iOrbix
Email
Password
1-1 of 1
1
 
[i]Late 11th Century....
Lochanuaine Abbey, Southern-Western Coast of Scotland[/i]



El paisaje de aquellas tierras era dominado por el sutil onduleo de sus verdes colinas, acentuadas por los densos bosques que crecian sobre ellas, magnificando su belleza natural. Construyendo sus aldeas cuidadosamente en las afueras de los bosques o en la costa, la poblacion nativa de esa parte de Escocia respetaba el mundo que compartian con los seres de su antigua mitologia, nunca tomando mas de lo que necesitaban, y siempre ofreciendo sus sacrificios a cambio de la proteccion de sus viejas deidades. Incluso con la llegada del catolicismo en Escocia, con sus severas doctrinas y sus pragmaticas filosfias, que intentaban estinguir todo lo que consideraban creencias paganas, los escoceses perserveraban y apesar de decir "Ave Maria" de dia en las noches volvian a sus viejas practicas.

Aquel pacifico paisaje seria interrumpido por el truenoso galopar de caballeria; docenas de hombres vestidos de armadura adorada en cruces rojas y armados con lanzas espadas, escudos sobre sus espaldas, viajaban desde el sur. Pasaron por las ruinas del Murio de Adrian, continuando por los caminos construidos por algun antiguo rey que cruzaban bosques y colinas, su meta la de llegar a una Abadia llamada Lochanuaine que proclamaba haber sido lugar de un Milagro Divino.

Apesar de que no era una zona muy poblada pasaron por varias aldeas, todas abandonadas. Los animales--cabras, cerdos, caballos, alguna que otra vaca--se habian liberado a fuerzas de sus confines o habian muerto de hambre, el trigo que habia sido plantado y que seria necesario para sobrevivir los crueles inviernos norteños decaia, desatendido en sus campos.

Liderando la caballeria estaba Sir Gavin de Adrianshire, un caballero veterano de las cruzadas que por su devotismo a Dios y su increibles hazañas en combate fue dado otorgado el titulo de "Manus Domini Dei." Sobre su escudo poseia la misma cruz roja que sus seguidores a la cuan lhabia agregado una mano cerrada sujetando la parte inferior de la cruz. Era fiel sirviente de su Rey, pero incluso su Rey sabia que su lealtad pertenecia primero a Dios y luego al plano terrestre. Este ser de noble caracter omenzo a seriamente preocuparse despues de la tercera Aldea y apresuro a su caballeria para que avanzase a toda velocidad hacia la Abadia.

El misterio de la gente desaparecida encontro respuesta a medida que se acercaban a la Abadia. Cuerpos de aldeanos decoraron el camino a la Abadia pero cuando Sir Gavin descendio de su caballo para exacminar los cadaveres noto que ninguno habia succumbido a la violencia, sino que probablemetne habian muerto de cansacio. Ahora mas preocupado volvio a montar y avanzo con mayores prisas. Por fin la Abadia comenzo a visualizarse frente a el y a medida que se acercaba mas y mas comenzo a ver aldeanos vivos... Intento preguntarles que ocurria pero ninguno respondio, simplemente cayeron de rodillas, sus manos claspando con fuerza sus rosarios, sus labios murmurando oraciones a Dios, us ojos vacios de conscieencia. Varios de los hombres que seguian a Sir Gavin comenzar a dessintir, y un oscuro rumor comenzo a circular entre ellos, y algunos comenzaron a sentir los frios dedos del miedo comenzar a envolverlos.

Avanzaron hasta la entrada de la Abadia donde para su sorpresa se encontraron un unico hombre, sonrisa sobre los labios. Gavin se quito el casco mostrando su rostro, la cara de un guerrero fortalecido con una manibula cuadrada y una larga cicatriz sobre su rostro, desplazandose desde debajo de su labio inferior hasta la esquina de su ojo diestro. Su mirada era azulada y su cabello rubio, y junto a su altura indicaba que era al menos uno de sus ancestros habia sido uno de los invasores vikingos del pasado.

[c=#0000E5][b]- Sir Gavin,-[/b][/c] raspeo, abriendo sus ojos con pupilas tan blancas como leche para observarles con una cegada mirada perdida. [c=#0000E5][b]- Le hemos estado esperando.-[/b][/c]

Gavin observo al ser desde su posicion y cada fibra de su cuerpo le decia que desenvainase su espada y le quitase la sonrisa de la cara al macabro ser. Descendio de su caballo, haciendo sonar su pesada armadura al aterrizar. La diferencia en alturas era increible pero Gavin se habia acostumbrado hace mucho a mirar hacia abajo a la mayoria de humanos. [c=#006633][b]- He llegado por mandamiento del Pontifice de Roma. Abran sus puertas y dejenme pasar o conoceras la Furia de Dios.-[/b][/c]

[c=#0000E5][b]- Furia? Iejejeje... Lo dudo mucho, puesto que Dios no posee ese sentimiento. Dios es amor. Dios es puro. Fiona te lo mostrara... Iejejejeje... Pero no teman, estoy aqui para invitarles, no para negarles entrada...-[b] [/c]

El ciego sonrio de nuevo, pasando su blanca mirada por encima de los acompañantes de Sir Gavin. [c=#0000E5][b]- Como le dije, le esperabamos. Fiona le espera.-[/b][/c]

Y con estas ultimas palabras se dio la vuelta y empujo las pesadas puertas de madera. Gavin se sorprendio que un hombre tan pequeño y de aparencia tan debil fuese capaz de tal hazaña. Al abrir las puertas pudo ver una masa de gente arodillados frente a la entrada del edificio principal del Monasterio, todos rezando en unisono. Monjes y curas estaban andando entre ellos, posando sus manos sobre sus cabezas y estrayendo una especie de tendril de luz de la cabeza de cada persona. Al extraer el tendril la persona colapsaria y el colector lo guardaria en un caliz. Los soldados del Caballero se entrarian despues de el y quedarian viendo en silencio estupefacto la escena.

Gavin estaba apunto de decir algo cuando el ser que abrio la puerta interrumpio, [c=#0000E5][b]- Nuestra señora Fiona nos ha mostrado el mas poderoso milagro de Dios. Aqui veras como recolectamos las oraciones de los mas devotos.-[/b][/c]

[c=#006633][b]- ... Porque las recolectan? No llegan a Dios con tan solo pensarlas?-[/b][/c] pregunto Gavin, su diesta inconscientemente posandose sobre el pomulo de la espada que descansaba sobre su costado diestro. [c=#006633][b]- Esto parece algun ritual... pagano.-[/b][/c] Escupio la ultima palabra con asco. [c=#006633][b]- No me gusta lo que estoy viendo.-[/b][/c]

[c=#0000E5][b]- Iejajajaja no Se preocupe, Sir Gavin. Pronto entenderas... Ven, te introducire a Fiona y entenderas... iejejejeje...-[/b][/c] respondio el ser, abriendo un nuevo par de enormes portones que se adentraban al monasterio en si.

[c=#006633][b]- Eso lo veremos.-[/b][/c] Un sentimiento de terror nacio en el estomago de Gavin, como un murcielago atrapado en una cueva sin salida. Armo su espiritu. [c=#006633][b]- Dios esta conmigo.-[/b][/c]

[c=#0000E5][b]- Y con todos... iejejejeje...- [/b][/c]
 
1-1 of 1
1
Knights of the Celestial Green Cross | Flawless Wings | iOrbix
JavaScript is disabled on your browser.
iOrbix won't work properly if your browser doesn't have JavaScript enabled.
Please enable JavaScript, or alternatively, access iOrbix Mobile.