iOrbix
iOrbix will be Migrating to Similar Worlds
Similar Worlds
Email
Password
 

May we meet again;

rol privado: neva x emma

disclaimer! este rol pertenece a un AU dónde Emma es un personaje de la cuarta generación de HP.

[sep]

Gritos de euforia. Una explosión de colores que bañaba hasta lo más lejano del horizonte. La brisa fresca removiendo las grandes banderas de distintos países y escudos. Emma se encontraba parada en el medio de esa atmosfera embriagadora que tanto disfrutaba, allí todos compartían su amor por el quidditch y los que no, lo disimulaban. Porque un evento tan grande como la copa mundial, simplemente lo ameritaba.

Pero este torneo tenía algo especial, junto a otros estudiantes de diversas escuelas del mundo, había sido seleccionada como futura promesa del deporte para conocer a los profesionales y tener la oportunidad de intercambiar experiencias. Lo cual desde el momento que lo supo, le quitó horas de anotando en su mente cada pregunta que se le ocurría, para luego cuando el momento llegase estar preparada.

Acomodó su bufanda la cual portaba los colores del equipo búlgaro, uno de sus favoritos, mientras avanzaba hacia el lugar de encuentro que figuraba en la carta que aferraba en su mano, releyéndola por miedo a interpretar algo mal debido a los nervios. Pero en el momento que despegó los ojos del papel y alzó su rostro para prestarle atención a su entorno, divisó un rostro conocido. Neva. Y ahí supo que había llegado a destino.

—Cuatro años después, creo que aún no aprendí a pronunciar tu apellido. —Comentó divertida ante el recuerdo de la primera vez que se presentaron y le dedicó una sonrisa amistosa.

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/78/35/69/Emma-Vanity-awwKxAWM8-b.gif]
 
Comments
1-10 of 12
 
Unos gritos un poco impropios para una señorita salieron de la boca de Emma, quien estaba poseída por la euforia que le generaba presenciar semejante muestra de talento. Sus manos quedaron rojas de tanto aplaudir e incluso ella quedó algo afónica antes de empezar el partido, provocando que su voz sonara un poco más ronca de lo normal.

[i][c=#808080]—¿Qué dulces te gustan? —[/c][/i]Preguntó, luego que la emoción del momento se había disipado, señalando con la mirada hacia un carrito de golosinas que estaba acercándose a ambas. En el campo, ya se encontraban los dos equipos pero aún existía un margen de tiempo para que el partido iniciara.
 
 
Más que una entrada diría yo.


-Luego de los gritos y la confusión del momento por las bocinas también se puso de pie y aplaudía con entusiasmo animando así al equipo búlgaro junto a su amiga realmente esperaba que esa noche el equipo de sus amores triunfará y porque no? Tener una agradable charla con todos los del equipo, a su lado estaba la rubia haciéndola sonreír pues le agradaba compartir ese momento con ella-
 
 
—¿Qué fue e...?—Su pregunta fue interrumpida por la misma bocina, pero esta vez no se asustó. Luego de un intervalo de silencio y en el que un murmullo preocupado ante la situación comenzaba a crecer, en el cielo se dibujó la bandera búlgara. Al igual que la bocina, de forma repentina comenzaron a sonar tambores, desde todas partes del predio, auspiciando así la entrada del equipo búlgaro a la cancha.

—Vaya, eso si fue una entrada—Comentó con admiración a la vez que se ponía de pie y aplaudía con entusiasmo.
 
 
-Solto una risa divertida pues eso era obvio ambas en esos momentos apoyaban al mismo equipo aunque no siempre era así, al igual que su amiga saludaba a gente que ni conocía y dudaba que volviera a ver pero eso solo le añadia más diversión al momento, cuando llegaron a sus lugares sonrio emocionada mirando la perfecta vista para no perderse nada de aquel juego que estaba por comenzar cuando la bocina sono no pudo evitar dar un salto debido a la sorpresa-
 
 
Las multitudes le gustaban, pero lejos, no cuando tantas personas estaban encima de ella. Pero no podía poner cara larga en aquel día tan especial, así que saludó a gente que no conocía y dudaba volver a ver, ni tampoco se ofendió si la movían un poco. [b]—No podemos apostar si ambas apoyamos al mismo equipo—[/b] Comentó divertida ante la falla de su propuesta, porque claro, su amiga sabía de quidditch y era obvio que iban a elegir el mismo equipo. Al menos la mayoría de las veces.

Cuando llegaron al destino, se sentó y evaluó la vista que tendrían, y si, era una de las mejores; se ve que aquel programa que las había seleccionado no había escatimado en gastos. La expectativa del partido, la esperanza y los nervios de los presentes podían palparse en el aire. Se giró para dirigirse a Neva y comentarle algo cuando una bocina muy fuerte sonó, provocando que saltara en su asiento espantada.
 
 
Para mi gana el equipo Búlgaro.-Sonrie aferrada del brazo de su amiga estaba segura que el equipo de ese bombonazo ganaría miro de reojo a la rubia que refregaba sus manos a causa del frío para ella el clima se sentía apenas algo fresco, por donde pasaban muchas personas por la euforia del momento les saludaban y las agitaban-
 
 
Las palabras de Neva quedaron resonando en su cabeza mientras escuchaba sin mucha atención las indicaciones del mago que las había invitado a la tienda, pensando en que les convenía que el equipo búlgaro ganara porque tal vez si estaban del mismo humor que Emma cuando perdía un partido, conversar iba a ser complicado. Sin embargo, cuando el hombre dejó de hablar asintió levemente con la cabeza en forma de saludo y se dirigió junto a Neva al campo para ocupar los lugares donde disfrutarían el partido.

[b]—Apostemos, ¿para ti quién gana? —[/b]Propuso entrecerrando los ojos levemente con una expresión traviesa mientras refregaba sus manos para calentarlas a causa del frío, aún caminando hacia el destino.
 
 
-Sus ojos no se despegaban del Viktor Krum ni del equipo aún cuando el bullicio a su lado era cada vez más fuerte apenas se percato de la pregunta de Emma y apenas estuvieron más cerca del equipo le respondió- Muchas veces lo he pensado.. Jugar al Quidditch como ellos, moverse y anotar con tanta gracia es simplemente único.-Dice apartando la mirada solo unos instantes cuando un mago las llamo a ambas a la tienda donde estaban los recién nombrados preparándose para el siguiente partido, les explico lo que harían una vez dentro de allí y que luego del partido regresarian a ese mismo lugar para que pudiesen hablar y conocerlos a todos.-
 
 
Podía observarlos por horas. Se movían con tanta elegancia y destreza, como si se deslizaran por el suelo, junto los flashes de las cámaras y sus túnicas como barriletes en el viento, los hacía lucir como algo más que simples magos.

-¿Alguna vez pensaste que se sentirá ser una leyenda como él? -Preguntó en voz baja para que solo Neva sea capaz de oírla mientras sus ojos quedaron capturados por el equipo de profesionales que tenía en frente, en espacial en Viktor. De inmediato viajó a un posible futuro donde ella formaba parte de ese ámbito, como jugadora representando su país o en algún torneo local. Un sentimiento de euforia la invadió momentáneamente hasta que recordó que todavía faltaban unos años para alcanzar ese sueño, y sortear otras dificultades. Sin embargo, no dejó que esto último turbara su expresión y tomó suavemente a Neva del brazo para conducirla con ella más cerca de aquel grupo.
 
 
-La sonrisa cariñosa y llena de hermandad hacia la rubia eran más que evidentes al estar rodeada de solo varones prácticamente y solo de una mujer el tener una amiga cercana como Emma la hacía sentir que tenía una hermana y aunque las distancias y las horas eran distintas habían logrado establecer un lazo muy fuerte luego de cuatro años, los rasgos ajenos no habían cambiado en lo absoluto tal vez sólo tal vez el cabello cuando iba a hacerle un comentario burlón, el bullicio y las personas alrededor se lo impidieron grande fue su sorpresa al ver a Viktor Krum salir acompañado de su equipo, sin duda agradecería a sus hermanos por aquel maravilloso regalo-
 
1-10 of 12
May we meet again; | Emma Vanity | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.