iOrbix
iOrbix will be Migrating to Similar Worlds
Similar Worlds
Email
Password
 

Memories~

[c=#8C8C8C][b]Recuerdo que entre en el salón, como siempre te encontrabas sentado frente al fuego en esa enorme silla. Mi madre tras de mi, venia con mi cepillo en su mano, mi cabello había crecido bastante y ella estaba obsesionada con cepillarlo todas las noches, ella deseaba que creciera mucho mas, decía que pronto me haría los mismo peinados que tenia ella, yo me escapaba a tu lado.
Me arrodille junto a ti, tenias la mirada perdida en las llamas, en tu mano sostenías una copa de vino, pero sentiste mi presencia al instante y me observaste con una hermosa sonrisa en tus labios. Esa sonrisa que era solo nuestra, de mi madre y mía, solo para nosotras. Recosté mi cabeza sobre tu pierna, o por lo menos donde llegaba a apoyarla.
Ella llego tras de mi, te miro con cara de reproche mientras trataba de separarme de ti, yo me aferraba con toda mi fuerza a tu pierna, hasta que tomaste mi mano y dijiste que fuera, obedecí, pero continúe arrodillada a solo un par de centímetros de tu silla. Mi madre comenzó su labor, me crucé de brazos mientras sentía sus suaves manos sujetando mi cabello, y aquel cepillo pasar a través de el con delicadeza, costaba tanto escaparse de ella cuando se obsesionaba con algo.
Debiste de haber visto mi cara, por que lanzaste una de tus peculiares carcajadas, y luego fijaste tu mirada en mi divertido. Tranquilamente cambiaste tu copa a tu mano izquierda, mientras que tu mano derecha se movía hasta llegar hasta apenas unos centímetros de mi rostro, a suficiente distancia como para poder observar perfectamente, como un bella rosa roja aparecía entre tus manos de la nada.
La tome entre mis manos con delicadeza, mirándote completamente sonrojada, te amaba, anhelaba que todos los días fueran como aquel, los tres juntos, mi familia.
Mi vida era perfecta, tenía todo lo que podía desear, di media vuelta y fui corriendo a mi habitación por mi violín.
Este violín, siempre estaba en mis manos, lo tocaba para ti cada vez que querías escucharme, cosa que era muy seguido, te preguntaba por mera cortesía si querías escuchar, jamás me dijiste que no. Lo acomode en mi hombro para comenzar a tocar. No había nada, mas que aquella melodía que salía del instrumento, llenando todo el lugar, haciendo que tú y mi madre bailaran en el enorme salón de aquel frío castillo de roca.[/b][/c]
 
You don't have permission to comment on this blog.
Comments
No comments, yet.
Memories~ | Demilyan Tepes | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.