iOrbix
Email
Password
Replies are sorted by Newest First. Show Oldest First »
1-10 of 19
 
El escenario se vuelve un tanto más caótico cuando el depredador que acechaba a las chicas del grupo se enterró y las interceptó. Esto ocurre poco después de que el gigante de lava cayera y estallase en piezas cuando aun el proyectil de energía verdosa se hallaba en fase de carga. Por suerte, la nave utiliza una potencia notable para avanzar y es bastante rápido al pasar por encima de sus aliados y ser ahora el elemento en punta del avance táctico. ¿Fragmentos de roca en todas direcciónes? Ningún problema para los pequeños cañones de pulso, y en caso de que alguna metralla de roca escapase hacia la nave el escudo direccionable aun sigue intacto. En este momento Ashe es quien se encuentra en mayor peligro.

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=xScw_r-P16I]

La guinda del pastel escapa del arma de alta tecnología y viaja como una estrella esmeralda. El proyectil utiliza una clase de plasma sobrecalentado que resulta múltiples veces más ardiente que la lava circundante.

[image=https://i.makeagif.com/media/5-14-2014/R8TWwp.gif]

Y no solo eso, el proyectil posee una característica inteligente mediante un chip interno y encapsulado dentro del núcleo y fuera de la corona de plasma que distingue amigos de enemigos. ¿Y para qué sirve esto? para que los arcos de rayos plasma que se liberan solo se ensañen con los enemigos del grupo y eviten el fuego aliado. Si. La esfera verde es ahora un asesino con tentáculos que incineran a los enemigos en su "lenta" pasada justo encima del equipo de invasores. Eso debe bastar para aniquilar a los pequeños enemigos restantes e incapacitar (si no matar) al depredador que amenazaba a la loba durante su transformación. Indirectamente le ayuda de esta manera para que no sea atacada en ese momento de debilidad.

Tras completar su jugada, el Marine se dejó caer desde la "baja" altura con un cajón sostenido en la mano libre y el gigantesco cañón en la otra como si no pesaran nada. Los sistemas de compensación de altura en su traje siguen funcionales y previenen de cualquier lesión por impacto de la caída, haciendo prescindible el uso de paracaídas convencionales. El Crimson Draken avanzó a la lejanía y dejó caer otro cajón metálico y pesado cerca del destino al que debían llegar. Luego de eso, ascendió a órbita nuevamente para servir como soporte satelital. Es el programa que Johnny le dejó a la IA para cumplir. ¿Y a dónde fue el proyectil verde? Seguirá su rumbo hasta agotar su energía o colisionar con algún objeto sólido.

Con el soldado en el terreno y a prudente distancia de los últimos sucesos ordena sus prioridades recargando la célula recién gastada por una nueva. Hecho esto, abre el cajón (Que da para dos armotas iguales) y la guarda allí. Ya tiene en enganches magnéticos su escopeta de dos bocas, su pistola defensiva y granadas. Del cajón aun abierto solo extrae un rifle de asalto de plasma que empuña como arma principal. Con poca sutileza patea la puertecilla del cajón para cerrarlo y ponérselo a la espalda con un enganche magnético. Desde ese punto espera a sus compañeros siempre y cuando no tenga que hacer una intervención apresurada, siempre y cuando los planes tácticos salgan como espera.

[i]-Estoy listo para el avance, Cain. Les espero en el punto de encuentro.[/i] -Con su informe responde a la comunicación psíquica de forma serena.
 
 
*La situación se había complicado para ambas, Liannette parecía que se había agotado, Ashe se sintió culpable ante su debilidad, ahora no solo su vida estaba en peligro, también la de la pelirroja que durante todo el tiempo había estado protegiéndola como si se tratara de una madre.

La frustración y la vergüenza invadieron la mente de la pequeña albina, sus ojos se dirigieron al cielo, entonces se percató del bomb que venía hacia ellas, su cuerpo se estremeció, en sus manos estaba vivir o morir. ¿Acaso moriría y daría la razón a la manada? ¿Moriría sin poner en alto el nombre de su familia? ¿Sería incapaz de al menos intentar proteger a su hasta ahora protectora? El suelo comenzó a temblar y agrietarse, el temor de Ashe se incrementó, cayó de rodillas, llevando a su cabeza ambas manos, tenía mucho miedo y coraje, pero no sabía qué hacer, y entonces un alarido de dolor y enojo salió de los labios de la infante.*

[b][c=#0000E5]¡AAAAAAAGH![/c][/b] * Su ropa comenzaría a desgarrarse por completo, mientras su cuerpo crecía, duplicando su estatura, su masa corporal aumento posiblemente tres veces su peso, sus manos y pies se convirtieron en los de un animal, con afiliadas garras, cada centímetro de su cuerpo fue ocupado por abundante pelaje, entonces se puso de pie; Ashe había alcanzado la fase Crinos, convirtiéndose en un hombre lobo, su gruesa piel acompañada de sus filosas y duras garras, darían un plus a sus habilidades físicas, se quedó frente a la pelirroja, para convertirse en su escudo.*

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/84/24/96/Ashe-Tsuki-Dushku-Laforet-Mj2jv7XEw-b.jpg]

[c=#0000E5][b]Es mi turno de protegerla ~[/b] [/c]* su vista se dirigió al animal que había invocado con anterioridad, su muro de sombras no había logrado protegerla de aquella cosa voladora, pero según lo dicho por la creadora, él poseía la característica de deliberar la manera correcta para proteger. Ashe supuso que las sombras tenían algún fin que ella no comprendía, observó que el muro se quedó estático, el gato miró a Ashe y dió un guiño, el cual no entendió, pero supuso que algo planeaba.

Ashe entonces, entendió que escapar era una idea no del todo buena, decidió arriesgarse y quedarse, en posición firme para cuidar de la pelirroja. Estaba dispuesta a destrozar con sus garras al bomb que la había retenido, un rugido salió exclamando a través de sus belfos, al momento que lo hizo también se podría observar sus dientes que habían crecido, convirtiéndose claramente en los de un depredador.*
 
 
[center] [youtube=https://www.youtube.com/watch?v=oQs48dvebck]

Sasuke sabía perfectamente el riesgo que significaba atacar de cerca sin apoyo directo en distancia corta, efectuar aquellas maniobras le saldría caro, pues su cuerpo se vio gravemente afectado por ello al sentir un puño familiar aplastar su torso, más adelante tendría que repetir el mantra en su cabeza que le permitía seguir adelante a través de cualquier dolor u ofensiva.



La sangre de la criatura se aferra al sable y salpica encima suyo, mientras que aquella carga de energía que había utilizado anteriormente desaparece alrededor del filo por el efecto del líquido que es rechazado por la misma y por utilizarla en el ataque previo, los restos de sangre que caen encima de él son atrapados a tiempo por la diestra que se soltó apenas del arma para desenredar la prenda de tela azulina alrededor de su cuello, envolviéndose en la sangre del reptil y quedando chamuscada para caer en descenso cuando él la suelta.

[c=#2D5680]— Eso estuvo cerca... —[/c]

La zurda enfundó la espada cuando quedó lejos del daño causado por la nave sobre su oponente, la ubicación tan específica donde quedó, en el aire, bajo el titán y levitando, era útil para moldear energía, cerró los ojos para dar inició a su siguiente táctica, las palabras tenían que resonar en su cabeza y los sentidos se afilaron al máximo, una meditación que no le permitiría actuar del todo físicamente, pero que a cambio le daría gran percepción, entereza y un poder tanto defensivo como ofensivo algo único, ahora que había medido la fuerza de lo que enfrentaban notó la necesidad de luchar así.

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/82/92/96/C-S-qydlhdIed-b.jpg]

La energía que se iba formando alrededor de sus hombros asemejaba una capa negruzca con orejas caninas, sus ojos se abrían solo para mostrar un brillo carmesí de claro trance, y luego era envuelto en un rostro que iba tomando forma, como la cabeza de un lobo protegiendo el cuerpo del Rey, esta cabeza era la manifestación física de su alma, su Alma-Yo y como tal estaba separada de su mente, aunque para darle forma es necesario el uso de energía psíquica. Era capaz de actuar por sí misma si era requerido, o si su mente se concentraba en ello, también la podía controlar u ordenar con un pensamiento, aunque era capaz de movilizar al usuario por sí misma se quedó quieto momentáneamente por la clara concentración, al llamarla así no podría hacer nada físicamente, al menos al inicio por concentrarse tanto en darle forma, la percepción que tenían era compartida, como un enlace que le permite saber los detalles de muchos ataques, presencias tanto aliadas como enemigas entre diversas direcciones, era un estado que claramente combinaba la detección propia de la bestia como la de Cain quien al menos puede percibir ciertos sucesos sobrenaturales al haber afilado sus sentidos.

En cuanto el ser colosal cae sobre el suelo escombros de lava vuelan en todas las direcciones amenazando al grupo, la bestia reacciona y tras un sonoro aullido que dirige unas palabras mentales a Johnny y también a Ashe se moviliza con Sasuke, buscando lanzarse en un salto diagonal para evadir en el aire algunos proyectiles y seguir a la otra mitad del grupo, mientras Caín se mantiene en trance, la necesidad de preparar más energía es evidente y si acaso controla su Alma-Yo para desviar y bloquear el resto de los fragmentos que se dirigen a él, al darle a la cabeza la forma de una grande (si acaso superaba el tamaño de Sasuke) y afilada garra azabache cuya dureza basta y sobra para apartar los escombros de lava lejos suyo y si una porción ardiente se llegase adherir a la misma, se separará, como un pedazo de energía sangrante ajeno a su cuerpo, reduciendo levemente su tamaño; claramente el Alma-Yo puede funcionar como una gran defensa, pero a cambio debe de sacrificar algunas cualidades ofensivas propias.

[c=#2D5680]「 ¡Johnny, voy al frente! 」[/c]
[/center]
 
 
[center][big][b][u]La Guerra del Wurm Oscuro: Capítulo I – Las Ruinas de Myrill[/u][/b][/big][/center]

[b][u][med]Fase tres: el camino a la victoria:[/med][/u][/b]

Agua. ¿De qué manera se habrá invocado tal elemento que obviamente se encuentra escaso en el sitio? Sólo habrían dos opciones: usando la propia de su cuerpo y/o de otros de sus aliados, o simplemente haciendo uso de más energía para cambiar un elemento por otro.
No importaría, ya que hay algo muy claro acerca de ello y es que siempre el elemento fuerte tiene una contraparte. Es decir, nadie que invoque el fuego con tanto poderío, podría invocar el agua con la misma intensidad.
Y sin duda alguna, tampoco hará mucho daño en una situación como esta.
Lo cual queda demostrado al momento del impacto, pues el elemento se vuelve vapor, el cual atrapa rápidamente las partículas de cenizas en el aire, volviéndose denso y terminando por desaparecer en el momento.
Entre tanto, la rabia de la criatura se vuelve mucho más temible, pues el daño recibido no fue considerable.
Empuña garras y muerde entre dientes, grita furioso e inmediatamente comienza a cavar bajo la tierra, enterrándose de una forma poco racional.
Justo cuando Liannette y Ashe se adelantan dejando atrás a sus compañeros, algo salta ante ellas: el bomb. Aquella criatura de coloración azulada, cual cuerpo rocoso contiene una inmensa cantidad de calor; mucho mayor a la anterior, puesto que viajar bajo la tierra le previó de calor adicional a causa de los ríos de lava que viajan bajo la misma, incluso sanando el daño anteriormente recibido.
Ahora la criatura encara a las dos guerreras y aquel gato guardián y comienza a balbucear algo... ¡Incluso niega con el dedo! Como si se burlara, arremetiendo rápidamente contra ambas con el movimiento de su mano, pues a pocos metros frente a ellas, la criatura lanza un zarpazo al aire, golpeando la tierra con tanta fuerza que la misma se fisura hacia las dos.
La velocidad del movimiento es impresionante y la fisura va acompañada por una honda de energía capaz de romper el concreto. Así mismo, también salpica furiosos estallidos de lava.
Hay algo más… Liannette ha utilizado demasiados ataques, demasiados movimientos, mucho en poco tiempo.
Sin mencionar el hecho de que sólo ella sería capaz de percibir algo… un llamado. El Wurm en ella llena de ansiedad y una energía familiar oprime fuertemente el cuerpo de la formidable campeona: es como si el mismo Rao dejara caer todo su peso sobre ella.
Si bien es una guerrera diestra y apasionada, todos tienen un límite. Por lo que el agotamiento no tarda en llegar… sofocada, solamente Ashe puede hacer algo al respecto para protegerlas a ambas.

Entre tanto, Sasuke se ve sometido al mismo efecto que Liannette. La imagen difusa de un enorme titán conformado por un etéreo cuerpo de pálida iridiscencia blanca deja caer un puñetazo sobre su ser.
Con la falta del Wurm en él, el agotamiento es devastador. Sin embargo, la entereza que ha demostrado le permite realizar los movimientos que tenía planificados.
La serpiente es cortada a lo largo, pues su ataque es torpe y le deja con las defensas bajas.
Mas, la sangre que fluye de la herida es una extraña sustancia similar a la sangre de cualquier reptil, con la clara diferencia de que esta desprende un calor insoportable.
Casi como si fuese lava ardiente, sólo que más maleable al tener textura mucho más líquida.
Esta se impregna a lo largo de la espada del guerrero y también salpica su ser, el cual parece empujar el brazo lo suficiente como para que la atrevida arremetida realizada por el ataque en conjunto del soldado y la nave se vean más que efectivas.
Los pulsos de energía de la nave han descendido tras el impacto del gigante, pues como se había mencionado, el sorpresivo impacto fue demasiado rápido como para predecir.
La artillería comienza a golpear el acorazado cuerpo del gigante, quien intenta cubrirse con el brazo libre, recibiendo una gran cantidad de disparos en el centro de su pecho.
Después de todo, un soldado altamente habilidoso en el uso de armas y una inteligencia artificial hecha para esta clase de situaciones es una combinación suficientemente efectiva en cuando a precisión de disparo.

Explosiones y fragmentos dorados de cristales que se apagan al tocar el aire, son algunas de las consecuencias de la herida en el núcleo del enemigo.
Los ojos del mismo parpadean, apaciguando el calor que se extiende por todo su cuerpo, pero todavía no es suficiente para derrotarlo.
La criatura cae de espaldas, salpicando lava furiosa y fragmentos en llamas que saltan en todas direcciones. Un ataque indirecto a todos los miembros del equipo.
Y mientras el cuerpo de la bestia enfría, en la lejanía parecen enfurecer las nubes cuyos rayos de roja tonalidad comienzan a impactar en un único punto. Golpeando una y otra vez una tumba de roca endurecida que parece comenzar a esculpir algo en la piedra.
Como si el mismo Zeus fuese el artesano de esta maquiavélica obra.

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/82/27/48/Aziz-Voltaire-wNKAHji3a-b.jpg][/center]
 
 
La atención del piloto se centra en el momento en el cual el ataque será dirigido a la nave. Haber pensado que se quedaría a recibir el impacto de lleno teniendo una nave tan frágil sería estúpido. Ni bien la carga inicia el mosquito empieza a zumbar moviéndose alrededor del demonio gigante, y si deseaba seguirle con el rayo se verá obligado a girar sobre su propio eje y apartar el foco de sus aliados. De igual manera el escudo cargado es un deflector ligero que asimilará daño y permitirá el desvío necesario como si fuese una rodela. La aparición de nuevos enemigos es bien recibida por Sasuke y Lianette en un principio, aunque la última mencionada se une a la retirada sabiamente y escolta a Ashe consigo.

[i]El campo es nuestro. Hora de la artillería pesada.[/i]

[c=#E50000]_Entendido. Preparando maniobra de inserción en el objetivo.[/c]

Dentro de la nave abandona el puesto de piloto y permite a la computadora actuar. Su destino es el arsenal donde sostiene de una correa que le cruza el torso un gran cajón blindado con la carga descansando en su espalda. En la otra mano sostiene una pieza tecnológica muy avanzada de la que no se puede apreciar demasiado en un principio. Desde allí se dirige a la rampa de carga y aguarda su momento enganchado magnéticamente de las botas. Su diestra con el arma apunta hacia delante y activa los mecanismos de carga principales. El oscuro andén se ilumina en un verde cada vez más intenso proveniente del cañón. Durante la carga energética la nave abre su rampa de salida mientras hace una pasada delante del demonio gigante a una altitud donde no pudiera ser alcanzada por las manos. La nave presta su apoyo teniendo preparado el escudo que cargó y una sola de las torretas de pulso; Ambos listos para actuar defensivamente. El hombre verde se prepara y los sensores apuntan directo al núcleo donde tras unos tres segundos de carga el disparo se soltará y emitirá su curioso y destructivo efecto. La idea es atacar en la pasada y dejar atrás al objetivo con un ataque potente. Eso ayudará a cubrir la retirada de sus compañeros y la suya.
 
 
*La pequeña albina, comenzó a sentir la misma desesperación y miedo que cuando despertó desnuda entre los garous. Se sentía desprotegida en el campo de batalla, era como repetir aquel fatídico día. Su corazón latía tan rápido que parecía que lo escupiría mientras corría.

Para entonces ella ya había experimentado un primer cambio en su persona, mutando a un estado propio de su especie, eso le daba mayor resistencia física, agilidad y fuerza, pero no dejaba de ser una inexperta cachorra. Por ello sentía miedo y su maestro no estaba para protegerla o aconsejarla. Además le había prometido vivir para ir tras aquel artefacto.

Ashe seguía huyendo de aquel ataque masivo, corría como un animal confundido, sin mucho rumbo, tan solo reaccionaba a su instinto de supervivencia, sabía que dentro de ella había un poder grande por explotar, pero ¿Cómo podría hacerlo, estando tan asustada? Ashe sintió como una energía le rodeó, cubriendo por completo su ser, permitiéndose así poder sortear el peligro de manera más sencilla, evadiendo los ataques de los bomb hasta poder llegar a la pelirroja, quién le había protegido. La pequeña, sintió como esa mujer la protegió tal como una madre, al llegar, la pequeña sonrió agradecida.

[b][c=#0000E5]Gracias, señorita, me has ayudado muchísimo[/c][/b] * entonces la albina recordó el encuentro con la cuenta cuentos y el obsequio que ella le había dado. Se buscó entre su bolsa y sacó una de las dos piedras que ella le había dado, había una negra y otra blanca y la dejó caer, siguiendo la instrucción que recibió por parte de Eileen, quién le había dado ese par de regalos. Entonces una espesa niebla oscura apareció frente a la infante, que miraba confundida la escena un par de ojos se formaron entre ese espesor y de ella emergió la figura de una gato, uno peculiar, parecía ser más rígido su cuerpo de lo normal y se podían percibir expuestos algunos de sus huesos, su mirar remitía una sensación tétrica y mantenía una sonrisa sádica en su rostro. Era opuesto a la naturaleza de , una niña amigable y dulce, era evidente que tenía el toque de la mujer que se lo dió como regalo, Ashe no tenía idea de sus funciones, tan sólo repitió lo que le dijo ella.*

[b][c=#0000E5]Te necesito, se mi escudo[/c][/b] * La albina, dió la orden con toda seguridad, tras ello fue tomada del brazo por Liannette para así alejarse de aquella zona en peligro, mientras que el guardián que la pequeño llamó se quedo custodiando por atrás el viaje de ambas mujeres, se podría observar que su tamaño oscilaba alrededor de metro y medio, notó que ellas podían seguir sin mayor problema y correría detrás de ellas dispuesto a repeler cualquier ataque, un muro hecho de sombras dividiría el campo de batalla y ambas chicas, mismo que sería alimentado por el, para así permitirles huir plenamente a su destino.*

[b][c=#0000E5]L-lamento no ser tan fuerte[/c][/b] * murmuró la niña, se sentía avergonzada ante la poderosa pelirroja, pero era verdad ella no podía hacer más de lo que ya había mostrado ante ambos hermanos.*

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/81/24/30/Ashe-Tsuki-Dushku-Laforet-5NfZYMWWv-b.jpg]
 
 
[center][youtube=https://www.youtube.com/watch?v=r_WxpjhzKHI]

[c=#E50000]— Lo sé… Solo quería hacerlo más entretenido [/c]

Le respondió a su hermano, sonriendo ladina, mientras veía como los bombs absorbían el ataque de fuego que les regresó, así mismo como uno de ellos fue consumiendo a los otros. Lia, por su parte, no logró presenciar lo que pasaba con los otros enemigos, su fijación era aquella enorme bola de fuego llamaba bomb, que hacía que los carmines orbes de la emperatriz se llenaran de fulgor y ansiedad en la batalla. Sonrió con malicia y tendió su mano diestra hacia un costado. A pesar de las peculiaridades del campo, de estar lleno de fuego y al parecer nada de agua, en la mano de la emperatriz se fueron reuniendo partículas de agua, partículas que paulatinamente creaban una mediana esfera de agua del tamaño de un balón de baseball.

[c=#E50000]— Sabes… Lamento que tu existencia termine tan pronto, pero tenemos un objetivo que cumplir… Me habría gustado tenerte como mascota o como experimento… [/c]

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/67/35/00/Liannette-Schwarzer-NHX7tQW6N-b.jpg]

Le dijo al bomb, aunque en realidad no sabría si este entendería o no sus palabras, realmente en este punto ya no importaba. Su cuerpo comenzó a levitar levemente por los aires, alrededor de un metro de distancia del suelo, mientras aquella esfera de agua que estaba en su mano comenzó a tomar forma de espiral que recorría cada parte del cuerpo de la pelirroja; entre tanto, sus ojos carmines tomaban tonalidades azulinas, producto de la hidroquinesis que ahora estaba por usar.

Cuando la esfera terminó por tomar forma cilíndrica y espiral alrededor del cuerpo de Lia, esta tendió ambos brazos hacia el frente, apuntando sus manos abiertas hacia la dirección del bomb y en seguida, el espiral salió disparado a una velocidad impresionante hacia este; a medida que se hacía paso hacia él, más y más partículas de agua se fundían con el espiral, haciéndolo de mayor tamaño, hasta llegar aproximadamente a 1 metro y medio de largo y medio de ancho, y cuando finalmente alcanzó al bomb, una enorme estela de vapor se formó justo donde yacía la criatura. ¿Qué había pasado con él? Por ahora no se sabía, pero por ahora, su objetivo había cambiado. Observó a la criatura que ahora atacaba a su hermano, a esa enorme serpiente que se lanzó de lleno hacia él y que le hizo ampliar sus ojos, en la sorpresiva de que podía lastimar a su hermano; ahí recordó que este le había mencionado la pérdida de su pyrokinesis y un grito salio de entre su boca, llamando a su hermano menor

[c=#E50000]— ¡Sasuke! [/c]

Levitó un poco por los aires, pero justo en ese momento vio cómo su hermano repelió la agresión de la flameante criatura y finalizó por atacarlo; no podía evitar sentir su típica preocupación de hermana mayor, olvidando que él no es un niño ya, ahora es un hombre y sobre todo, un arcano. Fue entonces que su visión de enfocó en la pequeña garou, Ashe. Veía como esta era perseguida por la colosal criatura, aquella que le atacaba a diestra y siniestra con el fuego que se desprendía de su pecho, y al recordar a sus hijos, esta voló hacia aquella pequeña, tendiendo su diestra hacia el frente, creando un campo de protección alrededor de la menor, esperando que con ello pudiera protegerla en tanto se acercaba a ella. Rápidamente, cuando llegó hacia la niña, la tomó de un brazo y lanzó por los aires para luego atraparla entre sus brazos y continuar el camino hacia el lugar que, al frente de ellos, brillaba con intensidad; un llamado le vino a su cabeza, como una polilla dirigiéndose al fuego, dejando que su hermano y the Corrupt, se encargaran de las criaturas que quedaban.

[c=#E50000]— Nos veremos adelante, hermano, me adelantaré con Ashe. [/c]

Fueron las últimas palabras de la pelirroja la cual continuaba su vuelo esquivando los posibles ataques que pudiera recibir.[/center]
 
 
[center][youtube=https://www.youtube.com/watch?v=ghTSZi9UIYg]

[c=#2D5680]— ¡El fuego no servirá con Boms, intenta con hielo o con agua! —[/c]

El fragor de la batalla se habría dado en cuestiones de instantes, por un lado, su hermana se encargaría de la molestia de los Boms que bloqueaban su camino, aunque descubriría el punto más fuerte de estos enemigos y a eso se debería su inmediata exclamación en medio camino, mientras que Ashe demostraba por fin el uso de sus habilidades sorprendentes que captaron su atención por una fracción de momento en que maniobraba en el aire para distraer al coloso llameante.

[c=#2D5680]「...Así que puede hacer eso...」[/c]

Entre tanto, la ráfaga de disparos de Johnny apoyando su ataque estaba permitiendo que el gran rival retrocediera, pero este sin dar tregua atacaba de vuelta al escudo y presentaba un problema para el avance del grupo gracias a sus potentes ataques ígneos, justo después de su primer ataque con el mandoble corroboró la resistencia física del ser y de paso atrapó su atención por unos momentos, aquello le pareció ventajoso; con esto se decidió de inmediato a usar su energía, su "Alma-Yo" para una tarea más propia de él que otra cosa, a diferencia de su madre. Sasuke vivió toda su vida como un Asesino y a la hora de pelear tenía una aproximación más marcial, por lo tanto, musitó algunas palabras que fueron interrumpidas, mientras un brillo de energía negruzco se extendía desde las yemas de sus dedos hasta el filo del mandoble potenciando sus ataques.

[c=#2D5680]— ¡Ahora es el momento! ... ¡Azarath Metrion Zi--...! —[/c]

Para Sasuke, la batalla llegó a un punto crítico cuando un nuevo enemigo aparecía de entre las hendiduras del acorazado y sorpresivamente le atacó, su espada estaba con el reverso enfocado en lanzarse a un punto en específico que no quería cortar, por medio de su levitación subió en el aire justo cuando la serpiente le saltaría encima no solo evadiéndole exitosamente, al menos de forma completa, su vestimenta atrapó algo de las llamas que se fueron expandiendo a su alrededor gracias a todos sus contrincantes, y en parte a Liannette, una leve quemadura se incrustó en su pecho. Mientras se moviera y procurara quitárselo girando el daño no sería mayor, solo respiró con fuerza resistiéndolo en medio ataque, maquinó rápidamente algo para hacer su arremetida anterior más potente, apenas ascendió, buscó descender de nuevo girando sobre su propio eje con la espada moviéndose verticalmente y buscando rebanar en su paso a la serpiente cuando bajaba, una variante vertical de una de sus técnicas con la espada que pocas veces usaba en el pasado, cuando no dependía del fuego para atacar a sus contrincantes, y que ahora había potenciado con sombra/psíquico.

[c=#2D5680]— ¡Dark V. Bladestorm! —[/c]

Su espada buscaba cortar en su trayecto a la serpiente, dirigiéndose hacia la parte del hilo metálico que había quedado enrojecida por el fuego de su contrincante, al atacar así, en su trayecto podría ser capaz rebanar a la serpiente rápidamente, pero su mano detenía la acción de corte con la espada cuando se encontraba con el punto donde buscaba desembocar el filo, trataría de trabarle y desarmarle con el dorso de la espada, el potencial que brindó a su arma nunca fue para cortar, sino para aumentar la fuerza que ejercía con su Mandoble de Azar, procuraba acabar con la defensa del Titán ígneo bajándole los brazos lo más que pudiera y dejarlo al descubierto para sus aliados, si lograba atraparle el punto del pecho quedaría completamente expuesto para ellos, al menos por unos cinco a hasta ocho segundos si se tardaban, pero era una ventana de tiempo enorme para alguien que supiera aprovecharla. Sasuke quedaba debajo del objetivo, lo suficientemente lejos para no verse afectado por alguna clase de proyectil que se lanzase al pecho de este.
[/center]
 
 
[center][big]La Guerra del Wurm Oscuro: Capítulo I – Las Ruinas de Myrill[/center] [/big]

[med]Fase dos: una cálida bienvenida.[/med]

Mordiscos, golpes con las garras y alguna que otra llamarada repentina escapan de las vívidas bolas de magma ardiente que arremeten sin clemencia contra las repentinas apariciones de las imágenes de Sasuke.
Las apariciones son fácilmente desvanecidas por los ataques de aquellos seres, los cuales parecen confundidos, mordiendo el aire y simulando tomar comida hacia sus bocas.

Mientras dura aquella distracción, las flamas impactan en el aire sobre la cabeza de la guerrera pelirroja, cuya telequinesis había mandado a volar la escopeta recuperada hacia donde en un principio aterrizó el Crimson Draken.
Cuando el humo y el polvo se disipan, pueden verse llamas ondeando como la tela de una bandera ardiente sobre la cabeza de la pelirroja, detenidas por un poder similar al utilizado sobre el arma de Sasuke. Sin embargo, las explosiones sacuden el terreno y alejan el arma más de la cuenta, terminando atorada entre las carbonizadas ramas de un árbol no muy lejano.
Tras esto, lluvia de fuego cae sobre los enemigos, las llamas que la reina roja ha devuelto a sus emisarios, los cuales suspiran humaredas de frustración y cierran sus bocas y ojos para acumular el calor recibido: el fuego simplemente les fortalece.
A pesar de ello, uno de estos no lo hace… sino todo lo contrario: abre sus fauces e inspira profundamente para generar huracanados vientos cargados de calor que atraen todo a sus alrededores hacia su boca, absorbiendo a sus compañeros para incrementar su tamaño varias veces más, adquiriendo una coloración azul oscuro y un tamaño triplicado.

Entre tanto, repentinas explosiones se dan contra el cuerpo del gigantesco elemental.
La consecutiva ráfaga de ataque se da al unísono del zumbido que genera la recarga de los escudos. La bestia incluso debe retroceder, protegiéndose el pecho con uno de sus acorazados brazos y el rostro con el otro, terminando dentro de un enorme cráter de lava dónde pronto comienza a notarse la poca incoherencia que yace en su retirada.
Si bien el ataque genera fisuras en la coraza de la criatura, no es suficiente para derrotarlo… pero si para contenerlo.
En el estanque de lava, el ardiente tono de su fulgor aviva intensamente dando a entender claramente que se está alimentando de dicho lugar.
El ardor en sus ojos destella con asombrosa iridiscencia e incluso las fisuras en su armadura comienzan a iluminarse por dorado resplandor enrojecido por el fuego maldito que comienza a concentrarse en el núcleo de su pecho… un grito de rabia ilumina la penumbra y se antepone al brillo de los disparos cuando de repente separa sus brazos y apunta con el pecho hacia la nave.

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/78/30/29/Aziz-Voltaire-0jfQVwkMV-b.jpg]

La intención parece obvia y pronto se vuelve certera… una colosal cantidad de energía se abre paso por desde el pecho del elemental hacia la nave, golpeando de lleno y sacudiendo a la impresionante obra de tecnología, protegida por los escudos cuyo resplandor azulado parece contener por un instante el despliegue de energía.
Lamentablemente es demasiado… el escudo transparente comienza a fragmentarse como el cristal y justo cuando parece no resistirlo…
Repentinos impactos por la retaguardia de la criatura llaman su atención y desvía su mirada hacia Sasuke, una molesta hormiga llamando la atención de una montaña.
El rayo del pecho elemental golpea el suelo y luego se desvía hacia Sasuke, dejando enrojecidos los hilos que conectan con sus armas lo cual perturba enormemente al titán.

Allí, el brazo arremetido por Sasuke apunta hacia este mientras una forma siniestra serpentea en la lava absorbida por el elemental.
Dentro de la coraza, puede verse como una enorme serpiente llameante se escurre entre las uniones de la gigantesca criatura, usando el brazo de esta para lanzarse de lleno contra Sasuke, buscando devorarle cual bocado.
Pero cuando la molestia parece ser atendida por la serpiente, el gigante se ve nuevamente distraído… una cachorra llama su atención, desatando toda la frustración de no poder derribar la nave en ella: el enorme rayo impacta en el suelo, ennegreciendo todo a su paso y persiguiendo a la loba muy de cerca, lanzando rocas y destrozando todo a su paso.

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/72/82/48/Aziz-Voltaire-1Mpsbx4zf-b.jpg]

Entre tanto, las explosiones y todo el movimiento de batalla hacen resplandecer plateadas hojas de cristal que solían conformar una legendaria espada.
Ya son tres de las partes de la hoja que pueden verse en el campo de batalla, esparcidas en la ennegrecida tierra arenosa y cubierta de cenizas.

Entonces, justo cuando todo parece controlado, un enorme temblor sacude el lugar entero… desde el cielo mismo puede verse cual es el centro de la calamidad, puesto que las nubes giran en torno a este, alejado a un par de kilómetros del campo de batalla.
Los combatientes pueden estar seguros que es allí a donde deben dirigirse, pues una tormenta comienza a cernirse sobre puntiagudas rocas que orillan a un profundo agujero del cual un extraño símbolo comienza a parpadear.

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/78/30/30/Aziz-Voltaire-sSqs9gdic-b.jpg]
 
 
Transcurre la primera fase de la batalla y un gran enemigo aparece. Elementales demoníacos materializados a partir del fuego y la lava circundante. Nada que impresione al cazador de la maldad. La nave es capaz de maniobrar como pocas máquinas voladoras gracias a sus propulsores articulados que logran una maniobrabilidad superior a la de un helicóptero o VTOL, y una velocidad sublumínica en rutas largas. Las manos torpes del elemental no son un problema para un mosquito maniobrable. Continúa utilizando las armas frontales ligeras de la nave; dos pares de cañones de pulso ubicados en el fuselaje, disparados en cadencia y orientados por el sistema de puntería a bordo. Principalmente son armas de uso defensivo pero en esta ocasión sirven bien para causar daño gradual disparando juntas, y por su muy bajo consumo energético puede mantener la cadencia indefinidamente sin que el generador sufra las consecuencias.

Pulsos de energía a una velocidad casi indivisible salen escupidos de las torretas como chorros e iluminan la oscuridad con líneas que serpentean al ritmo de las maniobras acrobáticas de la nave y el enfoque automático de cada torreta. Sobre la cara y los hombros de la criatura chocan las chispas de alta temperatura y energía cinética acumulada. Para hacer esto el Crimson eleva su altura a una distancia superior a la envergadura de los brazos enemigos con la finalidad de tener vista plena del objetivo y prudente distancia que le permita reaccionar de inmediato. Por otro lado hace un desvío a la izquierda de la bestia buscando que vuelva hacia él y exponga otra de sus articulaciones a las astutas maniobras de Sasuke. Hará falta que se ocupen más de los demonios menores que amenazan en tierra.

Hasta el momento no tiene enemigos voladores que le obliguen a tomar partido en un combate aéreo, y mientras esa ventaja dure hará todo lo posible por aligerar el trabajo de sus compañeros a pie.

[i]Computadora. Empieza a concentrar la fuerza del escudo al frente.[/i]

[c=#E50000]"Afirmativo. Iniciando concentración de energía"[/c]

El generador de la nave canaliza energía hacia el sistema de escudo direccionable que para un vehículo de su categoría no tiene una notable resistencia como un crucero de batalla o una fragata. Lo que él piensa hacer a continuación requiere de una buena resistencia frontal. Durante la carga de energía los pequeños cañones de pulso siguen disparando al mismo objetivo en ráfagas alternadas que se abren y cierran.

[i]Necesitan avanzar hacia delante. Quedarnos aquí es sentenciarnos a muerte[/i]
 
1-10 of 19
La Guerra del Wurm Oscuro: Capítulo I – Las Ruinas de Myrill | Nova Azarath (newest) | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.