iOrbix
Email
Password
1-10 of 13
 
[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/41/54/07/L--Bu2opp6VJ-b.jpg][/center]

[sep]
[med][c=#0073E5]“Dejé caer mi pelo sedoso sobre mis hombros y abrí mis muslos hacía mi amante… los cielos de invierno son fríos y bajos, con fuertes vientos y granizo helado. Pero cuando hacemos el amor debajo de nuestra colcha, hacemos tres meses de verano”.[/c][/med]
[sep]

-Tzu Yeh -
 
 
[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/10/46/88/Lyanna-Prakliaty-9y0tYAeLF-b.jpg][/center]

[center]Can you hear me say your name forever?
Can you see me longing for you forever?
Would you let me touch your soul forever?
Can you see me longing for you forever, forever?
I know the light grows darker down below
But in your eyes it's gone before you know
This is the moment of just letting go
She said, if you had life eternal
Can you hear me say your name forever?
Can you see me longing for you forever, forever?
Would you let me touch your soul forever?
Can you see me longing for you forever, forever?
We dance once more
I feel your hands are cold
Within your heart, a story to be told
This is the moment of just letting go
This is the moment of just letting go
Can you hear me say your name forever?
Can you see me longing for you forever, forever?
Would you let me touch your soul forever?
Can you see me longing for you forever and ever?
Forever, forever, forever (forever, forever, forever)
Forever, forever, forever (forever, forever, forever)
Forever, forever, forever (forever, forever, forever)
Forever, forever, forever (forever, forever, forever)
Forever, forever, forever (forever, forever, forever)
Forever, forever, forever (forever, forever, forever)
If you had life eternal?[/center]
 
 
[center][image=https://media.giphy.com/media/l0ExdI8mDxKVBh01q/giphy.gif][/center]

[center]La princesa de nuestro reino de oscuridad. En lo más profundo de tus ojos se encuentra guardado el universo, el paraíso perdido yace en tu sonrisa.

[b]Vítejte doma, Kiara, princezna říše chaosu.[/b][/center]
 
 
» …[i]Una bola de nieve se estrella en su rostro y de inmediato se gira gruñéndole para luego devolverle el proyectil. La albina muere de risa y corre alrededor de la cabaña eludiendo los ataques y devolviendo aquellos que podía. La tarde transcurrió entre juegos y competencias sanas hasta que el manto nocturno abrazó el cielo y ellos entraron entonces, encendiendo el fuego, acomodando las cosas de aquella pequeña cabaña que por ahora era su nuevo hogar[/i]…« Los labios de la albina se curvan en una melancólica sonrisa, sus celestes ojos miran las estrellas a través de la fría ventana mientras en su diestra sostiene una copa de vino. “Los recuerdos son veneno cuando te encuentras solo…” nunca fue más cierta aquella frase dicha por una amiga suya, siglos atrás.
 
 
El apuesto detective Marín ataviado con el clásico traje negro, camisa blanca corbata azul y zapatos negros bien lustrados, permanece erguido ante la puerta. Había golpeado un par de veces y escuchó como respuesta una serie de pasos aproximándose a la entrada. Puede percibir cuando estos se detienen y, de inmediato, se escucha el chasquido de la cerradura al abrirse seguido del movimiento de la madera que poco a poco despeja la vista al interior de la casa.

Un nerviosismo inesperado comenzó a invadirlo de repente. Aún con ello, esboza su mejor sonrisa, y hace una leve y educada reverencia ante la dama que atiende a su llamado.

El blanco rostro de la mujer le recibe con una sonrisa de gusto y ciertos tintes de sorpresa. Nadie visitaba su casa, por el contrario, los habitantes de aquella pequeña ciudad siempre evitan el pasar por ahí.

—Buen día, Tom. — musita aquella mujer con tranquilidad y melodiosa voz.
Lo primero que notó aquel joven policía es el hecho de que el atuendo de ella era completamente normal.
Pantalones ajustados de color negro, camiseta sin mangas en el mismo tono, lleva el cabello recogido en una coleta descuidada y no porta zapatos, imagina que estaba cómodamente descansando a su llegada.

—Buen día, señorita.— murmura logrando sacarse el nerviosismo inicial. —Uhg, verá, vengo en un asunto oficial...

Los ojos azules de la mujer se clavan en el rostro del detective, por unos segundos solo se dedica a mirarlo con detenimiento. Luego su expresión cambia a un rostro confuso al no saber qué es lo que la policía podría querer de ella.

—¿Un asunto oficial?

El hombre suspira un poco tenso y asiente con el rostro.

—¿Puedo pasar? Creo que sería mejor hablarlo dentro.

La puerta se abre por completo al tiempo que la fémina se aparta dejando el paso libre para él.

— Adelante, oficial. Déjeme ofrecerle una bebida mientras me cuenta de qué se trata todo esto.

Tom se pasa la mano por los oscuros cabellos, acomodándolos con cuidado y acepta la invitación. Ella lo conduce por la casa hasta la sala de estar.

La decoración de la casa es bastante agradable, no está saturada de cosas, algunos cuadros cuelgan de las paredes y lámparas de piso con bellas formas adornan las esquinas. Le indica con la mano para que tome asiento en un sillón doble, bastante cómodo, y mientras camina a la cantina de dónde saca una licorera, casi llena, de un amaretto delicioso.

Sirve dos vasos por la mitad y entrega uno al policía que jugaba con sus dedos mientras recorre la sala con aquellos ojos oscuros y avispados. El dulce aroma del licor llega rápidamente a su nariz, el hombre toma el vaso y niega con el rostro.

—Discúlpeme, señora, le agradezco el trago pero estoy de servicio.

Ella se encoge de hombros y se sienta frente a él en un sillón individual, degusta su licor con un pequeño trago y luego sonríe.

—Un trago no le hará ningún daño... en fin, dígame que es ese asunto misterioso que lo ha traído a mi casa.

Tom se remueve incómodo en el asiento y luego la mira con cierta duda.

—Verá... —Comienza pensativo — Usted sabe que es una ciudad pequeña donde todos se conocen entre sí...

—¿Ajá?

— Pues hay ciertos rumores... muy insistentes y preocupantes... sabe, seguro es alguna especie de confusión o algún rumor de algún malintencionado.

Toma hablaba pero no iba al grano, sin embargo ella sabe de qué va la cosa. Había escuchado ya antes los rumores sobre brujería que le imputaban. No dice nada, sólo lo mira paciente esperando que se atreva a decirlo, por el semblante que tiene, parece que también él cree que es verdad.

—Pues dicen que han escuchado cosas raras y que en el bosque cerca de aquí han visto a los animales huir despavoridos, la gente cree que usted es...

— ¿Una bruja?

Por unos segundos el rostro de aquel detective palidece y termina bebiéndose el amaretto de un solo trago. Lyanna hace lo mismo con el propio y va por la botella para llenarle de nuevo el vaso, aún sin que este lo pida, está a espaldas de él, separados por aquel sofá y nota como el detective se toma en segundo trago de golpe. Entonces ella deja la botella y apoya las manos en el respaldo del sillón, inclinándose hacia él hasta terminar con los labios muy cerca de la oreja derecha de aquel hombre.

— Soy algo peor...

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/34/02/10/Ly-Pl-8c3uNKDc5-b.jpg]
 
 
[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/01/90/73/89/Lyanna-Prakliaty-6p8Q76TgL-b.jpg]

[/center]
[center][c=#330066]Die Liebe ist ein wildes Tier
Sie atmet dich sie sucht nach dir
Nistet auf gebrochenen Herzen
Geht auf Jagd bei Kuss und Kerzen
Saugt sich fest an deinen Lippen
Gräbt sich Dinge durch die Rippen
Lässt sich fallen weich wie Schnee
Erst wird es heiß dann kalt am Ende tut es weh
Amour Amour
Alle wollen nur dich zähmen
Amour Amour am Ende
gefangen zwischen deinen Zähnen
Die Liebe ist ein wildes Tier
Sie beißt und kratzt und tritt nach mir
Hält mich mit tausend Armen fest
Zerrt mich in ihr Liebesnest
Frisst mich auf mit Haut und Haar
und wirbt mich wieder aus nach Tag und Jahr
Lässt sich fallen weich wie Schnee
Erst wird es heiß dann kalt am Ende tut es weh
Amour Amour
Alle wollen nur dich zähmen
Amour Amour am Ende
gefangen zwischen deinen Zähnen
Die Liebe ist ein wildes Tier
In die Falle gehst du ihr
In die Augen starrt sie dir
Verzaubert wenn ihr Blick dich trifft
Bitte bitte gib mir Gift[/c]
[/center]
 
 
[center][image=http://img09.deviantart.net/cb1d/i/2011/137/6/5/tsukune_and_kurumu_by_clubsound26-d3gju99.png]
[/center]

[center][youtube=https://www.youtube.com/watch?v=PEdH34YjTb0][/center]
 
 
[center][image=http://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/01/90/96/93/Lyanna-Prakliaty-8nW6y8wES-b.jpg][/center]

"Me dijo: Te voy hacer el amor...
Me sirvió una copa de vino, lleno la bañera 3/4, conocía la temperatura exacta cómo me gustaba el agua, me quitó la ropa y me ayudó a entrar. Me lavó el pelo, la espalda y los pies. Me condujo a la cama y mientras me secaba el pelo humedecía mi alma, me acostó boca abajo y comenzó a masajear mi espalda; no decía nada pero su suave respiración era lo más bonito que podía oír. No sé en qué momento me dormí pero, cuando desperté en sus brazos, me dijo que hay muchas maneras de hacer el amor, respiré profundo y lo besé. Y esta vez lo hicimos como yo sabia, con el cuerpo. Ese amor salvaje que nace en la piel.
El sabe perfectamente cómo hacer el amor cada día y es que para hacer el amor no es necesario el encuentro físico, se puede hacer el amor de muchas maneras: con un dulce, una caricia, una mirada, con una sonrisa cómplice, con un abrazo fuerte y sin decir nada, con un pecho amigo donde esconder las lágrimas..
¿Con una flor?
No... él casi nunca me regala flores... Sin embargo es capaz de traer la primavera a mi corazón."
 
 
[center][image=http://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/01/70/59/22/Lyanna-Alessia-Prakliaty-YYsgaRC25-b.jpg][/center]

[quote][c=#0073E5][b]"Parecía que estaban a punto de caerse pero no: cuando ella tropezaba, la sostenía él; cuando él se bamboleaba, lo enderezaba ella. A dúo andaban, bien agarraditos el uno del otro, pegados el uno al otro en los vaivenes del mundo."[/b][/c][/quote]

-E.G.
 
 
[center][image=http://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/01/76/78/18/Lyanna-Prakliaty-xlk8o29qs-b.jpg]
[/center]

[b][quote][c=#0073E5][center]Los muertos no necesitan aspirina
ni pena.
Supongo

Pero tal vez necesiten lluvia
No zapatos,
pero un lugar donde caminar.

No cigarros,
nos dicen,
pero un lugar para arder.

O nos han dicho:
espacio y un lugar donde volar
podrán ser lo mismo.

Los muertos no me necesitan.
Ni tampoco los vivos.

Pero tal vez los muertos se necesitan
a sí mismo.

De hecho, los muertos tal vez
necesiten todo
lo que nosotros necesitamos.

Y nosotros necesitamos tanto.
Si tan sólo supiéramos qué.

Tal vez sea todo.

Y probablemente moriremos
tratando de obtenerlo.

O moriremos
porque no lo obtenemos.

Espero que entiendas,
cuando yo esté muerto

Que obtuve
lo más que pude. [/center][/c][/quote]

-C.B.[/b]
 
1-10 of 13
Lყᥲᥒᥒᥲ Prᥲkᥣιᥲtყ | Blog | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.