iOrbix
Email
Password
El Amorgado
El Amorgado
 
at
1 year ago · · Translate · Tag a Friend
1-10 of 20
 
* Sabía que ser padre, era un reto complicado, demasiado agotador. Pero al final debía de proteger lo que más valora, su hija; quien por mucho tiempo la había descuidado y no era para menos.
Quizás el rencor que ella había alimentado era porque también él fue culpable, tardando en dormir. Por fin logra descansar. *
 
 
Y ahí quedó la menor; un gesto placido adornaba su rostro mientras era acomodada sobre la cama, se acurrucó entre ese abrigo y ahí profundamente dormida se quedó.
 
 
* Cargándola entre brazos la lleva hasta su habitación, sin siquiera importarle que duerma con su gabardina puesta. Abriendo la habitación, la deja sobre la cama, cobijandola y quedándose a descansar sobre un sillón. Acomodándose la gorra para poder dormir, aunque quizás cuando se le pase el efecto del alcohol, todo volverá a la " normalidad " pero al menos vio que dicha chica rebelde aún sigue siendo la niña que el siempre ha querido.*
 
 
Sonrió.
Esta vez dulce y frágil como en esa época, al hacerlo sus ojos se cerraron gradualmente y el sueño empezó a apoderarse de su cuerpo, el rostro de Jolyne pasó de ser una cara con un gesto gélido al de una chiquilla mimada, incluso en esas largas pestañas que coronaban sus parpados se podía ver un brillo dulzón como el rubor de sus mejillas, estaba más que a gusto y bien sabía a salvo. Por ello se rindió entre los protectores brazos de su padre quedando a su merced.
 
 
- Cumpliré mi palabra, creelo.
* Musitó mientras la lleva a su cuarto, llegando a su mente ciertas palabras de recuerdos que pensó ella había olvidado, pero al parecer la retención de memoria de ella es increíble.
Tal pareciera recreara todo con suma exactitud y precisión, llegando a pensar que clase de stand desarrollaría más adelante o si algún día se llegaría a manifestar ese poder heredado desde la maldición de Dio Brando. Esperando que su heredera no pase el calvario que él, pero por supuesto esta vez no le fallaría. *
 
 
¡Culparía al alcohol de ser necesario! Y por esa razón la menor prácticamente se tiró a los brazos de su padre, como antes... cuando se pegaba a él como una pequeña garrapata solo para estar a su lado, ir a la playa y preguntarle cuanta cosa se le ocurriera con tal de escuchar su sonora voz.
— Padre alguna vez dijo que no dejaría que nada me dañase... te creo— Soltó con esa voz alcoholizada y aferrandose a él para ocultar su rostro contra el férreo pecho de su padre.
 
 
* A sabiendas que esta demasiado ebria, para sus ojos aunque ella ya era una mujer un tanto rebelde y fuera de control. Seguía siendo su pequeña Jolyne, la cual de niña siempre le gustaba estar a su lado y quien era capaz de ablandar su corazón de roca.
Ofreciendo su ayuda a cargarla en brazos, y dejarla en su habitación, es notorio que le preocupa el bienestar mas que el apellido de la familia. *
- Anda, te llevaré a tú cuarto.....de lo contrario te vas a lastimar !
 
 
— ¡No es verdad! — Su padre tenía la capacidad de descontrolar incluso lo que ella decía, ser descubierta siempre por él era algo que siempre odiaria pero más que eso jamás podría ganarle en ese ambito y antes de objetar algo más fue cubierta por ese abrigo. Lo dejo hacer sin chistar y deslizó una de sus manos por el borde de la abertura para juntarse más entre la cálida tela, estaba ahí... como una mocosa descubierta en su travesura.
—... Padre ... — Le llamó ocultando su rostro entre la tela del cuello, no sabía como decirle que estaba por irse de narices.
 
 
- Eres mala para mentir, aún eres esa niña que le gusta ir a la playa......jamás te deje sola. Nunca.
* Quitándose aquella gabardina característica de su persona, se la ofrece a su primogénita para que no tenga frío y vea que siempre él estuvo allí. Por supuesto, la maldición Joestar ya no la seguiría a ella, aunque el camino que ella decidiera obviamente la cuidaría y daría la vida por ella. *
- Eres todo un caso.
 
 
Asintió.
Estaba avergonzada y ebria, pero era rara la vez que Jolyne mostrara un lado vulnerable, acostumbrada a cosas rudas como su temperamento, ese retorcido camino que tomó al estar resentida con su progenitor y ahora ahí frente a él ... como esa mocosa qué solo quiere su atención, ¡detestaba los efectos del alcohol! Pero sí hacía una idiotez podría simplemente culpar al alcohol y hacerse la que no recuerda.
—Tenía miedo de que me soltarás... solo era eso — Aún con la cara pegada a la madera comentó.
 
1-10 of 20
El Amorgado | Photo (2513878) | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.