iOrbix
iOrbix will be Migrating to Similar Worlds
Similar Worlds
Email
Password
 

the quill and the rumors;

rol privado; charlotte graine x emma vanity

disclaimer! este rol pertenece a un AU dónde Emma es un personaje de la cuarta generación de HP.
[sep]
Salirse siempre con la suya al ser una muy buena negociadora, muchas veces la terminaba involucrando en situaciones donde si intervenía podía hacer una diferencia. Y nada animaba más a Emma que utilizar su “talento” para su propio bien, que en este caso era el bien del quidditch.

Así fue como a primera hora de la mañana tocó la puerta del despacho de una profesora, con el objetivo de persuadirla de excusar a un jugador de su equipo del castigo o al menos posponerlo, debido a que interfería con el entrenamiento y lo necesitaba en la cancha; más con el partido contra Gryffindor sobre sus hombros. Luego de una gran y tendida charla sobre responsabilidades y promesas, salió victoriosa con el veredicto de la profesora: [i]“Sólo por esta vez, adelantaré el castigo una hora.” [/i]

Resignada de ser la niñera de sus amigos, encaminó su marcha hacia el aula de pociones irritada por el hecho de que iba a llegar con el tiempo justo. Soltó un pequeño suspiro mientras entraba a un aula con casi la totalidad los lugares ocupados y se sentó en el primer asiento libre que encontró. A la vez que sacaba su libreta del bolso, refunfuñó para sus adentros al darse cuenta que había olvidado algunos de sus útiles en su escritorio. Y recién en ese momento le prestó un poco de atención a su compañera, observando disimuladamente su uniforme. Ravenclaw.

[i][b]—Buenos días…disculpa, ¿tienes una pluma de más?— [/b][/i]

Al terminar su pregunta con una mueca parecida a una sonrisa, observó a la muchacha por primera vez y se llevó una sorpresa, jamás la había visto antes. ¿O tal vez sí pero no había prestado atención? Era imposible conocer a toda la escuela y al mismo tiempo ser tan despistada con los rostros.

[image=http://i.picasion.com/resize90/351e1c17bb98c3410fa78745e9fc23b2.gif]
 
Comments
1-10 of 10
1
 
Una vez que el profesor dio por completa la teoría para realizar la poción, habilitó a que en parejas comenzaran a prepararla. Emma sin esperar otra directiva, se levantó a buscar un caldero y cuando lo trajo, lo colocó sobre el pupitre haciéndolo retumbar y provocando un nuevo silencio entre sus compañeros. A veces era fácil ponerla de mal humor.

[b]—¿Qué me cuentas de los equipos de quidditch de tu antigua escuela?— [/b]Preguntó sin poder ocultar su curiosidad, mientras trozaba unas raíces que terminarían en el interior del caldero en su debido momento. Revisó las indicaciones unas cuantas veces, no quería cometer errores frente a una persona que casi no conocía, o más bien, frente a nadie.
 
 
-Asintio sin decir alguna otra cosa más mientras anotaba lo que el profesor decia miraba de reojo a los demás estudiantes se preguntaba el porque les gustaba molestar a los demás, estaba tan acostumbrada a la amabilidad de sus compañeros de escuela en Ilvermony y aunque lo negará ella le gustaba ser la más inteligente de su clase y porque no de su escuela mientras miraba a la rubia de reojo sonriendole un poco-
 
 
—No sé de que hablas. —Concluyó mientras aún fingía no haber causado tal escena a propósito y organizaba su parte del escritorio. Abrió su libreta nuevamente y comenzó a dibujar una quaffle pequeña, el recorrido que hacía en el aire y luego una mano, que había sido la que la había lanzado. Su pequeño momento artístico terminó cuando el profesor comenzó a dictar las indicaciones, que en otra hoja rápidamente anotó con una cuidada letra cursiva.
 
 
-Luego de aquella distracción los murmullos cesaron y el profesor inicio la clase con una serie de preguntas dirigidas hacia la pelirroja para saber que nivel de conocimiento tenia esta sobre la materia y como era de esperarse respondio a cada una de ellas de manera excelente cuando el profesor se sintió satisfecho la dejo en paz y ella pudo suspirar levemente para dirigirse a la rubia- Muchas gracias por eso.
 
 
Momentos antes de que Emma articulase una respuesta educada ante el comentario de su compañera de banco, el profesor irrumpió en el aula captando su atención y olvidó por completo el hilo de la conversación, lo cual concluyó con ella sumida en sus pensamientos e ignoró las primeras palabras del profesor sobre la pelirroja. Hasta que fue imposible no mostrar un atisbo de interés cuando notó como de forma lenta Charlotte comenzaba a tensarse y ver como todos nuevamente parecían susurrar sobre ella, arrojó todos sus libros al suelo para generar un estruendo y actuó sorprendida como si hubiese sido un accidente. Pero solo quería generar una distracción para que cada uno se enfoque en sus asuntos, así que mientras los juntaba miró a la contraria y encogió sus hombros.

[b]—El tiempo lo hará más sencillo, ya verás. — [/b]
 
 
Es un gusto conocerte Emma-El acento estadounidense en su voz era lo que más podían notar los demás estudiantes de aquel colegio pero eso no la desanimaba si no todo lo contrario la hacia sentir distinta en el buen sentido de la palabra el profesor de pociones entro al aula y la señalo como en todas las demás clases que recibía por primera vez, hablo sobre sus notas y obviamente que esperaba que estuviese a la altura de todas las buenas recomendaciones y de lo que los demás maestros hablaban, obviamente los estudiantes de túnica verde comenzaron a molestarla y ponerle sobrenombres haciéndola enfadar cada vez más-
 
 
[...] Ser conocida a veces tiene sus ventajas pero sospechaba que en el caso de su compañera de pupitre tal vez era más un molesto escrutinio que una bendición.

[b]—Me llamo Emma Vanity.[/b]

Se presentó mientras dirigía la vista hacia la pizzarra, para averiguar que tipo de poción praticarían el día de la fecha y soltó un suspiro desanimado al darse cuenta que no era una medicinal.
 
 
Su atención fue captada por la insignia de Ilvermorny, y en ese instante ató los cabos y recordó que había escuchado algo sobre una estudiante de intercambio, pero como nunca se la cruzó en los pasillos lo olvidó de inmediato. Intentó contenerse y no preguntar por su equipo de quidditch hasta más tarde, ya que esa clase no era el momento de un interrogatorio. Lucía simpática y le resultaba refrescante estar en compañía de alguien nuevo, así que pronosticaba que su compañía iba a ser agradable.

—El gusto es mío y gracias. —Señalando la pluma y colocándola sobre el pupitre de forma delicada, dejandola en perfecto paralelismo con el dorso de su libreta. Miró a su alrededor con una expresión mortalmente seria hacia las personas que las observaban y murmuraban, posiblemente, sobre ellas. El gesto tuvo efecto inmediato, por lo menos en los alumnos de su casa. +++++
 
 
... [...] Provenientes de la casa de Slytherin pero eso no la desánimo en lo absoluto, dejo sus útiles sobre la mesa cuando vio a la rubia sentarse a su lado y espero hasta que esta se desocupara cuando iba a presentarse ella hablo haciéndola sonreír un poco divertida entregandole una pluma extra que llevaba.- [i][b]Un gusto soy Charlotte Grainne.[/b][/i]

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/65/39/75/--2g3GbVAWf-b.jpg]
 
 
-Le agradaba estar en aquella escuela realmente habia sido una grata sorpresa al ser informada por el director que gracias a sus notas excelentes seria enviada de intercambio al colegio Hogwarts, al principio sus padres se opusieron por todo lo que habia sucedido años atrás además de que la educación de ambas escuelas eran un tanto similares pero distintas,m. En Ilvermorny aceptan todo tipo de estudiantes desde no-maj hasta magos de sangre pura y la preocupación de los padres de Charlotte era que fuese molestada pero la pelirroja calmo a sus padres diciéndoles que estaría bien y así sin más comenzo su viaje. Ya llevaba varios días instalada en el castillo por sus excelentes notas y comportamiento la dejaron en la torre de Ravenclaw por lo que usaba las túnicas de aquella casa con el uniforme de su escuela debajo y la insignia de Ilvermorny en el escudo de la escuela, había llegado relativamente temprano a la clase de pociones escuchando todo tipo de murmullos sobre ella.. [..]
 
1-10 of 10
1
the quill and the rumors; | Emma Vanity | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.