iOrbix
Email
Password
1-10 of 11
 
[code][center][c=#E5E500]✦[/c]

[big][c=#00E5E5]OPERACION[/c] [c=#E500E5]BABILONIA[/c][/big]
[/center]
El Plan Alternativo V, la campaña realizada con el año 2069 para priorizar la supervivencia de la humanidad, la cual estaba al borde de la extinción causa a los intensos ataques de B.E.T.A (Beings of the Extra Terrestrial origin which is Adversary of human race). La primera oleada llegó a finales de la Segunda Guerra Mundial, gracias a ello las potencias mundiales se unieron en una sola voz para combatir contra ellos, o al menos eso es lo que la UN (Naciones Unidas) buscaba. Tardaron casi 100 años de lucha para darse cuenta de que la humanidad estaba llegando a su fin. La extinción de su raza era inevitable. Los primeros 4 Planes Alternativos para entender bien a los B.E.T.A habían fallado por completo, jamás se llegó a un acuerdo con ellos, ni siquiera con la creación de la Unidad 00, una entidad creada en base a los restos de un B.E.T.A, el cual tomó forma humanoide para relacionarse con los humanos pero la esencia alienígena murió en manos de un soldado inexperto que tenía otros pensamientos sobre la existencia real de tal ser.
Sólo quedaba ejecutar el Plan Alternativo V. Una misión huida del Planeta Tierra, donde solo 100.000 personas seleccionadas tendrían la posibilidad de sobrevivir a la extinción, mientras que el resto se sacrificaría para exterminar la horda de B.E.T.A con total de ver nuevamente un futuro brillante para aquellos que se fueron y un día regresarían a poblar su amado Planeta.


[center][youtube=https://www.youtube.com/watch?v=Vm9NrhI7afg]
[b][c=#00E5E5]UNA CANCIÓN DE ESPERANZA[/c][/b][/center]


[center][med][c=#E500E5]ACTUALIDAD[/c][/med][/center]Los miembros de la Operación Babilonia se establecieron en La Luna para crear colonias y compartiendo su espacio con el cuerpo de desarrollo militar, un laboratorio encargada de la genética humana, la fabricación de armas militares y la enseñanza de técnicas para combatir contra los B.E.T.A.
En el año 2075 el laboratorio Kernekraft había presentado al mundo de forma oficial sus grandes avances, entre ellos la manipulación genética de personas nacidas con el manejo de distintos elementos, algo que sin duda asombraría a muchos y asustaría a otros. La humanidad estaba lidiando con seres que los estaban matando poco a poco, no deseaban lidiar con nuevas entidades mutantes de las cuales sabían muy poco.
Los humanoides, un grupo de "hermanos", fueron tendencia por una larga temporada. Todo mundo hablaba de ellos y deseaban conocerlos, aunque era claro que entre tanta fama, corría muchos rumores absurdos sobre estos. "Seres creados artificialmente, deben de ser peligrosos", "Tienen poderes, ¿Nos matarán a todos?", "¿Ya no somos necesarios para la humanidad que crean humanos superiores a nosotros?" así como muchas cosas absurdas se corría entre la sociedad, pero la realidad era completamente distinta. Ellos fueron creados para defender a todos con sus poderes o al menos ese era el objetivo del proyecto Kernekraft.

[center][med][c=#00E5E5]FIN DE LA IN[/c][c=#E500E5]TRODUCCION[/c][/med][/center]

[sep]

- Karolhell, un muchacho creado en el laboratorio Kernekraft, de todos sus hermanos fue quien más padeció la integración en la sociedad debido a su descontrolado elemento, fuego fatuo, una habilidad que se activaba sola dependiendo su humor, más que nada su enojo, algo que apenas podía controlar y sobrellevar el día a día.
Él, junto al resto de sus hermanos tenían una misión que cumplir en el día de hoy, socializar y hacer una demostración de sus poderes en el gran centro comercial. Literalmente era un trabajo de entretenimiento y aceptación, para que todos puedan conocerlos un poco más, sin miedo a ser juzgados. Karol por su parte no estaba para nada convencido al respecto, más porque en todos los alrededores habría cámaras escondidas, transmitiendo en vivo el comportamiento de la familia. Sin duda un reallity show que nadie quería perderse. Era la oportunidad exacta para marcar un antes y después en la sociedad, por ende no tenían que arruinarla.

Los hermanos fueron citados en el recinto a las 15 horas, aunque por cosas del destino y una mala agenda de sus superiores, Karol llegó tarde, poniéndolo en una situación bastante comprometedora, de la cual no tenía forma de solucionar. No acostumbraba a estar solo en lugares grandes con gente que desconocía. Sin duda era el centro de las miradas. - [i][c=#60BF8F]Odio esto... ¿Dónde estarán mis hermanos? Agh... demasiada gente...[/c][/i] -Resongó indignado por toda la situación, aunque a duras penas tuvo que adentrarse al recinto. Trataba de mantener la calma como le habían enseñado en la escuela militar, pero era algo que no podía lograr, más porque mediante iba avanzando, escuchaba las miles de cosas que la gente susurraba a sus espaldas, algunos yéndose asustados y otros simplemente contemplando sus acciones, a la espera de que la arruine en algún momento. El predio era gigantesco, la única zona comercial en La Luna con hectáreas y hectáreas de locales de todo tipo, sea de comida, como de ropa, como armamento militar, etc. -

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/48/16/41/Karolhell-Kernekraft-hUZSiIPgt-b.jpg]
[b][c=#60BF8F]Vestimenta de Karolhell[/c][/b]

[sep]

[c=#E5E500]✦[/c] Los turnos son mediante van llegando.
[c=#E5E500]✦[/c] Una vez que respondan todos, se irá respondiendo de la forma en la que postearon.
[c=#E5E500]✦[/c] Tienen 48 horas para responder su turno.
[c=#E5E500]✦[/c] Si no responden en 1 vuelta, quedan descartados de la saga.

[b]PARTICIPANTES
KAROLHELL | DHARSIEL | DERETH | EDUAN | SIGURD | YAXLEY [/b]

[c=#E5E500]✦[/c][/center][/code]
 
 
[i]Yaxley había estado discutiendo afanosamente con el organizador de aquella visita al Centro Comercial. "APENAS Y NOS DEJAN SALIR PARA LAS PORQUERÍAS DE MISIONES Y, ¿AHORA SEREMOS PAYASOS PARA ENTRETENIMIENTO? ¡REDUCIRÉ ESE LUGAR A CENIZAS!" Se había encargado de gritarle Yax al organizador, quién, enviando un escuadrón de confinamiento se encargó de encerrarlo en la sala de silencio, amarrado y con el chip incrustrado en el brazo para que no descargase de forma extrema su fuego fauto. allí se mantuvo hasta que lo sacaron a la fuerza a las 1300 horas para que se preparase. De mala gana se encargó de bañarse y acomodarse lo suficiente. Se encargó entonces de caminar a la alcabala para poder de esa forma ser llevado. A la fuerza se encargaron de colocarle más chips para controlar su fuego fauto, para evitar que hiciese un escándalo, y como broma, el escuadrón de confinamiento le colocó "Yaxley" en la parte de atrás de su chaleco, y un poco más abajo le colocaron "Cuidado, muerde". Yaxley notó con ira aquello, pero la opción de quitarse el chaleco y pasearse entre aquellos humanos en camiseta no era de lo más encantador, por lo tanto, estando allí antes de la hora encomendada, siendo apenas las 1440 horas se encargó de pasearse por los lugares.

Cuando dieron las 1500 horas Yaxley entró en crisis, estaba completamente abrumado por la horrenda cantidad de personas que ocupaban el recinto, algunos parecían verle, buscaban seguirlo, pero, haciendo mal uso de su velocidad huía rápidamente. Siendo un lugar desconocido no sería fácil llegar y ocultarse como en la base, la cuál tenía años conociendo. Se encontraba en ese momento de estrés, hasta poder encontrar un buen lugar en un expendio de comida que poco era transitado, dado a que la mayoría parecía aborrecer el calamar y demás pescados y mariscos. Se sentó con la espalda mirando hacia una pared, para que evitaran leer la broma en su chaleco, aunque le reconocieran como uno de los hermanos que aparecía en los post y demás publicidades, estando allí evitaría una cantidad enorme de personas.[/i]

[i]Pidió entonces algo de calamar junto a algo de pescado, entonces cuando llegó su comida se dedico a comer tranquilamente, el sabor era cobrizo, ya entendía el por qué nadie deseaba aquello, pero era mejor que la pasta nutritiva grisácea que servían en el comedor del cuartel.[/i]
 
 
[center][code]A diferencia de sus hermanos, ella era la más disciplinada. Aquellos que les otorgaron la misión confiaban plenamente en que Dharsiel diera la cara y calmara los ánimos de sus hermanos, ya que algunos, como Karol, era la primera vez que socializaban. Para Dharsiel también era la primera vez que socializaba con alguien que no fuera del laboratorio o con sus hermanos, por lo que estaba nerviosa, pero era la maestra para ocultar esos nervios y mostrar una sonrisa de oreja a oreja.

La hora estaba por llegar y ella arribó al lugar en compañía de un extraño hombre que la miraba con seriedad. Dharsiel portaba en su cuello un extraño collar y una correa del cual el hombre iba tomado.

[c=#2D802D]— ¿Está bien aquí? No es necesario que me acompañes adentro. Intentaré hacer lo mejor, te prometo que todo estará bien.
[/c]
Regaló su más grande y amable sonrisa, haciendo una leve reverencia, hasta que el collar fue retirado de su cuello. Un par de guardias se acercaron a ella y la guiaron hacia el epicentro del lugar. Ahí, veía demasiadas personas que la miraban con desprecio, otros con admiración y otros que prácticamente estaban por quererla linchar, pero aún así, ella no mostró preocupación alguna ni tampoco borró la expresión de felicidad de su rostro. Buscaba con la mirada a sus hermanos, hasta que logró ver en un lugar apartado a Yaxley. Alzó su mano y corrió emocionada hacia él, hasta quedar a su frente.

[c=#2D802D]— Hermano. ¿También te han mirado así? [/c]

Se encogió de hombros, llevando las manos a su pecho, tal parece que ahora que estaba con su hermano, podía mostrar un poco de la angustia que sentía.

[c=#2D802D]— Me pidieron que sonriera todo momento. ¿Sabes por qué hacen esto? ¿Y dónde está Karol? [/c]

Su mirada seguía buscando a su otro hermano, seguramente él no la estaba pasando del todo bien y eso le preocupaba y más conociendo sus antecedentes. Sabía que si no hacía algo pronto tanto con Karol como con Yaxley, entonces ella sería severamente castigada. Tragó saliva y dio saltitos intentando encontrar al líder de ellos. [/code]


[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/47/70/06/Dharsiel-Kernekraft-EibGgmZkg-b.jpg][/center]
 
 
La sensación que recorría mi cuerpo era semejante a la que sentía una persona cuando iba a realizar una entrevista laboral o bien, presentarse frente a los padres de tu pareja, en mi caso, no era nerviosismo, pero aun así, sentía un raro cosquilleo en mi cuerpo, en mis músculos, y supongo que es lógico, iba a hacer una presentación en un público, y no era por el miedo de que sean desconocidos, era más, como pánico escénico, pero eso no impediría mi limpia ejecución, después de todo yo me voy a ganar su respeto, el respeto de todos esos civiles.

El susodicho día, me levante temprano como es costumbre, me cambie, escogí un aspecto formal y fresco, una camisa de botones rojo carmesí, con mangas arremangadas, una corbata negra y un pantalón gris con zapatos de charol negro pulidos. Después de eso me dirigí hacia el lugar de la exhibición, un centro comercial, no tarde demasiado en llegar pese a que fui caminando, había salido media hora antes de la hora acordada y llegué tan solo 8 minutos antes, y como era de esperarse, había demasiadas personas en ese lugar, se notaba que éramos solo un espectáculo.

Entre la multitud camine durante algunos minutos, emitiendo una expresión neutra, como si no me interesara nada, y era natural que pesara así, no tenía interés alguno, fue después cuando se dieron cuenta quien era yo, las personas formaron un círculo alrededor mío como si yo fuese una criatura extraña, pero no le di importancia y seguí adelante hasta que me tope con un guardia el cual me dirigió la palabra

— [c=#2D5680][b]Por fin llego, señor… [/b][/c]—

— [c=#E50000][b]Eduan.[/b][/c] — respondí frente al desconocimiento del guardia sobre mi nombre

— [c=#2D5680][b]Lo lamento señor Eduan, es que soy nuevo.[/b][/c] —

— [c=#E50000][b]No te preocupes, todos somos nuevos en algún punto. ¿Me puede decir donde es la presentación?[/b][/c] —

— [c=#2D5680][b]Por supuesto.[/b][/c] — Pronuncio aquel guardia de forma impetuosa

Después de algunos minutos caminando siendo acompañado por el guardia, y siendo penetrado por cientos de miradas, llegue hacia una plaza bastante concurrida pero lo suficientemente grande como para que las personas pudiesen caminar de forma tranquila, mire hacia los alrededores, pude ver a Yaxley y a Dharsiel en un puesto de comida de calamar, no sabia que tuviesen gustos exóticos por la comida, en especial Yaxley, pero no tenia ganas de acercarme, no quería interrumpir cualquier cosa que estuviesen conversando, así pues, me senté en un banco a esperar, pasaron varios minutos y pude escuchar la voz de Karolhell, fije mi mirada en aquella dirección, era claramente él, quejándose, como es costumbre, igual emití un potente silvido para que el me pudiese notar, y le hice una seña para que se acerca a mi posición, porque yo ya estaba cómodo sentado, no me iba a levantar.
 
 
-Una de las cualidades de Sigurd era el poder guardar la calma en situaciones tan complicadas como extrañas, el hombre cuyo porte en ocasiones recordaba a aquellos caballeros de antaño que vivieron alguna vez en la tierra sabia como actuar en momentos donde la presión era mayor, fuera de combate era uno de los mas accesibles de su familia en cuanto a socialización se trataba. Seria esta la razón principal por la cual esta curiosa “actividad” le parecía mas que perfecta, no solo para el, si no para que sus hermanos y hermanas pudiesen lentamente confiar mas en las personas muy a pesar de todo el pasado que compartían.-

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/48/74/54/Sigurd-Kernekraft-9Wfk0Xshm-b.jpg][/center]

-Habia tenido algunos contratiempos para llegar al centro citado con anterioridad, algunas cosas relacionadas a su trabajo, era alguien que tomaba muy en cuenta la responsabilidad asi que también debía dar el ejemplo en este aspecto. Luego de unas horas trabajando finalmente dio con el lugar, alzando su mirada sobre la estructura mientras sus labios mostraban una amplia sonrisa cargada de confianza ( ¿O eso quería aparentar). Sus labios dejaron salir un breve exhalar mientras organizaba sus pensamientos.-
[b]
Todo estará bien.[/b]

-Con esa esperanza dentro, el hombre de gran tamaño, fácilmente superando los 1.90, habría de entrar al lugar. Varias miradas se clavaron sobre Sigurd a penas empezó a andar en medio de las personas, algunos le miraban con desden, incluso cierto odio a causa de los prejuicios, ojos mas que odio mostraban temor ¿Cómo no tenerlo? Muy a pesar de todo su porte también podía ser intimidante para algunos. Entre las personas, Sigurd pudo captar a una niña quien dio un grito infantil, la menor habia perdido a su madre. El rubio no podía dejar pasar eso, por lo que violando un poco su costumbre de puntualidad, este se iria aproximando hasta la infante, esto para ponerse de rodillas a su diestra y posar una mano sobre tu cabeza-
[b]
¿Te haz perdido?[/b] –Fueron las palabras cargadas de amabilidad que el servicial soldado expreso para la menor. La niña a penas le vio solo asintió con la cabeza, tenia mas miedo de ser abandonada por su progenitora que hacia el hombre.-[b] Bien, déjame ayudarte, no debe estar muy lejos.[/b] –El rubio extendió su diestra para ofrecerla hacia ella, la menor con temor busco tomar uno de sus dedos, y luego de ello se puso recto para tratar de ayudarla a encontrar a su madre.-

-Cortos minutos pasaron para que la niña pudiese ver a lo lejos a su figura materna, Sigurd entonces apuro el paso hacia ella, propiciando asi el reencuentro entre los familiares cuando la mujer hubo volteado su mirada, mas su reacción no seria del todo agradecida.-

[c=#E5E500]¿Qué haces con el? ¿No te he dicho que no te juntes con desconocidos, y menos con una de esas..cosas?[/c] –Furica, la mujer se aproximo a tomar a la niña, esto para alejarla del rubio al instante, clavo su mirada cargada de cierto enojo y temor a la vez, reuniendo el suficiente valor en su pecho para poder expresarle con total rechazo.-[c=#E5E500] Monstruo.[/c]

-Internamente, algo en Sigurd reacciono, molestia, enojo, por unos segundos su amable sonrisa se vio mermada, casi doblándose en una expresión menos alegre y mas negativa, pero eso no seria lo correcto. Se trago las chispas de su enojo antes de que estas se hicieran mayores, relajo sus manos las cuales estaban empezando a calentarse y solamente hizo una reverencia para ver a la niña a quien le sonreiría como anteriormente.- [b]Me alegra que hayas encontrado a tu madre, cuídate.
[/b]
-Luego de ello, solo se retiro, tratando de calmar sus pensamientos asi como sus posibles reacciones. Se volvió a concentrar, a veces el rechazo de la gente ciertamente le afectaba en lo mas profundo de su ser, pero no podía perder el control, no debía hacerlo. Fueron solo unos minutos que se movio entre las personas hasta que pudo ver los primeros indicios de sus hermanos, tres de ellos estaban ya reunidos. Feliz por encontrarse ya con caras familiares este avanzo con rapidez hacia ellos, hasta finalmente reunirse.-

[b]Hermanos, hermana![/b] –Su tono de voz se alzo solo para hacerse notar, luego de ello dio con el trio.- [b]Por fin puedo verlos, creo que estamos casi todos aunque… ¿Dónde esta Karol?[/b]
 
 
*ya las 15:00 de la tarde en la presente area mencionado, sus pasos fluian en calma sin aficat sus 17. Sus vestimentas era algo extrabagante. En su mano derecha un libro le acompañaba, y era tanta la calma que traia una frescura su silencio le permitia detallar todo lugar y ver quien se encontraba ya en el sitio. Siendo uno de los mayores y en el laboratorio al que menos molestaban pues el mismo creaba su entrenamiento.

Ahora solo busco una mesita frente una cafeteria donde pidio una taza del mejor cafe. Volteando a detallar a los que ya se encontraba en el sitio indicado, asi solo volvio a levantar su libro para iniciar a leerlo*
 
 
[center][c=#E5E500]✦[/c][/center]

[code]-Mediante pasaban los minutos, se encontraba más y más desesperado por no hallar a sus hermanos, parecía un niño pequeño perdido entre medio de las masas, sin rumbo alguno y casi al borde del llanto. De hecho estaba teniendo un control admirable para no llorar o mismo manifestar sus flamas, por suerte todos sus entrenamientos del manejo de sus sentimientos no fueron en vano como él lo decía, aunque eso no quitaba de que su angustia por estar en ese lugar desapareciera. Su mirada la cual yacían acumuladas pequeñas lágrimas, estaba dispersa por los alrededores, buscando algo que lo guíe hacia su destino, aunque sin éxito alguno. Pasó varios minutos así, buscando y buscando pero nada. Se suponía que todos se tenían que encontrar en un punto en puntual pero a Karolhell evidentemente no fue informado al respecto.
En la lejanía estaba su hermano Eduan pero él no lo vio, gracias a que una sospechosa multitud de gente apareció como una estampida desesperada por conseguir un producto en un local de descuentos, eso lo desvió de su camino hacia la zona más oscura de la base, una especie de Mercado Negro de la cual pocos estaban informados, pero si sabían que en dicho sector no tenían permitido entrar. Un cartel que pocos observaban residía en la entrada del mismo, evidentemente Karol no se percató de este por el hecho de que no sabía leer.

Mediante fue avanzando por ese lugar, comprendió que no estaba yendo por el camino correcto, más porque cada vez los locales públicos fueron desapareciendo para dar lugar a bodegas entre abiertas, algunas cerradas y otras vigiladas por sujetos que desprendían un aura bastante desconfiada. Lamentablemente allí ya las cámaras del show no llegaban a grabar, y mucho menos las de vigilancia, debido a que fueron bandalizadas por un grupo minorista que vive en los bajos mundos de la colonia, los marginados, los discriminados y los busca pleitos que los militares no pueden controlar sin usar la fuerza bruta.- [c=#60BF8F][i]¿Dónde estoy?[/i][/c] -Se preguntó a si mismo cuando se detuvo en un espacio con luces tenue, titilantes las cuales apenas alumbraban el pasillo. Allí, poco a poco fueron saliendo de sus escondites sujetos de poca confianza, estos le superaban por dos cabezas, los cuales llevaban cadenas, tubos de alcantarilla y alguna que otra arma blanca. Un total de seis hombres quienes se acercaban a Karolhell de manera intimidante. Evidentemente el joven en una situación normal no tendría miedo de ellos, los enfrentaría y los golpearía, pero hoy no era el caso. Su frustración por no encontrar a sus hermanos aumentaba y un dolor punzante en su pecho no tardó en manifestarse.- [c=#60BF8F][i]Disculpen... ¿Me pueden ayudar a encontrar a mis hermanos? Estoy perdido.[/i][/c]-Los masculinos se miraron entre si y se echaron a reír a carcajadas. Uno de ellos le tomó del brazo y lo jaló hacia si, a la par de que el filo de su navaja recorrió el rostro del chico, apenas rozando sin lastimarlo.- [i][c=#E50000]¡Miren lo que tenemos aquí! A la super estrella de la Luna! ¿Por qué deberíamos de ayudarte? Mejor nos divertiremos un poco contigo. ¿Qué dicen muchachos?[/c][/i] -Los hombres alzaron sus armas exclamando "Si" y tras ello Karol fue arrastrado contra su voluntad hacia dentro de un deposito, aunque claro que trató de poner resistencia y escapar, pero la fuerza del mayor era superior a la suya, y claro, tenía ordenes de no atacar a nadie, seguía creyendo que estaba siendo grabado.- [i][c=#60BF8F]Suéltenme por favor...[/c][/i] -A pesar de sus súplicas, no fueron escuchadas por ellos quienes reían divertidos por ver la desesperación del chico.-

[sep]

[center][b]TURNOS
KAROLHELL | YAXLEY | DARSHIEL | EDUAN | SIGURD | DERETH
[/b][/center][/code]

[center][c=#E5E500]✦[/c][/center]
 
 
°Estar allí sentado comiendo a regañadientes lo mantenía a la expectativa. Estaba furioso dado que un par de flashes indiscretos le habían cegado. Incluso un par de adolescentes habían intentado sentarse y sacarle conversación pero haciendo gala de su enfado no evitó alejarlas, aunque sin violencia marcada ni en su voz ni acciones pudo repeleras rápidamente, quería estar de lado ante aquellos absurdos cotilleos. Terminó su comida, estaba incómodo. De reojo observó como una multitud parecía llevarse arrastrado a la mata de pelo limón de su hermano Karol, debía cuidarse solo, aunque cuando se levantó para ir por él su paso fue tapado por otra mata de pelo verdoso, solo que más vivo. Apretó los labios, ahora tenía de frente a su "empalagosa" hermana, Dharsiel, la sanadora por excelencia del recinto. Escucharla para Yaxley era una tortura, de hecho, solo se trataba con Karol, de resto buscaba apartarse de esos experimentos que lo llamaban "hermano"°

- Sus miradas son tan naturales, encerrada en esa burbuja de niña buena siempre te dirigen sonrisas. Allá arriba no somos únicos, hay humanos que nos vigilan y tu lindo cuerpecito lo que atrae son elogios dirigidos a la calma dado a que eres lo suficientemente lista para captar el indecoro. Por mi parte ser un "monstruo" es habitual, miedo, risas, humillaciones y burlas. Por lo tanto, no lloriquees cerca de mí, dado a que no estamos en iguales condiciones

°Siempre antipático, jamás se esforzaría por agradar a nadie. Sus ojos se fijaron más en la chica, cuya aura le hacía sentir un cosquilleo horrendo en el pecho por la necesidad de apartarse. No la aborrecía, temía que si se acostumbraba a ella y al resto estaría aceptando similitudes, y aunque sonase infantil, lo que más añoraba era ser reconocido único, no como parte de un grupo de copia y pega. Suspiró, ella al menos podía obedecer, sonreía aunque Yaxley notaba que deseaba hacer otro tipo de mueca, rodó los ojos y se apartó el cabello de la cara°

- Hacen esto porque según noticias los humanos nos ven como amenazas, que los reemplazaremos y cosas así. Quieren vender nuestra imágen de protectores para que baje el revuelo que causan nuestras habilidades superiores. Ja, vaya estupidez. Tu sigue sonriendo, te queda bien la faceta de adolescente animosa. Por otro lado hace unos segundos vi a Karol pero me impediste seguirlo, las masas se lo habrán llevado a quién sabe donde, ya no lo veo y me preocupa.
 
 
[center][code]Quedó atenta a las palabras de Yaxley. Por dentro, ella no podía entender el porque le repudiaba tanto, incluso logró percibir la molestia que le causaba a su hermano y como - seguramente - quería salir huyendo de ella. Suspiró y bajó la mirada, por primera vez se sentía más que nerviosa e incómoda y no por las personas, si no por su hermano mayor.

Juntó sus manos y las dejó a su frente, entrecerró los ojos y continuó escuchándole. Finalmente, cuando iba a responderle, es que escuchó la voz de su hermano Sigurd. "Finalmente, algo de paz y romper el hielo. Gracias, Sigurd", pensó. Sus hombros ya estaban tensos por el nerviosismo y ahora, por fin, pudo descansar y relajarse. Negó con la cabeza y le sonrió a su otro hermano.

[c=#2D802D]— Sigurd, ¡qué bueno verte![/c]

Hizo un ademán con la cabeza, dando unos cuantos pasos hacia Yaxley, tomándolo del brazo. Sabía que podría ser un error el invadir su espacio personal, pero debía hacerlo brillar frente a las miradas curiosas y odiosas de las personas que seguían pasando por ahí.

[c=#2D802D]— No importa que estés serio, Yaxley, tú solo sígueme y todo estará bien, lo prometo. Es más, si lo haces, te prometo que no te hablaré en... Uhm... ¿Una semana? ¿Trato?[/c]

Le hizo aquella oferta, esperando a que no la rechazara. Quería que ella y sus hermanos pasaran desapercibidos y que no siguieran molestándolos más.

[c=#2D802D]— En cuanto a Karol... Uhm... Dices que lo viste. Vamos hacia donde lo perdiste de vista, tal vez lo encontremos y en el camino tal vez encontremos a Dereth y Eduan, tal parece que no tuvimos un punto fijo para vernos.[/c]

Como siempre, la responsabilidad y el orden eran lo principal para ella, por lo que ahora, con su otro brazo, tomó el de su hermano Sigurd, quedando en medio de ambos chicos, a los cuales haló para que la siguieran. Se sentía emocionada entre sus hermanos, pues en su mundo de fantasía, a todos los veía como príncipes y princesas, y ella, en ese momento se sentía una "reina". Sonrió a más no poder, teniendo coloradas sus mejillas por la emoción. Dando pasos al frente, esperando a que Yaxley le indicara el camino donde se "perdió" Karol.

[c=#2D802D]— La siguiente misión, es reunirnos todos. ¡Jm! ~[/c]

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/48/20/13/Dharsiel-Kernekraft-zBNRkittI-b.jpg][/code][/center]
 
 
Después de intentar llamar a Karol este lo que hizo fue perderse mas entre la multitud, lleve mi mano derecha hacia mi rostro presionando con mi dedo pulgar e índice en el espacio entre mis ojos reflejando inconformidad, “Solo Karol sabe perderse de esta forma” pensé durante un instante, luego procedí a levantarme de mi asiento y empecé a caminar en la dirección en la que reciente multitud arrastro a Karol, y valiéndome de mi notable altura que era de 196 centímetros mis ojos podían ver por encima de las cabezas de la multitud, así trataría de encontrarle.

Después de varios minutos caminando y de tratar de predecir en qué dirección podría más o menos haber arrastrado la multitud a Karol me encontré a mi mismo en un lugar apartado, mire hacia arriba y note que no habían cámaras de seguridad operando, la gran mayoría estaban dañadas y las que no, estaban cubiertas con pintura o tapadas con carteles enfrente, era un lugar que me daba muy mala espina, así que empecé a deambular puesto que ya dependía de la suerte para encontrarle.

En un momento dado pude escuchar unas carcajadas que me alertaron, me dirigí con rapidez, pero no encontré nada, solo un par te muchachos custodiando la entrada a un depósito, así que me les acerqué y les dirigí la palabra

— [b][c=#E50000]Disculpen caballeros, pero estoy buscando a mi hermano, es bajo, de cabello verde y bastante delgado. ¿Lo habrán visto?[/c] [/b]— pronuncie de forma calmada

Ellos no se molestaron en responder, pero si decidieron soltar sus palabras

— [b]Viejo piérdete, incluso si supiésemos no te lo diríamos fenómeno rubio[/b] —

Tras decirme eso me miraron de forma amenazante, y yo totalmente indiferente debido a la diferencia entre nuestro nivel de combate, pero solo me retire lentamente para seguir buscando, hasta que escuche un ruido

— [b]Pss![/b] —

Voltee mirando en todas las direcciones, pero vi a un niño escondido en un callejón, así que me le acerque, me adentre y este me vio a mí, y me hablo.

— [b]¿Buscas a la chica de cabello verde?[/b] —

— [b][c=#E50000]Es un chico de hecho.[/c][/b] —

— [b]¿Enserio? Pensé que era una chica con ese cuerpo tan delgado que tiene. Pero da igual, en ese deposito del cual te insultaron lo tienen encerrado, quien sabe que estarán haciendo, será mejor que lo ayudes rápido.[/b] —

— [b][c=#E50000]Realmente es una muy buena ayuda, gracias[/c][/b] —

— [b]Si bueno, mis servicios no son gratuitos, será mejor que me pagues después. [/b]—

Le mire con una expresión desconcertada, menudo niño que ayuda y después pide paga, realmente tiene una gran visión sobre el mundo, igual no puedo negar que su ayuda no merezca paga.

— [b][c=#E50000]Vale, pero solo te pagare si mi hermano esta bien, si no, no hay nada[/c][/b] —

Después de eso, saque mi móvil del bolsillo, en este tenia los contactos de mis demás hermanos, así que usando una aplicación de mapas revele mi posición con un mensaje “Karol esta en problemas, vengan rápido donde estoy”, después guarte mi móvil y me dirigí hacia aquel deposito con la intención de salvarle.

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/49/55/54/Eduan-Aldebaran-Kernekraft-5iwKdE4bK-b.jpg]
 
1-10 of 11
{✦} CENTRO COMERCIAL { SO C I A L } | SCHWARZESMARKEN | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.