iOrbix
iOrbix will be Migrating to Similar Worlds
Similar Worlds
Email
Password
 

Bitácora familiar: Viajeros… Recuerdos y el principio de todo. (Primera parte)

[center]El laboratorio de mi padre… No, mi laboratorio. Ahora es mío por herencia, lo he hecho mío con recelo y lo protejo como mi tesoro más preciado, después de mis hijos. Ese laboratorio que solo los Valcross hemos podido crear con nuestras propias manos, usando la más alta gama de tecnología y magia antigua, una mezcla de dos mundos que chocan por si solos; eso es lo que ha hecho que todo lo que hemos fabricado sea de lo más cotizado, desplazando todo aquello que otras compañías han osado querer copiarnos y/o imitarnos, sin llegar al secreto que guardamos y que siempre estará aquí.

Los días pasaban rápido, mi vientre ya se veía abultado y el dolor comenzaba a hacer estragos en mi cuerpo. Mi hija Brigit dormía, mi AI la vigilaba y yo sentía la soledad… Esa inmensa soledad que alguna vez sentí cuando joven. Veía la muerte ante mis ojos, conectado a cientos de aparatos arcanos, como si deseara recobrarle la vida… Pero era inútil. Una decisión que yo no podía romper, pero si podía hacer uso de ello. Para no pensar en todo lo acontecido, cloné a un hombre muerto que me encontré en el camino; un espécimen realmente interesante. A simple vista un humano, pero en sus genes radicaba la rabia y la ira; un ser mítico que había querido estudiar desde hace tiempo: un hombre lobo. Pero no era solo un hombre lobo común… Tenía un sinfín de mezclas de sangres; era todo un mestizo. Pude encontrar fácilmente la raíz de su árbol genealógico… Y vaya que me sorprendió. ¡Tenía un 5% de wurm! ¿Es que acaso ya mi raza se había mezclado con antigüedad con estas razas? Nunca me lo imaginé. Era magnífico… Con ese 5% de sangre wurm estaba por encima de cualquiera de los de su misma raza. ¿Pero qué es lo que le mató? Eso no lo entendía muy bien… Por eso decidí estudiarlo y clonarlo para hacerle pruebas… Aún faltaba un largo tiempo para llegar a Terra, tenía tiempo de sobra y la mente cargada de ideas; el corazón hecho mella por sentimientos que debía desechar, ya no valían la pena.

Resumen de la investigación: El hombre, a pesar de portar sangre de wurm no lo podía soportar. Tal parece que nació con una afección cardiaca que le causaba descontrol en sus genes. Por lo poco que pude estudiar y ver de él, era el último de su manada con estos genes, la mayoría eran ancianos que ya no podían acceder si quiera a sus poderes místicos… Perdió la batalla con la afección, cuando una criatura más grande y fuerte, probablemente un titán, lo machacó a golpes y lo dejó tendido, muerto. Es un espécimen sumamente fuerte, si quitamos ese fallo cardiaco, por lo que he encontrado la manera de sustituir su corazón dañado por uno nuevo, hecho con mis propias manos.

[b]- Corazón sintético -[/b]

El corazón está hecho a base de plástico orgánico. Fabricado de la savia de un árbol que daba mi jardín. Su savia era plástica y pegajosa, pero en el secado era firme y gomosa, lo suficiente para expandirse o contraerse como lo haría un corazón. Injerté un mecanismo hecho de magia rúnica para darle vida y consistencia, además de fortaleza; un plus. Tuve que usar algunos errajes para poder darle algo de energía.

Al final quedó perfecto, un mecanismo maravilloso que me enorgulleció, pese a que no soy buena con este tipo de cosas… O al menos la vieja yo no lo era. Todo lo que mi padre me dejó me ilustró el camino que todos en la familia seguían desde hace muchísimo tiempo: la tecnología. Aún no entiendo del todo, pero mi cerebro maquila el plan conforme tengo las ideas de lo que quiero, ¿acaso esa es otra herencia de mi padre? No lo sé, pero me hace sentirme cerca de él en este momento.

[med][b]. . .[/b][/med]

Los días han pasado y finalmente estamos por llegar. Brigit sigue dormida y yo nuevamente siento la soledad. Mi vientre vaya que ha crecido. ¿Será que Nikolai quiere nacer pronto? Jm… No lo sé. Pero tal vez lo calme si le cuento y le muestro, con mis ojos, un poco de lo que fue mi antiguo hogar… Terra, finalmente estoy a punto de llegar. El lugar donde nací, donde crecí y pasé la mayor parte de mi vida; ese lugar donde de pequeña jugaba con mis hermanos y hermanas, donde aprendí a explorar, a pelear y a ser la emperatriz que ahora soy… Siento ansias, siento emoción y sobre todo… Quiero ver de nueva cuenta mi hogar. ¡Mi vieja habitación, mi castillo!

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/71/89/88/L-Vss-C9l9EmbTx-b.jpg][/center]
 
You don't have permission to comment on this blog.
Comments
No comments, yet.
Bitácora familiar: Viajeros… Recuerdos y el principio de todo. (Primera parte) | Lɪᴀɴɴᴇᴛᴛᴇ Vᴀʟᴄʀᴏss | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.