iOrbix
iOrbix will be Migrating to Similar Worlds
Similar Worlds
Email
Password
Rᴀʏᴇɴ Tᴇʀɪᴀᴛ
Rᴀʏᴇɴ Tᴇʀɪᴀᴛ
 
at
2 months ago · · Translate
1-10 of 12
 
—¿Lo dice por sus palabras? ¿O acaso ha hecho algo que le demuestre lo contrario? Si es el.caso haré que se disculpe con usted —
 
 
—Bueno... —Desvió la mirada al césped, observando la punta de sus sandalias sobresalir de entre las vaporosas telas de su vestido mientras transitaban aquel camino.

—A veces siento que no lo es... quisiera animarlo de alguna forma, pero no quiero ser impertinente... —
 
 
Volvió su vista a ella, le pareció interesante aquella pregunta a lo que respondió con seguridad — Imagino que lo es, posee una vida que ninguno de mi raza habría imaginado ¿A qué se debe el interés, Alteza?—
 
 
-Sonrió resignada ante la renuencia de Rayen, así que una vez que él estuvo listo, tomó su brazo y comenzó a caminar a su lado de vuelta al palacio.

—¿puedo preguntar algo? —Dijo ella de pronto mientras afianza sus dedos alrededor de la muñequera del mayor.— ¿Zaret... es feliz? —
 
 
—Con tantos años, uno pensaría que se habrá acostumbrado a ello, Alteza, somos hermanos por qué el destino así lo decidió, pero le entrego es respeto que nacer en la realeza le otorga — Mencionó con respeto, pero agradeciendo el gesto de la princesa, tomo el pañuelo que le ofrecía y limpio su torso y rostro para luego una vez limpio guardar el pañuelo, no podía entregarlo lleno de sangre y mugre, ofreció su brazo a la princesa— Vamos princesa, Nahiara, debemos volver —
 
 
—Nahiara —Reprendió la albina mientras limpia cuidadosamente las heridas. Luego, comienza a limpiarle los nudillos con cuidado.

—sé que a Zaret y a ti les cuesta trabajo, pero somos hermanos. Siempre ha sido así, así que solo dime Nahiara, ¿De acuerdo? —

Finalmente, le entrega el pañuelo para que termine él de limpiarle las manchas del torso desnudo y los brazos, no se atrevió a tocarlo más allá de eso.-
 
 
Detuvo su andar, pese a que no esperaba esa reacción por parte de la princesa, obedeció mirándole de reojo, siguiendo sus pasos. Sus palabras eran ciertas, pero él mismo no planeaba acceder al palacio, solo escoltarla, aún así no estuvo sus acciones — Le agradezco, Alteza —
 
 
—Espera... —Se detuvo en cuanto logró ver la sangre en su piel. No se había dado cuenta a primera vista por las negras prendas, pero ahora era más que evidente. Se acercó con cuidado, acercando los dedos a una de las manchas para constatar y tras confirmar el carmín en sus dedos, se alarmó.

—No te muevas! —Le ordenó Nahiara al tiempo que buscaba entre sus ropas, el bolsito oculto dónde guardaba un pañuelo. Corrió al riachuelo cercano y lo humedeció, volviendo a él para intentar curarle las heridas.

—No podemos permitir que madre te vea así. La preocuparás! —Y sin esperar respuesta, acercó el pañuelo a su cara para limpiarle las manchas de polvo y sangre con cuidado.-
 
 
Se mantuvo en su sitio mirándole, hasta que ella fue conciente de lo mucho que se había apartado, se aproximó a ella, sus ropas tenían polvo, sangre, restos de una batalla, de la cual había salido con vida, limpio sus manos ásperas contra las prendas antes de ofrecer su brazo a la joven princesa — Será mejor que vuelva al palacio, la noche está por caer y los límites del reino, pese a todo no suelen ser seguros —
 
 
-Se detuvo en seco, sorprendida al escuchar la voz de alguien. Apenas se giró, reconoció a Rayen y sonriendo afable se inclinó levemente para dedicarle un pequeño saludo.

—Oh, Hola Rayen... ¿En serio? No me alejé tanto de... —pero al alzar la vista al horizonte, se dio cuenta que si se había alejado demasiado de los jardines del castillo.-

—Oh, por Ilu... no me di cuenta que había avanzado mucho ¿tú qué haces por aquí? —
 
1-10 of 12
Rᴀʏᴇɴ Tᴇʀɪᴀᴛ | Photo (3958845) | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.