iOrbix
iOrbix will be Migrating to Similar Worlds
Similar Worlds
Email
Password
1-3 of 3
1
 
-Eirween, tierra de ensueño, maravillas de diferente indole pueblan todo su esplendor, sin duda un continente maravilloso pero, a su vez que llega a poseer una gran cantidad de tierras y lugares ciertamente esplendorosos también es un sitio inexplorado, con nuevos misterios que descubrir cada dia, misterios muchas veces inofensivos, mas otras veces… ciertamente escalofriantes.-

-Reportes varios habían sido dados cerca de uno de los poblados al norte de las tierras centrales del colosal continente, se habían estado reportando diferentes casos de desapariciones, al inicio de ganado y demás especies animales criadas por las personas, mas poco a poco gente ha estado perdiéndose en las inmediaciones, desapareciendo en noches oscuras para nunca mas mostrarse, al menos en la mayoría de los casos, puesto que los que si lograban ser vistos de nuevo no lo serian en las mejores condiciones, cadáveres a medio comer era lo único que quedaba de algunos, la muerte se había adueñado de la noche.-

-Uno de los centros de avanzada de aquella zona había recibido una misión de investigación, 5 hombres fueron enviados para revisar el punto central de las anomalías, una caverna ubicada en las afueras del pueblo , misma donde se decía un aura “maligna” emanaba de su interior, como una presencia pesada la cual atemorizaba a cualquiera que se atreviera a entrar, los valientes hombres decidieron tragarse sus temores y se adentraron a lo desconocido… desaparecieron sin dejar rastro.-

-Habiendo recibido el reporte de la desaparición de los soldados, el de mayor cargo en el puesto al no encontrar mas remedio envio la noticia hasta el palacio real, esperando que la familia gobernante pudiese encontrar alguna respuesta, confiados que podría ser en sus manos que la verdad de la caverna seria expuesta.-

[center][med][b]||Los regentes se movilizan.||[/b][/med][/center]

-El mensaje fue enviado exitosamente, para ese momento debido a ciertos acontecimientos que tomaron lugar en el ultimo tiempo los hijos de la emperatriz serian quienes estaban mas al tanto de lo que estuviese ocurriendo en el continente, una situación claramente desventajosa, pero los siete jóvenes herederos hacían lo que podían para ayudar a mantener el continente en orden, o al menos eso esperaban.-

-Siegfried , el menor de los varones nacidos de Liannette fue quien, en medio de una revisión de rutina, algo que había acostumbrado desde el enfrentamiento contra los Beholders en orden de no dejar todo el trabajo de defensa del continente a su Tio Materno Alastair, termino por recibir el reporte y mensaje de apoyo de parte del soldado.-

Hmmp…. En verdad que se esfuerzan por robar la poca paz que quedaba en este lugar.

-A decir verdad el caballero gozaba de situaciones como estas, un poco de aventura y porque no, peligros nunca venían mal para poder “despejarse” o al menos eso causaba en el, una versión un poco torcida de lo que era la palabra relajación. Habiendo captado la misión , el varon se concentro primeramente en avisar a sus demás familiares, en este caso quienes encontró mas a la mano fueron dos de sus hermanas, Lena y Sigrid a quienes aviso de la situación y los posibles peligros relacionados a esta, a pesar de todo y como era de esperarse de las que consideraba las “mas alocadas” de la familia , sus fraternas aceptaron unírsele en la misión, formando asi un grupo de tres el cual tras los preparativos necesarios dio por iniciada la partida con destino a tan extraña asignación.-
[center][med][b]
||Camino hacia el abismo.||
[/b][/med][/center]

[center][youtube=https://www.youtube.com/watch?v=2F_fg4QrBvI][/center]

-El viaje finalmente había concluido, gracias a los vehículos avanzados con los que se contaba en el continente no fue uno de mucho tiempo hasta finalmente llegar donde estaba planeado, al bajarse, lo primero que los tres jóvenes podrían ver seria un ambiente ciertamente tétrico, el pueblo estaba casi intacto, no habían rastros de agresión o violencia mas el miedo a la muerte era algo que incluso podría respirarse con facilidad, casas cerradas, negocios con barricadas frente de los mismos, podía verse incluso infantes a lo lejos que tras unos minutos de jugar eran interceptados y llevados rápidamente por sus padres dentro de las casas con claro terror de lo que podría pasar si estaban fuera mucho tiempo, un ambiente desolador.-

Que se podría esperar

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/08/98/25/Siegfried-Schwarzer-0Y31nkGAz-b.jpg][/center]

-Siegfried se mostraba inmutable, al menos por fuera casi indiferente a la situación tan depresiva en la que se encontraba el pueblo, aunque que eso no engañe, internamente estaba indignado, hacia tiempo habían enfrentado a un invasor, seguido los nigromantes que su tio combatia habían atacado el continente ¿Eirween había perdido su paz acaso? En su interior una gran molestia estaba creciendo, sin duda los días se había vuelto sumamente pesados para todos, y de alguna manera el sentía que era el deber de todos tratar de regresar a la normalidad su hogar. Varios solados salieron a interceptar a los tres jóvenes, dependiendo de la reacción de cada uno estos serian informados de la ubicación de la caverna, guiándolos directamente hacia la entrada tras unos minutos de recorrido por las tierras.-

-Finalmente el trio fue guiado a la entrada del “abismo” , el sitio donde tantas personas desaparecieron sin dejar rastro alguno. Siegfried fue el primero en analizar un poco de los exteriores, la caverna parecía cualquier otra, no habían rastros de alguna anomalía, mas que la presión que esta emanaba, la cual era tal que los tres podrían sentirla, generando incomodidad aun al de estomago mas resistente, había algo ahí dentro que no estaba para nada bien.-

Bien… creo que no hay mas tiempo que perder.

-Impavido, o al menos en sus exteriores, el menor de los varones fue el primero en adentrarse a la cueva, consigo llevaba su ya casi natural armadura misma que con la ayuda de cierto aliado experto en tecnología había mejorado para que , a pesar de verse como cualquier armadura clásica, esta tuviese ciertas funciones tecnológicas escondidas bajo su simple apariencia, junto a ello llevaba en su espalda dos espadas enfundadas, Gram, una espada creada con una aleación de acero moldeable la cual el portador podía manipular gracias a su compuesto que funcionaba cuales nano maquinas respondiendo a los impulsos cerebrales de su portador y Balmug, la espada hecha de colmillo de Wurm, forjada y entregada por su madre en la primera gran caceria a la que seis de los siete habían sido llevados. Por ahora parecía una misión de rescate e investigación cualquiera, incluso podría ser falta de interés para algunos, pero la caverna escondia secretos, mismos que serian revelados mediante los hermanos fuesen avanzando.-
[quote][b]
||Off Rol:

Aclaraciones:

Este primer turno servirá de introducción, principalmente solo se ocupara el describir las reacciones de cada personaje ante los informes y la llegada al lugar, también se puede explicar que estuvieron haciendo antes de los acontecimientos junto a búsquedas personales o situaciones como sea de su agrado.

Hay posibilidad que entren mas personas, pero si se desea me avisan para darle una introduccion a los/as interesados/as o un espacio para su entrada.

No hay limite de tiempo, pero tampoco se pasen de vaina que les pego.(¿)

Turnos:

GM/Siegfried.

Sigrid.

Lena.[/b][/quote]
 
 
No se podía hablar de paz en Eirween, sin embargo, se podía afirmar, que habían pasado años, sin cataclismos, como los vividos tiempo atrás, con la llegada de su abuelo.

Desde aquellos acontecimientos, y los que vivió para poder salvar a sus hijos, Sigrid no había sido convocada, para nada que pusiera en riesgo su vida, mucho menos para salvaguardar la existencia de su clan. Parecía poco probable que en la actualidad, existiera una amenaza real para ella. Sus hijos, eran jóvenes, pero su poder, obtenido de la pureza, podría llegar a ser devastador. La peli negra, había desarrollado un instinto maternal que creyó no tener. A la par sabía que en su poder y bajo su tutela, poseía dos armas puras, capaces de destruir más allá de lo imaginable.

Astrid y Adam, aquellas extensiones de su ser y el de su amado, representaban no solo la posibilidad de extender su existencia, también colocarse en una posición estratégica dentro de su familia. Pero no todo era felicidad y triunfo para Sigrid, Adam había resultado un pequeño malcriado, aunque con ella no lo era tanto, pues desprendía un inusual apego hacia ella. Por su parte Astrid, le resultaba un tanto odiosa, no por su temperamento, por la cercanía que tenía con Indra, quizás eran celos, pero al final le resultaba un tanto irritante.

En una de sus acostumbradas rondas, Sigrid se enteró por parte de uno de los mensajeros, de una situación delicada en uno de los pueblos del imperio. No dudó en aceptar acompañar a su hermano en aquella a aventura, tenía deseos de un poco de adrenalina en su vida.

Desde la llegada de sus hijos, todo se había convertido en algo excesivamente tranquilo, para una mujer como ella. Ahora tenía la oportunidad de investigar la amenaza que parecía intentar romper el equilibrio en el continente.

Se apresuró a prepararse, portando una armadura y su guadaña, se dispuso a salir. Dejando en su habitación una nota, explicando hacia donde se dirigía y aclarando que iría con su trillizo Siegfried. A la par extendió la invitación hacia su amado e hijos, esperando que alguno deseara unirse a la aventura. Estaba consciente de que aún eran unos críos Astrid y Adam, pero que mejor momento para pulir habilidades, que una amenaza de posible bajo rango.

Uno de los vehículos de la familia Schwarzer, les condujo hasta el lugar. En el iban Siegfried y Lena, sus dos hermanos, que parecían ansiosos por llegar y descubrir el misterio. Era más notorio en Sigfried, que solía gozar de la aventura y el peligro, por su parte Lena, le era más difícil de entender

Al descender, se percató del pánico local, medidas preventivas de protección, ausencia de pueblerinos, entre otros detalles, dejaron claro para Sigrid, que lo que fuera que se ocultase, parecía al menos ser lo suficientemente terrorífico, como para paralizar todo un pueblo.

[b][c=#E50000]Estupendo, hemos llegado. Parece que esta gente de verdad tiene miedo y su miedo es equiparable a mis ganas de iniciar ~[/c][/b]

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/95/34/90/Sigrid-Russoft-Schwarzer-Gn3EdieWs-b.jpg]
 
 
La vida de un NOVA podría decirse que tenia muchos giros de tuerca, a veces un tanto molestos, a veces un tanto interesantes. Todo con el fin de que cumplir las distintas labores como mercenarios para las que eran contratados. Sin embargo, pese a serlo, no trabajaban como soldados de guerra, su función era poder ayudar en la defensa o bien para búsqueda y rescate, una incursión ofensiva estaba fuerza de discusión para los operativos NOVA, pues el peso de la estrella que portaban en sus espaldas, debia ser la espada que aplastaba el mal, no la antorcha que lo extendiera. Habían recibido un mensaje, encontrar soldados desaparecidos, y ese mensaje, había sido atendido, sin embargo, era necesario un pago, normalmente esta cuota era pagada con antelación, pero en la situación actual, dicho pago seria organizado póstumamente a la misión.

No fue mas que recibir la notificación de despegue, cuando un chico en un traje de color rojo, metálico, un casco que tapaba completamente su rostro, pero con una curiosa identificación formada por los digitos “01” escritos en color negro en el pectoral derecho de su traje. El joven aborda una enorme maquina, una estatura que casi llegaba a los 30 metros, roja al igual que su traje, pero con líneas amarillas que se movían por el contorno de lo que parecía ser el rostro del gigante mecánico. Poco a poco, los sistemas fueron encendiéndose uno por uno, hasta que con un fuerte golpe en la cabeza del piloto, la unidad alza el rostro hacia el frente, y comienza a dar unos pasos en medio de aquella instalación mecanizada. Si, no estaba en medio del vacío, un hangar lleno de personas trabajando, esquirlas de metal, restos de metralla, si alguien alguna vez trabajo en un astillero naval, podría imaginarse el tipo de escenario que se veía. Los pasos del gigante no tardaron en ser escuchados, mientras este avanzaba hasta lo que parecía ser un riel electromagnético, el cual, una vez acoplado, dispara hacia el espacio a la unidad conocida como Red NOVA One.

Un par de horas después, encima del área designada para la reunión, la figura roja desciende del cielo, quedándose suspendida a unos 10 metros del suelo. Unas cuatro alas de color amarillo parecían estarlo sosteniendo en el aire – Buenas, me encuentro buscando a Siegfried – Se oye la voz de un hombre joven por los altavoces de la unidad - ¿Pueden decirme donde se encuentra?


[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/03/12/28/43/Kalaran-Brackman-dvu0Ns3Cm-b.jpg]
 
1-3 of 3
1
El primer contacto. [Con Lena y Sig, posibilidad para mas gente.] | Eιʀɯᴇᴇɴ | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.