola poniendo esta en su cien izquierda y lo mandé al infierno, así de simple.

No se lo que hice después sólo recuerdo que me follé a ese viejo cadáver hasta quedar exhausta, llamé entre lágrimas al mayordomo diciendo en griego que Alaín había sido asesinado por unos militares de baja categoría y que lo dijera a todo el mundo. El velorio fue multitudinario asistieron varias personalidades mientras consolaban mi llanto diciendo lo buen hombre que era mi marido. Se le enterró en el mausoleo que está en el panteón familiar en un rincón olvidado de sus propiedades junto con su esposa e hijas. Decretaron tres días de duelo por aquel coronel valiente que entregó su vida a su país. Nunca dije que yo era la asesina de ese monstruo, me quedé callada mientras disfruto de una taza de café con leche viendo su retrato y las hermosas pinturas que decoran su despacho mientras levanto una "oración" a mi querido esposo ya que hoy se conmemora un día más en que lo mandé a chuparle la pija a Satanás. [/c][/b]
 
 
[b][c=#802D80]
Nacida un cuatro de diciembre en Grecia, la vida de Eva no sería como la de otras jovencitas provenientes de cunas de oro e infancia idílica. Con una madre sumisa y obediente y de padre dominante y de carácter iracundo, su vida no sería normal. Al nacer sus padres se mudaron a Londres para establecerse del todo. Su madre pronto sería obligada a prostituirse por su esposo que era en realidad un criminal buscado por la justicia, la mujer incluso ejercía su "profesión" en su misma casa mientras que el padre de Eva se enriquecía debido a que aquella dama era hermosa.

A la edad de siete años, fue violada por su padre y esto se repetiría en varias ocasiones hasta que una mañana de marzo. Eva fue llevada por su progenitor a una Iglesia donde supuestamente iban a bautizarla, allí fue abusada también por el Sacerdote que le pagó al hombre una alta suma de dinero; su madre al enterarse de esto se negó a prostituirse y amenazó con llevarse a la niña de su lado, eso acabó con la paciencia de su padre una noche mientras todos supuestamente dormían aquel hombre mató sin piedad a la madre de Eva de varias puñaladas; lo que él no sabía es que la pequeña presenciaría el asesinato de su madre. A la edad de diez años fue llevada con un extraño sujeto que le hizo un tatuaje en la parte de la espalda, según escuchó de los labios de su padre aquella marca era para que siempre conserve la apariencia de una encantadora adolescente.

Pasado el tiempo seguía siendo abusada sexualmente por el padre y dedicada a la prostitución para que no le falten a ambos la comida y a las comodidades en las que vivían, fue creciendo y heredando la belleza de su madre. A la edad de quince años se enamoró de un joven noble con el que se veía a escondidas, pero pronto se apañaría la felicidad de ambos jóvenes; el padre de Eva tendría una cita con la madre y el prometido de ella diciéndole a que se dedicaba lo cual el muchacho furioso acabó con la relación que tenían para comprometerse con otra joven dejándola devastada.

Con el tiempo el padre de Eva fallece de una rara enfermedad la cual deja a la chica como heredera de una pequeña fortuna y un prostíbulo, el cual dejó que lo regente hasta la fecha una matrona francesa llamada Claudine el cual le da para vivir regularmente.
[/c][/b]
 
 
[b][c=#802D80][b]Aún recuerdo mis épocas en las que era la más aclamada cortesana de mi pueblo. En el "Palacio de la rosa" nos iba bien a todas. A diario, venían las más importantes personalidades: Alcaldes, jefes de policía, militares y hombres ricos de otras ciudades, a veces, venían obreros que ahorraban sus jornales sólo por estar una hora con alguna de las muchachas. Ya que ellas le daban lo que sus frígidas esposas no le entregaban en la casa. Cuántos hombres pasaron por mi cama ¿cincuenta? ¿cien? No lo sé con exactitud. Pero sí, han sido bastantes. Aquellos pobres idiotas me pagaban para que les diga "te amo" cien por ciento patéticos.

En uno de esos días un comerciante de ascendencia árabe me trajo a su hijo menor, un niño de catorce años, ¡pero qué niño! Piel dorada, ojos verdes enormes, labios apetecibles, una monada de niño. Me encargó iniciarlo en los placeres sexuales ya que no quería que las sirvientas desvirgaran a su niño. Una vez solos la pobre criatura temblaba como una hoja de papel al verme en aquel conjunto de ropa interior negra traída de Francia. A los hombres más adultos le enloquecían; pero a ese chiquillo sólo le parecía una maldición verme así.

Lo senté en la cama quitando su camisa previamente para observar aquel cuerpo inocente, frágil y delgado. Un espectáculo a mis ojos, ¡nunca había tenido a un cliente tan joven! Pronto me invadió la maldita culpa y un estúpido cariño fraternal hacia aquel adolescente sentado en mi lecho, así que me acerqué a él tomando su barbilla depositando en sus labios de terciopelo un delicado beso que correspondió con torpeza, inexperiencia que turbó mis sentidos más oscuros. Pronto el beso se hizo más apasionado e ingresé mi lengua dentro de su dulce boca a lo que él correspondía con miedo, lo solté mirándolo azorada, él me observaba aterrado; sin saber que hacer.

—No se hacerlo, señorita. Sea gentil conmigo — Aquella voz entre aguda y madura lograron sacar mi lado más tierno y le prometí que iba a ser suave y que disfrutara conmigo. Lo ordené desnudarse lo que hizo al instante, rompimos a reír cuando noté y le hice saber que su miembro estaba despierto, yo me desnudé a su vez dejando que aquel mocoso atractivo vea mi cuerpo; sus manos eran tan suaves cuando pasaban por mi cintura que me causaban cosquillas y a la vez mis manos calibraban la delgadez de sus brazos y la delicadeza de su abdomen. Lo tumbé en la cama para hacerle la felación más grandiosa de su vida. Escuchaba sus gemidos torpes y me animaba a seguir con ello, sentía como jalaba mi cabello con desesperación. Cuando sabía que el ya estaba a la cúspide de su orgasmo procedí con una suave masturbación que acabó en un grito y un pequeño sollozo de parte suya.

Cuando lo calmé consolándolo abrazado a mi pecho, me dijo que me amaba. Que estaba enamorado de mi, que era delicada y dulce. Mis mejillas se sonrojaron al escuchar las palabras de aquel adolescente declarándome su amor en ese cuarto. Conmovida por el detalle comenzamos a acariciarnos mutuamente para luego iniciar con aquel acto sexual que sólo eran suaves gemidos de parte de ambos. No se porque rayos me dolió cuando el embestía, supuse que eran los nervios, pero todo terminó rápido, nos abrazamos por un momento hasta que el rompió el silencio diciéndome que quería casarse conmigo y que deje esa mala vida, yo me negué. No podía hacerle daño... su padre no lo permitiría.

Se lo hice entender, entonces tocaron la puerta. Era su padre que ya venía por él. Le dije que esperara mientras lo bañé como una madre baña a su hijo, lo vestí y le di una palmada en el hombro y un beso en la frente deseándole buena suerte y que escogiera una chica que lo ame, me volvió a repetir que quería estar conmigo; me negué una vez más. Me bañé y me vestí abriendo la puerta. Su padre me dio una buena cantidad, nos despedimos de forma amigable y se marchó con aquel niño. Mientras me sentaba frente al espejo a esperar a otro cliente unas lágrimas salieron de mis ojos sonriendo a lo tonto y recordando sus palabras.

¿Me habré enamorado de verdad de aquel adolescente?[/b][/c][/b]
 
 
[b][c=#BF60BF]El mundo allá fuera se ríe, llora, se perturba, gime, disfruta,
los demás gritan, los autos y los camiones y las bicicletas,
los conductores, los animadores de radio, las reinas de belleza,
lágrimas falsas, risas grabadas, ruido y más ruido.

Y sólo estoy yo, estresada, cansada, enferma, agobiada,
aburrida sin saber que hacer, con ganas de arrancar mi ropa a pedazos,
mis sentimientos suben y bajan como una montaña rusa desbocada,
a veces quisiera tener una pistola para jugar a los ladrones con mi propio cuerpo.

Entonces salgo a la calle donde enfrento mi dura realidad,
donde siempre acompañada de un par de bolas de algodón último modelo,
sin embargo la bulla siempre gana la maldita batalla,
¿Es acaso una broma? Escucho en la radio una estridente canción.

Regreso donde me siento más segura, a mi madriguera (en realidad es mi habitación)
no se escucha nada, todo es tranquilo. Habita una paz increíble (nadie está en casa)
entonces sonrío y me tiendo en el pasto suave del suelo (la alfombra nueva)
saco del bolsillo unos polvos mágicos para no tener que seguir escuchando ruido (mi vieja amiga cocaína)

Me dejo llevar por una vorágine de emociones, todo en mutismo auténtico,
hago el amor con la nada y todo sucede como en un cine mudo,
entonces llego al clímax de mi placer callado y lanzo un grito silencioso volviendo en mi...
volviendo a mi patética vida...
un mundo de ruido,
mi oficina de lunes a viernes.[/c][/b]
 
1-10 of 12
Catherine Saab | Blog | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.