iOrbix
Email
Password
 

Chroma: Reto R Ғᴏʀ Ʀᴏʟᴇᴘʟᴀʏ

El gran logro de un duque con los recursos suficiente para financiar la captura de una criatura tan magnifica como peligrosa, una criatura con una piel tan o más dura que cualquier armadura que halla sido forjado por el hombre, con la virtud del vuelo y contar con una inteligencia depredadora capaz de inspirar cientos de canciones que van de pueblo en pueblo a través de la voz de los trovadores, el duple marcha luciendo una armadura plateada con unas magnificas hombreras con el sello de su familia real, Los Ursa, detrás del duque marcha una hilera de caballeros que lucen su armadura plateada, y los caballos van protegidos con mallas de acero que marchan perfectamente sincronizados, los caballeros van armados con lanzas especiales para dragones, mangos de madera, hojas filosas formando un hasta que supera fácilmente los 5 metros de altura.

Luego de esa majestuosa vanguardia que resalta el color plateado y rojo del duque de Ursa. Vienen batallones cansados de soldados a pie, vestidos con cotas de mallas, algunos tienen la suerte de portar pecheras de placas de acero, pero la gran mayoría se les nota en sus rostros el cansancio y el malestar de una batalla recién concluida, marchando a una velocidad moderada porque deben esperar que sus heridos y muertos no se queden atrás por la rápida marcha del duque y su realeza, más atrás en esa columna de hombres que marchan en dirección al castillo del duque, se puede apreciar una hilera macabra de hombres heridos que pueden ponerse de pie y marchar, algunos han perdido los brazos, otros un ojo, en primera instancia ese batallón fue quien se enfrentó en primera línea a los enemigos desconocidos.

Ese segundo batallón, algunos hombres murmuran con nerviosismo, el terror que se enfrentaron con sus propias manos, alentando el miedo entre sus filas, pero a los lados de ese batallón marchan los capitanes para mantener el ánimo entre esos hombres abatidos aun por el miedo, el fuego y la desesperanza, más atrás llevan el gran premio, una hilera de 12 caballos grandes tiran de una carroza de madera y soportes de hierro, con una jaula cúbica que contiene el gran premio de la familia Ursa, Un genuino dragón, desde la cola hasta la punta de su hocico mide 12 metros y con sus alas extendidas tiene una envergadura de 15 metros, una cola filosa, una piel escamosa azul, profundamente dormido y en su cráneo se puede apreciar una hendidura causada por alguna especie de arma contundente como un martillo. Detrás de esa caravana misteriosa marchan los prisioneros de la batalla que son obligados a empuja la carreta en fila india y con grilletes en sus extremidades.

detrás de los esclavos hay un batallón de ballesteros que se mantienen alerta ante cualquier movimiento en falso de los prisioneros, las ballestas relucen por la punta de sus flechas, una punta diseñada especialmente para dragones, además de tener un ingenioso mecanismo de jeringa con venenos o drogas que podrían penetrar esa piel gruesa y escamosa, así que se podría imaginar el terrible efecto sobre la espalda de los prisioneros, detrás de los ballesteros marchan más soldados, específicamente lanceros armados con escudos y una lanza de madera con puntas de metal que recuerdan a las agujas causando un gran dolor a los intrépidos que se atrevan a encarar sus filas, finalmente por último hay carretas repletas de heridos y muertos por el pasado conflicto sumando el terrible aroma a putrefacción porque han pasado más de 5 días luego de la batalla.

Su marcha los lleva a un lago, un sitio perfecto para descansar tanto hombres como caballos, el convoy se detiene, de manera ordenada y disciplinada cada batallón prepara un campamento mientras algunos se turnan para refrescarse con las aguas del lago, el día se ha culminado y la noche se alza con su manto estelar, en menos de 2 horas un campamento militar se alzo en el borde del lago se ven las hogueras y las antorchas que iluminan aquella noche, la idea de reposar al lado del lago fue una gran idea por parte del duque, muchos hombres pudieron descansar, recuperar sus fuerzas, lavar sus rostros y algunos comenzaron a reir, otros a llorar al recordar a los hermanos caídos y los capturados, cuyo destino podría ser peor que la muerte.

En su campaña el duque disfruta de la soledad y el aislamiento ofrecido por su tienda de campaña, pensando de nuevo en lo primero que deberán hacer cuando lleguen al castillo, necesitaría ayuda urgente, pues hasta la fecha ningún rey o mago ha atrapado a un dragón con vida, había invertido en más de la mitad de sus riquezas para el diseño, elaboración y planeación de esa ambiciosa cruzada en tierras ajenas a la mano del hombre del dios de la luz, una bestia como esa podría otorgarles un poder jamás conocido y porqué no, también la crianza de dragones para la guerra, pensó en sus registros, 25 mil hombres o voluntarios partieron, apenas regresaron menos de 10 mil de las tierras perecederas, pero ahora estaban seguros, en un día llegarían a la seguridad de su castillo. Mientras tanto los prisioneros seguían siendo observados y vigilados por una cuadrilla de hombres del duque que se turnaban, apenas les compartieron agua o comida, se podría decir que los caballos eran mejor tratados que ellos, mientras uotro grupo de guerreros se aproximan a la jaula para seguir suministrando la droga para mantener adormecido al dragón capturado.

[sep]

La noche avanza, ignorando que una densa niebla comienza a manifestarse al otro lado de aquel lago silencioso, esa enorme cortina de gas grisáceo avanza lentamente hacia el campamento, a los vigías no les preocupo dicho fenómeno, sin embargo, se mantuvieron alertas al ver que la neblina comienza a obstruir su campo visual, por lo que mandaron a un joven soldado raso para que diera aviso al duque sobre el problema en cuestión.

[b]—Ojala sea cierto lo que dicen—[/b]

Un misterioso jinete al otro lado del lago enrrolla de nuevo el papiro mágico que fue el causante de la neblina y aprovechando esa ventaja ordenas a sus hombres, asaltar el campamento, estos asaltadores se comunican a través de las aves nocturnas entrenadas con diferentes cánticos que indican a los oídos entrenados de estos hombres la situación al otro lado del lago, quienes marchan en silencio y agachados con sus cimitarras listos para tomar ese premio mayor, un dragón capturado, vivo y que según el espía, perdió la memoria por un golpe contundente de una catapulta.

En tierra, más allá del campamento del duque, ignorando el asalto que recibirían del lado del lago, ignoran otro potencial peligro, otra guarnición escondida en la sombra de los árboles, sus trajes negros les facilitaba mantenerse ocultos y al ver la neblina entienden que es la señal y lentamente marchan fuera de la seguridad del bosque para preparar sus dagas mientras sueltan un cuervo entrenado que viaja de un lado hacia otro del lago recibiendo órdenes del jinete. El duque Leopoldo Ursa, recibe al soldado raso, quien le informa de la situación, la neblina, pero para el duque, no fue más que una preocupación menor, sin embargo, los caballos comenzaron a relinchar al percibir el aroma de desconocidos aproximarse desde el bosque y desde los bordes del lago, algunos hombres intentan calmar a los corceles cuando en ese momento el filo de una daga se incrusta en el cuello de uno de ellos dando inicio el asalto.

Continuará (?)
 
Comments
1-1 of 1
1
 
¡Ya quiero leer el resto! Quedé fascinada con la creatividad que demuestras a cada momento en este corto relato. ¡Gracias por jugar con nosotros! Un placer leerte y estaré pendiente. — K.
 
1-1 of 1
1
Chroma: Reto R Ғᴏʀ Ʀᴏʟᴇᴘʟᴀʏ | Fᴇɴʀɪᴀʀᴛ Sᴏʟᴀᴄᴇ | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.