iOrbix
iOrbix will be Migrating to Similar Worlds
Similar Worlds
Email
Password
 

Tartaglia - Monoceros Caeli

[center][quote=#f6cc59][c=#60BFBF] [/c][/quote][/center]
[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/04/36/24/66/Zhongli--X8eRhif5F-b.jpg][/center]
[center][quote=#f6cc59][c=#60BFBF] [/c][/quote][/center]

[center][code]No hay mejor exponente del elemento hydro que él. A veces es como el río, dejándose llevar y fluyendo en la dirección que su vida lo ha de llevar, sin miedo ni duda, sin alguna preocupación aparente que deje ver en su cristalina superficie, pero cuando te adentras en ello o caes por accidente, notarás que en un parpadeo te puede acabar. Como un riachuelo era incluso su relación con él, a veces de socios, a veces de conocidos, colegas o un prestamista más al cual nunca le iba a pagar, sinceramente, todo lo invertido en sus gustos y en él.

A veces lo sacaba de quicio, con un espíritu vibrante y fuerte, jovial y enérgico, mas al final del día encontraba tranquilidad en su compañía, en el silencio que podía existir mientras hablaba por horas de los mismos temas triviales una y otra vez; tan paciente como las aguas en calma que rodean el puerto dándole vida; pero tan violento y audaz como una tormenta embravecida. Como el agua misma, en cualquiera de sus formas y presentaciones, así es por la facilidad con la que puede adaptarse y transformarse para enfrentar la situación más inusual.

Un camino, una amistad, un vínculo que se fortalece con el paso del tiempo pese al inminente destino que, para los humanos, es la muerte. Una oportunidad de aprender, una vez más, con la paciencia que alguien de su edad merece.

Tartaglia, para el viejo consultor, no es solo un camarada más; es un amigo, un colega en el cual puede confiar, a veces a medias, a veces por siempre, pero es consciente de que algún día, tal vez, sus caminos se bifurquen con violencia obligándolos a enfrentarse. Mas aquella no sería una batalla meramente por el poder; desde el punto de vista del ex arconte, aquella sería una batalla legendaria que le haría hervir la sangre, no de ira, sino de emoción. De la emoción que durante siglos reinó en aquel conocido como Dios de la Guerra, en aquel que fuese inhumano y sanguinario sin ápice de culpa. Una batalla que podía durar toda una vida, horas o simples minutos, porque la vida de los mortales es tan frágil y efímera, que pensar en el futuro debería ser injusto.
[/code][/center]
 
Comments
No comments, yet.
Tartaglia - Monoceros Caeli | Zhongli 钟离 | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.