iOrbix
Email
Password
1-10 of 68
 
[center][b][big]Explicacion y Dinamica de juego[/big][/b][/center]

[u][center][b][big]Asra, The God of Death - Rise Of The Tyrant[/big][/b][/center][/u]
[center]
[image=http://res.cloudinary.com/yukiprakliaty/image/upload/v1509216262/asra-desktop_o2kahi.png][/center]


Buen día participantes:

Este será un corto comunicado para aquellos que formarán parte de una de las sagas conjuntas que se vienen implementando. La idea principal y para ser claros desde el inicio, los sucesos que vienen aconteciendo en la dinámica del juego del grupo de E.A., se están llevando a cabo en el Mundo Real, por eso en esas sagas hablamos de países en concreto o ciudades. Por otro lado [b]“Rise Of The Tyrant”[/b] es una historia que viene como continuación a la [b]Saga Rao[/b], donde se llevó a un grupo de RP conformado por varios “Gremios”. Ya todos tenemos claro que [b]“Camino Cruzados: Una Guerra del Pasado”[/b], que fue exitosamente mastereada por Frost Amakusa, se llevó acabo en un mundo llamado [b]“Nova Terra”[/b].

Para muchos RP's este es un continente nuevo, ya que antes roleábamos en otro mundo llamado “[b]Terra[/b]”, para otros quizá sean las tierras donde han vivido desde un inicio, pero al final de cuentas sigue siendo el mismo lugar. A manera de explicación básica, [b]Nova Terra[/b] y el Mundo de los hechos de [b]Elite Army[/b], son planos separados, que no tienen nada que ver el uno con el otro, pero dada la batalla que se llevó a cabo con Rao, hubo un punto de convergencia entre ambos mundos y ahora se encuentran unidos, es por esto que PJ's que habitan ambos mundos terminarán unidos enfrentando de nuevo un mal Común: [b][big][u]Asra Sphatari[/u][/big][/b].

El GM (Ósea quien está escribiéndoles esto queridos RP) que llevará el mando de esta historia será [b]Asura Kaos[/b], si tienen alguna duda al respecto pueden acercarse con él y preguntar lo que deseen con el fin de evitar malos entendidos, desinformación y demás. Solo se resolverán dudas que tenga que ver con el contexto de la historia. Aquellos que estén buscando llenar de drama y polémica la historia, serán ignorados, reportados y expulsados de la saga en caso de ser participantes.

No siendo más, dejaré a continuación algunos puntos importantes a tener en cuenta para los partícipes de la historia. Aceptaremos todo tipo de sugerencias que se evaluarán durante la ejecución de la historia y esperamos poder divertirnos y disfrutar de esta historia,
[big][center][u]
Buen Rol para todos![/u][/center][/big]

[b]1.[/b] Lo principal es la base de esta Saga, en el perfil de Asra, encontrarán su historia redactada conforme los hechos ocurrieron en el pasado. La información de batalla allí estipulada fue la conocida en su época, pero en todos estos años de encierro, el Boss Asra ha adquirido habilidades que no aparecen en la ficha con el fin de evitar Metarol. Ahora, los hechos vienen unas semanas después de lo que pasó en Myrill, y esta vez abarca a nivel de todo el continente de [b]“Nova Terra”[/b] todo esto quedará plasmado en la introducción a la saga y con su debida explicación.

[b]2.[/b] Es muy importante que confíen tanto en los participantes de la saga (Tanto Lectores como Rol Players), como en su GM. Es claro y normal que tiendan a aparecer dudas, las cuales como dije anteriormente pueden ser revisadas y habladas en privado para evitar contrariar la historia, así que se les pide que llevemos la historia solo en Rol, todo lo que suceda allá será siempre consultado con los moderadores de la Saga y los afectados directamente. Evitemos llevar los temas que allí sucedan en Off abiertamente. En caso de tener que hacerlo, dirigirse al GM de la historia para poder dar solución lo más pronto posible

[b]3. [/b]Respecto al combate, hay una dinámica de 6 RP que estarán desde el inicio en la saga. La dinámica se tratará de un combate que puede extenderse bastante. Cabe aclarar que no enfrentarán al Boss Ara desde el inicio. Por historia que ya está roleada en diferentes partes, no solo enfrentarán a un Boss principal que es [b]Asra Sphatari[/b], sino que hay todo un ejército de Esbirros y Mini-bosses que buscarán entorpecer su avance, por lo cual deben ser conscientes que pueden terminar heridos o exhaustos cuando se enfrenten al boss principal, así que deben moderarse y actuar como un equipo para evitar situaciones que pongan en peligro a sus pj's innecesariamente. No se necesita ser un Héroe o demostrar que se es mejor que nadie, la idea es rolear y ser consecuentes, ya que cualquier error cometido por los Usuarios puede ser castigado con daños a sus pj's que pueda sacarlos de combate o en el peor de los casos si hay una violación que definitivamente los ponga entre la espada y la pared, se entrará en consenso para ver la mejor opción de respuesta ya que podrían llegar a perder a su pj si se cometen errores fatales.

[b]4.[/b] Casteos y técnicas de gran alcance, durante la saga de estas habrán muchas, al igual que armas mágicas y técnicas pasivas o activas básicas, no se requerirá de casteos para invocación de armas o uso de activas básicas. OJO, con básicas me refiero a técnicas que no repercutan a un daño masivo o agravado, pero cuando busquen técnicas que puedan tener repercusiones de gran rango en los enemigos, se solicitará casteos, ya todos saben que entre mayor es la técnica casteada, mayor es el posible daño que pueda lograr, pero a su vez también es mayor el desgaste a sus pjs. Hay que aclarar también en este punto, que aunque uses una técnica de varios casteos no significa que vas a aniquilar tú mismo al Boss principal, no es una batalla 1 vs 1, o que siempre vayas a tener éxito en la misma. La situación que se esté viviendo influye directamente en el éxito o no de sus técnicas, y también se debe entender que hay compañeros que pueden ser heridos por las mismas técnicas usadas por los mismos aliados de equipo, causando penalizaciones por daños entre ustedes mismos, así que cuidado al ejecutar este tipo de avanzada individual, procuren trabajar como una unidad y evitarán malos ratos.

[b]5.[/b] No menos importante es que la idea principal es divertirnos, fomentar el rol, y comenzar a dar niveles de dificultad a estas historias. No siempre podemos salir victoriosos o ilesos, debemos comenzar a comprender que cometer errores dentro de las sagas roleadas acarrea efectos contrarios que pueden o no gustarnos como usuarios ya que nuestros Pj's son parte de nosotros, pero ello no significa que no podamos disfrutar de las sagas que se lleven a cabo.

[b]6.[/b] Por último, y esto es de imperativo de tomar en cuenta es que[u] los tiempos de repuesta deben ser no superiores a 3 días[/u]. Es entendible que a veces nuestra vida en Off tiene complicaciones, pero lo mínimo que pido es dar un aviso por inbox. Hay que entender que el retraso puede afectar directamente el correcto desarrollo de la historia y nadie quiere eso. [u]En caso de no responder o notificar en un primer turno, el GM tendrá la potestad de redactar sobre el que sería tu turno infiriendo alguna penalización directa a su pj, y de repetirse el GM tomará la decisión de sacar de juego el PJ,[/u] no generando una muerte, pero si dejándolo fuera de combate.

[b]7. [/b]Participantes: [b]The Last Crow, Izanagi Kai, Christopher Moukarzel, Yuki Prakliaty, Rachell Arclight y Aithne
[/b]

[center][big][b]MUCHAS GRACIAS DE ANTEMANO A TODOS[/b][/big][/center]
 
 
[center][big][b][i]UN DIA ANTES DE LA CATASTROFE DE MYRILL[/i][/b][/big]
[/center]
¿Cuánto tiempo ha pasado?...Fue lo primero que atravesó los pensamientos del Serafín negro que durante tantas lunas ha estado privado de cuál sería su libertad, no había un semblante de regocijo, no había emociones, aquel destello que atravesó desde el otro plano inundo de inmediato la oscuridad que gobernada en aquel lugar, la “Dimension del Kaos”, caminaba con tranquilidad mientras aquel millar de entidades que habitaban aquellos denigrantes parajes corrían como bestias en jauría buscando aquella luz que significaba la salida al completo confinamiento, se podían escuchar los vibrantes y fuertes rugidos al otro lado del portal, bien los conocía, al parecer, el primero en cruzar el umbral había sido aquel, un monstruo que habitaba y compartía el mismo destino que el ángel oscuro, ¿Quién había logrado abrir aquella puerta?, ¿A quién le importaba liberarlos de su encarcelamiento?, realmente poco importaba ahora, fue entonces que lo sintió, aparte de la presencia de Rao, cuan imponente e impetuosa se medía ahora con aquella bien conocida presencia, Asura se encontraba lidiando con aquel monstruo de procedencia desconocida, la cantidad de poder que Expedia quien sería su hermano le daba respuesta al lugar donde terminaría aquel portal, pues sabía que el poder de este incrementaba súbitamente en sus dominios, el regente de Asgard ahora tenía monstruos en sus sacras tierras, no puedo evitar esbozar una sonrisa de satisfacción al saber que alguien había logrado profanar los dominios que se consideraban impenetrables, la fortaleza máxima de los Serafines Oscuros*

*Finalmente atravesó aquel umbral, aquella puerta se hallaba en medio de una valle cerca a uno castillo que ahora parecían ruinas, tanto poder desencadenado, podía sentir fluctuar el miasma con tanta premura, desvió la mirada hacia su diestra observando al a distancia aquel gigantesco ente rugiendo y liberando energía de manera abrupta, podía cooperar con este y eliminar de una vez a quien era su carcelario, pero poco le importo, pensaba aguardar con calma a ver el desenlace de aquel enfrentamiento, y fue entonces que sintió el poder de otro ente cuya fuerza quizá era igual o superior a aquel titan que ya bien conocía, lo busco con la mirada, calmo, a pesar de saber que podía superarle, no se perturbaba o desesperaba, pero fue entonces que aquella brecha dimensional se abrió una vez más, sus negros irises regresaron la atención sobre su hermano quien ahora de manera desesperada buscaba transportar todo ser que no perteneciera a Asgard fuera de sus dominios, le facilitaba la salida de alguna forma, y entonces un impacto llego de la nada a la espalda de serafín Asura, reconoció aquella aura que lo ataco, seria aquel Ángel llamado Azazel quizás otra entidad tan monstruosa como el mismo, aquel impacto obligo a liberar el portal que estaba creando sin control y finalmente todos habían salido de Asgard, un enorme ejercito de esbirros y algunos seres de mayor rango, finalmente el, junto a otro centenar de monstruos terminaron en un bosque cercano a otra ciudad, y allí todo comenzó*


[sep]

[center][i][b][big]DURANTE LA DESTRUCCION DE MYRILL[/big][/b][/i][/center]


*La renuente batalla acontecida en los terrenos ancestrales que alguna pertenecieron a la estirpe de los ángeles de la muerte, aquellos conocidos como una raza guerrera, la primera en rebelarse ante los dioses que pensaron poder dominarlos, aquel litigio previo dejo libre a una enorme cantidad de vasallos que llegaban a tocar tierras humanas como un ejército de muerte sin amo, sin reglas, la tierra se podía estremecer por el avanzar de cientos y cientos de estos demoniacos esbirros que por una vez luego de tantos años habían conocido la libertad, y vuelto a ver la luz*

*Aquella tarde todo cambiaria, un portal se abrió en los cielos, parecía haber partido en dos aquel azulado horizonte y una gran cantidad de diferentes monstruos fueron cayendo en la lejanía de un bosque, una tremenda confusión se habría creado pues nadie entendía que había sucedido, solo era claro que estaban fuera de aquella cárcel a la que había sido sometidos desde hace ya varios siglos, entre la multitud, en medio del bosque aquella figura de un varón de 1.80 metros de altura, de largos cabellos negros, desarreglados y que se ondeaban con la ligereza del sutil viento que acaricia su piel, una sensación que no había sentido desde que fue condenado a aquel exilio, su vestimenta no era más que una elaborada gabardina con numerosos broches, parecía tener dos hombreras que protegían las articulaciones de sus brazos y dos mangas que se separaban un poco de la prenda principal, la zurda se encontraba más desgastada que la diestra, a medida que la gabardina descendía se encontraba que poco a poco se volvían pedazos de tela rotos, harapos, y un jean ajustado con diversas correas en lo que se elevan de los músculos en sus piernas, llevaba en de cinturón tres cadenas no mayores a 20 centímetros que colgaban en sus costados y frente, dos guanteletes que protegían la totalidad de sus palmas, sus rojizos orbes eran calmos, apacibles y no creaba emanación alguna de energía*

*Durante la confusión algunos de estos esbirros que habían sido liberados y estaban hambrientos de venganza cometieron el error de buscar atacar a dicha entidad que se hallaba sola de pie, un grupo de 3 Ozux, arremetieron llevando al frente sus afiladas extremidades que eran cuernos buscando atravesarle, pero ni bien se acercaron a unos 3 metros, una extraña aura que combinaba entre negra y rojiza parecía elevarse reduciéndolos a cenizas sin ningún tipo de esfuerzo, la cruenta y mórbida mirada de aquel guerrero se mantenía fijo en el horizonte, sin perder detalle alguno sin importarle aquellos que a su alrededor se hallaban, pronto una bestia con un denso pelaje se iba formando en la parte de atrás de aquel hombre, un monstruo que alcanzaba los 3 metros de altura emitiendo un fuerte rugido que en los aires apaciguaba el alboroto creado por los cientos de esbirros que confundidos se movilizaban alrededor de bosque, parecía un llamado, pero era más que eso, era una forma de avisarles que no se movieran*

[b][i][c=#E50000]….Así es…..[/c][/i][/b]

*La gruesa voz de la entidad se escuchaba, su rostro poseía facciones muy perfectas pues finalmente pertenecía al a estirpe angelical, pero había algo más, era igual a otro guerrero de la actual época, a uno que había sido reconocido por cientos de seres, los labios de aquel hombre comenzaban a curvarse dibujando una sonrisa de medio labio que reflejaba una actitud ególatra*

[b][i][c=#E50000]Este es el mundo humano, puedo sentir las cientos de presencias sobrenaturales que hay, incluyendo la de Rao. Bloodborne, reúne al ejercito de gusanos que han cruzado el portal, terminaremos con la existencia humana que mi hermano tanto ha protegido…[/c][/i][/b]

[sep]

[big][b][i][center]DURANTE EL ENFRENTAMIENTO DE RAO[/center][/i][/b][/big]

*En la distancia se podía percibir aquella cantidad de energías que se aglomeraban en contra de un enemigo común, aquel hombre que aún no había decidido salir a mostrarse se mantenía ahora gobernando en silencio entre algunos de los castillos de antigüedad del continente de Terra, lo suficiente alejado para poder analizar y efectuar sus movimientos solo en el momento justo, una copa de vino sujetaba en su mano diestra mientras sus labios se curvaban esbozando una sarcástica sonrisa, sus rojizos orbes se mantenían con la mirada en el horizonte a través de una ventana que daba visual al enorme mar que separaba los continentes, agitaba un poco el vino mientras su esencia de alguna forma llegaba hasta el lugar de los hechos*

*Cientos de esbirros a los que había forzado a convertirse en un ejército de más de mil tenían la libertad de ir y venir, muchos de estos divagaban por las tierras de novaterra, pero los dos seres de mayor poder bajo su comando permanecían en aquella isla al suroeste de Terra, por fin logro abatir las barreras de la distancia llegando a establecer una comunicación mental con quien era aquel monstruo que fue su compañero de encierro una gran cantidad de siglos, aquel que debía evitar ya que pese a su enorme fuerza, el Titán estaba fuera de sus límites, le hacía gracia el enorme grupo de “Héroes” que ahora mismo se encontraban luchando contra Rao, Quizás Azazel y el serian suficiente pero nunca lo habían intentado, no eran un equipo, solo un grupo de seres encerrados por el mismo ente que ahora era un enemigo Común, su hermano Asura, sonreía al poder ver la preparación de aquella magna técnica, en el pasado pudo apreciarla durante la Segunda guerra de los clanes, pero ahora la capacidad destructiva que podía sentir era absurda, no perdió más el tiempo y ahora empero el verdadero motivo por el que decidió crear aquel contacto con la bestia titánica*

[c=#E50000][b][i]Tal parece que tu fuerza no fue suficiente Rao, ahora tu destino es la extinción, Pero debo agradecerte, podre conseguir lo que por derecho me pertenece……[/i][/b][/c]

*Parecía una despedida, poco le importaba lo que le pasara a dicho monstruo, poco a poco el miasma que poseía una combinación rojiza y negra comenzaba a rodear el cuerpo del Serafín que había sido condenado al olvido, se había vuelto incluso más fuerte de lo que alguna vez en el pasado fue, el encierro no solo sirvió para que el odio se acrecentara, desde los cielos huracanados en aquella región destruida donde la batalla se llevaba a cabo, parecía que el rojizo miasma llegaba, saliendo desde las profundidades de la tierra buscando el abarcar la fisionomía del titán, no era un ataque final, solo comenzó a infiltrarse entre los poros de la entidad buscando carcomer desde adentro al mismo monstruo y finalmente una enorme cantidad filosas puntas arremetían la carne desde adentro creando daño físico que buscaba destruir órganos internos*

[sep]

[big][center][i][b]LA MUERTE DE RAO[/b][/i][/center][/big]

*Fue así, solo un vestigio más del pasado, una sombra que aguardo solo el momento oportuno pues no buscaba un desgaste innecesario, no hubo emanación de ningún tipo de energía, no hubo un cruce dimensional que interfiriera con el actual progreso de lo que sucedía, pudo interrumpir desde el momento en que la bestia que enfrentaban se encontraba en decadencia, pudo apoyar a quien durante siglos fue su compañero de celda, pero no le interesaba, no lo necesitaba, para el que Rao cayese solo significaba que le evitaron la molesta de tener que enfrentarlo por su cuenta, el aletargado momento que estaba conllevando quien se decía el ultimo serafín con vida, sumado a su nefasto estado físico y mágico actual le facilito en demasía las cosas, adicional el hecho de ser el último en irse a pesar de que había podido sentir, o eso creía, una de las energías que habían apoyado en la distancia, que estúpido acto fue ese, en cuanto aquel angélico ser dio vuelta solo se encontró con el brazo diestro que busco atravesar y darle fin a la existencia del Empíreo oscuro*

[c=#E50000][b][i]¿Cuánto tiempo Ha pasado?...Hermano…[/i][/b][/c]

*Fue una voz suave, apacible, el viento parecía soplar con fuerza mientras la fisionomía de aquella entidad se materializaba, lo primero en verse fueron los orbes rojizos que fijos se mantenían en la fisionomía desgastada de quien era el Ángel Asura, luego su cuerpo poco a poco se fue formando, una entidad cuyo físico no cambiaba en nada con el líder del gremio Kaos, solo aquellos orbes carmesí diferenciaban uno del otro, los labios de la entidad que llegaba se curvaron en una sarcástica sonrisa mientras una fuerte descarga de miasma, energía característica de los Serafines comenzaba a desbordar a un nivel incluso superior al de Asura, una rojiza con tiznes negros que parecían reactivar poco a poco algunos de los emblemas usados anteriormente para desencadenar una técnica de masiva destrucción*

[sep]

[med][b]Asura[/b][/med] –[i][b] A-Asra……[/b][/i]*Apenas si pudo musitar quien sería el hermano menor entre los dos gemelos que fueron la última generación en la leyenda de los oscuros serafines, no tenía fuerza, y aunque la tuviese no podría hacer mucho por su cuenta, sostuvo el brazo que atravesaba su cuerpo, solo fue instinto pero pudo evitar que golpearan sus puntos vitales*[b][i]…..¿Co-Como…….[/i][/b]

[sep]

[c=#E50000][b][i]¿Cómo es que estoy en Terra?......[/i][/b][/c]*Interrumpió mientras su rojiza aura comenzaba a fluctuar de manera irregular rodeando el cuerpo de Asura, poco le importo no haberle dado final a la historia de inmediato pues el motivo de su aparición en aquel campo de batalla era otro, hace poco uno de las reliquias de la segunda familia Sphatari había sido liberada nuevamente por Asura, aquella batalla que llevo a cabo con un mago con quien comparte camaradería le llevo a ser tan descuidado de liberar aquellas espadas gemelas*[c=#E50000][b][i]…Esto no te pertenece…..Asura….[/i][/b][/c]*Fue cruel, y déspota, la esencia del Serafín, gemelo de Asura, comenzó a invadir el debilitado cuerpo ajeno comenzando a hurgar entre los sellos internos, causaba un fuerte dolor al cuerpo que invadía, pero no fue mucho lo que tuvo que esperar para encontrar el tesoro que buscaba, en un despiadado movimiento retiro el brazo que invadía el interior de Asura llevando en su palma lo que parecía ser una rojiza esfera que se hallaba levitando a ras de su piel, fue casi instantáneo, el cuerpo de su hermano caería por el cráter rodando hasta el fondo del mismo, era obvio que pensaba erradicar su existencia justo allí, los labios de la entidad bélica esbozaron una sonrisa infame, poseía una vil expresión en su rostro y fue cuando desencadeno de golpe tanta energía como fue necesaria, invadiendo el sitio por su rojiza esencia, que cuan veneno recorría a ras a tierra comenzando a podrir la poca vida que aún existía, hasta que la rojiza esfera en su mano sucumbió y se quebró liberando consigo dos míticas espadas, dos armas que pertenecían a las reliquias de la comunidad de ángeles serafines negros, dos hojas una de negro color con una medida de 1.20 metros, y otra de hoja rojiza cuya medida no superaba los 0.70 Metros levitaban frente a su presencia, lentamente elevo sus brazos a tomar dichas armas y una corriente de viento descontrolada se esparció por todo el sitio, Asra, el gemelo de Asura, la entidad que se encargó de desatar el Kaos entre los ángeles blancos y negros en el pasado, había regresado y ahora estaba completo, su miasma poco a poco fue desapareciendo dejando un olor a muerte a su alrededor, bajo la mirada al fondo del cráter posando su atención en su hermano*[b][i][c=#E50000]….Buen trabajo, Hermano…..[/c][/i][/b]*Exclamo de manera déspota y elevo su mano diestra en busca de liberar un ataque que finalizara la existencia de Asura*


*Entonces fue un fuerte graznido que salió de la nada, retumbando en todos los alrededores, la mítica bestia que siempre ha sido la guardiana entre las tierras de Asgard, antiguos dominios de los Serafines negros había abandonado las tierras bajo su protección, de nuevo, y con más fuerza creando un eco que resonaba con mas potencia, libero un graznido de nuevo pero esta vez una bocanada de negro fuego salió despedida hacia la fisionomía de Asra, desde la antigüedad aquel dragón se le considero una bestia incontrolable aun por la casta de los Serafines negros, se dice que su poder de destrucción igualaba a la de los guerreros más experimentados en batalla, pero esta vez fue en vano, aquel a quien atacaba ni siquiera se inmuto en moverse, el negro fuego parecía chocar en una barrera esférica que rodeaba la fisionomía del ángel oscuro, pero esto solo era producto de la inmunidad al fuego adquirida que al igual que Asura, por haber sido entrenados en las fraguas de los serafines, poseía y hacía gala de ella, el dragón sobrevoló por encima de Asra, alejándose solo lo suficiente para girar en el aire regresando con un vuelo más bajo, sus enormes fauces volvieron a abrirse liberando de nuevo una descarga de fuego, pero su objetivo era avanzar y atrapar la fisionomía de aquel entre su enorme hocico, acto fallido ya que el cuerpo del angélico hombre se desvaneció lentamente sin dejar rastro, y cuando esto sucedió el enorme dragón descendió al final del cráter tomando entre sus garras con cierta sutilidad el cuerpo de Asura, elevándose luego, para sobrevolar los cielos y alejarse de aquel sitio, algo más había comenzado*

[sep]

[center][big][i][b]DIAS DESPUES DE MYRILL Y RAO[/b][/i][/big][/center]

*Poco tiempo había pasado desde que aquella batalla que obligo a una gran cantidad de guerreros a enfrentar quizás el peor mal que hasta ahora había enfrentado Nova Terra, la unión de sus fuerzas logro finiquitar con aquel mal y completar su objetivo, pero no todo había cesado, los rumores de un ejército de bestias habían comenzado a rondar, varias aldeas del continente localizados en puntos estratégicos había sucumbido ante monstruos que no dejaban rastro de los habitantes, pero esto no era destrucción al Azar, todo tenía un propósito*

*Ahora los mundos se encontraban conectados entre sí y las guerras y batallas sucedían por doquier, un apocalipsis vivido, y ni siquiera la enorme cantidad de seres de fuerzas sobrenaturales que existían estaban logrando cubrir todas las áreas afectadas tanto en Nova Terra como en el otro plano que ahora convergía en ciertos puntos con Nova Terra, las situaciones eran precarias, muchos ya habían caído, nuevos guerreros se había levantado a pelear, viejos lobos solitarios unieron sus fuerzas para dar soporte*

[sep]

[med][b]Bloodborne[/b][/med] – [i]Lord Asra, ya 10 de 13 pueblos señalados para la invocación han sido destruidos, algunos han ofrecido resistencia pero Lu Hua, ha estado al frente eliminando las amenazas latentes, justo en el momento dos facciones liderados por generales de rango medio están arremetiendo dos pueblos, solo quedara uno y ese se encuentra en el centro de Nova Terra, de seguro habrá resistencia al ser su ciudad más grande..[/i]*Era una voz gutural, se escuchaba una fuerte respiración y una presencia demoniaca la que inundaba los salones donde ahora habitaba el llamado “Dios de la muerte”

[sep]

*Y así había sido, de manera muy sigilosa se habían erradicado pueblos o pequeñas ciudades que se encontraban alrededor de todo el continente, y en cada ciudad se había dibujado un enorme círculo del tamaño de la ciudad, todo esto obedecía a una formación mágica que solo se podía apreciar desde las alturas al ver todo el continente de Nova Terra, las sospechas de muchos habían despertado, muchos de estos habían caído en defensa de los pueblos, y el ser que lideraba aquella avanzada aún no se había dado a conocer, sus motivos rayaban en lo absurdo, pues lo que se buscaba era la destrucción total de un continente con el afán de liberar un poder superior, uno que solo en leyendas había aparecido y hacerse del mismo, aquel ente conocía sus límites y quien ahora estaba reinando y destruyendo el plano contiguo estaba fuera de sus capacidades actuales, mientras que en aquel plano donde se ubica Nova Terra, el viejo continente de Terra y tierras aún desconocidas, la mayor amenaza había desaparecido, el denominado titán Rao y nadie podía hacerle frente actualmente, o eso creía*

[ Continua ]
 
 
[b]Asra [/b]– [c=#E50000][b][i]Pronto Bloodborne, pronto se librara aquel sagrado sello, y nosotros robaremos su gran poder….[/i][/b][/c]*El Ángel negro se levantó de aquella silla y caminaba hasta la ventana que daba visual a un inmenso mar que separaba los continentes de Terra, del Nova Terra actual, una infinidad de rayos caían ocasionando que el mar se volviese turbio, una tormenta se acercaba, dio la espalda y busco salir de la habitación pasando por el lado de quien sería su fiel servidor*.[c=#E50000][b][i].Pronto será la hora, que no falten preparativos, y una cosa más…[/i][/b][/c]*Se detuvo un segundo sin voltear a mirar a quien dirigía sus palabras*[c=#E50000][b][i]…Aquel ente creado por Azazel, quien responde al nombre de Amidarazar, llévalo a la ciudad central, junto a Lu Hua, ustedes tres lideraran la destrucción de aquel lugar y darán paso a la erradicación de ese continente, Azazel ha abandonado Nova Terra, sus intereses fueron con aquel metálico Ente según parece, entonces si no es un aliado, es un enemigo….[/i][/b][/c]*Dicho esto salió de la habitación, ahora todo había comenzado*

[sep]


*Ahora otros dos pueblos más habían sido destruidos, esto llamo la atención de aventureros que había notado como poco a poco el continente iba cediendo ante una silente destrucción, un patrón estaba trazado pero no muchos conocían aquel emblema que se estaba creando, ciudad central había entrado en el radar de sus enemigos. El día transcurría en su normalidad, no parecía suceder nada fuera de lo común, alto tráfico, el ruido de una gran ciudad, un agitado transcurrir para sus habitantes que desconocían lo que desde las sombras amenazaba, todos los alrededores poco a poco iban siendo invadidos por seres de otros mundos, títeres que bailaban al ritmo que su ahora líder marcaba, aguardando que la noche cayese, aquellos que habían corrido con la mala suerte de rondar los perímetros de la ciudad murieron antes de darse cuenta, y poco a poco el astro rey que irradiante vislumbraba los alrededores con sus dorados rayos, parecía irse opacando, en un rojizo del ocaso, parecía que avisaba de una lluvia sangrienta que se aproximaba, es allí donde todo parecía comenzar*

[sep]

[b]OFF:[/b][i] Bueno chicos, acá comienza la historia, me extendí demasiado para dar consecuencia a los sucesos que hasta ahora han avanzado con este Boss, para quienes de pronto no había leído nada de esto, otros quizá ya estaban al día, igual en el perfil de Asra reblogueare el índice de monstruos que van a enfrentar en su recorrido, mucha suerte Aventureros
[/i]
[b]Turnos:[/b] [i][b]Christopher Moukarzel, Yuki Prakliaty, The Last Crow, Izanagi Kai, Rachell Arclight y Aithne[/b][/i]
 
 
[b]Previamente a los hechos.[/b]

Berlín, Alemania, yacía subyugado por el control narcisista de Lux, extendiendo su dominio sobre la tierra acompañada de destrucción y caos. La humanidad entera reducida en masas incalculables, sometida, enmudecida, gran parte se abrían en sus anchas a la labor de cazar a los miembros de la recientemente formada Elite Army, aun a sabiendas de no poder cumplir este cometido. Muchos morían intentándolo, lo preferían, podían extender su vida lo suficiente para ver caer el imperio del metálico o morir con dignidad al oponerse a su voluntad.

Luego del encuentro contra Lux y la formación de Elite Army, los integrantes de la asociación se dispersan en diferentes partes del mundo e incluso del tiempo mismo, buscando recopilar información que les permitiera hacerle frente a éste y derrotarlo de una buena vez. Christopher, encontró consuelo en el apoyo adquirido de viejos camaradas suyos a lo largo del tiempo en la Tierra y de manera individual, uno a uno se abrió campo para recopilar información vital que les permitiera llegar al azófarico dolor de cabeza.

La tierra ha sufrido cambios extraños que pueden ser percibidos con ayuda de una buena concentración; actualmente, para la humanidad, el caos y el estrago que se prolonga sin medida no les permite divisar la realidad: la Tierra converge con otros mundos, apreciable visualmente desde diferentes puntos de la misma. [c=#8C8C8C]–Allí debe de estar. –[/c] Sugirió, con la voz ronca y profunda; divisando con sus esmeraldas las entrañas de un mundo desconocido para él. Los surcos visuales de una tierra insólita, llena de vida, que, irónicamente, trascendía a la realidad misma de la suya: era invadida por un caos tan reciente como el de la propia Tierra.[c=#8C8C8C] –Debe ser…–[/c] Durante varias lunas, postrado en la intimidad del Henriette-Herz-Park donde se hizo de un refugio natural donde logró recuperarse de sus heridas físicas, mentales y espirituales, estuvo observando mediante pequeñas fracciones de su energía redirigidas en forma de reconocimiento el lugar; sus cauces, extensiones y limitaciones. La sugestiva apariencia del mismo le invitaba a conocer más de éste, más aun, cuando logró, sin esfuerzo, visualizar tras la muesca dimensional la figura risible de una entidad que desbordaba un poder inusual. [c=#8C8C8C]–Con que allí permanecías…–[/c] Tenía conocimiento de la existencia de aquél extraño mundo que ahora permanece enlazado con el de él, gracias a información que obtuvo por diferentes fuentes y más aún, por su curiosidad personal en indagar. Irguió la figura deshaciéndose de su ropa desgastada y harapienta; desnudó el cuerpo, quedando a la merced de la noche y su frescura mientras prolongaba sus pasos en dirección norte justo donde se podía visualizar la excelsitud del Bahnhof Potsdamer Plazt y la pertinaz fachada del Sony center reacia a caer por las impertinencias de un ser. Su espalda descubierta comenzó a desprender poco a poco el apéndice blanco que se bifurcaba en dos perfectas, poderosas y hermosas alas blancas. [c=#8C8C8C]–Lo encontré, gente. –[/c] Su rostro matizaba una amplia sonrisa sádica y en aquél instante, bajo el clamor lumínico de un haz de luz lunar, batió inmisericorde sus aladas alzando vuelo por debajo de la cubierta verdosa que cubría los robles y protegía en la noche el hermoso prado en dirección del edificio.

Su silueta desnuda bajo la intimidad de la noche cayó con gracia y solidez sobre la hendidura deteriorada del domo del Bahnhof donde ancló con firmeza su diestra al punto de segarla, cuestión que solo le excitaba más, como si fuese a propósito. Descendió con sutileza y gracia extendiendo sus alas para no perder la estabilidad en el aire; allí, retrajo sus aladas y se dirigió hasta uno de los almacenes que aún se encontraban en buenas condiciones. Dedujo con solo atribuirle algún epíteto a cada estante, cuál sería el apropiado para su necesidad y le encontró, justo al final del pasillo: un traje negro, de corbata blanca y unos perfectos, lustrados zapatos de cuero quemado. Agarró sin titubear el primer interior que se ajustara a su talla y receloso, tomo el traje y se lo probó; era perfecto: relucía y se podría de olor a nuevo. Era sin lugar a dudas, un hombre de gustos formalizados en la elegancia con un ego bastante grande y una misión encausada con un nuevo fin.

[c=#8C8C8C]–Supongo que aquella persona de la que hablabas era él, Rhage.–[/c] Su mirada se tornó agresiva, tempestiva, mientras sujetaba con paciencia el nudo de su corbata, con cuidado de no plegar el cuello casi perfecto de su nuevo traje hasta encontrarlo perfecto. [c=#8C8C8C]–Pueden acompañarme si desean, solo deberán encontrarme, hagan uso de aquello que les di y podrán llegar hasta donde yo estaré. –[/c] Sin necesidad de recurrir a un desgaste energético, su voz trascendía desde su posición y era escuchada únicamente por los focos de su energía dispersa en diferentes lugares e incluso dimensiones; esta habilidad le permite mantener contacto con algunas personas tal y como lo hacía en aquél instante.

Giró sobre su propio eje y se dispuso a moverse en dirección de aquella fisura enlazada a Berlín que le brindaría acceso al nuevo mundo. Más no tenía prisa, esperaría el tiempo que fuese necesario a una vieja conocida suya a la cual no veía desde hacía ya varios Siglos y que, curiosamente, han agendado una reunión en medio de la desconcertante situación actual de la Tierra para aquella madrugada fría y serena.
[b]
Llego el momento.
[/b]
Un nuevo día comenzó con él postrado a la sombra de un edificio frente a la calle Wilhelmstrabe, rodeado de un pilar de escombros y restos de sangre, carne cercenada y muerte. El tiempo transcurrió con el allí, de inmaculado porte y paciencia férrea, se limitaba a sentir las emociones dispersas en los alrededores y traducirlas a palabras, solo para mantenerse alerta ante cualquier situación, sin darse cuenta, el día cayó acompañado de un intenso atardecer manchado de ocre y un inusual cobrizo. No daría mayor espera, en cuanto llegara la noche se internaría en las inmediaciones de aquél extraño lugar para cumplir sus objetivos.
 
 
Los tiempos habían cambiado, en el aire, aunque aparentemente tranquilo, podía sentirse la tensión, la incertidumbre, la duda de si al despertar, verías de nuevo la luz del sol, o solo entrarías a una nueva pesadilla.

La vida para la pelirroja había cambiado de rumbo, empezando por la rutina diaria, los entrenamientos y los paseos sobrevolando Asgard, habían quedado descartados, pues ahora había pasado semanas ayudando a los afectados de la invasión de un desconocido en las tierras que El Empíreo protege.

Tras estas dolorosas y aterradoras experiencias, se podría decir que ya no había nada que pudiera perturbar a la pelirroja: había logrado entregar el importante mensaje que le habían transmitido para su hermana Lyanna y, Asgard, aunque a paso lento, estaba recuperándose de la destrucción que causara el titán, los esbirros y los monstruos que habían escapado de la Dimensión Kaos.

La pérdida de Alma había dejado un hueco imposible de ocupar por nadie más pues además de ser una guardiana de las sacras tierras, era un summon de importante relevancia para el serafín oscuro.

Asura estaba a salvo, aunque aún muy debilitado y recuperando sus fuerzas y la energía que había usado en NovaTerra para la formación del Ragnarok que ayudó a eliminar al Titán Rao, junto con otro grupo de valientes guerreros. Además, que él mismo le había informado de la muerte de un miembro de su familia: Tessa Prakliaty.

El dolor y la conmoción que le había provocado dicha noticia, sin duda repercutió en la actitud de la mujer demonio: Necesitaba hacerse fuerte, dejar de lado las dudas, el miedo, la inseguridad, pelear por su cuenta, luchar para proteger a las personas importantes para ella. Un aire diferente rondaba a la pelirroja, tenía una actitud más seria, más madura y, sobre todo, decidida. No solo su actitud se vio afectada, pues incluso el cambio podría percibirse a nivel energético, pero ese, era un tema que no se atrevía mucho a resaltar, pues aún estaba aprendiendo a controlarlo por su cuenta.

Tras varias semanas en recuperación de sus heridas más importantes, Asura había partido de nuevo de Asgard, emprendiendo un sin número de viajes y en pos de recuperarse completamente, quedándose Yuki resguardando y apoyando en lo que fuese necesario en aquel sitio. Trataba en la menor medida de lo posible volver al mundo humano, supervisar los últimos detalles de la reconstrucción de su mansión y fue así, que la noticia de que algo extraño estaba ocurriendo en NovaTerra: una formación bastante familiar y que en un tiempo no muy lejano había visto aunque en menores proporciones, algo que a su parecer podía ser bastante significativo, incluso fatal si no se detenía a tiempo. Tras volver a Asgard y ultimar detalles, la mujer demonio no dudó en contactar a un viejo amigo, que a pesar de no ser un demonio como ella, habían establecido un fuerte lazo de confianza y amistad, cosa que no sería sorpresa en absoluto para los suyos, pues Yuki no se caracterizaba por seguir las normas demoniacas.

Y esta, no sería la excepción, tenía que hablar con él.

—Así… que aquí fue… —Mencionó Yuki con voz suave y solemne mientras que, en cuclillas, palpaba el árido terreno donde los restos de un colosal monstruo predominaba en el desolado paisaje. El olor a carne quemada y muerte podía aún sentirse en el aire a pesar del tiempo transcurrido. Había acudido precisamente a Myrill, lugar dónde el Titán Rao encontró la muerte a la vez que algunos otros guerreros que con valentía se habían atrevido a enfrentarlo. Tomó un puño de tierra y cenizas, para luego enderezarse y dejar que estas cayeran de su mano, dispersándose con el viento que soplaba fuerte con un suave silbido dando al ambiente un toque bastante lúgubre y desolador. Caminó un poco entre los escombros: muñecas calcinadas, casas destruidas, aquí había vivido Tessa, sacrificando su existencia por esta gente que de cualquier manera murió

¿Cuánto más dolor y destrucción estaba dispuesto a causar este extraño invasor?

Alzó la vista al cielo, a la vez que el frío viento de la tarde le acariciaba la faz, estaba anocheciendo y por lo tanto, la hora pactada estaba cerca. Pronto se encontraría con aquella persona en este sitio, dónde una extraña brecha dimensional se había abierto a causa del derroche de energías descontroladas, mezcladas, convergiendo todas y cada una de ellas creando estas puertas por las que era fácil entrar y salir entre un mundo y otro y, en Myrill, estaba una de ellas.
 
 
[sep]

[u][b]Jugadores[/b][/u] en continuidad de turnos, seguía [b]The Last Crow[/b], pero por efectos de lineas temporales que aun no se han esclarecido con su [b]PJ[/b], el solicito el favor de dejarlo de ultimo, entonces dada esta situación [b]Izanagi Kai[/b] es quien continua, siguiente en el orden [b]Rachell Arclight[/b] y [b]Aithne[/b], y por ultimo se realizara el Post de [b]The Last Crow[/b].
 
 
[center][big]CERCA AL DESCENLACE EN LA BATALLA CONTRA EL TITÁN RAO[/big][/center]

[center][youtube=https://www.youtube.com/watch?v=Wy5t5OzvLsM][/center]

Rao, quien previamente habría sido atacado de forma brutal, estaba por caer; sin embargo lo que todos ignoraron fue la capacidad de Nimrod, el mismo que hubo de crear la ilusión perteneciente al “Edén”, una pieza clave en tal importante juego de ajedrez fue ignorada, así que de un momento a otro todo pintaba como si hubiesen derrotado al colosal enemigo, empero, no todos se confiaron, puesto que habrían diversas dudas sobre lo “fácil” que sería.

En efecto, tras el regreso de la muerte de Ryo, quien logró fusionar su consciencia con Sorath, las ilusiones fueron deshechas, ya que aquél Izanagi de cabellos negros adoptó una nueva forma final, logrando despertar a todos de la “fantasía” que Nimrod intentaba imponerles en sus mentes. Fue ahí cuando supieron la verdad, Nimrod logró fusionarse con el agonizante Rao, brindándole un poder mucho mayor al que jamás se vio, ni siquiera en épocas de antaño, a tal punto que todo el mundo de Nova Terra inició un proceso de putrefacción.

Tras la desesperación, algo ocurrió con Kai Izanagi, superó sus límites y adquirió una nueva forma, aunque no era suficiente para enfrentar al titán; fue así que en medio de toda la frustración, alguien se le hizo presente por vez primera: El Raijin, aquél que fuera conocido por ser el primogénito de “La que todo lo ve” es decir, la Entidad Cósmica Eien Saikou, misma que lo envió bajo una figura draconiana para que sea la Contrafuerza que proteja a los mortales. Cuando Nimrod Rao comenzó a absorber todo el poder de Nova Terra, fue clasificado como una amenaza en contra de toda raza mortal, incluyendo al mismo mundo de Nova Terra. Fue así como el Raijin le sugirió a Kai que dejase tomar el control de su cuerpo con el fin de derrotar a tal amenaza, Kai aceptó y el precio a pagar fue cederle tal al Dragón Celestial, adquiriendo el nivel de Hangeki Raijin.

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/48/37/33/Izanagi-Kai-xVRIw4FLn-b.jpg]
[/center]
La batalla entró a una fase final, pero el Dragón Celestial, concebido como una contrafuerza, era secundado por la misma dimensión mediante la habilidad de Respaldo Dimensional, una característica pasiva en la que la misma dimensión coadyuva colocando al Hangeki Raijin en un nivel sobre su rival, en otras palabras, era el equivalente a que Nimrod Rao estuviese enfrentando a dos seres como él mismo. Esto permitió que sin mayor dificultad, Nimrod fuese encerrado en una esfera de realidad, la llamada: Another Heaven, en la misma donde sólo ocurriría la voluntad del Hangeki Raijin y su voluntad fue que todo ataque externo que ingrese dentro de la esfera, intensificaría su efecto a límites nunca antes logrados, amplificando la destrucción interna sin que afecte el entorno fuera de ella.

De este modo, fue cómo con los más poderosos ataques de: Ryo, Matt, Sasuke, Liannette, Locke, Asura (quien usó el Ragnarok respaldado por Jules y Heqa), sumados a la voluntad de diversos guerreros quienes desde distintos lugares enviaron sus más poderosas técnicas en contra del titán, lograron imponerse sobre tal amenaza, por lo tanto, cada ataque se intensificó dentro del Another Heaven, logrando que éste ser, quien al inicio lucía tan imponente e invencible, quedara reducido a la nada. Ipso facto, aquella esfera de realidad fue reducida por el Raijin hasta ser extinta.

[center][big]TRAS LA MUERTE DE RAO[/big][/center]

[med]Ciudad de Caliburn — Nova ATonRa[/med]

En el castillo de Dragon’s Tomb, tras la batalla, el Hangeki Raijin decidió ir por su cuenta, a la cual posteriormente llegaron algunos habitantes cercanos de la destruida Myrill, sobrevivientes que fueron acogidos por Ryo Izanagi, así como por Gadu. Por su parte quien entonces ocupaba el cuerpo de Kai, optó por ma[big][/big]ntener la forma del albino con oscuras armaduras, manteniéndose sentado en un trono, conforme su cuerpo era cubierto por pesadas cadenas y los brazos extendidos hacia los costados, en medio de una extensa sala ubicada bajo el castillo, a la altura de las catacumbas.

Gadu de un momento a otro desapareció, Ryo por su parte se dirigió a buscar pistas sobre algo que Frost Amakusa le advirtió: Becket, posiblemente alguien de mucho temer pero cuya amenaza es ignorada por ahora. El Hangeki Raijin se mantuvo en aquella sala, sin que fuese perturbado por nadie más, Caliburn tuvo días de paz y tranquilidad, ya que los alrededores fueron bendecidos por el poder del Dragón Celestial, evitando que cualquier indeseado ser ingrese en tales parajes.

Sin embargo y consciente de la amenaza, Asura, el Serafín Oscuro, conocía lo que podría hacer su gemelo, así que fue hacia Caliburn con el único fin de obtener apoyo de Kai Izanagi, donde tras una discusión un tanto acalorada con el Hangeki Raijin, éste aceptó traer de vuelta al Izanagi, no sin antes haberle indicado al Serafín que en esta ocasión, si lo ameritaba, Kai podría tener un mejor acceso a las capacidades del Hangeki Raijin, pero si el pelirrojo llega a morir, el Dragón Celestial no dudará en interferir, llevando de vuelta a Kai hacia Caliburn y amenazando con el exterminio a todo aquél que intente convencerlo de volver a traer a dicho mortal.

[big][center]ATAQUE A SOLARIS — SUCESOS ACTUALES[/center][/big]

[image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/54/55/17/Izanagi-Kai-PDPJJxAB1-b.jpg]
[center][i]Mapa de Nova Terra[/i][/center]

Solaris, la ciudad central de Nova Terra, la principal Capital donde se desarrolla la mayor actividad comercial, incluso desde donde se distribuyen los recursos correspondientes a cada Nación, se vería envuelta por el inminente ataque de los esbirros bajo el mando de Asra. Empero, los esbirros estaban comandados por bestias que corresponden al más alto rango entre los que escaparon de Asgard: Amidarazar, Bloodborne y Lu Hua.

Consciente de la amenaza advertida por Asura, el Izanagi recibió información detallada sobre los acontecimientos, sabía que diversas naciones fueron atacadas por tales esbirros, no sabía qué tanto podrían resistir, sin embargo sólo había una ciudad que podría ser un blanco fácil, puesto que ningún clan o familia la custodia insitu y que además podría generar un fuerte impacto en los intereses de Nova Terra: Solaris, la llamada ciudad central de Nova Terra. Como una de las familias más influyentes en ese mundo, debía actuar, optando con dar prioridad a la capital, a donde iría primero. No tendría sentido ir a Myrill, puesto que aquél lugar ya fue devastado por el Titán y quien sabe cuánto tardaría en ser reconstruida, tampoco conocía nada sobre el planeta Tierra, nunca ha estado ahí, por ende desconoce la existencia de Berlín. Por consiguiente, hubo de arribar justo para el inicio de las hostilidades, encontrándose en la entrada norte de Solaris.

El atardecer hubo de arribar aquella ciudadela, grande, próspera y con un gran crecimiento económico, ahora sumida bajo el inicio del fatídico ataque de esos esbirros.

La energía eléctrica fue interrumpida de inmediato, ese fue el indicio de la carnicería que comienza a dar lugar, pero en el horizonte se vislumbra la llegada de una inmensa luna llena, la cual podría servir de iluminación conforme pasaran las horas, así que él se desplazaba a increíbles velocidades por tierra, ocultándose entre algunos callejones de los enormes edificios, ubicándose específicamente en uno de ellos, donde, ocultado por la sombra contrapuesta a la luz del atardecer, apoyó la espalda contra una de las paredes a la par que cierra los párpados tratando de concentrar sus sentidos.

[center][youtube=https://www.youtube.com/watch?v=mkDi4BnckMU][/center]

—[b][i][c=#660000]Están cerca…[/c][/i][/b]— dijo la voz de aquél, abriendo los párpados y mostrando sus azulados iris, un hombre de 1.83m con cabellos alborotados en tonalidad borgoña, vestía uniformes militares oscuros, que consisten en un saco de tela, bajo el cual se halla una camisa blanca con una corbata negra adornada por una cruz de hierro; llevaba pantalones de tela y botas de cuero negro, mientras las manos son cubiertas por guantes oscuros; representando el uniforme de la New Order Black Eagle, a la par que en el brazo izquierdo lleva una cinta en azul prusiano en la que yace el símbolo de un águila negra. Una correa oscura yace atada entorno a la cintura albergando en el lado izquierdo a una vaina de cuero negro adornada con algunos detalles en oro, misma que guarece a la espada sagrada de nombre Sen Kaishi, un arma con aspecto similar a las espadas empleadas por los templarios, con una longitud de hoja de 120 centímetros, una guarda dorada que se apoya en los bordes de la vaina, empuñadura negra y un pomo dorado. Aquella arma era legendaria puesto que custodiaba al Dragón Celestial por miles de años, e incluso se desconoce su origen, siendo apodada como la espada que no tuvo principio ni fin, completamente indestructible ya que ni siquiera ante los Ojos Místicos de la Percepción Mortal llega a mostrar marcas de muerte.

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/49/56/51/Izanagi-Kai-01H8Uj4Wb-b.jpg][/center]

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/37/77/25/Izanagi-Kai-NCOp4vjJB-b.jpg]
[/center]
Aquella empuñadura negra fue sujeta por la diestra del Izanagi quien tras liberarla la sostuvo al frente de su cuerpo justo a la altura de la zona pélvica, con la derecha cerca del pomo dorado, mientras la zurda yace justo bajo la guarda. No muy lejos de ese lugar, su habilidad conocida como Percepción electromagnética (habilidad extrasensorial que le permite conocer sobre seres y objetos fuera del rango visual dentro de un radio de 200 metros), le indicó la presencia de algunos de los esbirros, por ahora sería cuestión de tiempo para dar inicio al enfrentamiento. No hubo más que añadir, aún desconoce la hora de llegada de los aliados de la denominada EA a Solaris (información brindada por Asura), de no ser así, el uniformado debiera hacerse cargo de enfrentar a la amenaza.

Internamente medita: “[b][c=#660000]Caliburn está siendo protegida por ese hechizo que realizó el Raijin, no sé si Ryo esté al tanto de lo que sucede ahora, sin embargo debo hacerme cargo de esto hasta que llegue la ayuda que mencionó Asura.[/c][/b]” Pese a tal situación de peligro, se muestra bastante tranquilo, era como si estuviese acostumbrado a lidiar con las más peligrosas misiones que pongan en riesgo su propia vida, por lo tanto, la desesperación no tiene cabida en medio de tales aconteceres.**
 
 
[c=#E50073]*Un amenazador sonido de ruptura resonó en el eco del vacío y el cielo oscuro se desgarro en dos partes dejando asomarse una pequeña figura risueña. Su apariencia era frágil, aparentaba unos 12 años, cosa que no podía estar más apartada de la realidad. Sus mechones rubios ondulaban de un lado a otro a consecuencia de la brisa nocturna. Sus ojos, dos grandes orbes rojos se posaron en la ciudad, mirando todo y a la vez nada de lo que contenía. La garganta se cerró tras de ella.

Eran aproximadamente las 9 p.m. en aquella ciudad. Era una noche húmeda y las nubes cargadas de agua amenazaban con dejar caer una inclemente lluvia en cualquier momento; no obstante de tanto en tanto pequeños agujeros en aquella estructura de cúmulos dejaban observar el verdadero color del cielo de Francia tenuemente satinado por la luz de la luna Europea. Se trataba de Paris, la ciudad del amor, que alguna vez fue tan iluminada como un árbol de navidad, contrastando con lo que ahora se advertía en el reflejo de su mirada. La ciudad que tiempos de antaño, podía denominarse como una “agitada”, ahora sólo era un vago recuerdo de lo que pudiese nombrarse como civilización pues, nada más que ruin desolación y un condenado olor a muerte, primaban con infernal énfasis sobre cada rincón donde los pocos sobrevivientes, como roedores hurgaban sigilosos entre escombreras; con hambre y desesperados por hacer más larga su desdichada existencia. Nada conservaba su ritmo de vida normal. Nadie se percató tan si quiera, que entre las nubes ese agujero había rasgado el firmamento mismo produciendo una gran mancha de negrura lo suficientemente grande como para que varias personas cupieran dentro de ella.

[b]-Irónicamente Hueco Mundo debe ser un paraíso comparado al basurero en que se ha convertido tu hermosa Tierra.-[/b]

La niña pronuncia de sus delgados labios en vocablos tenues, sin desligarse del funesto sentimiento que le causaba el pesar que su viejo amigo sintiese, al reposar tras una vista panorámica hacia el norte, sus orbes carmesí en la luz neón que le rodeaba conservando esa cálida bruma espiritual perteneciente a Christopher Moukarzel. La chica no perdió el tiempo y rápidamente cortó la distancia que había entre el punto en el que había aparecido y el centro de la ciudad. Saltando de edificio en edificio ayudándose de su Sonido. Finalmente encontró un lugar lo suficientemente oscuro como para que nadie le viera en un callejón aledaño a una calle de mala muerte, su misión de recolección de información sobre el individuo llamado Lux había sido una total pérdida de tiempo.

[center][image=https://photos1.iorbix.com/00/00/00/00/02/54/85/61/Rachell-Arclight-1wg3j90n3-b.jpg][/center]

La joven torció con un mimo el gesto, inconforme y dejó caer su pequeño cuerpo sobre el piso mirando el firmamento que ahora comienza a rasgar su rostro por interminables gotas de lluvia y que han convertido el cielo en una densa cortina grisácea que eclipsa cualquier luz proveniente de las estrellas o la luna, ahora sólo el fulgor de sus ojos escarlata era lo único reconocible. Inevitablemente la ciudad donde se encontraba la transportaba en pequeñas secuencias cinematográficas que le causaban un cierto escozor en su piel. Sin darse cuenta quedo dormida por unos breves segundos en muchas semanas de vigía continua. Recordar la primer vez que sintió la tibia vid rojiza en sus manos junto a esa insaciable sed; su confrontación innedita contra la luz y su cuerpo cayendo desde gran altura desde donde comenzaba a evaporarse entre solemnes lágrimas y el grito gutural de su padre. Esto finalmente le hizo abrir los ojos, habría sido una pesadilla o encontrar el ulular de la pequeña luz que le acompañaba más iridiscente, su camarada por fin luego de un largo tiempo se comunicaría con Rachell:[/c]

[c=#333333][i] “–Pueden acompañarme si desean, solo deberán encontrarme, hagan uso de aquello que les di y podrán llegar hasta donde yo estaré. –“[/i][/c]

[c=#E50073]Fueron palabras emitidas resonantes en su mente, las telequinesis del imperturbable alado era tan buena como siempre. Y todo era presente en unísono frente a imágenes transmitidas por una proyección espectral de la pequeña lucecilla, la chiquilla podía ver a través de los ojos de su camarada lo que parecían ser las calles de Berlín. Sin vacilar más decidió que era tiempo de familiarizarse con su destino. Sus compañeros aun no parecían estar con Christopher, por lo que ella pensó que disponía de algunos minutos para ir rápido, y molestar al hombre que tanto podía soportar sus ocurrencias. Rachell se paró de un respiro y estiro su cuerpo y su par de alas se asomo por encima de su ropa. La chica sonrió al sentir el sereno de la noche caer y humedecer su cuerpo y sus alas, era como si un suave lienzo de seda la hubiera cubierto. Con ese pensamiento en mente, avanzo. La arrancar se dio la vuelta y abrió una garganta. Volvió la mirada una vez más hacía atrás y deshizo su seriedad para dibujar su sonrisa traviesa, después se introdujo al vació. Nunca más volvió a Francia su tierra natal. [b]–¡Are, are…! ¡Estúpida luz!, guíame donde Chris ⌒(o^▽^o)ノ -[/b] De pronto, cuando se dio cuenta, había dejado de correr, estaba volando. Enormes distancias recorridas en un parpadeo gracias a salto dimensional con su “Garganta”. No sabía si era el ambiente de aquella noche, el descubrimiento al fin de su oponente, la espera de un banquete de almas o la nostalgia de volver al mundo que la concibió, pero después de mucho tiempo, estaba feliz. Muy feliz.*[/c]
 
 
El caos gobernaba en el mundo y eso sin duda era una desventaja para el crimen. La gente que estaba bajo el mando de Aithne perdió el rumbo, tenían miedo; la buscaron desesperadamente y la reunión se había vuelto una guerra interna.

— Sé que tienen pánico, pero ¿tenían que venir a mi departamento? Chicos, ¿era necesario a esta hora?

Solo eso basto para que guardarán silencio, la habitación era muy pequeña no entraba un alma más. La pelirrosa se subió sobre el único mueble que había, un sofá completamente desecho, era necesario, solo a ella escucharían.

—Quiero que regresen, debemos retomar la confianza de la gente, no más crimen hasta nuevo aviso, el pueblo entero debe saber que nosotros somos sus salvadores —se forzó a sonreír, de antemano sabía que este podría ser el final de la humanidad—, ¿han entendido? Si es así regresen, yo me encargaré del resto —con un ademán les invitó a salir. Lo había conseguido, los tranquilizo.

—Excelente discurso —murmuró entre maullidos un pequeño gato negro— Desde que volviste de ese viaje a no sé dónde te he notado rara, sabes lo que sucede, ¿cierto? —el pequeño animal se sentó en el respaldo del sofá, ansioso por una respuesta.

—La verdad no puse atención ese día, pero Ozzie, esto se va a ir al infierno, todo por lo que hemos trabajado se volverá nada —daba vueltas alrededor del sofá intentando encontrar una salida—, ¿recuerdas la cosa brillante que Viktor cuida? —El gato asintió y ella añadió—: Cuando la cosa esa hable, será la señh…

Un estruendo en la habitación de al lado la interrumpió, Viktor salió de ahí y por la velocidad a la que iba terminó derrapándose y cayendo a los pies del sofá. Entre sus manos llevaba la esfera de luz. Una voz varonil al fin hacía contacto con ella dando el siguiente mensaje: «Pueden acompañarme si desean, solo deberán encontrarme, hagan uso de aquello que les di y podrán llegar hasta donde yo estaré.» El frío y desgarrador silencio permaneció varios minutos.

— ¿Irás? ¿Quieres que te acompañemos? —inquirió con notoria preocupación el gato.
—Sí, y quizá muera —suspiró pesadamente—. No, ustedes siempre han hecho el trabajo sucio todo este tiempo, solo para evitarme un nuevo castigo, pero hoy seré yo quien se ensucie las manos —les guiñó el ojo y pasó a buscar sus zapatos deportivos— Ustedes se harán cargo del negocio, nos veremos aquí o en el infierno, camaradas.

Viktor se puso de pie y le dio la bola de luz a Aithne. Nadie dijo nada, solo sonrieron, en un segundo el cuerpo de la elemental fue consumido por un fuego abrasador que la hizo desaparecer. Ella podía viajar de esta manera siempre que conociera su destino, en este caso ella no era así, pero deseaba que el presente de Christopher la guiara, mala idea. Luego de varios intentos y diferentes paradas, apareció en el último lugar donde se había encontrado con el serafín: El Sony Center, o lo que quedaba de él.

—Maldición —frotó con sus dedos la sien intentando recuperar la cordura. Más tranquila salió de ahí, había perdido la noción del tiempo. Ni el viento frío o el sol le permitieron calcular una hora exacta—. Debí ponerme un pantalón y no salir en short —las piernas le temblaban por el clima, se obligó a subir su temperatura corporal para avanzar más rápido y no detenerse por pequeñeces. Este era quizá el momento más importante para la humanidad y demás seres, definitivamente debió vestir de otra manera y no con esa playera negra de un concierto de KISS, notoriamente dos tallas más grande de lo que ella vestía—. Christopher… Christopher —lo llamaba en voz baja mientras abrazaba la bola luminosa, esperaba otra señal o lo que fuera.
 
 
[quote]A tener en consideración:

1. Como algunos ya saben, Crow no es un Dios, tampoco estaba en Nova o en la versión de la tierra donde está EA. Así que tuve que hacer algunas cosas para darle más sentido a mi visita.

2. El turno e largo por la razón anterior, pero las primeras 3 partes son más para el GM y dejar constancia de como llegué. Mis team mates pueden comenzar a leer desde la cuarta y final; la que habla del turno de Crow ya hacia el punto de misión.

3. Sólo el primer turno será largo, los demás no.

4. Imágenes editadas por mi. Música recomendada por un amigo.[/quote]

[sep]


[center][big]Crescendo[/big]___________________________
Prologo personal.[/center]

[29 de septiembre del 2017. Comando operativo europeo (COE) “Hades”, Austria.]

El sistema principal para la gestión y organización logística de la hermandad permitía crear un plano virtual del continente con las actualizaciones en tiempo real de todo el equipo funcionando, personal desplegado, y operaciones activas. Las rutas, dibujadas con trazos de colores que representaba su prioridad para el organismo regularizador, eran constantemente revisadas y editadas por los operadores sentados frente a terminales holográficas con las que podían interactuar usando nada más que el desliz de sus manos sobre las imágenes.

—¿Quién crees que ganaría si pelea un tiburón en monociclo y un leñador con tentáculos? —dijo el más joven entre los cuatro operadores dentro del cuarto.

—Bueno, el leñador podría usar más de un hacha a la vez. No hay más vuelta que darle —respondió la supervisora, quien pasó por detrás de los puestos de trabajo revisando una check list de seguridad en una Tablet negra con el emblema de la hermandad detrás.

—Pero la piel de un tiburón es dura, yo creo que aguantaría un par de hachazos. Al menos lo suficiente como para arrancarle la cabeza al leñador. Además, que sepa usar monociclo le transforma en un soldado todoterreno —acotó otro operador justo antes de beber un poco de café y sin quitar la vista de su terminal.

El comentario hizo reír a todos, el ambiente era bastante ameno pese a ser quienes coordinaban muchas de las operaciones genocidas y experimentos humanos que Corvo llevaba a cabo en sus diferentes instalaciones secretas y zonas para pruebas de campo.

El operador más joven, quien usaba un gafete que colgaba sobre el bolsillo de su camisa con una mordaza, deslizó el índice derecho sobre el holograma frente a él para quitar las ventanas que usaba para revisar cámaras de seguridad conectadas a uno de los laboratorios escondidos en la parte más profunda de Rusia.

De vuelta al holograma del planeta tierra, haría zoom sobre Europa occidental para cumplir con el protocolo de revisión para el día. Todo parecía estar en su lugar: las rutas parecían funcionar sin problemas, las instalaciones no reportaban malfuncionamiento, las operaciones activas seguían con las pautas definidas por Juliet; cada pieza funcionaba como el engranaje de un reloj perfectamente calibrado.




Sin embargo, y mientras miraba a un lado en busca de un bolígrafo de pasta azul, una pequeña señal roja aparecería sobre el sur de Francia. El sonido de advertencia le hizo volver la vista a la “pantalla”, deslizando la palma izquierda sobre la imagen para desplegar la ventana emergente con información de un grupo de sensores que, según lo que podía leer entre líneas, habían detectado alguna clase de energía desconocida.

El operador, suspirando al creer que se trataba de un error del sistema, se guardó el lápiz en el bolsillo de la camisa y se acomodó la tiara con micrófono incorporado.

—Littelfuse, COE-Hades —dijo, entablando un canal de comunicación seguro.

—Aquí control de Littlefuse. Adelante Hades —le fue respondido al instante.

—Los sensores del sector —el operador forzó la mirada al no estar usando sus gafas—, dos-uno-tres-seis-sierra-whisky muestran un mensaje de advertencia por un código 2-C. Favor de confirmar.

Pasaron unos diez segundos antes de volver a escuchar la voz ajena.

—Negativo Hades. Los sistemas funcionan al 100%, acabamos de realizar una revisión esta mañana y el equipo técnico tuvo que desactivar algunos sensores. Quizá están recibiendo información nula en desfase.

—Enterado Littelfuse, le informaré a JULIET. Sin embargo, le recomiendo que realice un reinicio preventivo de sus sistemas desde el nodo treinta y dos hasta el dieciocho —el operador se encogió de hombros y se rascó la nuca.

Sin más vuelta que darle, deslizó el índice derecho sobre la ventana para eliminar el mensaje de advertencia. Sin embargo, antes de que este terminase de desaparecer, otras seis, diez, doce ventanas nuevas aparecieron concentradas sobre una misma zona cercana a la primera.

Las coordenadas correspondían a los astilleros flotantes (diseñados para la flota de naves espaciales probadas por la división de ciencias exactas), lugar que había reportado la aparición de un pequeño grupo táctico de ALFIL comandados por Crow que intentaron destruir uno de los generadores Exceed experimentales (ex – ex) probados en ese lugar. Sin embargo, según el comandante de la instalación, no tuvieron demasiados problemas para responder y rechazar la incursión.

— Red Golondrina. COE- Hades.

Pero no hubo respuesta.

— Red Golondrina. COE- Hades. Radio Check.

Pero el canal siguió en silencio.

El operador, con una mueca de molestia ante lo complicado que se había vuelto su turno, desplegó un menú opcional donde pudo ingresar unas líneas de código a fin de depurar las líneas dañadas y así conectar con la base.

— Red Golondrina. COE – Hades. Radio Check.

— ¡Mayday, Mayday. REDGOL a COE-Hades. Los enemigos han logrado cruzar nuestras defensas y han bloqueado nuestros canales de comunicación. N-no sabemos que fue lo que pasó, los habíamos rechazado, pero de pronto volvieron y —se escucharon explosiones y gritos de fondo—, eran más fuertes. No pudimos frenarlos, nuestras defensas no funcionan. Necesitamos ayu…

y la comunicación quedó en estática, el canal seguro también fue intervenido.

Las alarmas se encendieron de inmediato, reemplazando las imágenes e información en las pantallas principales al otro lado del cuarto por mensajes de peligro inminente y una cantidad de datos tan grande que el sistema no podía procesarlos todos.

Al comienzo no supieron que hacer, pero pronto aparecería la supervisora para dar instrucciones y comunicarse con los cuarteles generales por una vía segura.

La respuesta no tardó en llegar. De hecho, fue el mismo JULIET (Comando estratégico principal de la hermandad) quien comenzó a mandar información referente a lo que estaba sucediendo.

Los sensores de las capas defensivas más sofisticadas confirmaban la aparición de algún tipo de artefacto especial enviado desde otro plano a través de un agujero de gusano y que, al parecer, fueron lanzados a posiciones especificas donde serían recibidos por personas en concreto. Los vídeos de las cámaras de seguridad en la nave atacada por el equipo de ALFIL dieron cuenta de que Crow, envuelto en una especie de luz traslucida celestina, caminaba en línea recta mientras reflectaba las balas de los pocos soldados amontonados detrás de las trincheras que armaron con mesas y muebles varios.

El azabache, en un notorio estado de trance, cargaba una extraña Katana con la misma muestra de energía detectada por los sensores.

—Este es un mensaje especial del alto consejo: Se ha confirmado la infiltración y despliegue de artefactos desde otro plano o lugar. Se declara un estado de excepción especial, por lo que se autoriza a todas las centrales a cambiar al protocolo 3-B. La división de ciencias exactas comenzará las pruebas para localizar el punto de origen de inmediato. Se enviarán reportes con toda la información referente al caso —se escuchó por los altavoces del cuarto mientras que la palabra “JULIET” parpadeaba en rojo sobre las pantallas.

[center][youtube=https://www.youtube.com/watch?v=CmgBzlkM5WY][/center]

[30 de septiembre del 2017]

Internacional: La ONU ha declarado un estado de emergencia excepcional luego de que el proyecto ALMA; el complejo de telescopios más grande del mundo ubicado en Chile, confirmara la aparición de un extraño fenómeno cercano a la tierra cuyas características coinciden con las teorías sobre agujeros de gusano. Científicos y mandatarios de todo el mundo están viajando a Londres para realizar el primer simposio referente al tema ¿será esta una amenaza para la humanidad o la oportunidad de dar aquel salto hacia las estrellas con el que tanto soñamos?

[center][image=https://i.imgur.com/Ny4s1RM.jpg][/center]


[2 de octubre del 2017]

Baviera: El consejo de seguridad de las naciones unidas; compuesto por los representantes del V8, acaba de firmar el tratado de cooperación internacional para el desarrollo de un proyecto especial a escala global bautizado como “Dazzle”. Pese a que aún no se han dado detalles sobre sus alcances, fuentes extraoficiales hablan cobre la construcción de un sistema de transporte que permita enviar objetos a través del agujero de gusano. El tema no ha sido bien recibido por ciertas facciones ultraconservadoras, pero el vaticano ha llamado a la calma y a entender que esto nos podría acercar como especie a las maravillas de la gran creación.

[center][image=https://i.imgur.com/D1820iL.jpg][/center]


[4 de octubre del 2017]

Internacional: Con fondos privados y la participación de casi todas las agencias aeroespaciales del mundo, SPACE-X ha comenzado la construcción de una isla artificial en aguas internacionales. En este lugar no sólo se montarán las instalaciones de prueba y los astilleros donde se montarán naves, si no que también será la plataforma donde se creará una gigantesca aguja orbital que permitirá catapultar a la futura flotilla

[center][image=https://i.imgur.com/tOwX4iY.jpg][/center]


[12 de octubre del 2017]

USA: La “defense advanced research projects agency” o DARPA, ha iniciado las pruebas de los motores que usarán las naves catapultadas. La enorme cantidad de energía necesaria para sacar a la flotilla de la orbita terrestre ha obligado a rediseñar casi todos los conceptos conocidos de la ingeniería Aeroespacial. DARPA se caracteriza por trabajar en proyectos secretos que incluyen la aplicación de la física cuántica en mecánicas de movimiento.

[center][image=https://i.imgur.com/6DZWKeu.jpg][/center]


[18 de octubre del 2017]

Internacional: El mundo celebra la inauguración de la primera aguja orbital. La instalación, una gigantesca torre que alcanza la orbita terrestre, es capaz de generar un poderoso campo de fuerza ascendente que lanzará a la flotilla hacia el agujero de gusano. Las pruebas, que lanzan naves más pequeñas desde la isla hasta el satélite RX-123 dispuesto por la NASA, han sido un total éxito. La ONU ya ha iniciado el proceso de reclutamiento que buscará formar las tripulaciones que cruzarán el portal.

[center][image=https://i.imgur.com/RhCLhbP.jpg][/center]


[23 de octubre del 2017]

México: Gente de todo el mundo ha viajado hasta la ciudad capital para ver la llegada de la primera flota especial terrestre. Bautizada como “La flota de versalles”, estas 12 naves serán las encargadas en transportar a científicos y colonos a través del agujero de gusano hacia lo desconocido. El viaje, parte de las primeras pruebas aerodinámicas y de desempeño, forman una ruta que conecta la aguja orbital con la capital azteca. A modo de recibimiento, las naciones unidas han organizado un enorme espectáculo de fuegos artificiales, música, confeti y celebraciones. El cielo se ha teñido con las luces de colores mientras las poderosas naves cruzan sobre la ciudad.

[center][image=https://i.imgur.com/oGcvKFH.jpg][/center]


[1 de noviembre del 2017]

Discurso de un niño de 12 años trasmitido a todo el mundo desde la central de las naciones unidas: … “Es un espectáculo grande y hermoso ver al hombre salir en cierto modo de la nada por sus propios esfuerzos; disipar, mediante las luces de su razón, las tinieblas en que la naturaleza lo había envuelto; alzarse por encima de sí mismo; elevarse por el espíritu hasta las regiones celestes; recorrer a paso de gigante cual el Sol la vasta extensión del universo; y lo que aún es más grande y más difícil, penetrar en sí mismo para estudiar ahí al hombre y conocer su naturaleza, sus deberes y su fin.”


[center][image=https://i.imgur.com/3BXX3ul.jpg][/center]


[sep]

[center][big]Vivace[/big]___________________________
Parte opcional: El sueño del zorro y el ataque contra Rao
[ Link al blog: https://goo.gl/2bYKZ4 ][/center]


[sep]

[center][big]Adagio[/big]___________________________
El viaje a un nuevo mundo[/center]

[5 de noviembre del 2017]

—“Cruzada de paz” mis mafiosas pelotas.

Crow aplicó un poco más de zoom al prismático digital usando los botones a un costado de la carcasa. A unos 1200 metros de su posición se podía ver como uno de los tanques cuadrúpedos de la hermandad (pero con el emblema de la flota de Versalles pintado a un lado) avanzaba a paso lento sobre el muelle con el objetivo de entrar a un enorme contenedor metálico diseñado para su transporte. El blindado era tan grande que se necesitaba de un guía, persona que usaba varas luminosas en ambas manos a fin de ayudar al operador del vehículo.

—Me sorprende que muevan esa cosa a plena luz del día —comentó la voz de Richard (el capitán del AWACS Oka Nieba) por el canal de radio.

—Tres cuartas partes del mundo está celebrando en estos momentos. Los países cayeron en el engaño y creen que son las corporaciones privadas las que han logrado desarrollar ese nivel de tecnología. Lo último que esperan es que esto sea una campaña militar planificada.

Crow, recostado bajo un montículo de nieve que servía como escondite (tanto de vista como para los sensores de calor), observaba desde su posición en lo alto de una colina cercana las maniobras en el puerto. El clima helado le obligó a usar su traje táctico; más por su pánico a la nieve que por otra cosa.
Las instalaciones, a las que sólo se podían acceder a través de una carretera que cruza el bosque de pinos circundantes, estaba demasiado fortificada como para ser un simple centro de suministros científicos.

—¿Me recuerdas cuál es el plan? —preguntó Richard con una leve suposición de lo que estaba por suceder.

—Voy a destruir la aguja —respondió Crow, saliendo de entre la nieve para poder sacar una jeringa cromada de un bolsillo en su traje, romper el protector en la punta, descubrirse una muñeca e inyectarse.
Esa era la única manera en que podía hacerle frente al efecto psicológico que le causaba la nieve: un poderoso fármaco diseñado por Cake y que mantiene aislado esa parte de su conciencia.

Richard sólo río ante el comentario del azabache.

—Esa fue buena. Pero en serio, dime cual es el plan.
Crow no respondió, sólo comenzó a caminar colina abajo hacia los muelles mientras desenfundaba su rifle de asalto silenciado.

—Ou, hablas en serio. ¿No crees que estás exagerando un poquito? Sólo un poquito, claro. Porque destruir uno de los proyectos más mediáticos de la historia humana hasta el momento no es un suicidio alguno; por su puesto que no —acotó Richard con sarcasmo.

—No sería la primera vez que me gano el odio de mucha gente.

—¿y qué tal del mundo entero?

—Pues, sería un nuevo record. Ya sabes, estilo Crow: “Go big or go home”.

—A veces me gustaría darte en la cabeza con una silla —el sarcasmo de Richard se cambió por un deje de resignación—. En fin, cuál es el plan.

[center][youtube=https://www.youtube.com/watch?v=agULIqWFYFI][/center]


Crow activó el camuflaje óptico de su traje, volviéndose invisible al ojo humano y a los sensores tradicionales. Las sombras proyectadas por los pinos le ayudaron a mimetizar el efecto “traslucido” que se generaba cuando la nieve caía sobre sus hombros y marcaban parte de su silueta.

—Trufa aceptó el trato de Cake y le ha permitido unirse a la cometida AWACS que será lanzada junto a la flota de Versalles. Esta mañana fue puesto dentro de un contenedor Exceed sin que JULIET lo notase y enviado a la aguja orbital para entrar en la nave insignia como parte del cargamento —comentaba Crow mientras se acercaba a la base.

» Su infiltración le dio acceso a las credenciales de seguridad usadas por las fuerzas de la hermandad en Dazzle; datos que ya he cargado en el registro de mi traje y que me ayudarán a entrar sin ser detectado.

Se vio obligado a detenerse cuando un transporte ligero pasó volando sobre él. La nave, alumbrando partes al azar del bosque con el poderoso reflector incorporado bajo la nariz, redujo su velocidad a fin de girarse hacia la derecha y desplazarse de lado. Mantuvo la posición unos treinta segundos antes de volver a encaminarse hacia la base.

» Me colaré en uno de los cargamentos de suministros que van a hacia las naves de la flota. Una vez en la base podré iniciar una ofensiva y destruir los reactores ocultos en la base de la aguja. Las precauciones no servirán una vez abran la puerta del contenedor en las bahías de descarga, así que no me queda otra que iniciar la operación desde allí.

Ya cerca del puesto de guardia que vigila la entrada, Crow esperó a que apareciera uno de esos camiones blancos con el emblema de las naciones unidas por la carretera. Una vez el vehículo estuvo lo suficientemente cerca, se acercó a la parte trasera, enganchó una correa de apoyo al parachoques trasero y se deslizó de tal manera que quedaría oculto debajo del chasis; justo en el espacio entre el cardán y el estanque de combustible auxiliar.

—Papeles por favor —dijo el guardia junto a la puerta del conductor—. ¿Motivo de visita?

—Tengo una orden firmada para entregar suministros médicos —respondió el conductor.

—Un segundo, por favor —el guardia retrocedió hasta la caseta.
En ese momento otros dos soldados comenzaron a revisar y escanear la parte trasera del vehículo. Uno de ellos, el que portaba el equipo de análisis, detectó a Crow pero no dijo ni hizo nada; era uno de los agentes infiltrados contactados por Richard.

—Sus papeles parecen estar en orden —dijo el guardia luego de volver a acercarse a la cabina—. Sin embargo, por motivos de seguridad no puedo dejarle pasar. Tendrá que bajarse del camión y dejar que uno de nuestros soldados lo lleve hasta la bahía de descarga.

—Pero…

—Lo siento señor, pero es parte del protocolo de seguridad —reafirmó el sujeto.

El conductor del camión abrió la puerta, se bajó de un salto, se hizo a un lado y dejó que el contacto se subiese. El vehículo fue llevado entre hangares y bodegas. La base se veía bastante activa y llena de personas que abrían, revisaban, sellaban y cargaban cajas en los “pales” de los montacargas que llevarían los enceres hasta las pistas de aterrizaje. Se estacionó fuera de la dependencia encargada de administrar los insumos médicos, paró el motor, se bajó con cuidado, caminó hacia la parte de atrás y dio un par de golpes sobre el metal para indicarle al azabache que ya podía bajar.

Crow desconectó el cordel, cayó de espaldas sobre el concreto, dio media vuelta y se arrastró hacia un montón de cajas con suficiente separación entre ellas como para pasar serpenteando.

[1/2]
 
1-10 of 68
Asra, The God of Death - Rise Of The Tyrant | Flawless Wings | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.