iOrbix
iOrbix will be Migrating to Similar Worlds
Similar Worlds
Email
Password
Lɪᴀɴɴᴇᴛᴛᴇ Vᴀʟᴄʀᴏss
Lɪᴀɴɴᴇᴛᴛᴇ Vᴀʟᴄʀᴏss
 
at
1 year ago · · Translate
You don't have permission to comment on this profile.
1-10 of 13
 
Había ocasiones en que detenía el masaje, para pasar sus palmas sobre la piel en un movimiento muy similar a la de un peine, buscando crear una suave presión que recorría su cuerpo en dirección a sus piernas, con el fin de ir recorriendo toda sensación de presión o estrés hacia las caderas, y una vez estando ahí, bajó continuó.

[i][c=#0073E5]— ¿Aquí está bien, Lia?[/c][/i]

Cuestionó al llegar hasta las cadera, siendo el pulgar el que principalmente se hundía ligeramente en su piel para masajear el músculo.
 
 
[c=#8C8C8C]— A este paso, desearé volver pronto[/c]

Lo mencionaba porque las manos de su amado le hacían relajarse tanto, a tal grado que la tensión en su cuerpo, en todo su ser, disminuía. Ella solía ir a la playa buscando un momento tranquilo en el cual despejarse, pero gracias a las manos de su amado, se estaba ahorrando un largo momento bajo el sol.

[c=#8C8C8C]— Más abajo, Melde.[/c]

Le indicó, alzando un poco la parte inferior de su cuerpo, esperando a que ese masaje ahora fuese sobre su cadera.
 
 
Su mirada ligeramente se desvió en dirección a su entrepierna al sentir aquel tacto de ella, notando aquel indicio que venía acompañado de aquel tono suave y seductor. Para ella, podría sentir el lento flujo de sangre recorrer hacia la zona de contacto. Sin embargo, Melde mantuvo el masaje constante, mismo que descendió por los costados hasta llegar a la cintura, donde no se cohibió por la torneada zona que seguía.

[i][c=#0073E5]— Entonces, en casa será...[/c][/i]

Respondió mientras sus manos seguían con su deber, empleando algo de firmeza en sus dedos para masajear cada músculo.
 
 
[c=#8C8C8C]— Lo recibirás cuando estemos en casa.[/c]

Retiró lentamente la mano, pero antes de ello, rozó un par de sus dedos con la entrepierna de su amado, dando un indicio a lo que se podría (Tal vez) tratar ese ansiado premio que recibiría. Le sonrió con malicia y cerró sus ojos, disfrutando el masaje que este le daba en la espalda al ponerle el bloqueador solar.
 
 
No demoró mucho en llegar hasta los brazos, aplicando un poco más de bloqueador tras apretar la botella para extraer más de la solución y aplicarla sobre el bello cuerpo de su amada.

[i][c=#0073E5]— Ansío recibir ese otro premio... [/c][/i]

Añadió. Por un instante su mirada desvió hacia una de sus piernas, cuando vio que la mano ajena se encontraba acariciando sin pena la blanca piel del mago de azulada mirada.
 
 
[c=#8C8C8C]— Hmm...
[/c]
Suspiró y se relajó más, moviendo un poco la cabeza a medida que las manos de su amado acariciaban y masajeaban sus hombros y cuello. Esas manos eran una maravilla y mucho más cuando la tocaba.

[c=#8C8C8C]— Bueno, es que el otro premio te lo daré en casa y sé que te gustará tanto que querrás más. [/c]

Abrió un ojo y lo miró fijamente. Acercó su mano derecha a una de sus piernas y se la acarició con suavidad.
 
 
[i][c=#0073E5]— Vaya, entonces supongo que podría hacerlo mejor.[/c][/i]

Agregó al escuchar la declaración de su amada, volviendo su tacto un poco más severo, pues al tiempo en que esparcía el bloqueador por su espalda. Lentamente subía en suaves y firmes caricias, llegando a los hombros, donde no dudó en darles el mismo gentil trato, incluso su cuello.

[i][c=#0073E5]— Gran premio será, pero creo que el premio ya lo tengo desde ahora.[/c][/i]
 
 
[c=#8C8C8C]— Tranquilo, tu piel estará bien. [/c]

Antes de volver a acomodarse, miró a su amado y sopló una suave brisa que golpeó con ligereza su cuerpo, creando una especie de estela traslúcida y ligeramente brillosa, estela que se encargaría de mantenerle el cuerpo fresco y a su vez, repeler los rayos del sol que le parecían tan molestos.

Se reacomodó de nuevo, entre pequeñas risas al saber lo tan molesto que era asolearse para él, para ella era como un juego de niños, ya que el calor abrasador y el fuego eran su elemento principal. Desató el cordel de su traje y cerró los ojos, esperando a que le pusieran el bloqueador.

Al sentir las manos de su amado hacer contacto con su piel, exhaló suavemente, su piel se estremeció y relajó su cuerpo.

[c=#8C8C8C]— Eso se siente bien, amor. A este punto, terminaré durmiéndome.[/c]

Esbozó una amplia sonrisa, moviéndose un poco para quedar más cómoda en el camastro.
 
 
Dio un paso atrás al ver que se acercaba, realmente sería la primera vez que disfrutaría de una playa tan cálida. Quería evitar que el sol le quemase, no era muy fanático de asolearse, especialmente porque sabía que eso conllevaba a quemar su piel y el enrojecimiento era una gran molestia.

[i][c=#0073E5]— O-Oye... espera...[/c][/i]

Fue inevitable, finalmente había quedado totalmente desnudo, a excepción de aquellos boxers que fue su única prenda. Blanco, demasiado blanco era, tanto que brillaba. Algunas cicatrices se mostraban, pero eran casi invisibles. Algo apenado por ello, aunque se acercó al camastro para aplicar bloqueador como ella pedía.

[i][c=#0073E5]— E-Esta bien... espero estés lista...
[/c][/i]
Agregó mientras colocaba buena cantidad en su palma y después entró en contacto con la piel ajena y expandir dicha solución en un suave y fresco masaje.
 
 
Al verlo con esa ropa, le entró una especie de calor al cuerpo. Se levantó del camastro, se acercó a su amado y sin pedir permiso, sin decir nada, lo comenzó a desvestir.

[c=#8C8C8C]— No uses estas cosas en la playa, te morirás de insolación, cariño. [/c]

Una vez que terminó, lo dejó solo en boxers. Se sentó de nuevo en el camastro y se dio la vuelta, quedando boca abajo.

[c=#8C8C8C]— Mejor ponme bloqueador en la espalda, y si lo haces bien, te daré un premio, mi amor ~[/c]
 
1-10 of 13
Lɪᴀɴɴᴇᴛᴛᴇ Vᴀʟᴄʀᴏss | Photo (2992880) | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.