iOrbix
Email
Password
Youmu ᶠᵒʳᵉˢᵗ ᴳᵒᵈ
Youmu ᶠᵒʳᵉˢᵗ ᴳᵒᵈ
Somos uno con lo que nos rodea...
 
at
5 months ago · · Translate
1-10 of 17
 
(...) la palma de su mano abierta.

- [b][c=#60BF60]Me aseguraré de llamarle entonces en cuanto lo necesite, pero cuando desee venir solo hágalo, al poner un pie en el bosque ya voy a saber que está alrededor y podremos darle la bienvenida[/c][/b]
 
 
Youmu de forma respetuosa le ofrece un momento de silencio para que continúe con su monologo externo, escuchando con curiosidad intentando el descifrar que era lo que intentaba decirse a si mismo. Sin embargo, nuevamente se encontraba teniendo su atención, saludandolo de vuelta a la realidad con una de sus amables sonrisas, dedicándose luego a explicarle el por qué le aceptaba de aquella forma.

- [b][c=#60BF60]Todos son bienvenido a mi bosque y, como planeo juntar este con el mío en un tiempo se convertirá en parte del territorio que debo cuidar. Cualquier persona, animal o ente que venga en son de paz y con hambre de conocimiento será recibido. Aquellos que vengan con ansias de destruir y hacer daño serán expulsados.[/c][/b]

Sus últimas palabras son mencionadas con firmeza en la voz de la deidad, pero su rostro pronto regresa a ser suave y amigable, acercandose un poco mas a la presencia del hombre para poder tomar lo que le estaba ofreciendo, dejando que aquella runa cayera en(
 
 
De ese modo tomó algo de alguno de los bolsillos que colgaba de su cinturón y aquella deidad pudo notar como posaba un pequeño "regalo" en su palma de la mano si aceptaba esta, era aquella una runa tallada en madera que tenía una esencia neutral, ni de luz, ni de obscuridad.
[i]
— [c=#6060BF]Con ella puedes llamarme, si es una urgencia o simplemente el deseo de conversar podrás hacérmelo saber. No puedo imaginar cuánta sabiduría y supervivencia puede compartir una entidad como lo eres, estaré intrigado de aprender lo que puedas compartir.. Pues justo lo que busco es el pináculo de conocimiento[/c].—
[/i]

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/39/38/68/Kars--Sama-ROvHyqqQv-b.jpg]
[/center]
 
 
— .[c=#2D2D80].. En este caso la recuperación de esos recursos hubiese sido imposible si ese artefacto maldito no hubiese sido removido. Era una daga sacrificial de un nigromante que murió décadas atrás, justo su cuerpo estaba con esta entre sus dedos cuando la encontré. La sangre de tantos inocentes y tantos rituales obscuros causó que la misma se tornase en tal cosa... Me pregunto si es un Phylactery de un terrible Lich, o al menos uno de varios. [/c]—

Claro para el punto de sus últimas frases hablaba más para sí mismo que aquella interesante entidad, que de seguro tenía más conocimiento druidico que arcano. Fue así que el hombre alto volvió en sí, y posó su mirada en la de él, alzando su mentó, orgulloso, altivo pero no específicamente demasiado arrogante, caminando hacia Youmu para así acotar entonces.

— Sin embargo el hecho de que alguien como tú abra las puertas a su recinto me hace sentir con bastante paz. Y paz no es algo que posea de modo frecuente puedo asegurar.—
 
 
-[b][c=#60BF60]Tu presencia es mas que bienvenida para cuando necesites hacer uso de la calma de este lugar, puede incluso que coincidamos múltiples veces, planeo venir en otras ocasiones para ayudar a sanar a este lugar.[/c][/b]

Al decir aquello se acerca a uno de los árboles que se encontraban alrededor, deslizando con delicadeza una de sus manos por este y alejandose para dejar que una nueva rama naciera del lugar del contacto

- [b][c=#60BF60]Aunque la naturaleza puede curarse sola, a veces necesita de nuestra ayuda[/c][/b]
 
 
-[b][c=#60BF60]Claro que es necesario agradecerle, estaba comenzando a preocuparme ya que con oscuridades como esa siempre hay un riesgo de que termine expandiéndose y el bosque donde vivo queda realmente cerca de aquí[/c][/b]

Le explica calmadamente al hombre una de las razones de su agradecimiento tan grande con él, la voz del dios siendo notablemente suave, tal parecía que era el canto de un ave en vez de palabas siendo pronunciadas. Nuevamente le toca escuchar por su parte, agradeciéndole con una sonrisa la reverencia que le devuelve el varón como muestra de respeto.

Justo como había dicho Jarrus, era normal en un bosque como quel el tener precauciones extras, pero quizas en un tiempo y con visitas mas prolongadas, puede hacer que aquel lugar fuera tan seguro y calmo como su propio hogar. Observa alrededor por dejar que sus ojos recorrieran nuevamente el floreciente bosque.
 
 
(...) [c=#6060BF]pensamientos y demonios internos, a final de cuentas, dios Youmu... En muchas ocasiones para derrotar al fuego hay que usar fuego, así como para derrotar a la oscuridad en ocasión hay que utilizar las sombras y claro, yo soy esa sombra. —[/c]

Acotó el varón mientras cerraba sus ojos, sabiendo lo ensombrecida que su esencia se había vuelto, era una sensación entre melancolía y poder, era difícil describirla, pero también era difícil describir a Jarrus. De cierto modo agradecía la presencia carismática de Bjorn, o realmente sería difícil llevar a cabo sus tácticas y planes sin un motín. Jarrus era temido, mientras Bjorn era amado.
 
 
[c=#8F60BF]— No es necesario agradecer, hay que ser bastante ilógico para no entender lo necesario de los recursos que nos rodean, por ende dejar que se pudran bajo un artefacto antiguo y maligno no tendría lógica alguna. A fin de cuentas cuando llegué al mismo, noté que su dueño más reciente lo tenía aún en sus manos... Muerto claramente, ya hace años. —[/c]

Explicó aquella travesía en un resumen, pues no tuvieron a quién matar o culpar cuando llegaron al punto más espeso del corrupto bosque que ahora yacía calmo y pasivo. Escuchó que aquel era una deidad, y entonces hizo una muy leve reverencia. Era orgulloso, y no era tanto por su altivez que no se arrodillaba si no porque no confiaba demasiado en entidades que se hacían llamar de ese modo, sin embargo este sin duda emanaba una esencia tranquila y humilde, por ende le dio más respeto de lo usual.

[c=#8F60BF]— Es profundo en el bosque, es normal ser cauto con figuras extrañas, pero en ocasiones puede que necesite venir aquí a
 
 
-[b][c=#60BF60] Mi nombre es Youmu y soy la deidad que tiene bajo su cuidado el bosque cercano a este. Nunca le había visto alrededor así que deberá comprender mi comportamiento inicial.[/c][/b]

No solía ser arisco con los seres que iban a su hogar, pero habiendo sabido que aquel bosque no era precisamente amistoso antes de que el artefacto fuera retirado, estaba preparado para que la presencia que había notado fuera cualquier tipo de criatura maligna, agradeciendo internamente de que ese no fuera el caso esa vez.
 
 
La expresión de Youmu se suaviza mucho en cuanto le escucha al hombre decir que era él quien había sido responsable de la eliminación del artefacto maligno, el dios acercandose y bajando levemente la cabeza como si fuera una reverencia lo que le estaba haciendo, sin embargo, sus cuatro patas aun reposaban rectas sobre el suelo

- [b][c=#60BF60]Es a usted entonces a quien le debo agradecer que este lugar haya podido recobrar la salud que una vez tuvo.[/c][/b]

Comenta aquello con una sonrisa de completo agradecimiento, las mariposas que se encontraban a su alrededor también tranquilizandose un poco pero sin dejar de estar alertas. El dios aun era demasiado joven como para valerse completamente por si mismo, estando bajo el cuidado de los espíritus del bosque y de sus dos kyuubi guardianes. Una vez se presenta el forastero, el joven ciervo hace lo mismo repitiendo la reverencia anteriormente hecha.
 
1-10 of 17
Somos uno con lo que nos rodea... | Youmu ᶠᵒʳᵉˢᵗ ᴳᵒᵈ | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.