iOrbix
iOrbix will be Migrating to Similar Worlds
Similar Worlds
Email
Password
This topic is closed.
1-10 of 22
 
[quote][b]Esperanza... mi amada deseaba que nos volviéramos a encontrar, tenía fe en ello, sin embargo, nadie podría haber adivinado el oscuro futuro que nos deparaba… después de todo, la esperanza es el peor de los males, pues prolonga el tormento del hombre.[/b][/quote]

[center][youtube=https://www.youtube.com/watch?v=_6EwwGwmfM0][/center]

La escena da inicio a un lugar completamente cubierto por luz, era como si se extendiera hasta los más lejanos confines, quizás hacia el infinito mismo; sin importar a dónde se observara, todo era absolutamente igual, un amplio paraje sin un atisbo de oscuridad, cuyo suelo consiste en tan sólo una plataforma de baldosas blancas y negras intercaladas, notándose a alguien en medio de dicho escenario.

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/81/68/68/I-K-hv6OKEq01-b.jpg][/center]

Un hombre alto quien vestía trajes oscuros se halla en pie, posee los cabellos desarreglados en tonalidad borgoña, los irises azulados, piel blanca y en el lado derecho, una espada guarecida dentro de una vaina de cuero negro. Mantendría una expresión sumamente seria mientras atisba en distintas direcciones. “[b][c=#660000]Este lugar…[/c][/b]” Expresó para sus adentros, cuando notaba a diversos cúmulos de luz dorada elevarse uno tras otro hasta perderse en las infinitas alturas.

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/01/52/17/61/-K-VCDEDa27o-b.jpg][/center]

“[b][c=#660000]Aquí enfrentamos a la Entidad Cósmica Terra, cuando ésta se corrompió, si mal no recuerdo, este es el hogar de la Entidad El que Todo lo Ve… Pero… ¿qué hago en este lugar?[/c][/b]”

Estiró lentamente la diestra hacia adelante, con la palma hacia arriba donde recibía uno de los tantos fulgores que revolotean cual si fuesen luciérnagas; en ese momento, algo pasó por su mente, ya que poco a poco va recordando aquellos fatídicos acontecimientos que dieron lugar en la ya extinta Nova Terra. — [b][i][c=#660000]Kgh…[/c][/i][/b] — Frunció el señuelo de inmediato, su expresión expresaba ira.

“[b][c=#660000]Es cierto, recuerdo lo que pasó, la pelea con Helhest, Nova Terra, los Entes Cósmicos… Eimi…[/c][/b]”

Fue en ese instante cuando todo se oscureció de repente y diversas sombras aparecieron, una tras otra reemplazaban a los cúmulos de luz dorada, levantándose hasta alcanzar una altura intimidante, todas ellas llevaban ojos rojizos en lo que sería la cabeza, aunque ese tipo de enemigo ya lo habría enfrentado anteriormente, precisamente en Pitioss, antes de pelear contra Helhest. — [b][i][c=#660000]Malditos… ustedes… ¡Me las van a pagar![/c][/i][/b] — Inmediatamente desenvainó la espada sagrada Sen Kaishi, la cual sujeta a ambas manos y se lanzó hacia aquellas sombras, las destajó una tras otra, su despliegue de poder era mucho mayor al antes visto, los movimientos eran certeros, pero no sólo eso, cada ataque lleva impregnado la ira que él posee.

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/75/21/87/I-K-7e9FIrIX5-b.jpg][/center]

—[b][i][c=#660000] ¡AAAHHH![/c][/i][/b] — Cada movimiento ejecutado es certero y preciso, aunque de pronto, las sombras parecen juntarse en un solo lugar, formando una masa amorfa, mientras el Izanagi avanza unos cuantos pasos hacia adelante observando con sorpresa y a la vez rabia lo que está por suceder, ciertamente sentía impotencia, ya que ha sentido dicha energía anteriormente, aquella esencia responsable de la destrucción de Nova Terra: Helhest, cuya figura se formaba de forma gigantesca desde la mitad del torso, esbozando una sádica sonrisa y con los ojos completamente emblanquecidos, mismos que brindan ese toque siniestro. En ello, todo ese mundo comenzó a temblar, el cielo se resquebraja como un frágil cristal, para luego verse cómo el suelo se desploma dejando que Kai cayera en un fondo abismal sumido en la más perpetua oscuridad.

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/81/68/69/I-K-0KdvJgZne-b.jpg][/center]

Ese “sueño” estaba por acabar, puesto que ahora él estaba por vivir una verdadera pesadilla. Ignorante del lugar en el que se encuentra, Kai estaba a punto de despertar.

[c=#BF8F60][Estos acontecimientos ocurren algunos meses después de la saga Eclipse, si alguien más desea participar puede consultármelo en privado.

Turnos: Rea, Kai][/c]
 
 
[center][center][quote][code][c=#BF608F] " להתפלל כדי להתקיים שוב. . . " (Ora para existir de nuevo)
[/code] [/c][/quote][/center]

[center][youtube=https://www.youtube.com/watch?v=0GdqHJqeVy8]
[/center]
[c=#BF608F][code]— La melodía incesante de la vida ahora fluye como gotas de sangre en un manuscrito perdido, la esperanza yace bajo la manga del creador, sin embargo esta vez el ser celestial con el yugo propio de su capricho se permite ver más allá del plano astral [b]Limbo[/b] Aquel lugar , se encuentra perdido entre una de las tantas dimensiones astrales que existen, tan maravilloso que deposita la esencia de la humanidad existente, de esos engranajes mortales a los cuales se les llaman sentimientos ahora se han convertido en esferas de luz las cuales flotan juguetonas por el aire , cual magia o quizá algún espectáculo olvidado por los mortales. Superficie liquida , gotas que caen de la oscuridad misma, creando ondas superfluas que desdibujándose crean círculos medianos y pequeños. Majestuosos cristales purpuras cargados de esencia viva, destellan constantes ante cada pequeña vibración energética. Nubes que ahora se desbordan aborregadas por la superficie, una luna falsa creada a partir de el recuerdo vivaz de un pasado casi nulo. Un campo de flores situado en algún rincón del lugar, los tallos de las mismas hechos de oro, y cada pétalo bañado en polvo de plata, que según muchos cuentan son células estelares. La tibia brisa envuelve con decoró todo el precioso panorama, la flora se mece cuidadosa en un ritmo lento.

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/83/75/49/--0TU2t926U-b.jpg]
[/center]


Una figura femenina se difumina lento hasta por fin volverse visible. Sentada sobre el precioso jardín recién creado, se permite inundar su pecho en un profundo suspiro. Alza la mirada notandose un color tan brillante como el mismo zafiro azulado , sus palmas se elevan lento perdiéndose entre la oscuridad . Un par de estelas descienden, estas contienen las memorias vivas de aquellos a los cuales deseo proteger. Al contacto con la primera la sensación de un dolor interminable fluye, provocando que apenas Rea se mantenga apacible, a su pensamiento viene una especie de trauma inquietante que solo causa un fervor ardiente de odio he ira en su pecho. Susurra para sus adentros. - Izanagi Kai. -

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/69/21/25/--ZvLKQDmpb-b.jpg]

La estela se desvanece, ahora sabe donde encontrarlo, ahora todo lo acontecido por Kai Izanagi yace en su memoria. -" ¿Un viaje?- Murmura, se reincorpora lo suficiente para ahora ante ella abrir una especie de rasgadura dimensional. Dentro un mil de colores se muestran, los labios del Ángel esbozan apenas una leve sonrisa. Se desvanece tras avanzar solo un par de pasos.—

[med]L e n a l i a [/med]

— Un lugar desolado al cual nadie debería pertenecer, la blanca nieve entre las terribles montañas de Lenalia donde ningún hombre o animal podría sobrevivir, el viento helado que puede llegar a matar si cualquier ser se expone sin considerar los riesgos. En plena nevada un cuerpo masculino yace inconsciente, con terribles heridas que se manifiestan en todo su cuerpo. La sangre apenas empapa la superficie cruda y gélida. Rea hace presencia segundos después de que el portal le transporta. Sus desnudos pies se hunden por aquella nieve, le cuesta caminar pero conserva afortunadamente su propio calor, al llegar con su protegido se arrodilla con cuidado para así girarle y permitir que ahora repose contra su regazo. Con suma delicadeza repasa las yemas de sus dedos por el contorno de aquel rostro, siente tanto dolor en ese momento, nada se compara ahora con las pesadillas que sufre el Izanagi.
[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/83/75/62/--DPcelWrni-b.jpg]

Postró su palma diestra sobre aquel torso para así poco a poco emanar aquella energía tibia por el torrente sanguíneo. Poco a poco cada herida se cierra dejando un pequeño brillar sobre la cicatriz desvanecida. Su propia esencia celestial permite tal acto inclusive otorga un pequeño fragmento de tranquilidad, al besar cuidadosamente la frente de el. Se escucha una campanada de la espalda femenina nacen un par de alas en tono plata. En las remeras primarias sobre cada pluma yace un capuchón hecho de plata. Poco a poco le envuelve cuidadosa para no lastimarlo. Un destello cegador basto para que ambos desaparecieran del peligroso lugar. —


[med]Bosque Yagyu a orillas del Lago[/med]

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/83/75/59/--0XMtn6JHY-b.jpg]


— Como bien se sabe después de tantas guerras la entidad cósmica de Terra fue corrompida cruelmente , una extraña pandemía convertiría a todos los habitantes en aberrantes engendros sedientos de sangre que ahora dominaban gran parte del territorio. Inclusive el bosque Yagyu, los árboles habían perecido ahora solo siendo deformes ramas secas, igualmente cadáveres de animales con la carne en descomposición podían verse, los pequeños largos antes brillantes de vida y pureza ahora se habían vuelto sangrientos llenos de suciedad y muerte. Nadie podía sobrevivir a la oscuridad ahora expuesta en aquel sitio, ni siquiera los grandes guerreros de las épocas anteriores. Sin embargo un área especial aun conservaba la vida misma que anteriormente se le fue arrebatada, esto había sido capaz gracias a el canto celestial de Rea, que llegando apenas al sitió logró de nueva cuenta volver a la vida una gran parte del territorio. Algunas almas en pena se acercaban buscando asilo las cuales se impregnaban en las verdes hojas del enorme sauce que protegía al claro de agua. El cual destellaba en un color azulado tenue, algunas criaturas habían vuelto a la vida, se escuchaban aves cantar, y por supuesto unos nítidos rayos solares los cuales se colaban a través de el ventanal de una cabaña que se encontraba dispuesta a la orilla del anteriormente mencionado lago. Ese lugar había sido creado de la nada, a pesar de ser pequeño tenía todas las comodidades para que cualquier ser pudiese habitar. Paredes de madera, flores preciosamente decoradas al borde del techo de adoquín rojizo. Dentro habría una pequeña sala de estar, chimenea, cocina, baño y una habitación, la cual era bastante grande, abarcando casi la mitad de aquel lugar. Ahí justo en una cama se encontraba el guerrero Izanagi. Sin ropa alguna, solo cubierto por un suave cobertor. No tenía heridas,por lo que no fue necesaria alguna venda. Dos mesas se encontraban al costado de la cama, en una había fruta fresca recién cortada, y en el otro una vasija hecha de cristal con el agua del lago. Las paredes eran color natural madera, y una gran alfombra roja decoraba el suelo.


[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/83/75/71/--JkYWoNErk-b.jpg]

Rea había llevado al Izanagi al lugar, ¿La razón? necesitaba recuperarse del todo, como anteriormente había introducido un pequeño fragmento en su memoria, él podría ver solamente los momentos felices que había pasado junto a sus compañeros y familia. Claro que aún estaría consiente de la devastación, sin embargo por ahora eso le ayudaría a dormir. Rea se había guardado ese par de alas, ahora solo traía un vestido blanco cubriendo su cuerpo, el cual se ajustaba sobre su pecho, sandalias doradas y la cabellera rosa pálido suelta cayendo sobre sus hombros. Se encontraba sentada justo a la orilla de la cama. Pensaba sí era momento de despertarle, podía sentir un poco más tranquilo su corazón, así que solo basto un chasqueo para permitir al Izanagi recuperar conciencia —

.. Kai.

— Murmura en espera de una respuesta. — [/code][/c][/center]
 
 
[center][youtube=https://www.youtube.com/watch?v=qMzy0kvA-0E][/center]

Sus párpados presionaron fuertemente entre sí, cuando finalmente abrió los mismos dejando notar los azulados irises que posee; ciertamente, su mirada manifiesta inexpresividad e inicialmente vería todo borroso, puesto que quién sabe por cuánto tiempo habría estado inconsciente, lo primero que vio fue una silueta femenina justo a la orilla de la cama, pero tras cerrar nuevamente los ojos y volverlos a abrir lograba ver con claridad.

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/81/70/32/I-K-Dd9ge9gLW-b.jpg]
[/center]
Atisbó hacia los alrededores, podría sentir cierta calidez producida por los rayos solares ingresando a través de los ventanales; definitivamente, era una cabaña bastante acogedora, pero no sólo eso, escuchaba el cántico de las aves en los alrededores, un escenario que podría brindar la más absoluta paz. Poco a poco sus capacidades perceptivas vuelven a manifestarse conforme recobra la consciencia.

—[b][i][c=#660000]… ¿Dónde estoy?[/c][/i][/b] — Su mirada finalmente se entrecruzó con aquella mujer de cabellos rosados sentada justo a la orilla de la cama. — [b][i][c=#660000]Tú… [/c][/i][/b]— Realizó una leve pausa, hablaba un tanto suave como corresponde a alguien que acaba de despertar de un profundo letargo. — [b][i][c=#660000]¿Quién eres? [/c][/i][/b]—

Interrogó, mientras los recuerdos vuelven uno tras otro, Nova Terra, Helhest. — [b][i][c=#660000]Kghh…[/c][/i][/b] — se estremeció apenas al sentir un efímero dolor de cabeza como una punzada la cual se desvanece pronto, puesto que su Percepción Electromagnética vuelve a brindarle información de lo que se encuentra en los alrededores; estando más tranquilo, el Izanagi volvió a interrogar. — [b][i][c=#660000]Esto es… ¿el Bosque Yagyu? [/c][/i][/b]—
 
 
[c=#BF608F][code]— Dando así la suficiente carga energética el Izanagi despierta de aquel descanso un tanto obligado, permanece quieta hasta que pueda visualizar alrededor, en espera que no sufra algún shock o reacción secundaría,como anteriormente le a sucedido. [b]Sí estas en lo correcto,pero estamos a orillas del lago.[/b].

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/83/79/20/--D2yUPfwjJ-b.jpg]

Reincorpora su figura lento, se dirige hasta la cabecera donde puede presentarse de una manera oficial por primera vez ante el. Con el desliz del indice crea una pequeña nube en la cual vuelve a tomar asiento. Poso la palma sobre su frente sintiendo su nivel astral.[b]Mi nombre es Rea ,quizá no me conoces pero yo a ti sí. Estabas mal herido en las montañas de Lenalia tu propia esencia me a llevado hasta ti, te he traído y curado tus heridas, no pensé que fuera tan grave lo que acontecía en este plano astral. Alrededor esta lleno de engendros ,muerte, desolación. Antes de poder continuar tu viaje, descansa he intenta reponerte. ¿De acuerdo?[/b]No dio más información de su origen, al contrario cada acción decía algo sobre ella, rasgo una pequeña parte de su vestido, y sumergió la tela en el recipiente con agua del mismo lago la apretó escurriendo algunas gotas sobre la superficie. Luego repasaría dicho trapo entre las mejillas, frente y cuello del guerrero,otorgando una sensación de alivio.[b]

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/83/79/17/--CEZVr68CA-b.jpg]


Hace mucho tiempo te he observado, conozco bien a tu hermano Ryo Izanagi, aunque en este momento le tengo un tanto perdido de mi vista. Espero se encuentre vivo aún. ¿Que ocurrió? ¿Por qué Nova Terra termino de esta manera? ¿Quien es el culpable? Se que no deseas recordar,pero quizá pueda ayudar. [/b][/c] [/code]
 
 
Se mantiene en silencio mientras ella realiza aquella presentación, seguía con la vista sus movimientos, así como escucharía sobre el lugar donde fue localizado: Lenalia, una zona montañosa ubicada al norte del Bosque Yagyu; en efecto, no podría evitar sentir una gran nostalgia puesto que están cerca al lago, lugar donde solía entrenar con su maestra Mina Yagyu durante su infancia. Observó hacia la mujer quien desde ya notaba que poseía cualidades muy superiores a la de un mortal, empero, no le sorprendía, ya que él no sólo ha logrado pisar el terreno de los dioses, sino que también ha sido testigo de la muerte de ellos.

Al inicio dejó que ella pasara aquella tela humedecida por su rostro, empero, él elevó la diestra y la antepuso contra la mano ajena deteniéndola con suavidad, moviendo levemente la cabeza negando. —[b][i][c=#660000] Ya no es necesario, me siento bastante recuperado, sin embargo…[/c][/i][/b] — Hizo una pausa, para luego observarla y finalmente agregar. — [b][i][c=#660000]…Gracias por ayudarme.[/c][/i][/b] — En efecto, además de los cuidados que le dio Rea, el Celestial que posee en su interior habría sido de mucha ayuda para la completa recuperación del Izanagi.

En seguida se sentó en la cama, las finas sábanas resbalaron y notó que no traía ropas, así que prefirió no ponerse de pie aún, tan sólo quedó al descubierto su torso remarcado en músculos por el constante entrenamiento y combates que ha tenido a lo largo de su vida. En seguida escuchó las interrogantes que ella profería a lo que respondió. — [b][i][c=#660000]Sobre lo sucedido, quizás ya debieras saberlo, Rea. [/c][/i][/b]— Frunció levemente el señuelo bajando la mirada.

— [b][i][c=#660000]Nova Terra fue destruida, Helhest logró derrotarme, simplemente no pude protegerlos.[/c][/i][/b] — Se mantuvo en silencio un poco más, cuando de pronto elevó la mirada en dirección de los ventanales, continuando. — [b][i][c=#660000]Aunque quedé inconsciente tras el combate, estuve al tanto de la pelea gracias al Raijin, los Entes Cósmicos fueron aniquilados por Helhest y tras ello, una gran oscuridad invadió a Nova Terra, dudo que alguien pueda ir allá y salir con vida, no importa si se trata de un mortal e incluso un dios. [/c][/i][/b]—

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/83/80/50/I-K-VOetvyFCa-b.jpg][/center]

Emitió un ligero suspiro, cuando luego volvió a hablar, esta vez cruzando la mirada con la de aquella mujer de cabellos rosados, habría algo que le preocupaba más que nada en ese mismo instante, ella era su esposa, lo que más amaba, así que diría. — [b][i][c=#660000]Dime, Rea, ya que me has estado observando quizás sepas lo que te voy a preguntar, cuando me hallaste, ¿no viste a alguien más en los alrededores? ¿No sabes dónde está Eimi?[/c][/i][/b] —
 
 
[c=#BF608F][code][b]¿Cual sería mi función en este plano astral si no tuviera a quien proteger?[/b]

-Fue lo mencionado descendiendo la palma con cuidado y dejando de nueva cuenta dicha toalla mojada sobre el cazó de agua, retrocedió su figura nuevamente para así ya de pie caminar por aquella amplía habitación, escuchaba las palabras del Izanagi, llegó a un mueble mediano el cual se encontraba hecho de caoba, la pintura blanca se veía desgastada con algunas impresiones florales sobre la textura ya vieja, abrió el primer cajón sacando un par de ropajes masculinos, doblo con cuidado los mismos y volviendo a la cama los deposito cerca del varón; aquella prenda la había confeccionado ella misma. ¿La razón? quizá no importaba en aquel momento,pero lo que sí era un hecho es que sería de gran utilidad. La tela serviría como un escudo para repeler cualquier golpe dado, venía en un elegante color negro bordeado de rojo oscuro con algunas insignias que en algún momento habían sido de gran valor para el. -

[b]Puedes usar esto, yo misma lo he confeccionado mientras estabas inconsciente, se lo que sucedió solo quería asegurarme de que había conservado esas memorias en ti, cuando utilizo esencias y memorias a veces suelo cometer errores, es decir no soy perfecta. Claramente reaccionas bien a todo lo que sucede, y recuerdas hasta el más mínimo detalle. En ese caso no tendré que preocuparme más. Así que puedo desechar esto. [/b]

-Extiende la palma creando un pequeño vórtice del cual va formando un frasco mediano, el cual dentro contiene una especie de sustancia pegajosa en color rojo con negro, esta misma parece tener vida intentando trepar por las paredes del vidrio. -

[b]Son tus temores he inseguridades, es una parte de esa nostalgia que guarda tu corazón, se que no debí retirar esa parte de ti,pero actualmente muchas personas cuentan contigo Izanagi Kai. Sentirás un vació en el pecho por algunas horas,pero no hace falta preocuparse. [/b]

-Los bordes exteriores del frasco destellaron en un neón intenso hasta que por fin el contenido comenzó a chillar, y luego desvanecerse dejando en su lugar un par de luces brillantes las cuales ahora flotaban y golpeaban entre si cuidadosamente. A este acto se le conocía como "Transmutación de almas". Rea al ser un celestial que maneja energías y memorias, era capaz de extraer sentimientos negativos de cualquier persona,para luego así purificarlos y dejar que se unieran a las enormes redes astrales que co existen en su mismo plano astral limbo.-

[b]¿Eimi? permite reviso.[/b]

- Basto solamente un cabeceo leve para que las ventanas cerraran los grandes cortineros dejando todo en plena oscuridad, tras ello se escucho como la tapa del frasco fue girada y las esferas anteriormente mencionadas flotaron lento hacía el frente, luego de ello se unieron creando una red de lineas semi transparentes en toda la habitación, aquella red trasladaba pequeños puntos de colores que iban formando una especie de pantalla, ahí se visualizarían las memorias del Izanagi.

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/83/90/24/--R8flMXRWY-b.jpg]
[/center]
Primero un poco de interferencia,pero luego de ello se podría notar un gran laboratorio, y como Eimi Izanami se encontraba inconsciente después de haber peleado contra V3R5U5, se puede escuchar un sonido parecido a un rugido espectral, todo se ilumina en rojo y fuego,para así terminar con la transmicion. Tras ello las redes se van desvaneciendo hasta volver a quedar en completa oscuridad. Cada cortina se abre, dejando a Rea un poco confundida por lo anteriormente revisado-

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/83/90/25/--WTp79Ilz5-b.jpg]
[/center]

[b]Lamento decirte que no puedo sentir su energía, sin embargo puede que haya sobrevivido al impacto. No lo sé Kai sin embargo no pierdas las esperanzas,todo tiene solución. Yo podría ayudarte incluso a traerla de vuelta,pero como sabes los planos astrales son infinitos como nuestras propias almas.[/b]

Dando una ultima mirada al Izanagi, pasó a retirarse no sin antes mencionar

[b]Sí quieres desayunar conmigo puedes hacerlo, por ahora no te recomiendo uses el saco, hace bastante calor, con el pantalón y la camisa bastaran. Además no estas con alguien importante solo conmigo.[/b]



-Sonríe por primera vez con cierto cariño hacía el, suspira entre cerrando esa mirada azulada y solo sale de la habitación en dirección al comedor.-

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/65/14/54/--by7qATF42-b.jpg]
[/c] [/code][/c]
 
 
Observaba las ropas que aquella habría preparado para él, éstas eran bastante similares al uniforme que solía emplear tanto en la Orden del Águila Negra como en Caliburn, aunque ésta vez traía además una gabardina negra, un toque adicional; inicialmente, tomó la camisa y comenzó a colocársela a la vez que escucha lo que ella empieza a contarle, para luego notar cómo forma ese pequeño vórtice del cual aparece el frasco mediano, el mismo que contiene cierta sustancia pegajosa en las mencionadas tonalidades, para luego desaparecer.

—[b][i][c=#660000]Mhmm…[/c][/i][/b] —

Hombre de pocas palabras cuando acaba de conocer a alguien, algo característico en él; luego atisbó cómo las persianas dejan el recinto en completa oscuridad, observándose aquella especie de pantalla, en el cual pudo vislumbrar lo que podría significar los últimos momentos de su esposa; en seguida escuchó hablar una vez más a aquella mujer quien trata de brindarle esperanzas, aunque era en vano, todo ocurrió en un instante y Eimi estaba inconsciente como para poder escapar a ese inevitable hecho. —[b][i][c=#660000] … Entiendo… Rea, no es necesario que me des falsas esperanzas, con ver lo que me has mostrado es obvio saber lo que pasó. [/c][/i][/b]— Tras lo dicho, empuñó apenas las sábanas y luego se limitó a asentir con la cabeza cuando ella lo invita a desayunar.

Pasaron algunos minutos y el hombre de cabellos borgoñeses vestía ya la camisa blanca correspondiente al uniforme, así como la corbata negra a medio atar, mientras lleva los pantalones de tela negra y las botas respectivas por sobre aquellos. Su mirada se manifiesta inexpresiva, aunque no puede evitar dejar de pensar en lo sucedido; accedió a desayunar, tenía bastante hambre puesto que ha estado mucho tiempo sin probar bocado. Se sentó a la mesa mientras esperaba poder comer, realmente no tendría muchas ganas de platicar tras lo acontecido, fruncía el señuelo y ya empezaba a pensar en lo siguiente que hará y tras un momento de prolongado silencio expresó.

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/13/43/96/Izanagi-Kai-gzhLxgthX-b.jpg][/center]

— [b][i][c=#660000]Te agradezco por los uniformes, Rea, aunque Caliburn y la NOBE dejaron de existir, de todos modos, portaré la vestimenta en honor a todos los caídos. [/c][/i][/b]— Su pesar era notorio en el rostro, pese a que ella extrajo ciertos sentimientos negativos para poder darle un tranquilo descanso, su sentido de locución le hacía saber lo que ocurre en realidad, realidad a la que no puede negarse y más bien debe enfrentar.
 
 
[center][c=#BF608F][code]
[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=WBa1gBAV67M]

- Una vez que el saliera podría ver lo ordenado y amplió que era el lugar, era algo extraño que en medio del bosque hubieran tantas comodidades, el suelo era de caoba, igual que los muebles cada uno parecía haber sido traído desde muy lejos, había una que otra mesa y taburete lleno de flores, las paredes blanco con lila daban una sensación de tranquilidad. Igualmente un candelabro colgaba bajo el comedor de vidrio. Sobre el mismo ya se encontraban numerosos platillos, entre pescado, arroz, sopa, verduras, inclusive para gustos exigentes, pizza, hamburguesas, postres, malteadas, cerveza, vino, jugo, fruta fresca o recién cortada cubierta de miel. Un gran pavo en medio de aquel banquete. Había solo dos sillas y dos platos. Se puede percibir una fragancia a rosas recién cortadas, la luz ilumina el lugar desde dos amplios ventanales que dan hacía el exterior. Rea se encontraba sentada y una vez que Kai llegó, de inmediato tomaría unos palillos con algo de arroz, acercandolo a los labios de el para que comiera.-

[image=https://pa1.narvii.com/6052/393e0cc12ce8bb3dd9b2ab5e2127744705259536_hq.gif]


[b]Debes estar fuerte Kai, anda come un poco, además debes encontrarle.[/b]


-Refiriéndose a Eimi una sonrisa se dibujaba en sus labios, igualmente un rostro de confianza bastante convincente una vez que el guerrero tomara parte del arroz, ella continuaría dándole de comer con suma paciencia. Retirando los restos de comida con cuidado de las comisuras de el. Era un recuadro ligeramente maternal, no le quitaba la vista de encima en ningún momento. Esperaba que la comida fuese de su agrado ya que a pesar de poseer una divinidad, anteriormente había sido mortal, sin embargo ese era uno de los tantos secretos que guardaba.-
Espero no haber perdido mi toque Kai, hace tiempo ni siquiera yo consumo esto.
- Dio una probada de salmón, asintiendo un tanto sorprendida.-
[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/84/10/53/--Zpt984j4k-b.jpg]

[b]Vaya no creí que cocinara tan bien, las cosas se pueden arreglar ¿sabes? quizá Caliburn y NOBE dejaron de existir,pero siempre existirá el recuerdo y futuras generaciones podrán reconocer el poder que existió, y lograr avanzar de una manera en la cual enorgullezcan a los caídos. Tienes una tremenda responsabilidad en los hombros, así como yo. Puedes comer lo que desees ¿De acuerdo? ¿Tienes algún plan después de esto? [/b]

[/code][/c][/center]
 
 
Se sorprendía un tanto cuando aquella mujer le daba de comer en la boca o procedía a limpiarle la comisura labial, por lo que observó hacia un costado hallándose un tanto apenado al respecto; después de todo, ella le habría ayudado y no quería portarse descortés. Sin embargo, cuando Rea se apartó para probar ella misma del salmón que preparó, aprovechó para espetar.

— [b][i][c=#660000]Rea, agradezco todas tus atenciones, no creo que estés en la obligación de hacerlo, aun así, créeme cuando te digo que ya me encuentro bien, es innecesario que me cuides tanto, puedo hacer las cosas por mí mismo. [/c][/i][/b]— Dicho esto, cerró los párpados, tomó uno de los platillos con la zurda y los palillos con la diestra, comenzando a comer de forma apresurada, al fin y al cabo, solía tener ese apetito voraz sin importar el estado anímico en el que se halle, algo que no pudo ser aprendido por nadie más que de su maestra.

El desayuno, en realidad parecía todo un banquete, pero él seguía comiendo y no dudaba en devorar cada uno de los platos que aquella mujer le habría preparado, los disfrutaba y tenían un excelente sabor, tanto la comida como las bebidas estaban deliciosas. Pasaban algunos minutos y finalmente, acabó el vino que ella le sirvió, para luego limpiarse los labios con la servilleta.

— [b][i][c=#660000]Gracias por la comida. [/c][/i][/b]— Hizo una breve pausa e ipso facto abrió los párpados ya que se dispondría a responder la última interrogante. — [b][i][c=#660000]Sí, hay algo que tengo planeado hacer, pero antes, he de preguntarte. ¿Sabes en dónde se encuentra mi espada? Tengo la seguridad de que estaba cerca de mí antes de quedar inconsciente.[/c][/i][/b] —
 
 
[code][c=#BF608F][b]Claro que es necesario hacerlo, si no fuese de esta manera tu estarías aún perdido entre las colinas de Lenalia, se que quizá mi modo te parece extraño,sin embargo todo tiene una explicación que quizá un día te guste escuchar, cuando estemos menos atareados tanto de tiempo como de entorno.[/b]-Recordó por unos segundos aquel ambiente tan oscuro y degradante del exterior, realmente agradecía poder utilizar sus poderes de energía pura para revitalizar el lugar, sin embargo aquello no le traía buena espina, estaba llamando demasiado la atención, las almas pecadoras solo entraban y deseaban quedarse por la eternidad en ese pequeño "Edén" de perfección. Sin embargo no tenía problemas ya que de haber alguno sabía bien como defenderse,no por nada era la guardiana de los hilos astrales. Permaneció callada disfrutando cada momento de la compañía grata, el banquete iba disminuyendo y Rea solo tomo entre su palma una roja manzana a la cual le dio un mordisco, recargo ambos hombros sobre la mesa, hasta que el Izanagi concluyó su comida, luego de ello cuestiono el paradero de la espada, por lo cual ella asintió [b]Sí se donde se encuentra, en realidad la he tenido que llevar al lago para que pueda purificarse de cualquier daño que tenga recientemente, esto no afecta en absoluto su energía o forma. Al contrarió toma eso como cortesía. Ahora ven.[/b] -Se reincorpora de inmediato, camina hacía el enorme ventanal que parece más bien una puerta, lo abre dejando entrar el cálido viento de la media tarde, deja la manzana sobre la mesa mientras sale bajando unas escaleras hechas de mármol,alrededor grandes pilares griegos se alzan victoriosos. Los arbustos dejan ver una que otra fruta desconocida ¿De que lugar provenía ciertamente Rea?. Avanzó un par de pasos , entre la fina hierba recién cortada hasta llegar al borde del lago.- [b]La espada hace al hombre, el arma vital del dragón yace bajo las profundidades del lago, reposa esperando a su verdadero portador.[/b]-Tras decir aquello, se inclinó colocando sus rodillas entre la orilla rocosa, ambas manos recorrieron la superficie liquida, creando una que otra onda remarcada, las cuales se fueron extendiendo hasta llegar en medio.- [b]Sí te entregó la espada debes hacerme una promesa Izanagi Kai.[/c][/b][/code]
 
1-10 of 22
Un terrible despertar [ROL PRIVADO] | NOVA TERRA | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.