iOrbix
Email
Password
1-10 of 23
 
[center][b]❝[/b] El mundo no estaba preparado para ello, la llegada de esa entidad se había ramificado por el mundo como un tumor que infectaba todo. Florencia estaba siendo atacada por una horda de androides y ejercito de humanos bajo el control mental de esa "maquina", cuya misión era erradicar toda amenaza para el nuevo orden...[b]❞[/b][/center]

[b]▵ Paralelo a la batalla de berlín...[/b]

[image=http://i64.tinypic.com/1qnafc.jpg]

La sirena de emergencia comenzó a sonar, el poder legislativo y judicial fueron derrocados en cuestión de dos horas después de los incidentes en Alemania, asumiendo el control el [u]"Nuevo orden"[/u], así se hacían llamar, personas que habían olvidado quienes eran y asesinado sin remordimientos a humanos iguales a ellos. Estaban corrompidos y claramente no tendrían salvación, aunque regresaran a la normalidad el hecho era que bajo sus manos corría un mar de sangre inocente, ni el mas asesino o criatura vil podría lidiar con ello.

El sonido de las alarmas de autos, el grito de las personas que buscaban un lugar donde esconderse y "Salvarse", era la postal maldita de hace años atrás, la pesadilla de Europa bajo el control de un tirado dictador, en aquel tiempo era el genocidio contra judíos y la minoría mas oculta, hoy, la aniquilación total.

Entre todo el ruido y los gritos se hizo el silencio, duro como un minuto y luego llego, un sonido metálico se escuchaba en el aire, no paraba y seguía aumentando como si se acercara, eran criaturas de metal que marchaban por las calles y aceras, eran los "Silenciosos", androides que no hablaban, su objetivo era matar a cualquier forma de vida razonable que estuviese en su radar, ellos eran los ángeles de la muerte misma.

Su armadura metálica les daba aire de modelos de Hollywood y por lo mismo la gente joven que no sabia lo que ocurría los miraba y se acercaban, graso error, al entrar en su radar un organismo viviente ellos transformaban su brazo en una cuchilla como en los efectos especiales de las películas de terminator y enterraban su hoja sin dudar, una muerte rápida.

[center][c=#80562D][b]— Su extinción es eminente, ahorren el trabajo de buscarlos y entréguense como los animales que son, el rebaño que debe ser sacrificado...—[/b][/c][/center]

[center][image=http://i63.tinypic.com/ddlvyx.jpg][/center]

Fueron las palabras del androide líder, aquel con la armadura roja que se encontraba volando por encima de los soldados rasos, como si fuera poco, la gente comenzaba a salir de sus escondites y entregarse a su único destino, la muerte. Aquel androide afectaba con sus palabras a quienes estaban en un radio de 360º, ¿Quien seria capaz de detener todo esto?.

[sep]

[b]▵ Corridoio Vasariano[/b]

Dominique se encontraba "paseando", haciendo el rol de turista mientras compraba recuerdos para toda la [b]eternidad[/b], ella no tenia remedio, sin duda algún día le pasaría la cuenta y terminaría en un problema que no podría salir por si misma. Mientras regresaba por donde vino, vio como un humo salia de los edificios, el fuego empezó a propagarse como si tuviese mente propia, un extraño olor en el aire denso el ambiente. [i][c=#666600]—Carne humana...Iugh.—[/c][/i] No tardo en llevar su brazo a su rostro como especie de filtro, mientras mas caminaba de regreso al centro de la ciudad mas fuerte era el olor.

[i][c=#666600]—Pero por el mismo Ball...¿Que es esto?!.—[/c][/i] no podía dar crédito lo que veía, cuerpos por doquier quemándose, [i][c=#666600]¿Y las almas? ¿Como no me di cuenta?[/c][/i], se cuestionaba ella misma, aquella entidad oscura había quedado perpleja por el cuadro infernal que estaba viendo.

La azabache comenzó a correr para encontrar un lugar donde respirar, sentía el calor mas fuerte por su vestimenta oscura y su playera de "Jódete cabrón" en letras blancas, últimamente le estaba gustando la ropa humana y su nuevo aspecto la hacia mas "cercana", aunque bajo esa apariencia de joven engreída, se escondía la gran dama de la muerte y miembro a regañadientes del clan Prakliaty.
 
 
[center][med][b]Mapa de la ciudad:[/b][/med]
[image=http://i68.tinypic.com/o7rthv.jpg]
[/center]

[b]▵[/b] La zona en rojo es la plaza principal donde se encuentra el Boss Final, alrededor se encontraran con ejércitos de Androides y humanos bajo el poder de Deus.

[b]▵[/b] El triangulo oscuro es la posición actual de Dominique.

[b]▵[/b] La misión es salvar a civiles que aun se encuentren atrapados o escondidos de la presencia de los antagonistas y venderlos.

[b]▵[/b] Tiempo máximo de respuestas son 48 hrs (Dos días)

[b]▵[/b] Los integrantes pueden estar en cualquier parte del mapa pero recuerden que deben ir al final a la zona roja para el Boss final.

Orden de los Post: [b]Dominique Prakliaty — Suzume Strump Queen — Rʏūᴊɪ Oᴋɪᴛᴀ Kᴀᴊɪʏᴀꜱʜɪᴋɪ Fᴜʀᴜᴋᴀᴡᴀ — Scath Crowley [/b]
 
 
CASA DI DANTE.
[center][image=http://i65.tinypic.com/w86k9k.png][/center]

**La híbrido era una chica de carácter cambiante, caprichosa y singularmente misteriosa en ocasiones, justo este día había decidido dar un paseo por las calles de Florencia ¿El motivo? Simple: comprar un poco de helado y dar un paseo por el lugar solo porque así lo pedía su antojo, vistiendo una playera blanca amarrada â la altura de su torso y unos jeans cortados en su pierna izquierda caminaba tranquilamente después de conseguir su helado especial, el sabor de la comida que lograba conseguir en la tierra de los humanos era algo que sin duda llamaba su atención.

A pesar de intentar pasar desapercibida era objeto de muchas miradas, no sabía si era por su singular vestimenta, sus ojos, o por la gran katana que llevaba consigo, igual era algo que simplemente no le importaba… De pronto una gran muchedumbre comenzaba a correr en pánico después de una explosión, mientras avanzaba despreocupadamente por el lugar saboreando su helado un hombre que corría con el rostro más pálido que un fantasma chocó contra ella provocando que su helado se cayera al piso.

[c=#400040]-¿Eh? Pero qué diablos, mi helado se ha desperdiciado.-[/c]
Dirigiendo su mirada hacia el hombre que comenzaba a levantarse lo miró con cierto aire de molestia en su rostro.
[c=#400040]-Hey… tendrás que pagar por esto, ¿oíste?.-[/c]
Antes de que pudiera si quiera terminar su oración este seguía corriendo, pronto su expresión molesta cambiaría a una de duda, mirándolo sumamente confundida observó cómo inmediatamente más gente comenzaba a llegar en el mismo estado de alarma que el hombre anterior.

[c=#400040]-¿Qué rayos pasa aquí?-[/c]
Mientras más avanzaba el olor a humo y destrucción era más evidente y fuerte, ahora comenzaba a encontrar cuerpos tirados en el suelo, una gran cantidad de humanos que aparentemente habían sido eliminados en un solo corte, acercándose a uno de los cadáveres en el suelo comenzó a revisar las heridas provocadas y una gran sorpresa se reflejaría en su rostro.
[c=#400040]-Vaya, parece que no lo vio venir, será mejor investigar…-[/c]

No fue necesario caminar mucho para encontrar una máquina dando un discurso que a su parecer rayaba en la ridiculez, todo el asunto de dominio mundial y delirios de grandeza le causaban risa y bastante flojera… con una sonrisa de medio labio observaba a la distancia a dicha máquina que parecía satisfecha con su acumulación de asesinatos sin sentido.
[c=#E5E500](Vaya fastidio, al parecer tendré que hacer un trabajo en el mundo de los humanos, no quedará de otra)[/c] Decía para sí misma mientras comenzaba a idear una estrategia para atacar.**
 
 
[b][center]» ¿Retorno a los combates? [/center][/b]

[c=#000066][b]××* En los últimos meses Ryuji se encontraría en constante movimiento por su trabajo, arribaría en diferentes ciudades Alemania, Grecia, Japón, Ucrania obteniendo información necesaria para sus avances además de tener la posibilidad de terminar con actividades que estaba interesado en acabar.
En estos momentos llevaría nueve días por estar ubicado en Florencia ejerciendo sus labores con unos cuantos compañeros de trabajo, pero cada quien tomaría caminos diferentes a sus residencias para descansar luego de unas largas horas de reunión, en su recorrido por las calles de la amplia Florida iba sintiendo como humanos pierden la vida ¿Qué estará ocurriendo? Cada segundo que iba pasando sentía que la presencia de los humanos desaparece cada segundo que trascurrían.

A pesar de no tener aprecio por los seres humanos algo lo incitaba a saber ese motivo ¿Qué estaría sucediendo en la ciudad? ¿Acaso serán otros asesinando sin sentido alguno? Por ello acelera sus pasos hasta que se afronta a grupo que estarían huyendo de algo, uno de los integrantes llamaría a Ryuji con un tono alarmante e agotador por correr continuamente.[/b][/c]

- Mocoso, vete de aquí. Están asesinando a muchas personas, unos robot ¡Huye!

▬ ¿Robots? Está bien tomaré tu consejo, pero ¿Qué te parece si avisas a los demás por los medios de comunicación?

- ¡Para que!

▬ Que escapen, no importa que pero no se den vencidos a pesar de la abrumadora situación.

- Yo… yo me voy. Haré lo posible para hacerlo niño ¡Escapa también!

[c=#000066][b]Ese hombre siguió corriendo buscando un lugar para esconderse de los robots, por otro lado Ryuji emitió un suave suspiro de sus labios de fastidio ¿Por qué ayudar a los humanos? No tenía interés alguno si estaban en peligro, aunque algo lo motivaría a defendedlos, levanto su brazo con el dedo índice en dirección al cielo. Se tomó un pequeño lapso de tiempo para concentrarse buscando la forma de sentir aquellos humanos que estarían ubicados la “Plaza de la Republica” podía escuchar los gritos e incluso como estaban cuerpos muertos de algunos heridos, por lo siguiente de su dedo emitiría una energía purpura en forma de rayo directo a las nubes que se iban intercalando hasta el lugar de la plaza descargando dicha energía en los robots.

Aprovechando ese lapso de tiempo daría la oportunidad de abrir un pequeño portal para salvar a los humanos que se situaban en ese lugar incluyendo a los fallecidos, allí simplemente aparece dos Kitsunes al lado del Guerrero. [/b][/c]

▬ Dirígete a donde se encuentran los cuerpos muertos incluyendo los heridos, luego te pagaré por la ayuda, Noir… Vamos..

[b][c=#000066]Noir, kitsune se quedaría con Ryuji al lado mientras que él otro se dirige al punto mencionado por el joven, en sí Ryuji había organizado unas pequeñas ideas en su cabeza mientras empezaba a caminar tomando dirección a la Plaza imaginando que se puede encontrar con los Robots pero no tenía preocupación alguna sobre ese tema; pero notando la presencia de otras entidades fuertes no sería el único en lanzarse al enemigo.
Corría hasta encontrarse con unos cuantos robots que iban en busca de más víctimas para asesinar, de un salto hizo aparecer una Katana e hizo varios cortes rápidos para destruirlos y continuar con su recorrido desde el Palazzo Corsinni se iría acercando a la Plaza. *××
[/c][/b]
 
 
[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/71/96/13/Scath-Crowley-3hqKgZcBZ-b.jpg]


MUSEO DI STORIA D. CIENCIA.

Ese hermoso día de visita en la capital, donde ese radiante sol alumbraba desde el punto más alto, hasta ese refrescante viento que movía esas copas de los arboles de lado a lado, con una majestuosa brisa. El cielo se encontraba parcialmente despejado, incluso parecía ser bastante perfecto para cualquier persona algún sueño. Las hojas de diversas tonalidades se desprendían de las copas y ramas para hacer un a pequeña danza hasta caer en las verdes gramas de suelo.[c=#E50073] —Veamos, ¿Dónde está la cafetería aquí o aunque sea un comedor?—[/c]

Una albina chica, caminaba por la acera de la esquina del fantástico museo que hace un poco momentos atrás se dedicó a contemplar tales obras de arte, incluso en sus manos llevaba una guía turística para lo que eran nuevos en la ciudad y querían pasar momentos inolvidables en este lugar. Un sombrero que sobre su cabello se posaba brindándole una pequeña sombra a tal radiante sol que daba un poco de calor en el momento. [c=#E50073]— P-pero, ¿Qué es esto? — [/c]Expresó la albina totalmente confusa a la situación, comenzó a alzar sus almendrados ojos hacia su frente viendo como jóvenes y adultos salían corriendo a dirección contraria de la que ella se dirigía.

[c=#E50073]— O-oye niño ten cuidado. — [/c]Al rápido reflejo ella había tomado del hombro a un chiquillo que casi lo arrastraba la multitud de las personas alarmadas, que con gritos y pánico no se podía ni pensar con tranquilidad de qué era lo que estaba sucediendo en ese justo momento. [c=#E50073]— Busca a tu madre y ten cuidado. —[/c] De pronto la albina solo se alejó del pequeño a dirección de donde ellos venían, la resonante alarma de fondo era más que seguro que algo malo estaba sucediendo en este lugar, y de todos modos ella ayudaría a que este hermoso país no se fuera a la ruina. La mano de la chica tomó el sombrero lanzandolo lejos, eso molestaría un poco y acelerando su caminar hasta el punto de estar tratando.
 
 
[center][b][big]Introducción[/big][/b][/center]

Tras haber recibido el código azul en la base Blind Justice, el cuerpo de Reckless Fire se puso en marcha hacia aquel punto de rescate, Florencia. La situación: La maquina por fin se reveló contra los humanos. El pelotón de 200 hombres bajo las órdenes del Almirante Vasilios ya estaban listos para hacer el salto dimensional. Si bien no les correspondía meterse en asuntos que no tengas que ver con anomalías del Tiempo Espacio, el pedido de auxilio no podía ser ignorado bajo ningún medio según la Ley Marcial Del Tiempo Espacio Nº2140.

[c=#0073E5]─ La situación es la siguiente; Maquinas atacando y controlando humanos, o al menos eso es lo que vio Takeru por las cámaras. Esto es una misión de rescate. Preservar la vida es lo más importante. Rescue Fire, busquen en los escombros sobrevivientes. The Exceeder, rastreen la zona y mantenganos informado de la situación a todo momento. Limit Break, necesito que le aporten apoyo via aire a The Exceeder. Totsugeki Love Heart, encarguense de los heridos. Impact Project, daremos apoyo a los que esten peleando. Como dije, esto es una misión de rescate, lo ideal es evitar el enfrentamiento, pero si no queda otra empuñen sus armas para defender a los inocentes. ¿Fui claro con mis palabras? ─ [/c]

[c=#E50073]─ ¡¡¡Si Señor!!! ─[/c]

[c=#0073E5]─ Perfecto ¡Andando! ─[/c]

[sep]

[center][b][big]Corridoio Vasariano[/big][/b]

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=6oRAZbfbdB0][/center]

Con el caos inundando todo Florencia, una melodía resonó por toda la ciudad, apoderándose de cada aparato que emita sonido mientras que una brecha dimensional se manifestó en el cielo con el rugir de cristales rotos. Un hueco entre la base y esta dimensión fue lo único que se podía divisar a 400 metros de altura bajo la Piazza Bella Repubblica.
Todos estaban al tanto que allí se encontraba el enemigo final pero dadas las ordenes anteriores no iban a enfrentarse con estos sino que al momento de desender por el portal, cada escuadrón se dispersó a distintos puntos importantes, mientras que Impact Project comenzó a entonar su canto de guerra. Todos los soldados vestidos con su traje negro con capa blanca de nombre Barrier Jacket, una armadura mágica dada por sus armas, los Device, Reliquias Inteligentes o como son conocidas entre los mortales, potenciadores de magia.

El Almirante Máximo Vasilios quien siendo acompañado por sus compañeros Samuel, Samael, Zoelia, Alphonse y Katherine se dirigieron hacia Corridoio Vasariano, a lo que no tardaron mucho en hacer acto de presencia en el recinto y encontrandose con cadáveres incinerados, personas gritando desesperadas cubiertas en llamas, otras corriendo de lado a lado sumergidos en miedo y otros que solo eran arrastrados por la multitud, sin contar los que yacían muertos en el suelo al ser pisoteados de la desesperación de la gente. Debían de tener la situación controlada por lo que inmediatamente la mirada de aquel Almirante se posó en su hermana menor, Zoelia y sin siquiera hablarle, la joven de 1.50 utilizó sus poderes elementales de agua para extinguir el fuego de las personas.

[c=#7300E5] ─ ¿Difícil Max? ─ [/c]

Este volteó su rostro a su compañero de vida, Samuel, mientras ladeaba sus labios un tanto nervioso puesto que no se esperaba tanto caos por un número de maquinas que se volvieron locas. La realidad era que estos combatían amenazas mucho más grandes que las presentes.

[c=#0073E5]─ No, pero pensé que iba a ser más sencillo. ─
[/c]
El pelinegro no tardó demasiado en apoyar su mano en el hombro izquierdo del pelirrojo y así palmear 3 veces la zona.

[c=#7300E5]─ Confiamos en ti, Almirante. ─ [/c]

Este dando un golpeteo al suelo con su arma en su mano derecha, Bardiche Assault modo Assault, cuya correspondía a una oz, la acomodó a un costado y se adentró entre la multitud mientras que el resto de sus compañeros fueron los guías hacia lugares seguros o al menos a zonas con menos caos. Su papel actual en este lugar, apoyar a todo aquel que estuviese peleando y sobreviviendo de las máquinas. No sería tarea fácil pero Bardiche estaba a su lado.
 
 
[b]▵ Mientras tanto en Plazza della Repubblica...[/b]

Después de su aparición en las calles, El androide fijo como su objetivo personal ir a la plazza della repubblica, pudo percatarse de la presencia de algo "Extraño", no le inquieto y desde el aire voló a ese lugar dejando que los androides siguiesen su paso, [i]lo que esa persona no sabia era que detrás de ese ejercito de metal seguían los humanos, personas vestidas de negro con armamento, en sus manos cargaban una Escopeta Maverick 88 Security Calibre 12 con sus balas de repuestos en caso de no quedarse[/i]

No se tardo, en dos minutos había llegado a la plaza, aquel lugar seria su centro de mando. Los silenciosos se habían replegado a las calles aledañas para realizar la primera orden: [b]Limpieza. [/b] mientras el grueso del ejercito de androides seguían a su líder.

Bajo la gran pérgola hecha en el renacimiento por el gran maestro Miguel Ángel se encontraba él, alrededor estaba el ejercito, todos ellos formados en grupos de diez soldados rasos de diez filas llenando todo el lugar, esperando recibir ordenes de su comandante, aquella maquina que solo se le conocía por el nombre de "él" , así lo llamaban los hombres bajo el poder mental de Deus.

Aquella maquina tenia incorporado una tecnología nunca antes vistas hoy en día, aquel avance tecnológico le permitía mapear todo el lugar y separarlos por nivel, los primeros 400 metros en un radio de 360º correspondían al perímetro dos, el perímetro uno era la zona donde el líder estaba con el ejercito. Su otra habilidad era identificar los objetos que se movían en su "Territorio" y clarificarlos por orden de amenaza, ademas de ordenar a los susurradores donde atacar y a quien matar. En sus sensores pudo identificar cinco sujetos que habían entrado al área de limpieza, es decir, perímetro dos, a diferencia de los demás ellos no estaban huyendo sino ingresando por lo que fue clasificado como el objetivo máximo.

[c=#663300][b]— Tenemos visitas inesperadas, no dejaremos que nos dobleguen... Mis hermanos... Todos aquellos que yacen cumpliendo la gran orden, modifico la actual: "Prioridad Uno; Eliminación inmediata de agentes peligrosos, Prioridad dos; Humanos.—[/b][/c]

[center][image=http://i66.tinypic.com/jtwjuh.jpg][/center]
Mientras decía esto, el elevaba su puño izquierdo al cielo en modo de demostrar su fuerza y superioridad, ninguna fuerza humana con el actual armamento que poseían serian rivales para ellos y él, su confianza radicaba todo en la misteriosa tecnología y de la dotación humana que contaban los cuales usarían sus mismos adelantos hasta la fecha para masacrar a los civiles.

Dada la orden, los androides que estaban en las calles matando sin compasión alguna cambiaron sus ordenes, se detuvieron un instante y su cuerpo mecánico cambio, aquellos brazos con cuchillas volvieron a la normalidad y el brazo izquierdo tomo la forma de un cañón, aquel cañón disparaba energía, aquel poder desintegraba toda la masa que este tocaba sin dejar rastro alguno.

Las personas que aun estaban ocultas en los edificios, todavía corrían peligro porque a pesar que las maquinas estaban en búsqueda de esos cincos extraños, el ejercito oscuro ingresaba a las propiedades y disparaban, era un caos sin cesar, los disparos comenzaron a resonar por la zona mientras las maquinas avanzaban.

[sep]
[b]▵ Orden de los post: Dominique Prakliaty — Suzume Strump Queen — Rʏūᴊɪ Oᴋɪᴛᴀ Kᴀᴊɪʏᴀꜱʜɪᴋɪ Fᴜʀᴜᴋᴀᴡᴀ — Scath Crowley — Maximo Vasilios [/b]

▵ Misión 1:

Derrotar las fuerzas del nuevo orden que se encuentran en los alrededores.

Sacar a todos los civiles que yacen atrapados en los edificios y rescatar a los heridos en las calles, aproximadamente tenemos 100 civiles escondidos en las zonas repartidos en los puntos donde están los participantes.

[sep]

[b]▵ Corridoio Vasariano[/b]

[b]D[/b]ominique no dejaba de sorprenderse, a lo lejos pudo escuchar otro ruido, era como un avión pero extraño [i][c=#666600]¿Una nave?[/c][/i] pensó ella, [i][c=#666600]Esos locos humanos, algún día terminaran por destruir su planeta con las cosas que crean[/c][/i], nuevamente se dijo para si misma. El fuego en el sector parecía estar siendo contenido fue cuando empezó a disminuir sus trotes y terminar caminando para observar,[i][c=#666600] ¿Quien?[/c][/i]. [i][c=#666600]Mientras no se quedasen con los cadáveres ayudare[/c][/i], dijo en voz alta mientras ceñía sus cejas seria.

Tomo precaución pues no conocía a esos sujetos, le llamo la atencion ese sujeto de cabello rojo no pudo evitar reír por lo que veía, así era ella. [i][c=#666600]—Increíble HAHAHA, Humanos ayudando a estos pobres idiotas... ¿Se quedaran acaso con sus almas?.—[/c][/i] No espero respuesta alguna pues algo se acercaba, era metálico se escuchaba ese ruido, el piso temblaba y lo hacia resonar y fue cuando una luz se dirigió a donde estaban ellos.

[i][c=#666600]— Esas cosas... ¿Que mierda esta pasando?...—[/c][/i] Se lanzo a su izquierda cayendo en el suelo para terminar de rodar y esconderse detrás de un auto que estaba siendo consumo por las llamas, la toxicidad no le afectaba. [i][c=#666600]—Oye, si vas a ayudar hazlo, puedo generar ayudantes para que sean nuestros escudos pero... Necesitare tiempo.— [/c][/i]Esperó que el sujeto le respondiese, mientras ella se preparaba para usar una de sus habilidades uno de los requisitos era el casteo de energía. Una vez teniendo el poder necesario reviviría los cadáveres para que fuesen el blanco de ataques y así ver mejor la situación, no le queda de otra que armar equipo con el extraño forastero.
 
 
**El tiempo se acababa, si habría de pensar en una estrategia, ésta debería ser rápido. Parecían ser androides de una estructura resistente, así que un ataque normal seguramente no causaría ningún efecto, en esos momentos la chica detestaba no tener algún conejillo de indias a su alrededor para probar teorías, mordió su labio inferior con un poco de fuerza ante un pequeño sentimiento de duda e impotencia, no era fanática de los humanos o de lo que pasaba con sus vidas, pero si algo no soportaba era el derramamiento de sangre de inocentes, cuando al fin parecía que una idea comenzaba a formarse en su mente un hombre caminaba cerca con la mirada perdida y una expresión de dolor y dudas en su rostro se hacía presente mientras hablaba en un tono vacío.

[c=#000066]-No hay esperanza, no queda más, nadie vendrá a salvarnos-[/c]

Las palabras que acababa de oír simplemente la habían llevado al extremo de la irritación, sin darse cuenta había perdido el incógnito que la cubría tras un edificio al levantarse y tomar al hombre del brazo para regresarlo con fuerza hacia el suelo, el ruido que había provocado había llamado la atención de aquel androide.

[c=#E5E500](¡¡Mierda!! Ahora si la metí en grande)[/c]Â estas alturas no le quedaba otra alternativa que salir de su escondite y enfrentar aquel ser metálico con el fin de defender al hombre que acababa de salvar. Haciendo una seña de muerte al hombre pasó su índice derecho por el largo de su cuello con una expresión seria en su rostro si se le ocurría moverse, la pelinegra salió con una falsa sonrisa de “tenerlo todo bajo control”, con aparente confianza seguía observando los movimientos del androide que ahora había fijado sus rojos ojos en ella, un pequeño frío recorrió su espina, era una sensación completamente indescriptible para sí misma, todo encerraba cierta aura de desconcierto, curiosidad, duda, excitación y emoción al mismo tiempo, ello se vio reflejado en los poros de su piel. El ensimismado pensamiento pronto terminaría cuando el Androide comenzó a hablar.

[c=#E50000]-Prioridad uno: Eliminación inmediata de agentes peligrosos.-[/c]Pronto el brazo que contenía una cuchilla volvió a la normalidad, apareciendo un cañón en el brazo contrario, el cuál comenzaba a apuntar en dirección para asesinarla, no parecía haber una sola gota de duda en él respecto a las órdenes dadas.

[c=#E5E500](Diablos, parece que recibe órdenes de algún superior, si éstos causaron éste alboroto me pregunto qué loco es el que está detrás de todo esto, será una tarea larga, aunque por sus palabras parece que no soy la única en el lugar, espero que estemos del mismo bando…) [/c]Las palabras pasaban por su mente en una plática interna que ocurrió en solo unos pocos segundos, tenía que actuar pronto o probablemente sería desintegrada, tomando un poco de aire buscaría hacer uso de su labia para intentar sacar algo de información que le fuese de ayuda.

[c=#330066]-¿Ya tan pronto quieres eliminarme cariño?, vamos, no seas aburrido, comencemos una charla…-[/c]

Sus dispares pupilas reflejaron un brillo innato en sus ojos, al mismo tiempo la demencia comenzaba a reflejarse en una sonrisa de oreja a oreja, sin perder más tiempo flexionó levemente sus rodillas levantando su mano derecha en posición de defensa (Debo subir al menos un poco mi poder si quiero dañar a ésa cosa) Para lograr ganar más tiempo dirigió sus piernas hacia la derecha comenzando una serie de saltos repetidos de arriba para abajo pasando por escombros, cadáveres, humo y suciedad, El Androide no tardaría en comenzar a disparar su cañón del cuál salían unos láseres que al más mínimo contacto con cualquier objeto lo desintegraba.

[c=#330066]-Oh rayos, si eso me llega a tocar no saldré bien librada de aquí- [/c]

de sus manos comenzaron a aparecer siete alambres de un metal sumamente resistente que se divide en miles de hilos más con el que es capaz de partir prácticamente cualquier objeto, además de tener la habilidad de impregnarlo con su magia y realizar diferentes hechizos con ellos, una pequeña aura dorada con matices azules comenzaban a rodear sus manos con la finalidad de juntar energía y poder lanzar su ataque.**
 
 
[c=#000066][b]××* En su recorrido sucedían anomalías jamás vistas por Ryuji ¿Abrieron un portal? En ningún momento había sentido alguna energía alterar el espacio para abrir esa entrada al mundo de los humanos.
Detuvo sus pasos para visualizar aquella entrada extraña para él, pudo ver exactamente como guerreros se dispersaban en diferentes lugares ¿Serán aliados que vienen ayudar a los humanos? ¿O vienen a colaborar en la destrucción de florida? Pero esa duda se había acabado al escuchar ese himno de guerra perteneciente de ese grupo desconocido por lo tanto no debía de estar pensativo por esos detalles, de forma sigilosa fue acercándose a la zona donde se ubicaba el jefe ¿Iría a enfrentarlo? No, simplemente estaría buscando la forma de analizar a su enemigo no podría lanzarse sin tener idea a que se estaría enfrentando pero la situación no brindaba tiempo necesario para ejecutar ideas beneficiosas para los humanos con intención de protegerlos.
Luego de un rato pudo observar un grupo de robots que andarían en grupos con la cuchilla en uno de los brazos pero luego tornaría a ser un cañón.[/b]
[/c]

▬ “¿Un cambio? ¿Acaso alguien los estaba manejando? ¿Les enviaba órdenes? “

[b][c=#000066]Un nuevo artefacto desconocido, tenía la oportunidad de conocer aún más el mecanismo de batalla de cada robot, la resistencia de las armaduras pero todo eso fue interrumpido por el grito de una pequeña niña pidiendo ayuda, esos robots que estarían en los cielos habían encontrado a la próxima víctima. Apuntaron directo a la niña, sin más preámbulo Ryu se había lanzado para salvar a la niña pero para evitar ser golpeados por ese cañón ha creado un escudo de hielo congelando los átomos siendo una distracción.[/c][/b]

▬ Vete de aquí.. Illidan, vamos..

[c=#000066][b]Cuando salvó a la niña la dejo irse de sus brazos para que buscara otro escondite evitando, al dejarla escapar se quedó en frente del enemigo. [/b][/c]

▬ ¿Y para que vienen? ¿Quién los ha creado?

[b][c=#000066]No obtuvo una respuesta respecto a su pregunta pero eso era menos esperado, simplemente tuvo un pequeño lapso de tiempo para aparecer su Katana e ir contra esos robots con precauciones por lo experimentado hace unos poco minutos. En cuanto al Kistune tuvo un cambio de apariencia donde se volvería más grande e toma la forma de un tigre con pelaje blanco mostrando sus enormes garras, en sí se escucharía un pisotón de la bestia en el suelo que estaría obteniendo energía para lanzar su próximo ataque a los enemigos.


Hace unos instantes Ryuji había pensado dividirse con su compañero para ocupar otros lugares de la ciudad pero viendo las “habilidades de los robots no debía tomarlo a la ligera por sí debía estar acompañado de alguien que ataque mientras se creaba una distracción. En este caso el joven usaba su Katana para cortar los robots e iba obteniendo un “forcejeo” por parte del enemigo quien no se iba a dejar derrotar tan fácil, solo era cuestión que su compañero terminara de castear las energías necesarias hasta que en un instante también tenía la intención de evitar que ellos utilicen los cañones.

Relacionado a las acciones del Byyako debía turnarse con el joven debido a que irían gastando sus energías, además Ryuji había usado bastante energía cuando rescato a las personas que estaban en la Plaza, aunque no se notaba Ryu ha gastado mucha parte de Cosmos por no tomarse el tiempo debido de reunir/ Castear energías, tiene esa agilidad de realizar acciones en pequeños segundos con mucha rapidez pero la desventaja.

Estaba entre la pared y la espada, en una situación poco cómoda para realizar sus acciones. Solo tendría la opción de pelear cuerpo a cuerpo contando con sus habilidades de batalla usando las armas mientras que iba reuniendo las energías para los siguientes combates que serían más complejos.
Al ganar tiempo para su compañero aquel gran majestuoso tigre blanco emitiría un enorme rugido para crear una ráfaga de viento junto con rayos que lanzaría directo a los robots que estarían batallando con Ryu, antes de eso aquel joven escaparía evitando recibir ese peligroso ataque.[/c][/b]

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/20/40/68/R-Is-F-DnuLVc8Mk-b.jpg]


▬ Bien hecho, Byyako. Sigamos adelante, tengamos cuidado con esos cañones.

[b][c=#000066]Por las batalla junto a su compañero ha obtenido ideas a que se estaría afrontando, ha analizado las característica e resistencia de los enemigos quienes parecían tener un material bastante eficaz inmune a los simples rasguños.[/c][/b]

▬ Hmp, no será nada fácil. Aunque sean simples robots están preparados para batallas complejas, su creador debió tener mucho tiempo para otorgarles muchos implementos de batalla ¿Quién habrá sido? Será una batalla larga e complicada, no será necesario la fuerza bruta también debería utilizar múltiples estrategias. Un simple error y será el final..

[b][c=#000066]Cuestionaba esa duda, el origen de esos robots era bastante preocupante porque tenían una estructura bastante firme, además el enemigo es bastante amplio desconocía la cantidad a la cual se estaba enfrentando, esperaba la oportunidad de reunirse con los otros Guerreros *××
[/c][/b]
 
 
La alarma que había causado que todas las personas se estremecieran de tal horror, ni ellos sabía que era lo que provocaba que todo la ciudad sucumbiera en pánico, los gritos escandalosos de las personas, llantos de los menores de edad, eran lo que bañaban los tímpanos de la albina, hasta que de pronto esa alarma guardo silencio ya no continuó con el llamado a los ciudadanos ya había terminado su cometido pero, la albina no se detuvo con eso sabía que el peligro seguía pero no sabía muy a dónde era que sus orbes debían dirigirse, la multitud no era de mucha ayuda en estos momentos, mientras escuchó como ese silencio fue roto con una enorme explosión en la torre del museo que solo en cuestión de minutos esa pilas de granito comenzaron a caer amenazando con caerles a las personas que aun temblaban de pavor. [c=#E50073]— P-pero ¿qué? —[/c] expresó la chica, y sin detenerse acelero su corrida, para abalanzarse a las personas que habían sido amenazadas cayendo de lado sobre las calles logrando salvar a la mayoría.

[c=#E50073]— Por favor, ya huyan de aquí si quieren proteger sus vidas. — [/c]La voz de la chica estaba expresando rotunda seriedad ante los civiles, aunque ese torre donde fue hace poco la explosión le había dado una brillante idea a la albina, de por qué no subir a ese lugar y tener una mejor vista del panorama, sería lo mejor, aunque tampoco quería dejar ella a los civiles valiendo por sí mismos, cuando sabía que podía brindar mayor ayuda estando con los pies sobre el suelo. [c=#E50073]— Solo iré a reconocer el perímetro de ahí volveré para ayudarles a ellos. —[/c] Así la chica comenzó a subir los escalones que la llevarían hasta la entrada de una de las catedrales que estaban alrededor de su ubicación pero, sus ojos se quedaron impresionados a observar como el interior estaba más que destruido, las columnas se habían dado a vencer, el polvo del alrededor se había mezclado con el aire del lugar. —¿ALGUIEN? ¿AUN? — Alzó la voz con la esperanza de encontrar a alguien hasta que escucho una pequeña tos. Un niño que había quedado soterrado bajo un par de piedras que eran de mayor magnitud al cuerpo del menor. [c=#E50073]— Ya, te ayudo no te muevas. — [/c]

Así la chica se acercó a levantar con un poco de fuerza ese par de piedras del chico, para solo el joven lograra salir vivo, estaba apunto de alzarlo en los brazos, pero escuchó un par de metales que se transformaban como el sonido de las películas de ficción o de acción como el de los transformers, ese peculiar sonido. [c=#E50073]— Esto no se oye bien, te dejare en un lugar más a salvo pero, ahora no sé ni que es a salvo en este lugar. — [/c]Lo sostuvo en los brazos, para salir a la calle al parecer ya todos había decidido ocultarse en cualquier zona, así se acerco la albina para dejarlo en un albergue donde habían muchas más personas resguardadas. Se atrevió a dejar todo atrás más solo en su mano procuro llevar una lanza de un color carmesí, las calles estaban como sí de una ciudad fantasma se tratase, el sonido de algunas bocinas de autos que ya habían sido abandonados por los dueños, hasta que unos pasos metálicos se acercaban un aura amenazante rodeaba las siluetas de esas extrañas especies, hasta que ella tuvo el placer de ver tan peculiar sujeto de metal avanzando más ella no lo permitiría. [c=#E50073]— Así que tú eres el que está causando molestias, pedazo de basura. —[/c] La mano de ella empuño con fuerza la lanza, más aun no había sido vista por esa cosa extraña que al parecer era un robot, pero tampoco estaba dispuesta a hacer que las demás personas fueran dañadas, camino sigilosamente hasta llegar tras de los residuos de una columna que se había caído, mientras ideaba un plan de cómo hacer que se alejara de todos los civiles que seguían escondidos.
 
1-10 of 23
Caos en Florencia — Mini saga E.A | Flawless Wings | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.