iOrbix
Email
Password
Erick Vaughan
Erick Vaughan
 
at
3 months ago · · Translate
1-10 of 19
 
—Se sienta en otro de los bancos y se acomoda.— No me avergüenzo, es solo que hay cosas que ni yo misma entiendo del todo.... Pero igual, cuenteme su historia. —Dice con curiosidad mientras espera que el hombre hable.—
 
 
—Me parece que tu poder no es nada por lo que sentirse avergonzado. Es algo que nos hace especiales a todos. ¿Alguna vez viste a una mariposa ocultar sus alas? Sería ridículo esconder su propia naturaleza. Pero, no espero que estés para recibir alguna clase de educación —dio una pausa para acomodarse un poco en el banquito—, creo que me gustaría contar mi origen, aunque sea una vez.
 
 
—observo con curiosidad al hombre mientras buscaba donde sentarse mientras le escuchaba hablar.—

Pues... Se podría del cir que si, hay mas de mi, solo que no me gusta hablar mucho de ello.
 
 
—No. Creo que es todo, Auchtung de seguro estará feliz, aunque creo que le gustarán tus visitas.

Dijo para luego sentarse en un duro banco de madera. Teniendo el bastón entre ambas piernas.

—Noha, ¿Cómo has estado? La última vez sólo jugamos con tus perros, pero debe haber más en una chica cómo tú.
 
 
Claro no hay problema. —Se acerca a la mesa y deja la bolsita abierta dentro de la cajita.— ¿otra cosa?
 
 
—No hay por qué disculparse —respondió el hombre con naturalidad—, un error lo comete cualquiera. Además mi naturalidad para dirigirme a lo que tú veías haría dudar a cualquiera.

En su camino advirtió una gran mesa. Tocó la superficie y sintió sus herramientas. Un martillo, clavos, una cierra incluso. Muy peligroso para el animal.

—Noha, creo que a la izquierda encontrarás una caja de madera. Podrías dejar allí el alimento, abierto, para cuando Auchtung tenga hambre tome con libertad.
 
 
—Al notar la repentina incomodidad se pone a analizar la situación hasta darse cuenta de su pequeño no tan pequeño error. Paso a sentirse avergonzada por lo que hizo y se golpeo la frente con su mano libre.—

Yo, no lo hice por broma, no me percate de eso, enserio me centre tanto en el búho que no quise parecer grosera. Enserio lo siento...

—Empieza a disculparse por su imprudencia mientras sigue al hombre.—
 
 
Podía tomar la bolsita, pero no podría fingir su ceguera si lo hacía. En lugar de ello, sonrió incómodo para luego señalar su venda.

—Quizá puedas dejarla en una de las mesas de mi taller.

Dió unos golpecitos con su bastón al suelo, tanteando por si había algún mueble cerca suyo.
 
 
Eso no lo niego. —Saca de su bolso una bolsita con bocadillos. — estos son bocadillos que le preparo a mi lechuza con insectos, te servirán para entrenarlo. —le ofrece la bolsita.—
 
 
—De ser por ti ni lo dudo. Después de todo parece que animal que ves, animal que quieres.
 
1-10 of 19
Erick Vaughan | Photo (3604725) | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.