iOrbix
Email
Password
41-50 of 68
 
*Habían pasado ya una enorme cantidad de años, siglos a decir verdad, el mundo había cambiado demasiado, desapareció del radar desde que el gremio Kaos fue erradicado, fueron cruentas las batallas que libro, atrocidades por doquier bajo el estandarte de una familia que reino por años, pero el peso de haberse convertido en un cegador de vidas con los años le pudo más que su lealtad a su estandarte y a su padre, renuncio a sus poderes como Serafín, pero esto no duro más que un suspiro ya que el universo estaba lleno de monstruos que destajaban, asesinaban por diversión y muchos de estos libres*

*Durante su deserción del gremio Kaos, enfrento innumerables peligros, y por ello se vio en la obligación de usar las capacidades que le otorgaba parte de su linaje serafín, adopto un elemento que perfecciono y ahora es su arma principal, con el tiempo pudo sentir una presencia que bien conocía, un monstruo que enfrento siglos atrás y se suponía había sido erradicado por el líder Kaos en su momento, por esto decidió realizar trabajo de investigación, el mismo que lo llevo a aquella ciudad central de Solaris*

*Una vez en la ciudad que se encontraba bajo ataque, pudo percibir todas las presencias que allí habían desde los esbirros de menor capacidad, hasta las 3 fuerzas que comandaba al parecer aquella avanzada de guerra, pero había 5 más que intentaban luchar contra los invasores, dada las circunstancias ubico en el centro de la ciudad lo que parecía ser una batalla con uno de estos comandantes, y fue allí donde se dirigió, poco le importaba ser furtivo por lo que en aquella zona comenzó a caer una especie de nieve que salía de la nada mientras los torrentes de viento que se alzaban con temperaturas altas, comenzaron a aligerarse, todo el lugar era invadido con un ligero ambiente gélido, pero no lo suficiente para apaciguar los incandescentes suelos, sino más bien para que el aire mismo no fuese un enemigo por su temperatura*
[c=#806060]
Freezing Rain[/c]

*Se escuchó un eco, algo que retumbo en el aire y poco a poco las corrientes de aire se fueron formando justo atrás de la mujer de rojos cabellos que a parecer había atacad de manera frontal a su rival, la técnica que había usado no era nada increíble, pero poco a poco aquella niebla que descendía se dirigía a la fisionomía del enorme ser con el afán de ir limitando los movimientos de su cuerpo, congelando su cuerpo para que sus articulaciones quedaran inmóviles y dar espacio a que la lanza de la mujer impactara, pero aun con todo esto se encontraban en la línea de fuego, mientras ofensivamente creaba una brecha para un posible impacto, al frente de estos las mismas burbujas gélidas de niebla conformaban una barrera que les daría el espacio para poder escapar en caso de que un impacto fuese posible*
 
 
[med][b]Kai[/b][/med]

*Los movimientos que había ejecutado los esbirros creyeron darles una victoria, pero no podían estar más equivocados, terminaron por ser los emboscados por la fuerza de aquel guerrero, incluso el Overlord al ser un guerrero de más experiencia, acepto su derrota, no se inmuto en intentar defenderse de un impacto que era directo, el vínculo de estos 4 esbirros, 3 Duriel y 1 Overlord se desvanecía dejando consigo la información recolectada a quien sería su creador, pero no sin antes dejar en el aire una ligera advertencia*…..No tienen idea a lo que se enfrentan……*Se escuchó una voz gutural, profunda, grave, y luego lo que parecía ser una burla después de sus palabras, y fue que el impacto llego llevándose por delante a cada esbirro hasta erradicar su existencia, una fuerte explosión se escuchó desde la ciudad, ahora Kai tenía la misión de poder ingresar en la ciudad, la pelea apenas comienza*

[med][b]Rachell[/b][/med]

*Por su parte la joven que respondía al nombre de rachell sorprendió a su enemigo, quien no contaba con aquel ataque usado por la mujer, ya había sentido el deceso de su par, un grito fuerte rondo el lugar, estaba acorralado, pero no pensaba irse sin dejar rastro, su posición estaba clara para los demás, ahora había suministrado información de la pequeña, se lanzó al frente sin pensarlo, en contra de los cientos de agujas pero esta vez la energía que acumulaba se concentraba en el centro de su armadura, poco a poco fue rodeándose de un dorado resplandor y comenzó a recibir los impactos del ataque ajeno, pero más tardo en poder sentir cualquier tipo de dolor, y su cuerpo comenzó a desfragmentarse liberando una tremenda cantidad de energía hasta explotar, un kamikaze, todos ellos estaban entrenados para dar la vida por su titiritero, esta explosión se amplió en rango buscando llegar hasta la nueva fisionomía de rechell con el único fin de causarle algún tipo de daño que otorgara ventaja a su general, nuevamente una tremenda explosión hizo eco en toda la ciudad y al ser un esbirro de gran poder, la fuerza destructiva arraso consigo edificios, parte del suelo creando un cráter y algunos de los humanos que aun se escondían en las construcciones aledañas*

[med][b]Crow
[/b][/med]
*Por su parte el ataque de los Zakuun fallo estrepitosamente, aquel joven que había buscando ingresar a la ciudad, desapareció en medio del a batalla, un espacio dimensional se abrió regresándolo al punto de su partida, fue el humano que quedo en medio de los ataques quien sufrió un final bastante cruento al ser destajado por aquellas enormes hachas, estos mismos Zakuun, al sentir el deceso de sus pares los Overlords, se dirigieron hacia la ciudad de inmediato, la batalla se estaba volviendo más intensa, y su misión a correr riesgo*


[med][b]Yuki y Lancelot[/b][/med]

*Amidarazar se disponía a seguir de frente con el fin de crear una explosión en cadena que alcanzar a la mujer de rojos cabellos, pero fue la sensación gélida la que paso por sus nervios haciéndole reaccionar de inmediato, dejo que el peso muerto de su cuerpo buscara descender por gravedad evitando inicialmente el paso de aquel ataque de la mujer, aterrizando con tanta fuerza que el mismo suelo tembló por el impacto creando un ligero cráter, las temperaturas altas en el suelo comenzaban a repeler el efecto del ataque del recién llegado, rugió con fuerza elevando la mirada a los cielos y fue entonces que por primera vez en la batalla sus extremidades parecían cubrirse de fuego completamente, continuando aquella cíclica carga de energía, busco a los seres que osaban enfrentarlo y cuando localizo la barrera en el aire dio una corta pausa para entender la situación, pudo sentir el deceso de dos de los esbirros de nivel medio más fuertes*…..Insectos…*Exclamo con furia y elevo la vista esperando que salieran de la barrera que establecieron para su protección*

[med][b]Christopher y Aithne
[/b][/med]
*Por el sector Sur, las cosas comenzaban agitarse, si bien los 7 Mages pasaron a sacrificarse, podía sentirse retumbar el suelo con los pasos de quien se acercaba, un olor fétido, característico de la muerte comenzaba a sentirse en el sector, más la presencia en incremento de una energía oscura, un cíclico, el punto de la explosión pronto fue avistado por la bestia de largas hebras y extremidades y un rugido que agito las ondas eólicas, los orbes de la bestia se posaron de inmediato en la joven elemental en su inicio*….Parece que tendré que hacerlo yo mismo….*Exclamo el imponente ser, quien era el servidor directo de Asra, parecía que los brazos de aquel ente comenzaban a separarse en hilos poco a poco*


*Por su parte Lu hua continuo con el avance de las tropas sin que nadie aun interfiriese en su camino, por su parte la ciudad iba quedando arrasada, mientras desde la distancia el general a carga de toda esta misión aguarda, impaciente, pero el emblema está casi listo y la sangre de sus habitantes se puede sentir como la fuerte concentración mágica se hace presente, desde las alturas la presión espiritual puede sentirse, pronto la liberación habría sido completada*

[sep]

Nota: Se que el turno es muy básico, pero tómenlo como un espacio para reagruparse, y actuar, la batalla comienza ahora y en realidad las fuerzas enemigas no han disminuido ni un poco

urnos: Kai Izanagi, Rachell Arclight, Yuki Prakliaty, Lancelot, Aithne, Christopher Moukarzel.
 
 
**La estratagema empleada por el uniformado fue del todo exitosa, cuando vio que su ataque fue efectivo y aniquiló a los cuatro esbirros, solamente irguió el cuerpo manteniendo una expresión seria, cuando en ello, escuchó la amenazante advertencia que cual susurro se desvanece en el aire.— [c=#660000][b][i]Hm…[/i][/b][/c] —Ipso facto una violenta explosión se escuchó desde la ciudad, gracias a la habilidad de Percepción Electromagnética sabría en qué dirección, no estaba muy lejos de ahí.

—[b][i][c=#660000] Bien, es hora de continuar, pero antes…[/c][/i][/b]— Atisbó en dirección de donde se encontraba aquella aliada, misma que batalla en contra de un esbirro idéntico al que acaba de derrotar, por lo que bajo las botas de cuero, apareció una especie de círculo mágico de tonalidad dorada con diversos símbolos circunscritos, así que su cuerpo se desvaneció en millares de cúmulos de luz.

Por otra parte, la autodestrucción del ya vencido Overlord restante, avanzaba hacia la Arrancar, quien con una forma similar a un chiroptero adquirió un increíble poder, empero, antes de que aquel estallido llegase hacia ella, el mismo círculo mágico apareció bajo los pies de aquella, de igual modo, el uniformado hizo su aparición en instantes, tocando con la palma diestra hacia la espalda ajena.— [b][i][c=#660000]Vámonos, no hay que perder el tiempo.[/c][/i][/b]— Expresó y ahora, ambos se esfumaron en millares de cúmulos de luz dorada, evitando así la violenta explosión que sin lugar a duda terminó por arrasar gran parte de dicha zona, los edificios se desplomaron, así como el suelo mismo e inevitablemente los humanos que quedaron.

El escenario cambió, al reaparecer ambos, estaban en una zona específica de la ciudad cerca de donde camina Lu Hua junto a su numeroso ejército, ambos de pie en la azotea de uno de los edificios; en seguida recibió el mensaje compartido por Christopher, por medio del canal telepático que ahora fue creado, así que elevó la diestra y antepuso los dedos en la sien, a lo que respondió: “[b][c=#660000]Entiendo, imagino que ustedes pertenecen a la llamada EA, Asura me dijo que los encontraría en esta ciudad, no esperaba encontrarme con Yuki Prakliaty en este lugar y en tal situación. Les diré, soy Kai Izanagi, de la Nación Caliburn en este mundo, Asura me contactó tras la pelea que tuvimos contra el Titán Rao, gracias al serafín pude volver a despertar; sin embargo, la situación no es nada alentadora, tras pelear contra los esbirros de Asra pude darme cuenta que ellos están conectados entre sí, lo que quiero decir, es que aprenden nuestras habilidades conforme peleamos con ellos, la comparten y también envían tal información hacia su líder.[/c][/b]”

Voltea para observar hacia la mujer quien está a unos metros tras suyo para proseguir con la plática: “[b][b][c=#660000]Ahora mismo, me he teletransportado adentrándome en la zona norte de Solaris, hay una bestia enorme portadora de un hacha, avanzando con un numeroso ejército; la enfrentaré junto con la aliada que está justo tras mío. Si tienen alguna otra idea u información, háganla saber por este medio[/c][/b][/b]”.

Caminó un poco más hasta el parapeto en la azotea, vislumbrando el ejército que comanda Lu Hua, el edificio era inmenso, así que a menos que el enemigo posea habilidades perceptivas de alto nivel, por ahora serían desapercibidos por ellos. El uniformado expresó.— [b][i][c=#660000]Es un gusto conocerla, me temo que no tenemos mucho tiempo para presentaciones, imagino que ese monstruo que porta el hacha es el líder, su ejército es numeroso. Por lo tanto, lo mejor será enfrentarlos ahora mismo, si gusta, puede seguirme, de lo contrario no lo tomaré a mal tampoco.[/c][/i][/b]— Dicho esto, una vez más apareció ese círculo mágico de colores dorados, provocando que su cuerpo se desvaneciera, pero, ¿dónde aparecería en esta ocasión? Nada más y nada menos que a unos 10 metros en frente de la bestia conocida como Lu Hua, ambas piernas separadas una de la otra y la espada sagrada sujeta por ambas manos hacia adelante, para luego expresar.—Saludos..., me temo que no puedo dejarles causar mayor destrucción en este lugar.— Su cuerpo ahora estaba siendo rodeado por una especie de humareda dorada, el flujo de su Mana era visibile y se incrementaba notoriamente, ¿sería imprudente? quizás lo era a simple vista, empero el plan del uniformado va más allá, ya que de seguir perdiendo el tiempo las cosas se complicarían mucho más.**

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/01/52/17/62/-K-7stgYFd7M-b.jpg][/center]
 
 
[code][c=#BF60BF]*Pasó a un lado de un campo floreado en siniestro crecimiento; en medio de rosas, ella lo encontraba asqueroso a él matizando con impura oscuridad, molesto arrugado, de rostro impetuoso. Entre manos, ella cargaba la empuñadora en estilo oriental de su Zampakutoh, la cual, comenzaba rápidamente a re materializar por sí sola su filosa hoja rojiza, y es que, efectivamente las agujas que recuperaban la forma de su espada ya habían cumplido con su cometido, éstas desgarraban incesantemente la carne de la monstruosidad para regresar como una lluvia ominosa a la posición de su manipuladora.

Y mirando en torno suyo sin atreverse un solo segundo en emular un vacilar de su cabeza quedo complacida, pues abundaban rosas repletas de vida, ¡Vid ajena!. Rachell relamió sus labios carnosos al ver como su oponente sobresaltaba, víctima del ataque fulminante. Seguramente no se le había pasado por la cabeza que podría ser perforado por las agujas irregulares en un vivo carmesí. Su ignorancia pareció divertir a la elegante vampira quien dejó salir una pequeña carcajada escalofriante que llenó el vacío campo santo de un aire de inquietud que se transmitiría seguro como un escalofrió por la nunca de aquél Esbirro quien parecía así mismo encandecer en una energía grotesca.[/c][c=#7300E5] [b]–¿…Qué trama?-[/b] [/c][c=#BF60BF]Musitó con atención y se aventuró a preguntar. Su voz la sorprendió en el silencio total. Ahora un silencio sepulcral demandaba un apresurado scan de la dama alada a lo que cada segundo alteraba cada vez más su percepción energética desde el cuerpo de su víctima.[/c][c=#7300E5] [b]–¡Maldito seas!-[/b] [/c][c=#BF60BF]Las rosas ni si quiera tuvieron espacio suficiente para crecer desde su organismo, tal como estaba previsto; apenas unos bulbos sangrientos se comienzan a formar antes de ser desintegrados por la avasalladora fuerza en forma de kamikaze expansivo. [/c]

[center][b][i][c=#660033]- Vámonos, no hay que perder el tiempo. -[/c][/i][/b][/center]

[c=#BF60BF]Los pensamientos de la joven fueron interrumpidos por la voz grave de quien responde al nombre de Kai, quien junto a su presencia ahora realmente cercana a la de Rachel, le envolvió en una runa destellante que imbuía su cuerpo con algún tipo de magia antigua; sin duda la sacaría del aprieto venidero. Fue realmente un alivio que Rachel bien supo disimular puesto a que apenas recobraba habilidad por toda su energía desatada. Se diría incluso que una gota de sudor bajo por su delicado cuello. El nuevo escenario no era muy diferente al recién abandonado. Todo era devastación, pero como detalle resaltante, la pestilencia que provenía de los seres que eran interminables generaba una cara asqueada a la mujer, y entre ellos aquél ser vislumbrado momentos antes a kilómetros por su afín percepción astral, debía ser aquél fenómeno con hacha su líder, sin duda. [/c]
[c=#7300E5]
[b]–Es un verdadero placer galante caballero, agradezco su intervención monsieur Kai…-[/b] [/c]

[c=#BF60BF]Dice elegantemente sin voltear a mirarle, no podía permitir ser presa de un descuido por parte de los terceros que ascendían a cientos quizás doscientos. Y cerrando levemente sus parpados en una expresión de empatía sin mucha más formalidad que la dicha en sustancial sutileza a continuación. -Me cersiorare de mantener a raya improvistos de estas criaturas a su encuentro con el “grande” aquél- Sus alas que doblaban su tamaño, le hicieron ascender bruscamente sobre casi diez metros del suelo, para centrarse en los esbirros que se veían infinitos por su horizonte. Lo siguiente era claro para la Arrancar: La exterminación a toda costa, de los Esbirros. [/c]

[c=#BF60BF]Ahora ilesa y posicionada sobre los aires vetustos ayudada por el furtivo batir de sus alas en medio de una húmeda noche, sus trascendentales extremidades se extienden en un llamado son de guerra, con lo que logro desviar la polvareda que dejaba el nuevo escenario pero así mismo, quizás atraer la atención del ejercito enemigo. El viento ondeaba su cabellera para develar su cara que contenía rasgos bien definidos pero sin llegar a perder la curvatura en las líneas del rostro, lo que le profería un aspecto juvenil bastante atractivo. Sus enormes y expresivos orbes rojizos reemplazados por un par de pequeños y afilados ojos que se encajaban en todo lo que observaba como unas afiladas navajas suizas ahora se desviaban a sus espaldas, las fuerzas enemigas no tardarían en llegar. Mientras Chiroptera recobraba su aspecto original en forma de ”S”, su usuario acogía mayor firmeza conteniendo cierto aire de confianza. El reiatsu que era color purpura imbuía estallante por cada parte de su cuerpo, como un riego fantasmal.[/c]

[c=#BF60BF]Sus labios eran delgados pero aun así poseían suficiente volumen como para esbozar en ese instante su siniestra sonrisa, acompañados de dos hileras de dientes perlados, cada uno tan afilado como un bisturí; sabía que le correspondería encargarse de todo un ejército ella sola, algo que sin duda la emocionaba. Era una diosa. Una asesina. Una vampiresa.[/c]

[c=#BF60BF]Rachell reaccionó instintivamente inflando sus pulmones hacia todas las bestias, y lanza desde su quijada un poderoso grito cuya frecuencia produce una gran onda de choque que busca enviar contra el ejército. Esta técnica le permite canalizar parte de su reiatsu a las ondas sonoras provenientes de su voz, haciendo de esa manera que dichas ondas tengan capacidades especiales, por ejemplo: Distorsionar el uso de reiatsu de un oponente (Maná, energía espiritual, chakra, etc), previniendo que pueda utilizar con eficacia sus técnicas, destruir barreras de reiatsu utilizando el mismo principio de "perturbacion", inclusive amplificar la frecuencia del sonido de modo que, aparte de causar gran daño al sistema adutivo de sus oponentes, pueda amplificarse de tal forma que se produjese un disparo hypersonico. El disparo hypersonico consistiría en ondas de sonido amplificadas a niveles exagerados que causan repercusiones en la materia a la que impactan. La potencia de este disparo es la suficiente como para abrir un agujero de tamaño significativo en el asfalto, sin mencionar los daños internos que podria ocasionar a los Esbirros que impactase. Obviamente como todas las demas tecnicas su eficacia depende del nivel tanto de Rachell como del rival. Nivel que para ese momento, estaría en su máximo extasis, con la Resurrección de Rachell Ahora completa.

La lanza de Rachel, Chiroptera por otro lado, poseyendo la habilidad de absorber partículas tanto de sangre como de reiatsu de todo lo que corta, y forma parte de la energía de la vampireza. Utilizando esta propiedad, Rachell hizo que su lanza absorbiese antés de ser transportada sangre, la misma sangre que había conformado un rojizo campo de rosas defendiendo los puntos ciegos a sus espaldas puesto a que las ya creadas por su frente habrían sido carbonizadas por la odiosa luz de la técnica del Esbirro. Formando a su vez, de este modo una lanza mucho más larga empuñada por ambas manos. Chiroptera desarticulo en su momento las rosas que como pétalos enfurecidos que se reunían y se adherían a su filo; le sintetizaron e hicieron de esta arma, una mucho más fuerte con cada nueva adición de sangre. En resumen cada vez que toca sangre absorbe lo que la hace más fuerte, reparando rayaduras, rupturas y demás desperfectos con el uso del vital líquido.*[/c][/code]
 
 
Pensaría que su hora había llegado. Un ataque así de directo, sin duda conllevaría a su propia destrucción y muerte pero ¿qué más podría hacer?

El impacto sobre la roca fue certero y la lanza esperaba arremetiera contra su enemigo antes de que lograra contraatacar a la pelirroja pero entonces, lo que ocurrió a continuación sin duda no lo esperaba.

Un viento gélido se acumuló detrás de ella haciendo revolotear la bermeja melena y provocarle un suave escalofrío antes de descender sobre su enemigo que aprovechando su propio peso y a fin de evitar su propia lanza, se dejó caer al suelo, dónde las altas temperaturas traerían de nuevo la ventaja para él.

—¿Qué rayos…? —Musitó la mujer demonio con claro desconcierto, mientras pasea la mirada por la zona, protegida por aquella barrera que alguien, que sin duda es un aliado, erigió para protegerla.

Mientras buscaba a su posible aliado entre aquellas desastrosas calles de la ciudad de Solaris, un suave brillo rojizo rodeó el cuerpo de la mujer, parpadeando constantemente, acumulándose en su ser. Necesitaba ser precavida e idear el modo de detener de una vez por todas a aquel ser de lava y mientras pensaba en lo que podría hacer, una intensa conexión hizo contacto con su propia mente. Podía sentirlo e incluso escucharlo.

—¿Chris… topher…? —murmuró en voz baja al reconocerlo, confiada en la protección que la barrera gélida le brindaba. Seguía agitando las alas con fuerza, mientras trataba de asimilar las palabras del serafín blanco. Trató de mantener su altura y concentrarse en el “monólogo mental” que su amigo expresaba. Sabía si, que la situación por demás, los superaba, tanto en número como en tiempo, pues los civiles caían como moscas gracias al insoportable calor que el ente de lava provocaba a su paso pero ante el comentario de que estaba sola enfrentándolo, tuvo que interrumpir.

—Alguien más está aquí… no estoy segura, pero creo que es un aliado… me ha salvado… —logró articular rápidamente mientras retomaba la búsqueda de aquella presencia desconocida que había creado aquella barrera y que había hecho nevar sobre la zona. —Aquí, en donde estoy, hay un ser de lava, es enorme, de casi más de dos metros y es demasiado rápido para su tamaño, he intentado detenerlo, pero es capaz incluso de dar grandes saltos…—

Comentaba todo esto tan rápido como podía, cuando escuchó el fuerte rugido de su enemigo y su amenaza. ¿Insecto? ¡Qué osadía! Y ante esta ofensa, la chica acertó en elevar su mano diestra y tras cerrarla en un puño, le mostró el dedo medio como una grosería.
 
 
[b]¿Te encuentras bien? [/b]

* fue lo primero que exclamó el varón albino mientras ladeaba su rostro por encima de su hombro siniestro, posando aquellos irises esmeraldas sobre la aguerrida contendiente. Sus cabellos se ondeaban con lentitud a merced de las corrientes gélidas de aire que le rodean. La lanza que había continuado su camino, producto del fallido ataque femenino pronto se volvió hielo, esto con el único propósito de evitar que su impacto más alejado generara más muerte. El joven se encontraba muy tranquilo, pudo escuchar la treta del ser de fuego y paulatinamente la barrera de hielo se fue borrando hasta desaparecer por completo. Hasta ese instante regresó la mirada al frente observando al monstruo de fuego y todo su alrededor. Las ya corroídas edificaciones, cuerpos incinerados por doquier, la superficie, parecían arder a temperaturas inimaginables. Una trampa completa. Suspiró de manera pesada, no imaginaba que la situación se había puesto en su contra apenas llegaba. Notó la comunicación telepática que existió con la mujer, pero él no logró compartir dicho vínculo, es claro que fue último en llegar. *

[b]Tu elemento es fuego según aprecié desde la distancia ¿verdad? o al menos parece el principal[/b]

* Exclamó con total parsimonia. Analizaba la situación desde su perspectiva notando una clara desventaja que de actuar imprudentemente podría causarles daños graves a ambos. No esperó la respuesta de inmediato y entonces agregó *

[b]Aunque fuese tu elemento, ese es su terreno ahora. Acercarse debe ser un problema, las edificaciones aledañas pueden servir de islas. No lo venceremos a distancia, es fuerte y rápido, tendremos que acercarnos, entonces lo primero es forjar nuestro camino, pero no lo va a permitir, así que iré de frente, tu haz el camino... [/b]

* No era el mejor plan, pero desconocía las capacidades de su ahora compañera, aunque bien conocía las suyas, ahora su forma de ascendencia divina solo le causaría problemas ya que le daría más cuerpo que pudiese afectarse por la temperatura. Se mantendría levitando con la anulación total de gravedad a su alrededor. Pronto y de manera muy lenta, una bruma blanca, comenzó a emerger de su cuerpo por unos instantes, muy mínimos, puede sentirse el descenso de temperatura a su alrededor, es una armadura elemental invisible para poder contrarrestar la ajena. A pesar de la situación, y lo difícil que aparentaba ser, mantuvo un instinto calmo y calculador. Ahora el ciclo de Aglomeración mágica había dado inicio, pero estaba lejos de la capacidad del rival, no había otra opción en ese instante, evitar a toda costa un despliegue de maná, pero el riesgo era claro, estaba abriendo la posibilidad de que los ataques físicos contrarios se alimentaran de la misma fuente mágica. Extendió su mano diestra al frente, expandiendo su palma y todo el brazo fue rodeándose por un centenar de destellos lumínicos, desde su ante brazo hasta la punta de sus dedos diestros. Cruzó el brazo frente a su pecho de manera paralela mientras fijaba su visión en una deteriorada estructura a unos 10 metros atrás del monstruo de fuego. *

[b]Kaos... Sword…[/b]

* Fueron sus palabras cerrando el puño completo, para terminar sosteniendo el mango de una hasta ahora invisible arma de batalla. Regresó su mano diestra hacia su lateral correspondiente agitando un poco la misma y creando un espacio en el aire, un corte invisible que descendería desde frente su pecho hasta lo que ahora era la punta de una espada que llegaba casi a la planta de su pie diestro, este corte no iba dirigido hacia el monstruo, pero cerca pasó hasta llegar a su objetivo real, la edificación que tardó segundos en desplomarse de manera frontal sobre la ardiente superficie creando una pequeña plataforma. *

[b]Bien, es mi punto de ataque, te veré en el suelo... [/b]

* Exclamó con cierto tono demandante, aunque no era la intención, pero no había tiempo. Su cuerpo se elevó un poco más y acto seguido su pierna diestra se movió al frente como dando un paso en el aire. Su cuerpo pareció ser rodeado de destellos en pequeñas esferas e hizo uso de su velocidad. Su intención principal fue demostrárselo al monstruo que pensaban enfrentar y aunque pareciera que alardeaba, tenía otro fin. Pronto y solo segundos luego estaba detrás de la bestia, la corriente de aire pasó de largo por ambos laterales del mismo monstruo y cuando la edificación tocó la superficie, ya el cuerpo del joven se hallaba sobre la misma. *

[b]Acabemos con esto... [/b]
 
 
La situación pareció no cambiar al menos los primeros minutos después de la explosión. Aithne se mantenía alerta, pero intranquila, el olor a muerte le erizaba la piel, y el ver a los muertos que la protegían la hacía más inestable.

Michael, actuando como conciencia e instinto de supervivencia la calmó colocando su mano sobre aquel delgado hombro, acto seguido el canal de comunicación se abrió y ella lo aceptó. Oír voces conocidas la tranquilizaba; escuchó atenta sin interrumpirlos, y cuando se hizo mención de un monstruo de lava Michael la miró a los ojos y asintió con la cabeza, comunicación quizá que solo ellos entenderían. La elemental sonrió, y con un chasquido de dedos desapareció a los nueve guerreros, quedándose únicamente con su amado.

—Yuki, ¿cierto? —su voz tembló un poco— Yo iré a apoyarte, tal vez… no, estoy segura de que puedo hacerle frente, voy de inmediato, será cuestión de segundos.

Michael la abrazó y una enorme aura de calor los rodeó, gradualmente el hombre desapareció siendo consumido por la energía. La pelirrosa desplegó sus alas de fuego, y alzó vuelo, no se preocupó por no saber la ubicación exacta de Yuki, ya que el calor que desprendía el enemigo la guiaría hasta él. Conforme avanzaba hasta el centro de la ciudad, su interior ardía cada vez más, acumulando toda la energía que le fuera posible.
 
 
Relució en un instante su palma diestra articulada de modo que, sus falanges se cierran sujetando el ahora sólido mango de su estilete de luz que se extiende hasta el metro cincuenta (1.5 m) al igual que en ocasiones pasadas con la excepción de que, actualmente le haría permanente: de enorme filo, posee la solidez propia del metal más resistente y en su interior, se concentra un núcleo de intenso calor que alcanza la temperatura del mismo sol; sin embargo, la energía se concentra y no es liberada a menos que Christopher lo permita o así lo desee, obsequiándole al Sable la capacidad de no solo cortar, sino también carbonizar lo que sea que toque.

Alrededor de Christopher en un rango no mayor a 1 metro se siente el aumento superficial de temperatura, cosa que no le afecta en lo absoluto y en su defecto produce en él, una muesca malformada en el rostro en forma de sonrisa: su cuerpo es envuelto en un aura nívea que ondula junto a su corta y despelucada cabellera plateada.

— [i][c=#802D2D]Aprenden nuestras habilidades, las compartes y las envían tal información hacia su líder[/c][/i] — Mordió el labio, agitando ligeramente su diestra hacia adelante.

—[i][c=#E50000]Alguien más está aquí… no estoy segura, pero creo que es un aliado… me ha salvado… —[/c][/i] Agitó su par de alas, ganando altura: la presencia de un tercero que aparentó ser de ayuda le daba consuelo.

—[i][c=#E50000]Aquí, en donde estoy, hay un ser de lava, es enorme, de casi más de dos metros y es demasiado rápido para su tamaño, he intentado detenerlo, pero es capaz incluso de dar grandes saltos…[/c][/i]— Instintivamente volteó a ver a Aithne; supo, con solo verla, que la idea de un ser que recae bajo su condicionamiento la atraería hasta olvidarse de la situación que acaecía allí: tuvo razón. Desapareció a sus lacayos y ella, seducida por aquél ente de lava desaparece del lugar.

Planeó en las alturas acercándose a la entidad amorfa que causaba grandes estragos en la zona sur de la ciudad. Cada aleteó se tornaba más poderoso y certero, mientras su cuerpo era inundado por la cálida energía que rebosaba desde su interior: estaba decidido, enfrentaría a aquella criatura y la detendría de una vez. Posó sus esmeraldas sobre él, asqueándose del olor pútrido que parecía emanar su cuerpo, producto quizá de las incontables muertes que arrastraba con él y dejaba en su camino manchado de sangre.

—[c=#8C8C8C]¡Hey, criatura…! Deja de lanzar bolas de pelos por ahí. [/c]— Mencionó severo y mordaz, dirigiendo su espada de luz en dirección del monstruo, buscando llamar su atención —[c=#8C8C8C]No llegarás más lejos de este lugar.[/c] — Sentenció, acomodándose a unos 12 metros aproximados de la criatura en forma diagonal ascendente; vertiginoso, izó su diestra hacia arriba y la dejó caer en una secuencia de 3 movimientos casi imperceptibles a la visión: el primero, un corte vertical direccionado con la suficiente fuerza y poder como para arremeter una arista de 5 metros de longitud dirigida a seccionar en dos a la criatura; el segundo, traza una línea llana hacia el costado diestro –una vez llega al punto más bajo en el anterior corte.- y se remonta de forma diagonal a la parte más alta que le permite su brazo alcanzar a su lateral siniestro, liberando por igual, una poderosa arista que alcanza los 5 metros de longitud y se dirige hacia la bestia buscando tasajear al simple tacto el cuerpo de éste y finalmente, un tercer corte que se prolonga desde la parte superior –exactamente igual al anterior, solo que en sentido contrario.- de forma diagonal, generando el mismo efecto: un corte diagonal que buscara cortar de lleno el cuerpo de la bestia. Con cada corte libera una fracción de calor que se extiende por todas las líneas de corte generadas, de modo que, el corte sufrirá un adicional de calor, provocando, por subsiguiente que los cortes permitan generan una incineración parcial al cuerpo de Bloodborne en los sitios donde se generen los cortes –Solo si ocurre.- Por otra parte, éstos cortes viajan a una velocidad lo suficientemente alta como para reducir las posibilidades de escape de su objetivo, aunque Christopher ignora la verdadera capacidad del mismo y por lo tanto, no le sorprendería que evadiera.

Su cuerpo pareciera inmerso en una delgada capa de energía que se intensifica, con cada segundo, mientras un sentimiento de preocupación le amargaba los labios: algo ocurría, el ambiente incluso lo decía. —[i][c=#8C8C8C]¿Alguien sabe qué diablos esta ocurriendo?[/c][/i]— Su atención yacía ahora dividida entre su percepción emocional y su actual contienda con la criatura Bloodborne.
 
 
[center][b][big]La batalla da inicio
[/big][/b][/center]
*desde la lejanía que suponía existía entre el lugar de los acontecimientos y la guarida de quien sería el atroz general de todo lo que hasta ahora ha sucedido desde las sombras, aquella entidad de magna capacidad que antes estaba confiado ahora su expresión es un poco más seria, en su diestra sostenía un recipiente de cristal cuyo contenido era una de las bebidas alcohólicas humanas, un trago oscuro que lentamente oscilaba dentro del recipiente agitado por el misterioso ente, a pesar del grupo que a simple vista era desorganizado, se las habían arreglado para fastidiarlo y hacerle frente a sus líderes en campo, ahora bien, había una nueva presencia que le había fastidiado totalmente, aquel hombre que respondía al nombre de Lancelot formaba parte de su pasado y lo suponía muerto, pero allí estaba frente a la bestia de lava*

[i][b]¿Cuantas veces debo matarte, Lancelot?, eres una cucaracha peor que mi hermano....[/b][/i]

*sentenció con una muesca de fastidio levantándose de su trono y caminando a la ventana que daba visual al enorme mar que separaba ambos continentes, su mano diestra ejercía gran presión sobre el cristal al punto de romperlo sin si quiera rasguñarse, y todo el contenido fue a dar al suelo, su mirada se perdía en el horizonte mientras analizaba la situación, ahora si bien su sobrino era una molestia los otros 5 se habían convertido en una igual*...

[b][i]Lu Hua, que recuerde el terror que Rao le supuso, aplasta esa basura y que el ejército se haga cargo de esa mujer, Amidarazar elimina a Lancelot, que no quede vestigio de el o de la chica que te enfrentaba, Bloodborne, despliega el ejército y acaba con todos, mata a esas dos molestias, el sello está casi listo, ya no hay mucho que puedan hacer....[/i][/b]

*demando con calma, a pesar de estar tan apartado podía ver el campo de batalla con total claridad, sabía que su plan había sido interceptado pero igual que podían hacer, solaris estaba casi en el filo del abismo, solo necesitaba un pequeño empuje y la formación geométrica del cubo estaría completa, sus labios lentamente se curvaron sonriendo, pues parece que ninguno comprendía el poder de esos 3 seres*

[sep]

[b]Kai Izanagi[/b]

*Aquella enorme bestia se detuvo en su avanzada en cuanto viejo a la entidad que se posaba en su camino, el gigante no mostraba emoción algún, de sus enormes fauces salía una especie de vapor en un ligero resoplar, él era una célula separada en la Kaos Dimensión por Rao, compartió un nexo, un vínculo con du cuerpo madre por lo que reconocía a quien estaba frente a el, giro la enorme hacha dejándola apoyar en el suelo y de sintió un fuerte golpe, era un arma muy pesada y este la manipulaba como si fuese un juguete, y pronto se escuchó una risa grave, pesada, ronca, proveniente de la entidad, su cuerpo estaba conformado por un material similar a roca, haciendo parecer que era pesado pero a su vez regalando la virtud de defensa, una casi absoluta adicional a la armadura que portaba de cintura hacia abajo, dejando libre la parte de articulaciones, antebrazos y palmas cuando la tétrica risa cedió regreso la atención hacia su aparentemente rival y volvió a exhalar aire de manera pesada fijándose en el pequeño ser*.[c=#660000].. Kai Izanagi, uno de los flamantes guerreros que detuvieron el avance del ser en el que nací, Rao, ahora estas acá, enfrentando los planos de Asra, vaya que eres todo un Héroe.....[/c] *su voz era gruesa y fuerte, su mirada poseía un tono carmesí, a simple vista solo era un gigante pero poseía todas las cualidades base de su cuerpo madre, pronto la emanación mágica de Lu Hua se hizo sentir, densa y muy pesada, la misma esencia que emanaba el Titán Rao, si bien no se equiparaba a la de Rao en magnitud, hasta ahora se hacía sentir más fuerte incluso que la de los otros dos esbirros de alto nivel*.[c=#660000].. Muy bien, tengo ordenes de acabar contigo, y así se hará, la mocosa que salvaste de la explosión estará muy ocupada para venir en tu apoyo, así que, vamos Kai Izanagi, midamos fuerzas....[/c] *dicho lo anterior el gigante elevo el hacha del suelo con una enorme facilidad agitando la misma una vez de izquierda a derecha al tomarla con su brazo diestro creando una tremenda oscilación eólica que llevo consigo fuertes corrientes que agitaban el polvo y hacían temblar las debilitadas estructuras mientras su cuerpo albergaba la acumulación mágica, dio un paso al frente pesado y con fuerza, al punto hasta unos 50 metros de diámetro temblaba y así continuó avanzando buscando reducir aquellos 10 metros de distancia, poseía una ventaja a nivel de dimensión, pues el extenso brazo sumado a la medida de su arma le daban un rango de alcance suficientemente alto para cubrir casi 4 metros, sus brazos alcanzaban a medir casi 1.50, y su hacha tenía una medida de 2.5 metros, avanzo hasta acortar la distancia a escasos 5 metros y allí llevo su hacha hacia atrás con el brazo diestro para retornarla al frente con tanta fiereza que esta vez el aire que llevo consigo poseía tal fuerza que buscaba impactar de frente al férreo guerrero Izanagi*

[sep]

[b]Rachell Arclight[/b]

*Por su parte el ejercito que avanzaba en la destrucción total de la ciudad con total éxito hasta el momento paso a ser enfrentado por la joven arrancar, sin embargo su ataque no fue más que un aviso para aquellos que tenían la tarea de defender a las hordas de esbirros menores, los duriel, que ahora bajaban a 27 seres, puesto que 3 de ellos fueron erradicados junto a uno de los Overlords, se ubicaron en puntos estratégicos aprovechando la dureza de sus cuerpos y altura para evitar que las ondas alcanzaran a los más débiles, las hordas continuaron sus avance entres las ya destruidas edificaciones cumpliendo con su tarea, crear un mar de sangre, pero esto no fue todo, los Zakuun que hasta ahora habían enfrentado a uno de los aventureros que termino regresando a su plano, regresaron a la ciudad y fue entonces que una de las gigantescas hachas que usaban estos esbirros que encabezan el rango de los de medio nivel, salió desde la derecha buscando cortar por el eje del cuerpo femenino para sacarla de combate, mientras que el otro llego desde el a parte trasera de la estructura llegando a la azotea y esperando con calma el movimiento de la mujer y poder contraatacar, los duriel rodearon el lugar de enfrentamiento de aquel esbirro de alto rango llamado Lu Hua, para avanzar hasta la locación de Rachel, ahora enfrentaba a 27 Duriel y 2 Zakuun, mientras que los 200 Troll y 300 continuaron con su tarea acelerando la destrucción a su paso*

[sep]

[b]Yuki Prakliaty[/b]

*La joven demoniza logro evitar lo que seguro hubiese sido un gran daño a su integridad física, la intervención del nuevo aliado llego a tiempo, pero no sería lo único que pasaría, ahora la orden de desplegar los ejércitos había sido dada, Adrammelech se le había enviado inicialmente sin ejercito pues es el que más complicaciones puede dar a los aliados, pero ahora flotando se acercaban los 14 Haos restantes que fueron enviados al centro de la ciudad, al ser seres que pueden tener cierta inmunidad al daño físico son los más indicados para dar soporte a lo sucedido en aquel punto de la ciudad, adicional, poseen la capacidad de generar daño directo a la esencia debilitando a sus rivales desde el interior y alimentándose de la energía ajena, los 14 se acercaron en distintas direcciones como fantasmas que flotan por los aires, para la peliroja, se puede notar que la esencia de aquellos esbirros es muy parecida a la del demonio Azrael ,aquel summon bajo el cuidado de Asgard, y esto se debe a que los mismos fueron creados por aquel demonio ancestral, 3 de estos se aventuraron uno por cada costado y otro frontal usando sus deformes extremidades buscando acorralarla y atrapar a la mujer de rojiza melena, sus rostro no tienen orbes o cavidades son monstruos amorfos*

[sep]

[b]Lancelot[/b]

[i]“Acabemos con esto”[/i]

*Fueron las osadas palabras del joven que llego en busca de encarar a Amidarazar, un rugido se hizo presente parecía furia pero no lo era, la emanación de energía que se iba mostrando se hacía más y más fuerte en la presencia de la bestia quien hacia una nueva carga que albergaba en su enorme cuerpo, las llamas abundaban en el cuerpo del ente, producto de la lava que incandescente conformaba su fisionomía y cada segundo elevaba más y más su temperatura, el gigante flexiono sus piernas creando un ligero cráter en el suelo producto de la fuerza que trasmitió y se lanzó en un avance frontal hacia el albino que ahora le hacía frente, osado y arrogante, durante el avance frontal llevo su enorme extremidad superior diestra al frente empuñando inicialmente su palma y luego agitando la mano de izquierda a derecha lazando una gran cantidad (20 unidades) de pues frontalmente, un ataque muy básico producto de las puntas que se forman en su aradura, estas iban dirigidas al torso de su rival saliendo un par de metros a cada costado del albino, para que no las evite con tanta facilidad en sus laterales, pero esto no era más que una distracción, y cuando la distancia de 10 metros se acorto a una medida menor de 5 metros este uso la fuerza de sus piernas para dar un tremendo salto que ascendió a poco más de 10 metros para luego descender con un golpe al frente de su diestra, busco limitar el movimiento tanto a laterales como superior a su rival, acorralándolo de manera frontal*[c=#E50000]…Si…Acabemos…[/c]*De impactar el golpe con tal fuerza implementada en el movimiento sumado al a gravedad latente del descenso causaría un daño lo suficiente grande para limitar por completo los movimientos de su rival*

[sep]

[b]Aithne[/b]

[b]Que descuidada eres….[/b]

*Se escuchó una voz en la mente de la joven elemental que busco alejarse del sitio sin tomar en cuenta el acercarse de aquel enorme ente, adicional todo el entorno, desde los cielos salieron disparados nuevamente aquel centenar de púas que salían de las alas de los 16 Adrammelech restantes todos cubriendo un área de 180 grados desde los cielos buscando que el ascenso de la elemental fuese evitado, flechas que buscaron en todo momento llegar a la fisionomía femenina y atravesarla en distintos puntos para crear daños en sus extremidades, pero no fue todo lo que sucedió, solo 7 Mages habían sido avistados, y la muerte de estos llamo de inmediato al resto de la unidad de Mages, los 93 restante aparecieron desde tierra entre las estructuras que aún permanecían en pie, el ataque de 40 de estos, 40 esferas de hielo que salieron desde el suelo cubriendo los 180 grados inferiores, encerrando la fisionomía del a elementan en una esfera de ataques superiores e inferiores, que buscaban sacar de combate al a descuidada combatiente que pensó poder trasladarse de zona sin inconvenientes, la bestia de bloodborne se encontraba suficientemente cerca para poder comandar las fuerzas desde su posición, y fue su voz la que salió, inicialmente pensaba atacarla, pero fue el ataque del serafín el que llamo su atención, por lo cual dejo que los 109 esbirros de clase media y baja se en encargaran momentáneamente de la elemental*

[sep]

[b]Chris[/b]

*Los ataques llegaron sin más, directo a la bestia, quien cuya atención fue robada por el serafín que respondía al nombre de Chris, generando un impacto directo, las gruesas hebras que conformaban el cuerpo de la bestia que respondía al nombre de BloodBorne, se separaban por los cortes dejando caer al suelo partes de pelos que lentamente se iban reintegrando al cuerpo desde los pies y sus partes cortas se iban unificando lentamente, el gigantesco ente ladearía la cabeza los 360 grados buscando al serafín con la cabeza, se escuchó un ligero sonido que parecía una carcajada, tranquila y sublevada*…[b]¿Que intentas hacer mocoso?...[/b]*Exclamo el gigantesco ente que de inmediato comenzó a emanar aquella negruzca bruma, miasma, la energía base de los serafines oscuros, y al ser una creación de Asra, su energía base es la misma, esta vez no se generaría una nuevo casteo, sus enormes fauces se abrían comenzando una aglomeración mágica que se iba conformando una esfera oscura, se podía sentir la densidad del ambiente cambiar, en determinado momento cerro las fauces con fuerza casi mordiendo la esfera y esta sale a gran velocidad hacia el serafín de forma amorfa, gastaría una de las acumulaciones mágicas que venía cargando, pero no sería lo único, posteriormente cuando la esfera se acercaba al enemigo, su intención no era golpearlo con esta pues la distancia le daba posibilidad fácil de escapar a su rival, agitando ambas manos de atrás adelante, haciendo uso de su invertebrado cuerpo, saldrían disparados con mayor velocidad dos pedazos de hebras que conformaban sus brazos y alcanzaron la esfera creando un contacto que desencadenaría una explosión por los aires de gran alcance, el mismo hizo explotar su técnica y la explosión se expandió buscando abarcar más espacio con el fin de alcanzar al serafín sin inconveniente*

[sep]

Cazo – 200 Und
Mage – 93 Und
Ozux – 400 Und
Riven – 50 Und
Sat – 300 Und
Trolls – 200 Und
Adrammelech – 16 Und
Duriel – 27 Und
Haos – 14 Und
Zakuun – 2 Und
Lu Hua – 1 Und
BloodBorne – 1 Und
Amidarazar – 1 Und

[sep]

Turnos: Kai Izanagi, Rachell Arclight, Yuki Prakliaty, Lancelot, Aithne, Christopher Moukarzel.

Nota: De ante mano mil disculpas jugadores, tuve un tiempo de vacaciones de mi empleo y la verdad se me complico un poco el tema del tiempo, no volverá a pasar, Feliz y prospero año para todos, y vamos a llenar de rol este 2018
 
 
**Hasta lo que hoy pudo observar y aprender de los esbirros, nada le daba una pista exacta de cuál era el plan maestro de Asra, por lo que desconocía la elaborada estratagema de formar un sello con objetivo desconocido. La concentración debió fijarse en el imponente adversario que ahora le toca enfrentar, el Lu Hua, alguien quien definitivamente no era alguien para subestimar, hasta que de inmediato sintió esa increíble presión energética. — [b][i][c=#660000]Tsk…, ese sujeto, ese poder que emana se me hace demasiado familiar, incluso sus características.[/c][/i][/b] —

[center][youtube=https://www.youtube.com/watch?v=YGVjIXVUHWY][/center]

Su inexpresivo gesto cambió por completo, ya que esta vez sí llegó a denotar preocupación por el tipo de energía que éste emana, se le hacía familiar, hasta que hubo de saberlo: “[b][c=#660000]Rao… no puede ser, así que esa titánica bestia dio origen a otras más de su tipo, no puedo creerlo...[/c][/b]” Frunció el señuelo y en efecto notaba la abrumadora fuerza del adversario, quien de inmediato acortó la distancia con la ventaja de su enorme estatura, para lanzar un ataque directo con su hacha, fue entonces cuando el Izanagi flexionó ambas piernas y erigió un gran salto acrobático hacia atrás, dejando que aquella arma pasara de largo, justo por debajo del cuerpo del Izanagi que se inclinaba en horizontal hacia atrás, fracasando en sus intenciones iniciales, pero para su sorpresa, desplegó una imponente fuerza eólica que resquebrajó el suelo así como los edificios afectando al uniformado.— [b][i][c=#660000]¡Aaaaahhhh![/c][/i][/b]—

El poderío del Lu Hua se hizo notar, ya que dicha fuerza eólica fue desplegada haciendo que el Izanagi perdiese el equilibrio y fuese mandado a volar por varios metros en los aires, empero, cuando estuvo por caer en el suelo, antepuso la mano diestra y se impulsó en ella para finalmente erigir otro salto giratorio hacia atrás más hasta quedar de pie en el suelo, claro que ahora a una distancia mucho mayor que antes. En ello, notó cómo el imponente poder de aquella bestia ocasionó que los edificios a los costados de ambos sufrieran significantes fisuras y deformaciones, con la sola imponencia de la abrumadora fuerza rival.

—[b][i][c=#660000]¡Kgh! Es demasiado fuerte.[/c][/i][/b] — Inclinó el torso hacia adelante, hasta que ese despliegue eólico hubo de cesar; debía planificar las cosas adecuadamente, así que pensó para sí mismo: “[b][c=#660000]No podré derrotarlo en estas condiciones, debo hacer algo más[/c][/b]” Y tras meditar aquello, el aura que lo rodeaba desde la previa presentación ante Lu Hua, fue incrementada mucho más, desplegando ciertas hondonadas en el suelo, estaba dispuesto a proseguir con la carga energética para realizar algo, ya que sabía que enfrentar directamente a la bestia, en su estado actual, sería suicida.

—[b][i][c=#660000]Vamos, acércate[/c][/i][/b]— retó al rival, a quien vislumbró desafiante, como si lo invitara a combatirlo una vez más, se mantuvo inmóvil por ahora, reuniendo una mayor cantidad de Mana.**
 
41-50 of 68
Asra, The God of Death - Rise Of The Tyrant | Flawless Wings (Page 5) | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.